1 dic. 2010

Living in Shondaland

Los que llevamos unas cuantas temporadas viviendo las idas de olla, las genialidades y los surrealismos de nuestra amiga Shonda, ya sea a través de Private Practice o, sobre todo, a través de Grey's, ya sabemos qué es lo que nos podemos esperar de ella. Ya sabemos lo mucho que la vamos a odiar a veces, pero también sabemos que igualmente habrá momentos en los que la adoraremos. O al menos adoraremos algunas de sus idas de olla.

Lo que sí que está claro es que, si de algo puedes estar seguro, es que una vez caes en sus redes, es muy difícil salir. Porque es verdad que es muy fácil reirse de los surrealismos de ambas series, indignarse por las cosas que se le ocurren a esta mujer, por las idas y venidas de los personajes... Pero es que precisamente por eso es prácticamente imposible no entretenerse.


¿Cuántas veces, una vez dejamos atrás la segunda temporada, he dicho que estaba a nada y menos de abandonar Grey's Anatomy? Miles, eso seguro. Y aquí sigo. Nos hemos plantado ya en la séptima temporada y aquí sigo. Y la cosa es que no parece que vaya a abandonarla de momento. Si soy sincera, dudo mucho (y siempre lo he dudado, y alguna vez hasta lo he dicho :P) que llegue a abandonarla nunca. Algo me dice que, salvo causas de fuerza mayor, aquí estaré, aguantando con los médicos y demás fauna del Seattle Grace hasta que el hospital cierre sus puertas. Porque si hay algo que me pasa con esta serie es que, por lo general, me lo paso muy bien con ella, que aún adoro a sus personajes (Cristina y Callie FTW, por mucho que me duela lo que Shondita le ha hecho a la primera y lo que ha hecho con la trama de la segunda de momento).

No voy a decir que es la mejor serie de la historia, ni mucho menos, pero sus buenos ratos me ha dado. Y meteduras de pata ya digo que hay muchas, y oportunidades desaprovechadas (se me ocurre una de cierto asesino que desperdició malamente la oportunidad de hacer un recorte de plantilla como Joss manda :P) unas cuantas también. Pero, ¿y lo bien que nos lo pasamos en ese hospital que cada día se parece más al camarote de los hermanos Marx?


Luego, claro, está la otra. Private Practice, siempre a la sombra de su hermana, es también muy Shonda toda ella. También aquí los personajes viven en un culebrón continuo mientras dan saltos de un trauma a otro y mientras cambian de personalidad, ideas y filosofía de vida de la noche a la mañana como quien no quiere la cosa (¿verdad, Sam?).
Conmigo Private Practice siempre ha estado un poco en la cuerda floja. Bueno, al menos mucho más que su hermana. En este caso al menos sí que me veo capaz de abandonarla. Pero la cosa es que también esta es shondiana en todos los sentidos de la palabra. Y eso incluye el que lo mismo tenga episodios infumables (sin movernos de esta temporada, ese en el que a Sam le daba por jugar a ser Dios me pareció horroroso. De hecho, ni lo acabé :P) que episodios más que decentes.

Por eso a la larga, aunque me vea con más facilidad para abandonarla, acabo no haciéndolo. Lo que tienen las series de Shonda, esa mujer que sigo convencida de que se fuma los guiones de sus series y de ahí salen esas ideas que tiene. Supongo.

Por eso me da mucho miedito el momento en el que empiece a emitirse Off the map. No me llama absolutamente nada, pero mucho me temo que acabaré echándole un vistazo irremediablemente. Y una vez haga eso, muy horrorosamente mala (y, aparte de eso, muy poco shondiana) tiene que ser para que no pase a estar entre mis habituales.

¡Saludos!

PD: Y me he dejado lo del episodio musical que quiere hacer nuestra amiga en Grey's. Pero vamos, eso puede ser muy épico. Mucho xD.
PD2: Y el otro día no sé quién lo comentaba por twitter, pero tenía más razón que un santo: viendo el nivel de surrealismos por episodio de Glee, está pidiendo a gritos que Shondita se pase por ahí a echar una mano, al menos de vez en cuando :P.
PD3: Ahora cambio completamente de tercio y digo: desde que alguien comentó (sé que fue una alguien, pero no me acuerdo de quién xD... ¿A quién tengo que echarle la culpa? xD) lo del cuello de paloma de Peter Krause, en Parenthood no me puedo fijar en otra cosa.
PD4: Mira que yo no veo la tele, pero ayer coincidió que estaban en mi casa viéndolo y partiéndose de risa, así que me paré a curiosear... Genial el momento "me quemaría por dentro" que se marcó Antena 3 xD.

