30 may. 2008

¿Desaparecida?

Pues sí, más o menos. No estoy muerta, para bien o para mal :P, pero el caso es que he andado desaparecidilla últimamente. Y no precisamente porque tenga muchas cosas productivas que hacer, sino más bien por culpa de esos malos bichos que me convencieron para hacerme un fotolog...

Y claro, una se hizo fotolog, con la idea de no actualizar demasiado...

Y al final, pues evidentemente acabó actualizando bastante a menudo u.u'. Cosas de la vida.

Por eso, como el tiempo que empleo en uno es más bien el tiempo que antes empleaba en el otro, aquí puedo echar menos tiempo y tengo abandonadillo el blog. Y eso que me gusta más, pero últimamente me cuesta menos escribir allí.

Así que aquí dejo el link, por si alguien quiere pasarse: http://www.fotolog.com/kera_arena

Intentaré, de todos modos, pasarme por aquí de vez en cuando y dejar alguna cosilla escrita. Pero claro, bastante menos que ante. Por si acaso, sigo por allá ^^.

¡Saludos!

24 may. 2008

Y ya no tienen nada...

Hace mucho que no actualizo, y me da rabia. Es simplemente que últimamente no sé muy bien qué escribir. O al menos, no sé qué escribir hasta que me planto delante del teclado y empiezo a juntar palabras sin pensarlas. El escribir por escribir, lo primero que se me pase por la cabeza, sin pensarlo, está convirtiéndose en mi forma de desahogarme. No, más bien al contrario. Se está convirtiendo en mi forma de quedarme intranquila. Y busco la intranquilidad que me dé el impulso para escribir.

Porque entonces, solo mientras escribo estoy tranquila. Y la sensación desaparece al poner el punto final.

De mayor quiero ser bohemia...

Y ya no tienen nada.

Porque hace tiempo que buscan sin buscar. Posan sus ojos en el primer obstáculo, en la primera sombra, y se dicen que aparecerá. Se lo dicen por pura costumbre, porque han perdido todo, porque ya no encuentran nada.

Giran la cabeza en el primer banco, tras el árbol de siempre. Una vez dejaron allí cuanto tenían. Y ya no tienen nada, se lo llevó el viento, o el mar, o el susurro de las hojas, o un simple soplido de desesperanza.

Perdieron las promesas, los sueños y el porqué. Perdieron la ambición, la lucha, los días. Y el tiempo pasa y ya no tienen nada. Lo dejaron atrás, cubierto con un vestido blanco. Puntillas azules. Nada. Solo el viento, un susurro a sus espaldas.

Ella se gira y busca, busca sin buscar y sin saber; sin esperar encontrar. Él no se gira. Hace tiempo que solo mira al frente y se mueve como un autómata. Hace tiempo que arrancó aquello que dolía, aquello que lo ataba a una sonrisa desgarrada. A un pasado feliz que destrozaba sus entrañas.

Sus manos se buscan. Se buscan sin buscarse. Y se encuentran. Se encuentran por pura costumbre, porque ya no queda nada. Los une una razón irracional, un buscar por buscar, sin esperar encontrar. Porque ya no encuentran. Y lo saben. Saben que las agujas del reloj no perdonan, que las lágrimas secas no son buenas compañeras de viaje.

Ya no hablan. Ya no escuchan. Las palabras sin sentido se cruzan, ignorantes. Pero hace falta un sonido, un ruido de fondo. Un ronroneo intranquilo que acalle el silencio. Ya no escuchan la risa de Sara. Y su ausencia se comió sus palabras.

Y buscan, buscan en el fondo de los ojos del otro. Una promesa. Un destino. Un algo y la nada. Buscan por rutina, por seguir igual, por no enfrentarse a saber que ya no buscan.

Detrás del banco un año más. Y ella no aparece. Se marchó, se la llevaron, los abandonó sin decir nada. Y con ella se llevó un pedazo de sus almas, el pedazo que los unía. Un lazo. Un lazo que ya no existe, que se ha desvanecido en el aire. Un lazo que arrancó también, al marcharse, las plumas de sus alas. Y ya no vuelan. Y ya no buscan.

Y ya no tienen nada.


¡Saludos!

13 may. 2008

Porque a veces...

...no nos damos cuenta. Porque hacemos cosas que quizá molestan, quizá no, pero que se notan.

Porque está bien eso de ni siquiera saludar a alguien con quien has pasado mucho tiempo.

Porque no importa lo que creas o dejes de creer, a veces es suficiente con un simple saludo, con bajar un poquito de tu altar y mezclarte con esos que consideras inferiores.

Porque hay cosas que, simplemente, dan risa. O pena, no lo sé. Ambas cosas, quizá.

¡Saludos!

PD: No, no me pasa nada, ni me ha ofendido personalmente nada, yo sigo igual de feliz XD. Solo que a veces veo actitudes en la gente que me molestan... y eso que esta vez me afectaba solo de refilón xD.

8 may. 2008

Nadar en un vaso de agua

Estamos demasiado acostumbrados a ahogarnos en un vaso de agua. Lo hacemos constantemente, es nuestro día a día, nuestro ahora y nuestro antes y después. Por lo visto, vivimos en vasos de agua que nos ahogan, que nos asfixian, traidores de principio a fin.

Y es que, ¿qué no es, a estas alturas, un vaso de agua en el que hundirse, sin ser capaz de agarrarse a los bordes? Nada, diría yo. Vemos una hormiga y ya pensamos que viene a aplastarnos. Vemos un perro ciego y sabemos, de alguna manera, que nos mira mal, con cara de querer algo de nosotros.

Y el vaso se hace más grande. Caen en él más gotas de agua que aparecen sin avisar, pequeñas, escondidas, para que solo nos demos cuenta cuando el vaso esté hasta arriba de agua, para que lloremos de desesperación y sean nuestras propias lágrimas, ironías de la vida, las que acaben de llenarlo.

Para que, en definitiva, sean nuestras lamentaciones las que consigan hundirnos, alejarnos de ese aire que ya parece demasiado lejano. Un recuerdo pasado. Y, como dicen las canciones, el pasado nunca vuelve. Adiós, aire, adiós. Un placer haberte conocido.

Por eso, a veces es mejor llenar el vaso. Con agua salada, dulce o agridulce, lo mismo da. Y nadar. Nadar hasta hartarnos, hasta llorar de la risa y desbordarlo del todo.

Si el vaso nos vino lleno, nademos. Si la gente nada en mares de problemas, un vaso, con sus innumerables dificultades a la hora de convertirse en la piscina adecuada, es solo un reto más. Y los retos, si nos lo proponemos, se cumplen. O no, pero no vamos a llenar el vaso porque sí.

Al menos, cuando lleguemos a la otra orilla y el vaso se haya convertido en una miniatura de lo que fue, sabremos que nos divertimos cruzando al otro lado.

Que no nos ahogamos en un vaso de agua.

¡Saludos!

PD: Letrillas un poco inconexas; ponerse delante del teclado y empezar a escribir lo primero que se me pasa por la mente. Hacía mucho que no lo volvía a intentar. Y me gusta, así las cosas son más fáciles que si las pienso una y otra vez. Debería hacerlo más a menudo.

5 may. 2008

She's losing it

Otra canción de Belle & Sebastian, porque yo lo valgo xD (o porque, como me dicen por ahí, me estoy convirtiendo en una frikaza de Belle & Sebastian :P)...


Lisa knows a girl who's been abused
It changed her philosophy in '82
She's always looking for a fight
She keeps the neighbours up all night

I go to her when I'm feeling slack
The girl's using me as a punching bag
I think that I could help her out
But the girl's got a lot to be mad about

But in the first moment of her waking up
She knows she's losing it, yeah she's losing it
When the first cup of coffee tastes like washing up
She knows she's losing it, yeah she's losing it
Yeah she's losing it

Lisa met Chelsea at the knocking school
Chelsea didn't feel like following the rules
So they left the place for another school
Where the boys go with boys and the girls with girls

Chelsea was the one who's been abused
It changed her philosophy in '82
She says, "Inch for inch and pound for pound"
Who needs boys when there's Lisa round?"

But in the first moment of her waking up
She knows she's losing it, yeah she's losing it
When the first cup of coffee tastes like washing up
She knows she's losing it, yeah she's losing it
She goes to the mirror to put on her stuff
She knows she's losing it, oh yeah she's losing it
When she doesn't speak to anyone till four 0' clock
She knows she's losing it, yeah she's losing it
Oh yeah she's losing it



¡Saludos!

4 may. 2008

Esperar

No sé por qué, pero últimamente me paso el tiempo esperando que pase algo. Voy andando por la calle y voy pensando en encontrarme con alguien, quiero encontrarme con alguien, con quien sea. O, estando en clase, espero que surja alguna conversación interesante que no vendría a cuento en ninguna situación normal. O espero una carta. O llego a casa y espero que en mi cuarto haya cambiado algo.

Necesito que haya cambiado algo.

A veces, y supongo que tiene que ver el sol de abril-mayo, necesito pensar que va a pasar algo. Bueno, realmente, lo pienso siempre, independientemente del momento que sea. Pero hay épocas en las que es exagerada esta necesidad. El tiempo en sí, los días, la rutina, no me sirven de nada. No me sirven de nada si no pasa nada que se mueva fuera de ellos. Y, si normalmente eso es algo que tengo en cuenta y en lo que pienso, estas últimas semanas es esto lo que prácticamente ha ocupado mis pensamientos al completo. ¿Por qué? Realmente, ni yo misma lo sé. Solo sé que quiero que pase algo.

Y la cosa es que, a veces, casi pasa algo. Me da esa sensación, al menos. Pero se queda ahí. Pienso que un minuto más, o un paso más, o una página más, habrían bastado para que encontrase un cambio en el hoy. O en el ayer o el mañana, quién sabe.

Es una sensación agobiante. El estar esperando que ocurra algo, en tensión las veinticuatro horas del día, es algo que en parte te impide estar a lo que estás. O estar a otras cosas a las que podrías estar. Y, a pesar de todo, es una sensación que no me disgusta. Esa tensión al menos me dice que, aunque a lo mejor no ocurra nada, siempre es posible que haya algún cambio en algo. Y espero. O intento cambiar algo yo misma. Mientras espero.

En fin, supongo que no se entiende la mitad de lo que quiero decir, pero esa es también una de las consecuencias de esta situación. Quiero decir tantas cosas, tengo tantos proyectos en mente, tantas ideas, que cualquier forma de llevarlas a cabo me parece imperfecta, incompleta. Torpe. Escribo páginas y páginas de relatos que acaban en la papelera. Hago planes que podrían ser interesantes y que acaban en un rincón, apartados porque no se me ocurre cómo leches puedo llevarlos a cabo.

Pero pasará. Siempre pasa. Y entonces podré encontrar, quizá, un cambio interesante.

¡Saludos!

28 abr. 2008

Salvador



─ Han matado a Carrero Blanco... ¡Estarás contento!
─ Mierda.
─ ¿Qué te pasa?
─ Esa bomba también me ha matado a mí...


El sábado aproveché y me puse a ver Salvador, que la tenía pendiente desde hace mucho y el otro día, después de que la comentaran en una clase de historia, me acordé de ella. Me llevé una impresión buenísima, en el sentido de que lo pasé condenadamente mal con la película y eso es condenadamente bueno.

El principio me pareció bastante flojillo. Para mí es lo más flojo de toda la película y le hace perder enteros al resto. Pero el resto está bastante bien conseguido.

A partir de ahí, cuando se deja de escenas que, para mi gusto, tampoco hacían tanta falta o, al menos, tampoco encajaban demasiado bien con el resto de la película, hay un cambio radical y la película se vuelve impresionante, simple y llanamente. Te metes dentro hasta llegar a un punto en el que te deja con mal cuerpo. Como suelo decir, y por extraño que suene, eso en una película que lleva esa intención desde el principio, no es en absoluto malo.

Los actores bastante bien. Incluso con mi predisposición a alejarme del cine español y de los actores excesivamente sobreactuados. Aquí, sin ser ninguna experta, no me quejaré. Y Daniel Brühl (qué condenadamente adorable es este chico, por cierto) se sale.

Otra cosa que me gustó mucho de la película son los pequeños detalles que utiliza. Las conversaciones, muchas casuales pero sin serlo en absoluto. El humo de los cigarros (ese pequeño detalle en concreto me fascinó; sea o no intencionado, aporta muchísimo al ambiente de la escena... siempre). Los giros de la cámara justo al final, que hacen que se pase cada vez peor. La hermana pequeña en la cancha. El funcionario de prisiones. La música. Muchos, muchísimos detalles.

Ahora, ya digo, vaya mal cuerpo que se te queda...

¡Saludos!

PD: Por cierto, ¡felicidades, Ale!
PD2: Sí, he puesto las postdatas después del saludo :P. ¿Me estaré volviendo normal?

26 abr. 2008

Where the wild things are

Yeah! Ya tengo mi ración semanal de Anatomía de Grey de nuevo. Mola, lo echaba de menos. ¿Soy yo o la gente acabará perdiéndome el respeto si sigo hablando de lo que mola el culebrón este? ¿Y si le añado el resto de pérdida de principios habituales o algo parecido que he tenido últimamente? Bueno, pues me da igual :P. Yo me divierto como una enana viendo esta serie y este capítulo en concreto me ha parecido bastante curioso (a lo mejor es que lo tenía algo abandonado por eso de la huelga y ahora ya cualquier cosa me lo parece, pero la verdad es que es lo de menos...).

En fin, a lo que iba. El episodio está bastante curioso simplemente por el hecho de que pasa un poquito de centrarse en la vida sexual/culebrón amoroso de los personajes y con eso gana bastante la serie. Vamos, el tema Izzie-George-Callie ni se menciona, y lo que es mejor aún, el culebrón Meredith-Derek-Rose sale solo por encima (no se olvida del todo, pero algo es algo). De hecho, se centra más en el Derek-Rose y Meredith aparece más bien de pasada en el asunto. Y, curiosamente, un personaje que normalmente no me gusta demasiado, gana enteros si le quitamos al McDreamy de la trama. Ya digo, curioso.

La trama principal del episodio es de esas que hacía tiempo que no salían. Vamos, la imagen del tío saliendo del coche y Cristina que va a ayudarle a salir y llevarlo dentro... y acaba con los intestinos del hombre en la mano no deja de ser curiosa. Y en general, los tres personajes que no tienen demasiada suerte con los osos (quién diría que tocar a un osito chiquitito traería consecuencias), me han caído bien. Creo que entrarán en la lista de personajes recordables, aunque ya digo, a lo mejor es que hace mucho que no veo la serie.

Lo de la competición me ha gustado mucho, muy "volver a los orígenes". Hacía mucho que no se veía a Cristina en plan competitiva psicópata. De Izzie no hablo, que siempre sale igual :P. Esas cosas son las que hacían que al principio la serie fuese más fresca que lo que era últimamente. A ver si las recuperan definitivamente, que la verdad es que no estaría nada mal.

Los personajes, pues más o menos igual que siempre. Izzie me sigue pareciendo insoportable y, todo hay que decirlo, su parte de la trama en este episodio era bastante patética. Sus reacciones de ojitos brillantes también. De verdad que cada día le tengo más manía a este personaje, que se quedó apalancado y no avanza. George sigue también igual de panoli amargado que siempre, aunque al final deje ver un poquito de esperanza ahora que se junta con Lexie. Alex sigue siendo condenadamente adorable y se le perdona todo. De todos modos, en este episodio tampoco es que saliese cada minuto y medio. Cristina, Callie y Lexie siguen siendo de mis favoritas, cada una por una cosa distinta. Y no pierden en el episodio, al contrario, especialmente las dos últimas, que a la primera no se le ve demasiado. Y la sorpresa, como ya he comentado, es Meredith, que me está resultando muchísimo más interesante y muchísimo menos repelente. Qué cosas.

En fin, poco más comento, que de todos modos, esta es una de esas entradas que no lee nadie, porque no todo el mundo está enganchado al culebrón de turno, como yo. Así que aquí lo dejo ya, solo diciendo que, aunque queden poquitos episodios de esta temporada, a ver si no acaban mal. Que a esta temporada le tendré al menos un poquito de cariño simplemente porque sale Seth Green en dos episodios, pero a ver si lo demás también lo merece. Que no es que esté siendo una cosa brillantísima, pero algo es algo. Y no pido una segunda temporada...

¡Saludos!

23 abr. 2008

23 de abril

Y, por tanto, Día de Libro (porque no es que Shakespeare y Cervantes murieran el mismo día, sino simplemente que, como diría nuestro profesor de filosofía/latín, tenían que llevar la contraria con los calendarios porque a los ingleses siempre les ha dado por llevar la contraria, su propio nombre lo dice, sin acritud, eh :P). Y este año ni siquiera me ha dado tiempo a salir y comprarme algún libro (bueno, sí que me ha dado tiempo, que me he tirado toda la tarde leyendo Roma eterna y paseándome por internet xD, pero es que... no tenía transporte y da pereza irse a patita, que el problema es que después hay que volver). Malditas tradiciones personales, que siempre se las apañan para obligarme a romperlas. Qué poquito piensan en mí, las jodías.

Además, voy necesitando libros nuevos. Tengo pendiente acabar con Roma eterna y leerme El árbol de la ciencia, El espíritu del mago y Ritos iguales. Cuando acabe con ellos, no habrá más libros en mi pila de pendientes. Normalmente la pila tiene por lo menos seis o siete libros, y eso porque a saber por dónde andan el resto de los libros molones que rescatar de mi casa y que aún no he encontrado y tengo que comprarlos... lo que hace que volvamos al problema de andar pidiendo dinero. A mis hermanos pequeños. Eso no puede ser sano.

Así que nada, a ver si me pillo algo nuevo, aunque sea fuera de tradición y, probablemente, sin descuento. Al menos para no acabar con la armonía habitual que aporta mi pila de libros. Cuando tiene tan pocos empiezan los desequilibrios varios. Para que luego me digan.

Y, en otro orden de cosas (no, no me había olvidado), decir que hoy, 23 de abril, es el cumpleaños de Anita, también conocida como Ryuudan. Seh, ahora ya no podrá asesinar a nadie sin demasiadas consecuencias (yo sí puedo, que a mí nunca me pillan, porque soy listisísima *insértese risa malvada*... oh, no he dicho eso, que entonces seguro que me pillan :P... Nah, yo soy buena xD). Y eso, que muchas felicidades, aunque la haya felicitado esta mañana y aunque tardará varios meses en pasarse por mi blog, por mucho que le dé el coñazo.

Nuestro regalo (el de la otra Ana y el mío) es sorpresa jeje. Y seguirá siendo un secreto hasta el domingo. ¿Porque molamos así de mucho? Pues, ahora que lo pienso, sí, porque suena mejor que "debido a problemas logísticos" xD.

¡Saludos!

22 abr. 2008

Pequeñas chorradillas

Y es que soy de las que piensan que son las pequeñas tonterías las que hacen que seas tú y no otro. Son las pequeñas tonterías que hacemos sin darnos cuenta, nuestros "actos reflejos" del día a día los que nos convierten en lo que somos. Lo importante, por decirlo de otra manera.

Es posible que haya miles de personas que piensen como tú en algunas cosas (evidentemente, no en todas... o eso espero). Es posible que solo dos, o acaso una. Es posible que mil personas sean una especie de clon tuyo en ese sentido. Pero, por encima de todo esto, están los pequeños detalles, los pequeños detallitos que te diferencian del otro, del de aquí y del de allá. Así, de todos en general y de cualquiera en particular.

No recuerdo con quién lo estuve comentando el otro día. No, ni puñetera idea, curioso. Nada más que me queda la conversación. Es algo que no me suele pasar, aunque sitúo la conversación más o menos cerca de mi casa. Sería con mi madre, tal vez.

Y eso me lleva a pensar cuáles son esos detallitos en mí. No todos, por supuesto. Sería imposible juntarlos todos aquí. Me quedo entonces con diez. No con los más importantes. No con los más mejores, sino simplemente con los primeros que me vengan a la cabeza. He dicho.
  1. Tarareo/canto canciones mientras calculo. Me sale solo, no puedo evitarlo. Supongo que tiene que ver con que haga los deberes con la música puesta y cantando, por supuesto. El caso es que mis exámenes de mates (a veces también de economía) tienen banda sonora. Intento no cantar en voz alta y normalmente solo me escucho yo (si acaso, alguno por los alrededores, pero no molesto, eh). Y en la banda sonora entra de todo... desde los Beatles hasta Black Sabbath, pasando por Belle & Sebastian, The Velvet Underground, The Dresden Dolls, Sonata Arctica, Mecano o lo que se tercie.
  2. Cuando estoy viendo una película en el salón, necesito tener el mando en la mano (y el caso es que no importa que sea o no el de la tele... a veces tengo el del aparato de música xD) y girarlo continuamente. En mi casa les pone de los nervios. No sé por qué será.
  3. Estudio lanzando una pelotita contra la pared. También lo hago cuando leo, o cuando escucho música tumbada en la cama. La mitad del tiempo, la pelota acaba debajo de la cama, con lo que tengo que hacer maniobras extrañas para sacarla. Así estudio yo... Para que luego digan xD.
  4. Tengo la manía de tachar los días en los calendarios. Sí, LOS. En mi cuarto hay tres, y tacho los días en todos, en cada uno con un color distinto. Y la verdad es que es una tontería... luego, de todos modos, nunca sé qué día es xD.
  5. Estoy obsesionada con las horas, con el tiempo. Tengo que saber en todo momento qué hora es. En mi casa me paso medio día mirando el reloj (aunque ni siquiera estoy demasiado segura de con qué finalidad) y en clase pregunto la hora cada poco. Y ahí está la gracia, no tengo reloj de pulsera xD. No me gustan, y además, siempre se me acaban parando antes de una semana.
  6. Cada vez que se me cae algo al suelo, o a la mesa, o a cualquier sitio, suelto "¡Puta!" con toda la alegría del mundo. Se pueden contar con los dedos de una mano las veces que no lo he hecho últimamente. Me sale solo. Y es bastante poco oportuno cuando tu madre lleva una temporada larga dándole el coñazo a tu hermano con que no hable como si acabara de salir de una película de carretera.
  7. Cada vez que Ana (a.k.a. Ryuu) llega por las mañanas y saluda diciendo "Ohayo" le tengo que contestar "Massachusetts". ¿Por qué? Pues simplemente porque, cosas inexplicables de la vida, asocio Ohio con Massachussets (no, no sé por qué). Y creo que no hace falta comentar la tonta relación entre "Ohayo" y "Ohio" LOL.
  8. Si entro en una librería, tengo que comprar un libro. Si no compro un libro significa que el Apocalipsis está cerca. Luego, claro, ando siempre pobre y pidiendo préstamos a diestro y siniestro.
  9. Soy una maniática de los libros. Son mis tesoros, y los cuido como si me fuera la vida en ello. Sufro cada vez que alguien dobla una esquina, subraya algo, mancha de café (o similares) las páginas, los deja tirados de mala manera por cualquier sitio... Con razón dejo libros a tan poca gente. Ahora, si sé que los cuidarán, no tengo ningún problema en dejarlos, conste.
  10. Cuando estoy viendo series americanas (o inglesas, pero veo más series americanas) pienso en inglés. No sé por qué, pero si estoy escuchando algo en inglés, paso automáticamente a pensar en inglés. Igual que en español, vamos. El caso es que a veces me da por comentar chorradillas a mis hermanos (que suelen estar en el ordenador de al lado enganchados a algún juego) y claro... las comento en inglés. Luego ya reacciono (menos de un par de segundos, eh) y lo digo en español. Pero es que me resulta curioso lo del paso de un idioma al otro.
Y con eso os dejo. Quedan mil pequeños detalles más. Bastantes más, no quizás, sino seguro. Pero con eso basta de momento ^^.