7 comentarios:

LiPooh dijo...

Yo conseguí huir de PP (sólo ví las dos primeras), pero con Grey no puedo. supongo que son ya tantos años que el enganche es mayor.

Ganas y miedo me da ese capítulo musical...

Saludicos.

Mina Harker dijo...

Con Private Practice me pasó que la primera no la vi completa, sino que casi la vi a base de episodios sueltos. Las demás sí que las he visto enteras, y al paso que vamos, me da a mí que no salgo xD.

Y el episodio musical de Grey's puede ser muchas cosas xD. Yo desde luego lo espero con ganas y que salga lo que quiera. Más surrealista que simplemente el concepto de meter un episodio relativamente musical en la serie no puede ser. O sí, no sé ni para qué hablo xD.

martinyfelix dijo...

¿Pero en Grey que pasa? Que yo cada dos oigo que aparece no se quién y se carga a media plantilla...
Yo necesito alguna explicación...

Un telespectador más dijo...

Yo por fin he conseguido abandonarla, a Grey me refiero, el año apsado ya lo logré peor terminé viendo la season finale porque todo el mundo la ponia por las nubes, pero este año no pude pasar del 7x01...eso si, el episodio musical lo veré porque eso puede ser antológico jajaja

Y si, yo tambien le echaré un vistado a Off the map, pero conmigo no irán tan a lo seguro...

Saludos!

Mina Harker dijo...

Martinyfelix, digamos que entre las cosas normales que pasan en Grey's (xD) en la finale de la temporada pasada soltaron a un asesino por el hospital con ganas de venganza xD.
Cosas normales que pasan todos los días en un hospital en el que lo mismo explota un quirófano, que los médicos ven fantasmas y no se preocupan xD.

Telespectador, yo con Grey's soy un caso perdido. La temporada pasada hubo momentos que me parecieron horrorosos (aunque otros no), pero ahí seguí. Y con esa finale tan WTF y tan shondiana no podía no quedarme xD.
De momento con esta temporada me lo estoy pasando bastante bien, aunque no gane para disgustos y ganas de arrearle un par de collejas a la buena de Shonda xD.
Con Off the Map espero tener algo de fuerza de voluntad. Al menos eso de que anden perdidos por la selva me llama nada y menos. Pero a ver...

Matías Potel Feola dijo...

Yo no ví sólo el primer episodio de Private Practice (ese que en realidad era un episodio doble de Grey's y creo que otro más) y nunca me dieron ganas de seguirla, pero a Grey's la sigo desde que empezó y cada vez me gusta más.

Los personajes y los actores me gustan tanto que raramente un episodio me aburre o no me gusta, por cada episodio normal de Grey's (que para mí son pocos) hay uno espectacular como el final de la temporada anterior, que en mi opinión llegó hasta a Eclipsar el tan comentado final de Lost.

Tal vez tendría que ver Private, no sé, pero lo que me decís vos no me da muchas ganas.

Saludos.

Mina Harker dijo...

Matías, con Grey's yo es que me dejo llevar mucho (a lo tonto, es una serie que invita mucho a ello xD). Tengo personajes que amo y personajes que odio con toda mi alma, lo mismo me hacen completamente feliz con una trama que me hacen odiar profundamente a Shondita por sus idas de olla. Es eso, parece una tontería, pero no es fácil de conseguir, y su mérito tiene.
Y el final de la temporada pasada fue muy grande. Muy WTF (estilo Grey's xD), pero, a diferencia del de Lost (in my opinion :P), coherente con lo que es la serie y capaz de despertar mucho más interés y mantenerte pendiente de la pantalla.
Con Private Practice, ni la recomiendo ni no lo hago. Es un a serie made in Shonda y eso se nota xD. Y aparte de eso, lo mismo que tiene episodios bastante malos, tiene episodios muy buenos.