¡Saludos!

17 abr. 2008

Y luego dirán que el doblaje no es malo ¬¬

Como soy una quejica y una repelente, no puedo hacer otra cosa que protestar :P. Lo del doblaje, como sabe medio mundo, es algo con lo que no puedo u.u'. Me saca de quicio ver las voces que intentan apañar para series que en VO molan mucho. O para cualquier película. Y la cosa es que, guste o no, hay que aguantarse, porque somos tan burros que moriríamos antes de dejar que hubiese salas de cine donde ver películas en VO (no toooodas, ya lo dije, me conformo con alguna :P). Y lo mismo en la televisión (aunque me salga más práctico ver las series por internet, el caso es protestar :P).

Y como ya comenté y comenté, y como ya dejé claro lo que pienso, diré que solo repito el tema porque me ha dado por curiosear por YouTube (¿quién dijo que las personitas como yo tenemos demasiado tiempo libre?) y me he encontrado esto...



He ahí la prueba del daño que puede hacer el doblaje. Porque The IT Crowd mola y mirad lo que le han hecho u.u'.

Y poco más que decir...

¡Saludos!

14 abr. 2008

Leer, leer, leer...

Actualizo con un poema que me encanta, de esos con los que disfruto destripando :P. Esta vez, made in Unamuno, como diría Elena...

Leer, leer, leer, vivir la vida
que otros soñaron.
Leer, leer, leer, el alma olvida
las cosas que pasaron.
Se quedan las que quedan, las ficciones,
las flores de la pluma,
las solas, las humanas creaciones,
el poso de la espuma.
Leer, leer, leer; ¿seré lectura
mañana también yo?
¿Seré mi creador, mi criatura,
seré lo que pasó?


¡Saludos!

12 abr. 2008

Phoebe's songs ^^

Pues por culpa de Elmy (:P) ando viendo capitulillos sueltos de Friends y buscando vídeos en YouTube. Y, por supuesto, sigo diciendo que las canciones de Phoebe siguen molando xD.

Así que encontré unos vídeos con las canciones y pongo ahora la primera parte...



Me quedo con las que canta en la biblioteca para los niños (quedan algunas, pero esas para otro día xD).

Now grandma's a person who everyone likes
She brought you a train and a bright shiny bike
But lately she hasn't been coming to dinner
And last time you saw her she looked so much thinner.
Now your mom and your dad said she moved to Peru,
But the truth is she died and someday you will too
La-la-la-la-la


PD: Diox, Marx tiene el mismo efecto que un sedante para mí. Estoy segura de que de enana me leían El Capital para que me durmiese, así que ahora ya mi subconsciente lo debe asociar con dormir, o algo así XD. Es que es ver que empieza el tema de Marx y empezar a bostezar, no falla xD...

¡Saludos!

10 abr. 2008

Y un meme...

Pues eso, que hoy tengo ganas de perder el tiempo (ah, claro que no he hecho otra cosa desde las dos y pico, pero qué más da xD), así que hago un meme musical que he encontrado por el blog de Val y que me ha parecido curioso ^^.

Reglas
Ve a la página de inicio de Wikipedia y dale click a página aleatoria. Ése es el nombre de tu banda. Dale a página aleatoria de nuevo; ése es el nombre de tu álbum. Dale a página aleatoria 15 veces más; ésas son las canciones de tu álbum.


Grupo: Flash Bulb Emergency Overflow Cavalcade of Remixes (no deja de tener gracia xDDD)
Album: James Pustejovsky (xD)

1-Des Clarke
2-Matzenbach
3-Hot-bar reflow
4-San Bartolomé Perulapía
5-Norwood, Georgia
6-Eclipse
7-N-methylhydantoinase (ATP-hydrolysing) (qué graaande XD)
8-New Mangalore Airport
9-Eric Garris
10-Simply Mad About the Mouse: A Musical Celebration of Imagination
11-Ancient Mystic Order of Ethiopia
12-Arrondissement of Confolens
13-Edgardo Angara
14-Sotiris Moustakas
15-Euler's factorization method

PD: Un poco surrealista xD. Pero mola xDDD.
PD2: La Wikipedia in English, of course :P.

¡Saludos!

9 abr. 2008

There's too much love

Cancioncilla al azar cogida de un pedazo de grupo que me arrepiento de no haber conocido hasta hace poco. Últimamente (desde que vi Juno, en cuya banda sonora hay dos canciones de este grupo) estoy obsesionada con Belle & Sebastian. Pero es que merecen la pena. Tienen unas canciones increibles ^^.


I could hang about and burn my fingers
I've been hanging out here waiting for something to start
You think I'm faultless to a 't'
My manner set impeccably
But underneath I am the same as you

I could dance all night like I'm a soul boy
But I know I'd rather drag myself across the dance floor
I feel like dancing on my own
Where no one knows me, and where I
Can cause offence just by the way I look

And when I come to blows
When I am numbering my foes
Just hope that you are on my side my dear

But it's best to finish as it started
With my face head down just staring at the brown formica
It's safer not to look around
I can't hide my feelings from you now
There's too much love to go around these days

You say I've got another face
That's not a fault of mine these days
I'm honest, brutal and afraid of you


PD: A partir de ahora, leeré a Nostradamus antes de acostarme xDD.

¡Saludos!

8 abr. 2008

Apatía

Últimamente escribo poquito. No porque no quiera, o por cualquier cosa similar. Quiero escribir, me apetece comentar algunas cosas que se me pasan por la cabeza a lo largo del día. Es solo que últimamente nunca estoy de humor. Y no necesariamente en el mal sentido.
De hecho, la semana pasada estuve incluso excesivamente animada, con demasiadas ganas de todo como para escribir. Por lo visto, me van los extremos.
Y, desde el domingo (terminado cierto relato con el que disfruté mucho a la hora de escribirlo y que espero alargar, y precisamente por el hecho de haber acabado ese relato, que en parte me animaba y me hacía ilusionarme con las ideas que se me iban ocurriendo), ando en un estado de absoluta apatía. Me falta fuerza, energía o lo que sea. Me faltan ganas para hacer cualquier cosa. Creo que lo que me falta, ahora mismo, es un objetivo a corto plazo. Lo que sea.

No es nada nuevo. Mis cambios de ánimo son muy míos y nada del otro mundo. Probablemente, en un par de días estaré entusiasmadísima con cualquier otra cosa (a ver si acabo los exámenes y me pongo con el tema del relato este, que aunque será complicado (dada mi nula capacidad para mantener una idea durante más de un mes), espero no sea imposible, porque me han encantado los personajes y he disfrutado como una enana describiéndolos a ellos y a lo que les rodea). Pero, de momento, no hay nada, absolutamente nada, que me anime a hacer nada.

Me da igual todo, algo que me saca de quicio en cualquiera y aún más si la que pasa de todo soy yo. Ayer llegué a mi casa y no tenía ganas de hacer nada. Hacía mucho que no me pasaba eso. No es no querer estudiar o similares. Consiste más bien en no querer hacer absolutamente nada, incluidas cosas para las que siempre ando buscando tiempo.

En fin, ya digo, supongo que se me pasará pronto, como siempre. Pero, mientras tanto, estaré hasta las narices de mí misma y de mi maldita actitud hacia todo.

PD: Y encima llueve. Me encanta la lluvia, pero odio que coincida con mi estado de ánimo. Si llueve y estoy en el plan que estoy estos días, apaga y vámonos.

¡Saludos!

2 abr. 2008

Algo nuevo



Pues sí, ahora mi habitación tiene muebles que no han vivido en el resto de la casa anteriormente. Mola. Y aún queda la mitad del cuarto, pero algo es algo.

Por lo pronto, mis peluches han tenido que adaptarse a su nueva situación. En la foto, una parte de mi Ejército, haciendo guardia desde su nueva posición :P (a ver quién reconoce a Om... O a O'Donnell... O a Sandor... O a Sansa... O a Dru... O... vale, ya callo xD).

PD: Mis temporadas de Buffy molan :P...
PD2: Las cenas en mi casa también molan. Pasan cosas surrealistas... Algunas se comprenden. Muy pocas. Un ejemplo...
Gonzalo: *Lleva, exactamente, cronometrados de reloj, 45 minutos diciendo chorradas una detrás de otra*
Kerita: u.u' Mamá, por favor, dime que Gonzalo es adoptado.
Gonzalo: *Tararea la Marcha Imperial*
Kerita: u.u'
Gonzalo: *Pone voz de Darth Vader* Cristina, yo soy tu hermano.
Kerita: u.u' LoL
PD3: Y lo anterior ha sido lo menos friki de la cena. Para que luego me digan que soy rara... ¡Yo no soy rara, es que me han dibujado así! Que diga... ¡Mirad donde me he criado y me diréis si no es normal xD.

¡Saludos!

29 mar. 2008

Juno


You're a part time lover and a full time friend
The monkey on you're back is the latest trend
I don't see what anyone can see, in anyone else
But you


Después de mucho dar el coñazo sin que nadie quisiese ver Juno conmigo, ayer por fin conseguí verla (y en V.O. :P). Decir que la película me encantó, que es simpática, entretenida y agradable. Ellen Page borda el papel de Juno, que a su vez es un personaje genial. Los diálogos son simplemente perfectos y se pasa el tiempo volando.
Ya lo digo, me ha encantado la película. Y, además, me he obsesionado con la pedazo de banda sonora ^^.

¡Saludos!

27 mar. 2008

Reflexiones sobre animalitos enjaulados :P

A veces, la niña va al zoo. La niña mira a los animales encerrados en sus jaulas. Y los animales la hacen sonreír. Los animales son divertidos y extraños y la niña se lo pasa bien viéndolos saltar de un lado para otro.

Algunos van corriendo hacia ella, buscando llamar su atención. Y lo consiguen, vaya si lo consiguen. La niña quiere jugar con ellos. Y ellos quieren jugar con ella y que ella ría tan alto que ahogue el ruido de la ciudad.

Enormes leones pasean delante de ella. Ella quiere tocarlos, peinarlos como si fuesen una de sus muñecas. Quiere bañarse con esos pingüinos tan graciosos. Quiere jugar con ellos. Y ellos están encantados y son felices cuando la niña ríe con sus pasitos torpes. La serpiente disfruta mostrando una sonrisa amenazadora. Es peligrosa. La niña la mira embelesada y la sonrisa del reptil se vuelve más brillante. Una tigrilla se esconde detrás de las rocas. La niña la ve y sonríe fascinada. ¡Es tan fascinante que estos pequeños animales se escondan de sus ojitos vivaces!

Pero su favorito es un mono de pelo dorado. El mono la sigue a lo largo de las rejas que lo separan de ella. Y juega con ella, la sigue, baila en círculos. Y es feliz cuando ella lo mira con agrado y deja que una sonrisa, mezcla de inocencia y mala idea, ilumine su pequeño rostro.

Pero, un día, otra niña aparece. Es una niña saltarina cuya sonrisa y grititos de alegría superan con creces a los de la primera. Y todos los animales, fascinados, corren hacia ella. Bueno, no todos. La tigrilla se esconde de nuevo y lanza miradas de advertencia a aquellos ojitos que no la dejan en paz. Y el monito sigue a la primera niña, ahora triste, una y otra vez, intentando animarla. Y juega y baila y hace monerías. Pero la niña no sonríe. La niña quiere que los otros animales vuelvan. Quiere que la gente se vuelva y la mire cuando juega con los animalitos. Y ya nadie la mira. Los otros miran a la segunda niña, la de los grititos alegres.

El monito hace mil monerías intentando consolarla. Grita y salta. Juega y baila. Pero a la niña no le importa y lo mira con desdén desde fuera de la jaula. La tigrilla observa desde lejos, escondida en su pequeño rincón. Le apena el pobre monito. A punto está varias veces de echarle un jarro de agua fría por encima, de decirle que espabile. Pero sabe que al monito le daría igual. Y, de todos modos, es muy libre de seguir saltando y bailando para la primera niña.

Un día, la segunda niña se marcha. De nuevo, la primera niña se convierte en la reina del zoo. Todos los animales, excepto la tigrilla, que, después de un cordial saludo, sigue escondiéndose en su rincón, vuelven a seguirla por todo el zoo. Y ella es feliz.

Pero el monito ya no le interesa. De todos modos, él siempre la seguirá, allá donde vaya. No tiene que preocuparse por él.

Sin embargo, el monito se ha cansado. Y aunque a veces quiere seguirla, se queda a un lado y juega con otros niños. Sabe que tal vez vuelva a seguir a la niña de las sonrisas. Pero qué se le va a hacer. Ahora prefiere observar cómo se olvida de él.


Y es que, a veces, no somos más que animalitos enjaulados. Unos son unos presumidos leones. Otros, un monito cariñoso. O una tigrilla, o una serpiente.
Algunos, en vez de simples animales enjaulados, son una niña sonriente (y no estaría bien decir que una niñita sonriente, llena del deseo de que otros observen desde fuera (desde el exterior de su jaula) sus alegres movimientos, es exactamente otro animalito enjaulado).

Quien quiera darse por aludido, es muy libre de hacerlo :P.

¡Saludos!

26 mar. 2008

I think... computers hate me ^^'

Lo que yo decía. No puede ser normal que siempre haya algo que no vaya en cualquiera de los dos ordenadores. Y no solo eso, no es normal que siempre sea a mí a la que no le funcionen u.u'.

O tal vez no sea tan raro. Tal vez sea que en esta casa, las cosas simplemente son así. Y se rompen solas cuando estoy yo delante (especialmente cuando necesito usarlas u.u'). Ah, y las aspirinas se esconden solas :P.

A lo que iba. Ya no son los altavoces. Ya no es el router. Ya no es la impresora. Ya no es que se cambie la configuración del teclado cada dos por tres sin motivo. Ya no es que no pueda mirar mi correo porque mi querido ordenador decide qué páginas me deja abrir y qué páginas no me deja. No... ahora pasamos a la segunda fase de la operación...

...Y mi ordenador A decide morir, al menos momentáneamente (supongo que lo que ha muerto es la fuente de alimentación, como sieeempre). Al menos, el ordenador B sigue vivo, y el router, después de una peleílla con él hace un rato, también.

A ver si este no decide declararse en huelga también. Mal me sentaría u.u'.

En fin, es lo que hay. Y lo malo es que esta pantalla (y no, no me voy a dedicar a desenmarañar cables para cambiar las pantallas xD) me pone dolor de cabeza u.u'...

PD: Y encima me quedo sin mi ración diaria de Robot Chicken ¬¬...

¡Saludos!

24 mar. 2008

La muerte de la lucecita azul

La muñequita de cabellos dorados miraba a su alrededor sin creer lo que sucedía. Hacía tiempo que todos habían empezado a dejar de hablar. Primero había sido el perro del pañuelo rojo, que antes saltaba como un loco en cuanto la luz de la luna hacía su aparición estelar. Después, apenas unos días más tarde, el pato color canela había enmudecido. A él le siguieron varios osos de colores claros y pelo sedoso. Y, poco a poco, el pequeño sofá donde vivían felices fue convirtiéndose en un lugar silencioso, sin vida. Los que aún no se habían convertido en pequeñas estatuas (ni siquiera eso, pues la muñequita de cabellos dorados había tenido interesantes conversaciones sobre el sentido de la vida con la estatua de un gran pájaro, cuando aún la dejaban salir a tomar el té), tenían miedo de abrir la boca. Tenían miedo de que el hechizo se acabase y no volvieran a ser capaces de pronunciar una sola palabra más. Poco a poco, el polvo los había ido cubriendo también. Un polvo aburrido y que no hablaba, que no les contaba secretos de un mundo lejano.
Las hadas habían dejado de traerles noticias. De hecho, hacía mucho que no sabían qué había ocurrido con ellas. Un día, la lucecita azul que producían, y que iluminaba la habitación oscura y tranquila desde el rincón en el que se encontraba su pequeño refugio, había dejado de brillar. Fue entonces cuando todo el mundo empezó a callar. La muñequita de cabellos dorados se había dado cuenta ahora. ¿Dónde estaban las hadas? ¿Por qué los habrían abandonado?
Intentó abrir la boca para explicárselo a la juguetona gata blanca que tenía a su lado. Pero no pudo. Lo intentó y lo intentó, pero sus labios se negaban a moverse. Ella tampoco podía hablar. Un fuerte dolor la recorrió cuando fue consciente de que ella misma se había convertido en una sombra de lo que antes era. Y una lágrima solitaria (posiblemente la última) recorrió una blanca mejilla de porcelana.
¿Cuándo volverían las hadas?


...Y todo eso para explicar que la lucecita azul de mi aparato de música ha muerto. Supongo que caería en la batalla con la tormenta del otro día, que, por cierto, me mantuvo en pie desde bien tempranito.
Me gustaba esa luz. De hecho, no solo eso, sino que hasta era bastante útil. Ahora tengo que tener un post-it en la puerta para acordarme de apagar el aparato de música cuando salgo por las mañanas de casa (antes se acababa la música y se quedaba la luz... ahora ya no hay lucecita para avisarme de que no he apagado el dichoso monstruito antes xD)...

En fin, a ver si vuelven las hadas. Si no, no será solo Darla, la adorable muñequita de cabellos dorados de mi Ejército Infernal, la que las eche de menos.

PD: Qué mal sientan las clases después de una semanita (muy corta) de vacaciones...

¡Saludos!

21 mar. 2008

Hate me

Actualización rapidilla xD. Hoy ya no estoy especialmente apática, ni nada de eso, o al menos eso creo. Pero, aún así, se me ha hecho tarde, pensaba actualizar y aún tengo cosas que hacer.
Esta tarde he empezado (por fin) a echarle un vistazo a Robot Chicken, que le tenía muchas ganas. La verdad es que pinta bastante bien, y me parece que una que yo me sé se va a tragar todos los capítulos que hay hasta ahora en bastante poco tiempo. Pero bueno, a lo que iba, que cuando vea más ya comentaré algo xD. Está claro que Robot Chicken se asocia inevitablemente a Seth Green (cómo mola este tío, por cierto... da gusto ver/leer entrevistas suyas) y, siendo yo como soy, Seth Green se asocia inevitablemente a Oz, su personaje en Buffy.
Así que me ha dado por ponerme a mirar vídeos y he encontrado uno que me ha gustado bastante...
Y con este creo que ya son dos vídeos de Willow y Oz que pongo en el blog xD...



PD: Impresionante la escena de la furgoneta... ¡Qué mal lo pasé con ese capítulo! XD

¡Saludos!

19 mar. 2008

¿Y mi alma, Dumbledore? ¿Y la mía?

Ayer por la tarde terminé el 7º libro de Harry Potter. No me apasiona, simplemente quería acabar unos libros que empecé hace ya unos cuantos años. Si me apasionase, lo habría comprado en inglés y me habría ahorrado leer el "mala bruja" en cierto momento, pero no me importa. Curioso.

El caso es que yo fui una pequeña fanática de estos libros. Al menos de los primeros. Recuerdo que el primero me lo regaló un amigo mío por mi cumpleaños. Supongo que cumpliría diez añicos, porque es la edad que me cuadra con la edición del libro, más que nada.

Y el caso es que aquel libro me encantó, y así caí en el segundo, y en el tercero. Creo que con el cuarto ya había perdido parte del encanto. El quinto, sexto y séptimo los he leído porque me da pena dejar la serie a medias.

Y en fin, aquí es cuando la historia llega a su fin, posibles secuelas aparte. He de decir que cogí el séptimo sin demasiadas ganas, que no esperaba gran cosa. Y menos mal, porque la mitad del libro me pareció un verdadero desperdicio de papel y tinta. Básicamente, no ocurre nada. Básicamente, no nos dicen nada nuevo. Básicamente, el final podría haber pasado sin estas páginas, añadiendo dos o tres detalles al final que supongo sí se harían necesarios.

A partir de ahí, sin embargo, la cosa mejora. Se entiende, es Harry Potter, no hay que esperar una profundidad de personajes alucinante, ni una trama compleja. Pero sí resulta entretenido, e incluso interesante... Al fin y al cabo, un capítulo está dedicado en exclusiva a Snape (¿veis? si yo tenía razón cuando decía que era adorable... Un poco panoli, pero adorable igualmente), de donde sale la frase del título. E incluso queda claro que la mejor casa de todas es Ravenclaw (seguida de Slytherin, pero antes Ravenclaw). Los de Hufflepuff no cuentan. Y los de Gryffindor son unos panolis orgullosos e intolerantes :P.

En fin, no voy a comentar demasiado. El libro es lo que es, no se puede ir a él buscando más, porque simplemente no lo tiene. El bueno se enfrenta al malo. El bueno gana. Claro, qué más podía pasar, si al malo maloso se le ocurre hablar de lo invencible que es justo al final xD. Los personajes... sosillos, como siempre. A excepción de Snape, al que sigo respetando (aunque no sabía yo lo de la vena panoli-singermornings que tenía el pobre hombre). No hay más...

Salvo que quizá los Malfoy, más incluso que los Weasley, deberían cambiarse el apellido a Tully. Por lo de la familia, y tal.

Y que está clarísimo que Lily debía ser la única fémina en sus tiempos en el colegio. Si no, sinceramente, no me lo explico, por muy buena que estuviese y muy simpática que fuese xD.

Y supongo que aquí lo dejo. Ya digo, no me apasiona Harry Potter, pero ya que he acabado con unos libros que llevaban conmigo ocho años, lo menos es dedicarles una entrada...

PD: Ufff... estoy condenadamente apática últimamente.

¡Saludos!

16 mar. 2008

Coin-Operated Boy

Entrada rápida, que quiero seguir leyendo El catalejo lacado xD, y de todos modos, no tengo muchas ganas de escribir :P.

Simplemente, dejo un vídeo de una canción que me encanta ^^.



¡Saludos!

11 mar. 2008

Letras Cruzadas XII: Charlie

Siguiente relatillo de Letras Cruzadas. Este lo escribí hace bastante tiempo, y, aunque la idea me parece muy buena, no me convence el resultado. Me da la sensación de que últimamente todo lo que escribo es demasiado... frío, diría. No exactamente, pero más o menos.
Y aún así, he estado escribiendo bastante. Nada de Letras Cruzadas, eso sí, que solo me queda uno más (y veré si lo cambió, porque ese sí que está para echarse a llorar u.u'), porque he estado liada con otras cosas. Ahora, sin certámenes, ni Retos (bueno, supongo que Reto ya mismo, pero es distinto XD), ni nada parecido a la vista, supongo que me pondré un poco las pilas.

En fin... Aquí dejo la... cosa...

Movía un pie. Después el otro. Quince pasos al frente. Tres más a la derecha. Y ahí estaba la puerta del comedor, abierta, como siempre. No le hacía falta ver para saber que no encontraría obstáculos en su camino. Era una regla de la casa que todos aceptaban al entrar: nada de objetos en el suelo; ninguna cosa cambiada de sitio.

Así, Charlie podía saber dónde estaba todo. Podía saber si la radio estaba a la derecha o a la izquierda. Estaba orgulloso. Tenía cuatro años y ya sabía cuál era la derecha. Sus primos aún no sabían distinguirla de la izquierda. ¿Cómo se las apañarían? La derecha era la mano de la pulsera, recordó. Solamente habían cambiado de nombre, pero seguían siendo las mismas. Solo que ahora llevaban los nombres que les daban los mayores.

Desde la entrada del comedor, escuchaba la voz de su madre en el teléfono. Siempre hablaba a aquella hora. Vendía cosas por teléfono. Se lo había dicho su tía Lily, y a él le parecía una profesión fascinante. Él también lo haría cuando fuese mayor. Era fácil y divertido, y seguro que a él se le daba estupendamente. «Tenemos en varios colores». Silencio. «Azul, verde, rojo… Como usted quiera». Silencio. «No se preocupe». Silencio. «De acuerdo, entonces. Pase usted un buen día». Suspiro. Un sorbito al vaso que había sobre la mesa, casi (pero solo casi) silencioso. Y entonces volvía a marcar.

Él lo haría, sí. Vendería cosas azules, y verdes, y rojas. Cuando lo decía, sus primos se reían. Decían que él no podría distinguirlas, que se haría un lío. ¿Cómo iba a vender algo que no sabía lo que era? No sabían nada. Pobres tontitos. Su madre le había dicho que la planta de la ventana era verde. La había tocado. La había escuchado. La había olido. El verde era humedad. Era un silencio que olía a lluvia. Le gustaban las cosas verdes. Vendería muchas de esas. Eran muy bonitas.

El rojo era distinto. Una vez, cuando su madre aún tenía que salir todos los días a vender cosas azules, y verdes, y rojas, se quedó solo con la tía Lily. Estaban escuchando la radio. Bomba. Loco. Catástrofe. Había escuchado aquellas palabras antes, pero en su cabecita formaban una nube sin sentido en la que se reunían con otras mil palabras. Oía a la tía Lily mordiéndose las uñas, nerviosa. Entonces sonó el teléfono y su tía lo cogió corriendo. Un suspiro. «Menos mal, ya pensaba que dejabas aquí a tu pequeño cieguito». Después, la tía Lily se había quedado más tranquila, pero siguieron escuchando la radio hasta muy tarde. El locutor tenía que hacerse oir entre los gritos y lloros de la gente. Muchos heridos, decía. La tía Lily había subido el volumen, como si se tratase de una de esas radionovelas que tanto le gustaban. Decían que un señor, al parecer con un jersey rojo, había hecho daño a muchos otros señores. Desde entonces, el color rojo se había convertido en gritos y lloros. Había sido dolor y la tía Lily mordiéndose las uñas. El color rojo era feo, hacía daño; sonaba peligroso y daba miedo. ¿Por qué vendía su madre cosas rojas?

Las cosas azules, en cambio, le gustaban, aunque menos que las verdes. Un invierno, su madre lo había llevado al mar. Habían ido los dos solos, él en los brazos de ella. Se habían quedado de pie junto a la orilla. Hacía frío, y las gotitas de agua les salpicaban traviesas en la cara. Su madre le había dicho que en invierno, cuando hacía frío, el mar se enfadaba y escupía a los que se paraban a su lado. Pero era bueno, decía. Solo que a veces era un poco gruñón. Era bonito. Y olía a sal. Por eso, las cosas azules eran saladas y frías, y sonaban a olas lejanas. A su madre le gustaba. Vendería cosas azules a todas las madres del mundo. Las cosas verdes eran para los niños como él, pero el azul era para su madre.

Escuchó el sonido de un teléfono que se colgaba. Dio un paso a la izquierda y ocho al frente. Abrió un armario. Sacó un bote. Estaba lleno. Pesaba. Siempre estaba lleno, pero no importaba. Lo abrió y lo vació ahí mismo. Se lo puso en el oído. Sonaba a mar.

Se lo escondió debajo del jersey y corrió de nuevo a donde estaba su madre.

Amanda se volvió al oírle.
—¿Qué quieres, cielo?
—Tengo un regalo para ti.
Sacó el bote y se lo dio a su madre. Amanda lo cogió en silencio, sorprendida. ¿Cómo lo había encontrado esta vez? Cada día guardaba el bote en un sitio diferente. Cada día lo sacaba a la hora de la comida y lo volvía a guardar. Y cada día, Charlie se lo traía con esa sonrisa tan suya.
—¿Y por qué me lo regalas?
—Te gustan las cosas azules.

Amanda sonrió. Dejó con suavidad el botecito en la mesa y cogió a su hijo en brazos.
Desde la mesa del teléfono, el bote, rojo como la sangre, la miraba con complicidad.


¡Saludos!

9 mar. 2008

Blackbird singing in the dead of night...




Una, que tenía que elegir entre estudiar y hacerles caso a los dichosos bichitos de colores que me miraban tentadores desde el otro lado de la mesa. Claro, tenía la canción en la cabeza, y pasa lo que pasa :P...

Por cierto, no sé si la habré puesto alguna otra vez por aquí... No sería raro. Pero es que adoro esta canción...

¡Saludos!

8 mar. 2008

Volviendo...

Vuelvo a tener internet. O, lo que es lo mismo, vuelvo al mundo civilizado, como dirían algunos :P.

Tal vez se haya notado, tal vez no, pero lo cierto es que, después de una temporadilla teniendo problemas con la conexión, con la línea y con mil cosas más, acabé estando unos días directamente sin internet. Y eso se nota, para que luego digan.

Me he dado cuenta de que soy un verdadero desastre. No es que me pase horas y horas delante del ordenador y que si me lo quitan no sepa qué hacer. Os aseguro que en estos días no he estado ni un minuto aburrida sin saber qué hacer, así que por eso no me preocupo. La cosa es que he convertido internet en algo tan normal como ponerse los zapatos para salir a la calle.

Y por eso, estos días era... raro... llegar a casa y encender la pantalla para darse cuenta de que no puedo echarle un vistazo al correo, o comentar alguna cosilla en el foro. O levantarse por la mañana y no enchufarlo durante cinco escasos minutitos.

De todos modos, ya digo, eso ha sido lo curioso. Porque tiempo, no me ha sobrado, no más que el que me sobra normalmente. Aproveché para hacer alguna cosilla que tenía pendiente, sobre todo entre semana, por la noche, que es cuando no suelo tener otra cosa que hacer. Terminé con calma con La mano izquierda de la oscuridad, que me pareció una verdadera maravilla, con un estilo que ya quisiera yo para mí. No en vano es uno de los recomendables. No entiendo cómo lo había dejado en pendientes tanto tiempo. Pero lo bueno es que lo leí, y eso que he ganado.

Terminé con la tercera temporada de A dos metros bajo tierra, en los mismos ratos. ¿Qué tiene esta serie que hace que la disfrute como una enana? Y eso que la estoy viendo con (mucha) calma.

Y vi alguna película que quería volver a ver...

En definitiva, no me ha sobrado el tiempo. Y, contra todo pronóstico, no he muerto sin internet, como decían ciertas malas lenguas que haría.

Se me han ocurrido varias ideas. Ya las iré plasmando en el blog cuando tenga tiempo. Por lo pronto, ahora me toca intentar aprovechar la mañana y estudiar algo, que me veo dejándolo todo para el domingo por la noche... No sería la primera vez. Pero es que quiero el domingo por la noche libre. Y las demás noches de la semana también. Y los recreos para hablar y decir chorradas, no para embutirse ocho temas de golpe, como la última vez en cierto examen :P...

¡Saludos!

24 feb. 2008

Sweeney Todd

<< There's a hole in the world like a great black pit
And the vermin of the world inhabit it
And it's morals aren't worth what a pig could spit
And it goes by the name of London...>>


Ayer fui (por fin) a ver Sweeney Todd. Llevaba bastante tiempo queriendo verla. De hecho, como buena seguidora de Burton que soy, llevaba esperando verla desde bastante antes de que mucha gentecilla supiera nada de ella. Luego, claro, la mitad de esta gentecilla la vio antes que yo, para variar :P.

El caso es que me lo pasé muy bien. Me encantó la película, y eso que por lo general a los musicales voy con miedo. Es muy Burton, eso sí. Peeero, eso significa que no me ha decepcionado. Me esperaba Burton y me encontré con un musical muy Burton XD.

Los personajes por lo general me encantaron, excepto en un caso que ya comentaré después :P. Sweeney se hace adorable y todo, sangre y locuras incluidas, y es que Johnny Depp es lo que tiene. Mortales las caras que pone en la playa. Si por algo digo yo que adoro a este hombre. Amén de que el personaje le iba que ni pintado. Y que no canta mal.

Helena Bonham Carter genial también. Su personaje es de los mejores de la película, surrealista a más no poder. Y la tía demuestra que valer vale.

Añadiría también a Alan Rickman entre los destacables, ya que, aunque se mantiene en un papel bastante "habitual", no está nada mal. Eso sí, mortal lo de escuchar a varias personas soltar, asombradísimas, en medio de la peli "¡Andaaaa! ¡Snapeee!" (cosa que no decían nada de Timothy Spall xD).

Eso sí, quítenme de en medio al panoli xD. El Anthony de las narices, qué pesado el pobre. Que sí, que yo entiendo que el muchacho esté obsesionadico y tal peroooo... era verlo salir (y encima cortar cualquier escena interesante xDDD) y soltar "Anda, ya vuelve el pesao este" xD. Hubo momentos en los que pegaba que de repente le cayese una maceta en la cabeza. Habría tenido su gracia. Peeero, ahora en serio... ¿qué sería de la película sin el singermornings de turno y su "I feel you, Johaaaanna" xD.

Las canciones... No sé, no es que destaquen tantísimo, pero por lo general me han gustado. Las que canta Helena Bonham Carter eran graciosísimas. Y destacaría algunas pocas, entre ellas, Epiphany, en la que Depp se sale xD.

Ya digo, a mí me encantó. Me divertí un montón viéndola, y eso se agradece.

PD: Eso sí, al final, por supuesto, acabé saliendo del cine cantando el "I feel you, Johanna" u.u'...
PD2: Y moló mucho mi regalo XD. Dos peluchines, O'Donnell (un gato, of course) y Om (¿algún kevin en la sala? :P). Y una tarjeta muy molona en un sobre con mensajes xD. Se os va :P...

¡Saludos!

23 feb. 2008

El Reto!

Actualizo después de varios siglos (en verdad algo más de una semana, pero ya se sabe que yo nunca exagero... siempre doy datos exactos, concretos y totalmente objetivos), que como siempre, demuestro que la constancia no es precisamente lo mío. Se ve que cuando la repartieron, yo estaba viendo alguna serie, o leyendo, o jugando a algo xD, porque creo que no me tocó ni un poquito.

El caso es que va siendo hora de actualizar, aunque sea solo para decir que sigo viva, que mi ordenador también (de hecho, me he tirado casi toda la semana en Asshai xD) y que en general no hay muchos cambios y todo sigue igual. Bueno, casi, desde el martes voy a la cárcel si me da por matar a alguien. ¡Malditas leyes! :P

Y como tampoco tengo mucho que decir, porque aquí sigue todo igual, con sus pequeñas variantes sin más importancia, comentaré que ayer subieron por fin (coñe, por fin, digo... Si el plazo con prórroga incluida acababa el ¿miércoles? ¿jueves? Es que me gusta quejarme XD) los relatos del Reto.

Por supuesto, dado que la paciencia solo es una de mis virtudes cuando me da la gana, y ayer no me apetecía que lo fuese, eché mano de los relatos enseguida. Y además, como también puedo llegar a ser bastante burra cuando quiero, me ventilé los 21 relatos. Una pasada, la verdad. Una calidad increible. La verdad es que mi relato se queda en nada comparado con los de los demás XD. Peeeero, no, no me voy a quejar, eh, que mi relato también me gusta, hombre. Pero es que los demás molan muchísimo. Así que me costó la vida misma decidirme y pensar a qué cinco les iba a dar punticos. Pero lo elegí. Y voté. Todo en solo unas horicas... y ¡no fui la única! Así que no vale llamarme bruta XD.

En fin, a ver quién gana, porque esta edición va a estar reñida de la leche.

PD: A ver si esta tarde veo por fin Sweeney Todd :P...

¡Saludos!

14 feb. 2008

Once more with feeling... behind the scenes

Llevaba ya una temporada sin poner nada relacionado con Buffy. Y, sin Buffy o relacionados, yo no soy yo. O soy menos yo, lo que equivale a decir que no soy yo :P.
El caso, que me ha dado por curiosear un ratillo por YouTube y me he encontrado con este vídeo. Y me ha parecido curioso, así que aquí lo dejo ^^.



Diox, me encanta Emma Caulfield. Esa tía mola. La verdad es que la canción tenía que ser complicada de narices para cantarla coordinada XD. Y repito, la tía mola un montón.
Margaery... que diga, Michelle Trachtenberg, sale monísima, como siempre. Ya digo, una Margaery perfecta xD. Otro puntito para la muchacha. Me cae bien.
Y Anthony Stewart Head, además de cantar de puta madre, me encanta. En este episodio hay un momento videoclip (en el "What can't we face") en el que le sobra carisma por todas partes. Nah, este tío también mola :P.
Y Amber Benson también.

PD: Me sé las canciones de este episodio de memoria, ¿qué pasa?
PD2: Acabé con el primero de Anita Blake... Mola.

¡Saludos!

13 feb. 2008

Príncipe de Nada

Como dije, ayer terminé las 60 páginas que me quedaban de El pensamiento de las mil caras. Es decir, que he acabado con la trilogía. No, yo no fui de las ilusas que se metían en otra saga inconclusa sin saberlo muy bien. Iba con las cosas claras desde el principio. Creo que soy un poco masoca (y, si digo que además he empezado a leer Anita Blake en español, lo que quiere decir, editada por Gigamesh (que se salva porque me encantan sus ediciones :P), quitamos mejor el “un poco”). El caso es que sé perfectamente que la idea es que Príncipe de Nada no acabe ahí, sino que tengamos otros cuatro libros, agrupados de dos en dos por lo que cuentan, de aquí a unos años. Y aún así me los leí. Y sin miedo. ¡Vivan las series inconclusas! (¿o acaso no leo Canción, y yo tan feliz esperando Dance?)

Pues bien, supongo que ahora toca dar mi opinión, que tenía ganas de comentar estos libros.

En general, me han encantado. No son para todos los gustos, y prueba de ello es que mi padre lleve tres semanas sin conseguir pasar de las 70 primeras páginas de En el principio fue la oscuridad. Bakker tiene un estilo muy suyo. Condensado y algo lento. No es lectura fácil, de esas que se hacen por echar el rato. Ni mucho menos. Pero es un estilo que tiene muchísima calidad. Complejo y denso. Pero muy grande. Me encanta el estilo de este hombre.

El caso es que en realidad no he metido tanto tiempo en esta serie. Podría decirse que fueron cuatro semanas, contando con un paréntesis de algo menos de dos, gracias a mis simpáticos ojos, que les dio por volver a hacer de las suyas. Por tanto, nos quedan dos semanas y pico. Dos semanas y pico, con clases de por medio (y exámenes) para estos libros, creedme si digo que es poco tiempo. Pero, por ejemplo, El pensamiento de las mil caras me lo ventilé en tres tardes. Así me va. Dicen que leer a Bakker de forma demasiado condensada no es bueno para la salud mental. Tal vez tengan razón. Aunque tampoco es que se fuera a notar la diferencia, o eso me han dicho. Con lo cuerda que estoy yo. Y las pocas cosas de bicho raro que suelto al día.

Y si volvemos al tema, que me siento un poco como Holden Caulfield, tanto irme por las ramas, diré lo que pensaba decir en un principio. Quien vea que lo publica Timun Mas, y que lleva el sello “fantasía” bien grande y con letras luminosas, tal vez piense algo que no se corresponde en absoluto con la realidad. Y al menos ayudan las portadas, que no son en absoluto estilo “dragonada”, de esas que tanto gustan. Aunque no sé yo de qué dragones iban a hablar aquí. Pero cosas más raras se han visto. El caso es que eso de que sea fantasía puede hacer dos cosas. La primera es que cualquier crío de la edad de mi hermano y fanático a las dragonadas (no es malo, y se cura. Muchos hemos pasado por esa época y ahora opinamos que Jon es arquetípico :P) piense que es otro libro tipo DragonLance que devorar. Y se equivocaría, y acabaría decepcionado. Porque Príncipe de Nada tiene calidad literaria. Y mucha. La segunda opción es que el lector que se considera a sí mismo serio, pase olímpicamente de algo que lleva esa palabrita que empieza con f (¿Fantasía? No, gracias, a mí es que los dragones y los elfos en mallas me producen escalofríos (y a mí también, conste :P)). Tranquilos, ni hay dragones ni hay elfos en mallas. Y entonces se pierde algo que puede interesarle. O puede no hacerlo.

En lo que nos cuenta, no me voy a meter. No me gusta contar de qué tratan los libros cuando los recomiendo. Igual que nunca resumo una película si puedo evitarlo. Solo diré que da mucho que pensar, muchas cosas. Y está bien en ese sentido.

Eso sí, un punto en contra y otro que lo es para muchos pero no para mí:

Hay momentos que se hacen algo confusos. Especialmente si describe una batalla, llega a resultar algo mareante y no te enteras de la mitad. Personas por aquí, movimientos por allá, ahora este que no localizo aparece y hace nosequé, ahora sangre, ahora volvemos a empezar. Hubo momentos en los que me sentía tonta, o decidía que ya era hora de dormir. Me costaba la vida misma pillarlos, y enterarme de qué estaba pasando y por qué. Y aún hay cosas que están muy borrosas en mi mente. Cosas que leí ayer mismo.

Y lo que muchos le echan en cara son sus personajes. Yo no lo hago. Por lo general, no vas a encontrar un personaje con el que “identificarte”. Son personajes, para mi gusto, bastante bien definidos, pero puede costar llegar a empatizar con ellos. Y, sin embargo, ya digo que hay personajes muy grandes, y con una evolución digna de mención. Yo le tengo mucho cariño a Proyas, aunque quizá no sea el más destacable en ese sentido (pero también tiene lo suyo). Cnaiür es una verdadera maravilla. Ir leyendo, ver su locura, sus motivos y cómo avanza… genial. La familia imperial en general, y Conphas en particular, me llamaron también mucho la atención. Eso sí, me parece a mí que Freud tendría mucho que decir de esta familia :P. Las mujeres… pues no sé dónde se les ve la pega. Serwë, teniendo en cuenta las circunstancias del personaje, no es nada incomprensible. Tampoco lo es Esmenet. Y por no dejar de lado a otro importante, decir que Achamian, pese a no despertar mis simpatías, también tendría mucho de lo que hablar. Y Xinemus es muy grande. Punto.

Creo que con esto es más que suficiente por el momento. Llevo escrito bastante más de lo que pensaba, y la verdad es que creo que a estas alturas ya no hace falta decir mucho más. Al menos ahora. Luego ya veremos.

¡Saludos!

12 feb. 2008

Pachelbel!

Ya tocaba poner vídeo, que son el comodín, y tal, y hacía varias entradas que no usaba ninguno xD.

El caso es que este vídeo, aparte de ser muy grande, es mítico, y me sorprende no haberlo puesto todavía. Pero la verdad es que me parece que no lo he puesto u.u'. Va con subtítulos (malos, pero subtítulos al fin y al cabo), para que luego no se me quejen los Anti-VO :P.



PD: Terminé con Príncipe de Nada, yeah! Ya lo comentaré.

¡Saludos!

11 feb. 2008

Sobre la huelga de guionistas

Escribo rápido, que mi conexión vuelve a hacer de las suyas. Hay que joderse, solo falla cuando cojo yo el ordenador. O, mejor dicho, cuando tengo que hacer algo yo con el ordenador. Qué simpático ese tal Murphy.

En fin, a lo que iba.

El caso es que parece (y digo parece, que yo, hasta que no vea nuevos capítulos, no me creo nada) que la huelga de guionistas ha llegado por fin a su final. Después de, creo, más de tres meses, por fin parece que se ha llegado a un acuerdo. Y eso significa que aún les es rentable a las productoras emitir algún episodio más, con lo que no nos quedaremos con las series colgadas. O, al menos, no tanto, que supongo que tampoco deberíamos esperar grandes maravillas, que calculo unos 7 episodios como máximo de la mayoría de las series. O eso se había dicho, creo.

La verdad es que, así, de forma directa, me afectaba poco el tema de la huelga. Este año solo estoy siguiendo Anatomía de Grey, y es que una es débil, y es capaz de inventarse el tiempo para ver este culebrón lleno de aguas y cosas que por lo general me dan pánico. Pero aun siguiendo una sola serie, me tenían ya mordiéndome las uñas, y desesperándome pensando que no iba a saber nada más de las tramas que se quedan a medias hasta septiembre. Por tanto, estoy feliz.

Y mirando hacia el verano, que era cuando pensaba ponerme al día con todas las series que no puedo seguir ahora mismo, también me viene bien, qué leches. Mujeres Desesperadas pintaba muy interesante al principio de la temporada, y por lo que me han contado, seguía pintando interesante antes del parón. De Héroes ya me han hablado peor y me han quitado las ganas de verla. Pero, de todos modos, tal vez caiga. Por no dejar la temporada empezada, más que nada, que soy así de tonta.

Y en todas ellas, me habría planteado muy mucho verlas si se habían quedado a medias. De todos modos, ahí tengo Roma y Los Tudor pendientes. Y a ver si vuelve The IT Crowd, que creo que ya he visto demasiadas veces los episodios de las dos primeras temporadas :P.

Fuente

PD: Al menos, con eso de que mi conexión hace lo que le da la gana, el tiempo que pensaba aprovechar hoy en pasearme por Asshai, huir de multis :P (uy, no, que hoy cierta Cucaracha (con cariño, encanto, lo sabes :P) debería estar estudiando), etc, etc, etc, lo he dedicado a seguir con el atracón de Príncipe de Nada. Me quedan unas 60 páginas para acabar El pensamiento de las mil caras, lo cual, teniendo en cuenta que lo empecé ayer, no es precisamente mucho. Eso sí, no le recomiendo a nadie hacer lo que estoy haciendo yo, de leerse los tres libros del tirón y condensando el tiempo. Como dice Raúl, es la forma más fácil de aumentar tu locura. Ya sabéis, en breve acabaré soltando frases sin sentido por la vida. Ah, no, que eso ya lo hago :P.

¡Saludos!

10 feb. 2008

Los crímenes de Oxford

Ayer fui por fin a ver Los crímenes de Oxford, que tenía muchas ganas de verla y entre una cosa y otra había ido aplazándose poco a poco. Y yo mientras teniendo que escuchar los comentarios de la gente, que me decían que les había encantado.

Así que convencí a Anita y allí que fuimos, después de agenciarme el primero de Anita Blake y plantearme seriamente el echar el currículum en El Corte Inglés, que el que está en el departamento de librería me conoce perfectamente como la chica que sabe de cualquier libro, incluido dónde está, de qué editorial es y, por supuesto, de qué va. Especialmente si se trata de libros de CF xD. Ah, y después de caer en la tentación y agenciarme también la edición inglesa (pero con el texto original, eh) de El guardián entre el centeno, que lo habré leído mil veces, pero soy así de gafapasta xD.

El caso es que allí que fuimos, a ver la peli.

Yo iba con dos ideas enfrentadas, lo que le daba más emoción al asunto. Por un lado, me habían puesto la peli tan bien que me daba miedo que al final me decepcionase. Y, por otro lado, eso mismo me hacía morirme de ganas por verla.
Finalmente, la impresión fue buena. Muy buena, de hecho. Que no sea especialmente original no hace que sea una mala película, ni mucho menos. Es rápida, y te atrapa. O a mí al menos me atrapó, y me metió dentro y no quería salir. Y, cuando se acabó, no me lo creía. Se me pasó el tiempo volando, y hacía mucho que no me pasaba eso en una sala de cine.

A comentar, unos asuntillos.

Por un lado, hay que ver el morbo que tenía Martin. Porque no, no soy capaz de verle la gracia a Elijah Wood, pero el personaje tenía un morbazo increíble. Para quien no entienda cómo caían las dos como tontas… en fin, que yo sí lo entiendo xD.

Por otro, y para algunos más importante :P, la explicación final a mí no me pareció completamente falta de lógica, como decían algunos. Tiene cierto sentido, porque circunstancias hay muchas, y más en una peli así, donde cada personaje tiene las suyas. Sí, me lo creo. No sé cómo será en el libro, porque no me lo he leído, pero en la película tiene su sentido. Y a mí me convence.

Otra cosilla que quería comentar es que me pareció una película relativamente sencilla, o, al menos, aparentemente sencilla. Y eso me pareció perfecto. Era extraño, pero esa sencillez hacía que se mezclase la tranquilidad y la tensión en una misma escena, durante todo el rato.

Y, por último, hay que decir que Alex de la Iglesia es muy grande, hombre. No en vano es cancionero. No en vano escribe la presentación de Festín :P. Pero bueno, que no es por eso que me ha gustado la película, conste. Genial también el homenaje a Guy Fawkes. Y a muchas cosillas en general :P.

Y la historia del hombre que escribía el nombre de mujer de cuatro letras… me ha recordado a Pi. Gran película, por cierto. A ver si encuentro una tarde para volver a verla.

Ah, y me encantó ese travelling en el que sigue a todos los personajes en la calle. Aunque fuera solo por eso, la película ya tenía mi aprobación.

Y creo que con eso es todo por hoy. Creo que ya ha quedado claro que me encantó la película.

PD: Y vi el tráiler de Sweeney Todd. Qué ganas…

¡Saludos!

8 feb. 2008

¡Te queremos, compi!


Hoy dejamos las Crónicas de la Cúpula a un lado, que de todos modos, no me apetece copiar ahora. Que son muchas frases. Muchas xD. Y así guardo entrada pendiente para otro día.

En fin, que esta entrada va por Sergio, por nuestro compi, que se nos marcha a Granada. Y nos abandona, sí, a nosotros, a sus niños :P. Hay que ver ¬¬. Con lo que lo queremos nosotros y va y se nos marcha...

Peeero, como somos unos niños buenos, y simpáticos, lo comprendemos y no nos quejaremos demasiado. Pero lo echaremos de menos, a nuestro compi.

A nuestro compi que nos busca excursiones.

Porque es nuestro compi. Porque nos dice Se me silencien. Y porque es Sergio, y ya tiene su rincón.

¡Saludos!

7 feb. 2008

Letras Cruzadas XI: Alec

Por fin, después de casi dos meses, pongo relatillo nuevo. Y conste que este lo tenía escrito desde diciembre, pero es que se me perdió entre los papeles de mi cuarto, y así no hay manera. Ayer me dio por ordenar un poquillo todos los trastos que tengo sueltos por ahí, lo encontré y pensé que ya era hora de pasarlo.
Tengo otro escrito, a ver si lo paso pronto y lo subo. Después, me tendré que poner las pilas y seguir escribiendo algún otro, que tengo ideas, pero no tiempo. Y antes va el del certamen del colegio, que estoy viendo que se me va a pasar el plazo... Y ni siquiera tengo una idea medianamente definida u.u'...

En fin, el relato...

Despertó y abrió los ojos. Todo seguía del mismo color que antes, cuando aún los tenía cerrados. Y eso dolía.

Cada día, durante apenas unos segundos, olvidaba todo y daba por hecho que, al abrirlos, las cosas estarían ahí, con cada uno de sus muchos colores, esperándolo. Y cada día, al abrirlos, le entraban ganas de gritar y patalear como un niño pequeño.

No había cosas.

No había colores.

Tan solo la completa oscuridad lo esperaba junto a su cama. Decepción y rabia. Bonitos sentimientos para empezar el día. Y mañana sería igual.

Bueno, no era justo con el mundo. Las cosas estaban ahí, con cada uno de sus muchos colores, tranquilas, pacientes. Era él la pieza que fallaba en el proceso, el tornillo suelto que mandaba al traste todo lo que los demás hacían. Lo sabía él. Lo sabían las cosas.

Lo sabían los vecinos que escuchaban sus juramentos a través de paredes más finas que el papel.

Eran sus ojos. Sus malditos ojos inútiles, o lo que antes habían sido sus ojos, destellos azules que se habían apagado por culpa de un golpe de luz. La luz apagaba a la luz. Y entonces la oscuridad lo envolvía todo y ninguna lámpara era suficiente para arrancar las sombras de la realidad. Ninguna.

Inútiles. Completamente inútiles.

Siempre había dependido de aquello que veía. Sus sueños e ilusiones. Sus realidades. Todo era un mundo iluminado, conocido, perfecto. Ahora ya no. Su realidad, aquella nítida perfección, había desaparecido en una maldita explosión de luz y sonido. Genial, sonaba a anuncio de televisores. Odiaba los televisores.

Luz y sonido.

Era aquello lo que lo había convertido en una víctima, en otra más. Había sido uno de los nombres de personas anónimas que se habían juntado en el desastre aquella noche de noviembre, cuando la ciudad entera se dio cuenta de que un edificio no era solo ladrillo y cemento, una idea muerta. Un edificio eran personas. Eran ojos. Ojos que brillaban y veían… y que ahora ya no lo hacían. Eran idealistas que, ocultos tras esos brillantes ojos en sombras, soñaban con compartir su vida con la chica de la bolsa amarilla que apenas conocían.

Había muerto, o eso creían, la chica de la bolsa amarilla. La chica que subía cuando ellos bajaban. Al menos, la famosa bolsa amarilla había aparecido casi intacta junto a unos restos irreconocibles. Bajo el maldito reloj hecho pedazos. O eso le decían. Él no lo había visto. Nora, se llamaba. Lo sabía ahora, cuando su imagen etérea era lo único que llenaba su eterna oscuridad.

¿Cuánto odio podía guardar una persona en su interior para arrebatar de golpe tantas ilusiones? ¿Cuánta locura? ¿Cuántos gritos en silencio?

Curiosamente, la imagen de aquel loco había desaparecido de sus recuerdos. Recordaba haberlo visto, quieto y tranquilo, casi majestuoso, cerca de la puerta. Mientras ellos bajaban; mientras ella subía. Pero era solo el recuerdo de una sombra cubierta por la luz de una silueta de sobra conocida. Maldito desgraciado. El muy cabrón estaba al menos bien muerto, sin tener que soportar aquella mezcla de quemaduras visibles e invisibles de aquel día de noviembre. Lo odiaba. Lo envidiaba.

Pero no servía de nada seguir quejándose, viviendo en un pasado de color. Sus ojos no despertarían de nuevo al oír sus gritos. Lo sabía. Lo aceptaba.

A veces simplemente era necesario volver a dar unos pasos en el mundo invisible. Continuar.

Se levantó.

Otro nuevo día. Otro día menos.


¡Saludos!

6 feb. 2008

Venus

He vuelto. Más o menos, o eso parece. A ver si mi querida conexión no vuelve a hacer de las suyas y estar intermitente u.u'. En fin, ya me animaré a escribir más, que hoy era solo por hacer acto de presencia.
Dejo un poema de Rubén Darío que me gusta bastante, y con el que disfruté mucho cuando tuve que destriparlo xD.

En la tranquila noche, mis nostalgias amargas sufría.
En busca de quietud bajé al fresco y callado jardín.
En el oscuro cielo Venus bella temblando lucía,
como incrustado en ébano un dorado y divino jazmín.

A mi alma enamorada, una reina oriental parecía,
que esperaba a su amante, bajo el techo de su camarín,
o que llevada en hombros, la profunda extensión recorría,
triunfante y luminosa, recostada sobre un palanquín.

"¡Oh reina rubia- díjele- mi alma quiere dejar su crisálida
y volar hacia tí, y tus labios de fuego besar;
y flotar en el nimbo que derrama en tu frente luz pálida,

y en siderales éxtasis no dejarte un momento de amar!"
El aire de la noche refrescaba la atmósfera cálida.
Venus, desde el abismo, me miraba con triste mirar.


PD: Próximas entradas, Crónicas de la Cúpula y Letras Cruzadas, casi prometido XD.

¡Saludos!

27 ene. 2008

Llamando a la Tierra

Toca entrada de esas que no tardo ni cinco minutos en escribirlas, que llevo media tarde haciendo como que estudio, y eso, creáis o no, cansa... y además, no sirve para nada, y ahora me siento inútil y quiero hacer algo de provecho :P.

Así que aquí os dejo una de esas canciones que consiguieron enamorarme siendo una mocosa. Tendría yo nueve o diez añicos, y me obsesioné con esta versión. Y ahora me sigue encantando y la sigo poniendo de vez en cuando.



¡Saludos!

25 ene. 2008

El ataque de las pajaritas asesinas

Ya era hora de poner una entrada alegre y surrealista de las mías. Surrealista es un rato, eso os lo aseguro, y lo de alegre... pues también, porque ha sido bastante descojonante la situación xD. Y, aunque no lo sea, siempre será más alegre que la entrada anterior. Aún sigo intentando asimilarlo, la verdad. Y no diré más, que me apetece contar esto, y seguir de buen humor y con ánimos todo el fin de semana.

Pero bueno, la cosa es que hoy, a última hora nos han puesto a hacer... ¡pajaritas de papel! Me explico, eso no es tan raro. Todos los años se organiza algo para el día de la paz, y este año por lo visto tiene que ver con un montón de pajaritas. Al menos, lo de hacer pajaritas mola :P.
Y además, pasan las cosas que pasan.
Para empezar, está el surrealismo de cómo es posible que cueste tanto aprender a hacerlas. Pero bueno, ¿tan manazas soy? Porque me ha costado un poquito, eh. Pero tampoco tanto, que los hay que han tardado más y además les han salido pajaritas mutantes. Las mías al menos iban casi perfectas cuando salían xD.
El caso es que después de emplear la mayor parte de la clase en aprender a hacer pajaritas, había que hacer un montón de ellas, en plan chinos en el garaje. Y claro, ahí que nos hemos entretenido, cortando papel, doblando papel, dejándose las uñas (no, esa parte no era indispensable, pero ya digo que yo a veces soy un poco torpe XD)... Hasta que ya había unas cuantas.
Y, ha sido precisamente entonces cuando me he dado cuenta de que algo iba muy mal. ¡Estábamos rodeados de pajaritas! Sí, sí... rodeados de bichos infernales y nadie se había empezado a preocupar. Y ahí ha surgido la idea...
¿Qué pasaría si de repente ese montón de pajaritas decidiese atacarnos a nosotros, sus creadores? Al fin y al cabo, no las tratábamos especialmente bien (las mías estaban aplastadas debajo de la agenda xD), y nadie había inventado todavía las tres leyes de la pajarítica (no, no hay que ser muy friki para pillar esa parte... solo hay que leer a Asimov xD). Así que le he comentado el asunto a mi compañera de mesa (la otra creo que estaba alucinando un poco xD)... y me he ido dando cuenta cada vez más de lo que podría ocurrir... ¿Os imagináis el ataque de las pajaritas asesinas? Un día cualquiera, seres humanos indefensos se dirigen a sus puestos de trabajo. Caminan. No piensan en nada en concreto. Horas por delante. Nada más. Las nubes cubren el cielo, escondiendo al vergonzoso sol de miradas curiosas. Un curioso, sin embargo, decide probar suerte y alzar la vista al cielo. Cuál no sería su sorpresa cuando sus ojos se topan con un centenar de diminutas criaturas blancas. Cuerpos blancos de rectas líneas lo miran con malicia desde su lisa superficie sin ojos. Y se multiplican. Poco a poco van apareciendo algunos más. Más curiosos miran hacia arriba, preguntándose por qué las nubes han decidido bajar al suelo. Y no son nubes lo que se encuentran. No. Es un ejército de malvados bichejos asesinos que preparan su ataque. Un ejército de millones de criaturas que asustan al sol. Ahora, curiosos y no tan curiosos miran asustados hacia el futuro inmediato.
Y millones de pajaritas de papel comienzan a caer en picado. Gritos. Dolor. Sangre. Y el mundo fue suyo.

Pues eso. Básicamente eso es lo que pasaba por mi cabeza cuando doblaba papelitos. Y claro, cuando tienes eso en la cabeza, lo menos que puedes hacer es andarte con pies de plomo en todo momento. Pero no, no todo el mundo estaba en contra de este cruel ataque...
Y es que María había decidido ponerle nombre a una de sus pajaritas. "¡Insensata!", le dije. Una pajarita llamada Paquita era lo último que queríamos. ¿Acaso hace falta algo más que una pequeña diferencia entre miles de iguales para que estalle la revolución? Miedo. Terror.
Ahora, nuestro mundo está condenado.
Mirad al cielo. Vigilad. Y, si un día una simpática pajarita aparece frente a vuestros ojos, gritad. Probablemente sea el principio de un gran ataque. Probablemente solo nos quedará una oportunidad, tal vez ni eso. Y solo podremos conseguirlo si atacamos nosotros antes.

PD: No, a mí no se me va la olla XD.
PD2: Sí, leer demasiada CF y pasearse demasiado por internet es malo.
PD3: Qué leches, ¿y lo que me he reído? xDDD

¡Saludos!

23 ene. 2008

Y uno que nos deja...


Anoche, cuando me enteré, me quedé de piedra. Se va un actor que prometía muchísimo. Así, sin más. De pronto.
Me gustaba bastante este hombre, y desde luego, Heath Ledger era bueno. No se puede decir lo mismo de otros. Lástima que no vaya a poder cumplirse eso que se decía cuando lo nominaron como mejor actor por Brokeback Mountain de "No va a llevarse el Oscar porque es muy joven, pero va a tener muchas más oportunidades".
Una lástima. Aún sigo sin palabras.

Requiescat in pace

19 ene. 2008

Y ya hace un año...

Pues sí. Ya hace un año que empecé con este pequeño blog. Parece mentira, teniendo en cuenta mi constancia habitual. De hecho, nadie esperaba que ganase la apuesta tonta y estúpida que me llevó a empezar esto. Y mira, al final me gané el dinero para otro libro que no cabrá en mi estantería.
El caso es que no parece que haya pasado un año, como se dice siempre. Parece tópico, y típico y todo lo que se quiera, pero realmente me parece que estos dos últimos años (metamos, por tanto, el último en el conjunto) han pasado demasiado rápido. Demasiadas cosas en poco tiempo.
A veces, me da por leer alguna de las entradas que escribí hace bastante tiempo. Y entonces me doy cuenta de que cosas que me pasaron hace meses pudieron haberme pasado la semana pasada.
Es curioso, pero parece que el tiempo no pasa. Y sin embargo pasa.
Sin ir más lejos, en menos de un mes cumplo los 18. Y yo sigo estancada en los 16 XD. Y el curso avanza, y a lo tonto se acumulan las cosas y selectividad está a la vuelta de la esquina, cuando parecía estar tan lejos en septiembre. Y eso es solo el horizonte visible. Después, a saber.
Lo que sí sé es que espero seguir escribiendo al menos hasta que decida lo contrario XD. Y de momento no me he aburrido. Y espero no aburrirme en bastante tiempo.
Escriré más o menos, como hasta ahora. Pero lo seguiré haciendo.
Y seguiré poniendo las postdatas antes que los saludos XD.

PD: He encontrado (por fin) los dos siguientes relatos de las Letras Cruzadas, que andaban tirados entre los apuntes. Ahora solo tengo que encontrar el tiempo para pasarlos. Los siguientes tendrán que esperar para escribirse, de todos modos, que tengo varios relatos pendientes.
PD2: Madre... he tardado hora y media en organizar temas y apuntes. Vaya surrealismo de fichero.
PD3:...Y ahora queda estudiar. O al menos, estudiar varios kilos de apuntes antes del 31. Nah, hay tiempo.
PD4: Ayer... empate técnico :lol:.

¡Saludos!

18 ene. 2008

Broken

Después de unos cuantos días en los que mi conexión ha hecho lo que le ha dado la gana, parece que puedo volver a escribir un poquito. A ver cuánto dura u.u'.

Haría una actualización larga, pero me parece que me la voy a guardar para dentro de unos días, que con eso de que he andado dejando sin hacer cosas que debería haber hecho, no tengo tiempo para mucho.

A lo que iba. Ayer estuve viendo el capítulo 11 de la cuarta temporada de Anatomía de Grey (ya lo comentaré), y se me quedó esta canción en la cabeza.



The broken clock is a comfort, it helps me sleep tonight
Maybe it can stop tomorrow from stealing all my time
I am here still waiting though I still have my doubts
I am damaged at best, like you've already figured out

I'm falling apart, I'm barely breathing
With a broken heart that's still beating
In the pain there is healing
In your name I find meaning
So I'm holdin' on, I'm holdin' on, I'm holdin' on
I'm barely holdin' on to you

The broken locks were a warning you got inside my head
I tried my best to be guarded, I'm an open book instead
I still see your reflection inside of my eyes
That are looking for purpose, they're still looking for life

I'm falling apart, I'm barely breathing
With a broken heart that's still beating
In the pain is there healing
In your name I find meaning
So I'm holdin' on, I'm holdin' on, I'm holdin' on
I'm barely holdin' on to you

I'm hanging on another day just to see what you will throw my way
And I'm hanging on to the words you say
You said that I will be ok

The broken lights on the freeway left me here alone
I may have lost my way now, haven't forgotten my way home

I'm falling apart, I'm barely breathing
With a broken heart that's still beating
In the pain there is healing
In your name I find meaning
So I'm holdin' on, I'm holdin' on, I'm holdin' on
I'm barely holdin' on to you

I'm holdin' on
I'm holdin' on
I'm barely holdin' on to you


¡Saludos!

13 ene. 2008

¿Doblaje o VO?

Como llevo una temporada dando el coñazo con el tema, pensaba ponerlo por aquí también, pero con eso de que había que escribir, lo he ido dejando un poquito. Ahora me pongo a ello, de todos modos.
Bien... presentando el tema resumidamente, se puede decir que (y esto son datos objetivos, ojo):
  • La gran mayoría de las salas de cine, dan películas dobladas al español. Ergo, las que se destinan a películas en VOS son una pequeña minoría.
  • Esta pequeña minoría no es suficiente para la demanda que existe, por pequeña que sea.
  • Además de eso, estas salas no se encuentran bien repartidas, habiendo ciudades con una población importante que no tienen ni una sola sala en VO.
  • En el doblaje se pierde (o mejor dicho, modifica) una parte esencial de la interpretación de los actores, que es la propia voz (quien me diga que la entonación no es importante, sabe que, objetivamente, no es verdad).
  • Al añadir subtítulos a las películas, se destina una parte de la atención a la lectura de dichos subtítulos, con lo que se pierden detalles (a veces importantes) de la propia película.
  • Aunque a veces nos suene extraño, el doblaje no es algo que esté extendido de forma mayoritaria por el mundo. Es más habitual la VOS.
Bien, dicho todo esto, evidentemente hay razones a favor y en contra de ver películas dobladas, de la misma manera que las hay para verlas en VOS.
Antes que nada, decir que mi opinión es que lo mejor es verlas directamente en VO... pero claro, o aprendemos a entender todos los idiomas del mundo, o mejor nos vamos olvidando de esta opción. Como es algo imposible, puedo decir que esto se da por olvidado, aunque bien es verdad que, si existe la oportunidad de ver películas en VO porque entendemos el idioma, recomiendo que se haga. Desde luego, ganan enteros, aunque desgraciadamente, yo solo puedo hacerlo con películas en inglés (bueno, y con películas españolas, aunque admito que en las españolas a veces me cuesta entender a los actores u.u').
Dado que entonces solo nos quedan dos opciones (ver la versión doblada o la subtitulada), habrá que decidir con cuál nos quedamos. Ambas tienen sus pequeños inconvenientes, ya lo he dicho, aunque, para mí, los inconvenientes son mucho mayores cuando se trata de la versión doblada. Me explico: en la versión doblada, se hace una reinterpretación, se sustituyen las voces, que evidentemente dejan de ser las de los actores originales y pierden partes importantes de los tonos e intenciones que tenían en un principio. En la versión subtitulada, en cambio, sigues teniendo todos esos matices. Sí, se pierde un poco al leer los subtítulos, pero, por lo general, mientras no leas a paso de tortuga, no vas a tener mayores problemas para seguir y captar la gran mayoría de los detalles. Ya digo que, para mí, en este último caso, la pérdida es mínima. Y dado que de momento no se me presenta una tercera opción (o cuarta, habíamos dicho), me quedo con esta.
Excusas para evitar la VOS se ponen miles. Y la mayor parte no las considero del todo acertadas. No es necesario entender el idioma para seguir los subtítulos sin perderte gran cosa de la película; yo veo películas chinas, coreanas, alemanas, francesas, finlandesas y de donde haga falta, todas ellas con subtítulos; tengo una base de alemán, pero de los otros idiomas estoy casi segura de que no entiendo ni media palabra. Y, sin embargo, nunca he tenido ningún problema en ese sentido. Otra excusa que se suele poner es que la lectura resulta incómoda. Bueno, ahí no me voy a meter, porque supongo que eso es del todo subjetivo. A mí, personalmente, no me molesta. Pero es solo una opinión, y nada más, y de esas cada uno tiene la suya. Otra habitual es que, si vas al cine (o te pones una película en casa, aunque me refiero más al cine, que es donde imponen la versión doblada), tal vez lo que quieres es entretenerte. Y para eso el doblaje es más cómodo. Pues no sé, a mí la verdad es que no me parece así. Y así, podría seguir, pero creo que se ha captado la idea.
El caso es que, a pesar de que no me gusta demasiado el doblaje, y que veo VOS siempre que me es posible, no pretendo imponer la VOS a nadie. Cada uno es muy libre de preferir lo que le venga en gana, y yo no soy nadie para imponer nada. Claro que a mí sí que me lo imponen, cuando al ir al cine no me queda más remedio que ver la versión doblada. Y eso que tengo suerte, y puedo ver VO en algunos cines, aunque como digo, en la mayoría son VO y punto. Pero claro, eso ahora que vivo aquí. Por poner un ejemplo, si decidiese ahora irme a vivir a Pamplona (algo que no sería extraño, más que nada porque sitio para vivir allí no me falta XD), no tendría ninguna sala en la que pusiesen películas en VOS. Y me quedaría sin poder ir al cine si quiero ver una película como a mí me gusta verlas.
Por eso, y creo que no estoy sola en esto... bueno, no, no lo creo, lo sé y estoy totalmente segura de ello, solo pido que, puesto que hay demanda para ello (pequeña, pero suficiente), podría pensarse en fomentar la VOS de alguna manera. Podría dársenos la oportunidad de ir al cine a ver una peli en VOS si nos diera la gana, y no tener que aguantarnos y meternos a tragar el doblaje que sea. No pido que eliminen la opción del doblaje. Solo pido que no se nos ignore.
Además, de otra manera, esto sería el cuento de nunca acabar, porque si tu no le dejas a la gente que pruebe la VOS, difícilmente van a poder ver sus ventajas, y seguirán pidiendo la versión doblada, tal vez por simple desconocimiento.

PD: Al final ganó Alex, pero por poco :P. Los demás sois todos unos rancios XD.

¡Saludos!