31 dic. 2007

Lecturas y relecturas

He aquí una lista de las cosas que he leído y releído a lo largo del 2007. No sé quién me dio la idea, pero al final lo hice. Pues ale, aquí está todo :P...
  1. A Game of thrones (ASOIAF I), George R.R. Martin
  2. A Clash of Kings (ASOIAF II), George R.R. Martin
  3. A Storm of Swords (ASOIAF III), George R.R. Martin
  4. A Feast for Crows (ASOIAF IV), George R.R. Martin
  5. Dune, Frank Herbert
  6. El mesías de Dune, Frank Herbert
  7. El señor de las moscas, William Golding
  8. La forja de un túnica negra, Margaret Weis - Don Perrin
  9. El juego de Ender, Orson Scott Card
  10. La voz de los muertos, Orson Scott Card
  11. Ender el Xenocida, Orson Scott Card
  12. Solaris, Stanislav Lem
  13. Muero por dentro, Robert Silverberg
  14. La naranja mecánica, Anthony Burgess
  15. Los viajes de Tuf, George R.R. Martin
  16. La metamorfosis, Franz Kafka
  17. El libro de los cráneos, Robert Silverberg
  18. Hamlet, William Shakespeare
  19. La balada de la cárcel de Reading, Oscar Wilde
  20. El Silmarillion, J.R.R. Tolkien
  21. El hobbit, J.R.R. Tolkien
  22. La resistencia (MDI I), Laura Gallego
  23. Triada (MDI II), Laura Gallego
  24. Panteón (MDI III), Laura Gallego
  25. Macbeth, William Shakespeare
  26. Tokio blues, Haruki Murakami
  27. Kafka en la orilla, Haruki Murakami
  28. Bodas de sangre, Federico García Lorca
  29. Mundo Anillo, Larry Niven
  30. La familia de Pascual Duarte, Camilo José Cela
  31. Frankenstein, Mary W. Shelley
  32. Hijos de Dune, Frank Herbert
  33. Al sur de la frontera, al oeste del sol, Haruki Murakami
  34. La muerte en Venecia/Mario y el mago, Thomas Mann
  35. Soy leyenda, Richard Matheson
  36. Fahrenheit 451, Ray Bradbury
  37. Wicked, Gregory Maguire
  38. El principito, Antoine de Saint-Exupéry
  39. Dioses menores, Terry Pratchett
  40. Momo, Michael Ende
  41. Calle de magia, Orson Scott Card
  42. Encantamiento, Orson Scott Card
  43. Ensayo sobre la ceguera, José Saramago
  44. La espada de fuego, Javier Negrete
  45. Notes on a scandal, Zoë Heller
  46. El guardián entre el centeno, J.D. Salinger
  47. La casa de Bernarda Alba, Federico García Lorca
  48. Un mundo feliz, Aldous Huxley
  49. El color de la magia, Terry Pratchett
  50. Wyrms, Orson Scott Card
  51. La luz fantástica, Terry Pratchett
  52. Los límites de la Fundación, Isaac Asimov
Y aquí acaba la lista. No es mucho. Tampoco es poco. Y, aunque hay cosas que me han gustado más y otras que me han gustado menos, en general han sido buenos libros.
Por elegir, me quedo con Card, porque, tonta de mí, hasta este año (más concretamente hasta este verano) no había leído nada suyo. Y merece la pena hacerlo.

En fin, creo que con esto es todo por este año. A pasarlo bien, pero con cuidadito, que nos conocemos :P.

¡Saludos!

29 dic. 2007

Once more with feeling... again

Estos días estoy aprovechando para seguir con las temporadas de Buffy que estaba viendo con mi hermanito, que con eso de que empezaban las clases, se quedaron un poco a medias.
Así, hemos terminado la quinta temporada. La primera vez que la vi, esta fue una de las temporadas que menos me llamaron la atención. Quizá por Glory. O vete tú a saber por qué. El caso es que, esta vez la he disfrutado como una enana. No sé qué ha sido lo diferente, pero me ha gustado bastante. A destacar (y va spoiler grande), por supuesto, El cuerpo, uno de los grandes capítulos de esta serie, tras la muerte de la madre de Buffy.
Por cierto, que la primera vez que vi esta temporada, Michelle Trachtenberg era una completa desconocida para mí. Ahora me la tropiezo por todas partes. Y tengo que decir que cada vez que la veo me parece estar viendo a Margaery Tyrell (señores de la HBO, ténganlo en cuenta si la serie llega a hacerse xD). En serio... ES Margaery. Incluso, hace unos años (ahora ya no) podría haber sido una perfecta Sansa (lo cual es mucho, que ya se sabe lo quisquillosa que soy yo con posibles Sansas ^^'). Pero ahora solo la veo como Margaery. Y de hecho, me cuadra más que nadie para ese papel.
Al caso; que terminé con la quinta temporada y empezamos con la sexta, que, si algo tiene, es un montón de puntos frikis que no dejan de tener su gracia. Para empezar el trío de malos malosos de la temporada es, a pesar de todo lo que se pueda decir, un guiño estereotípico bastante gracioso. ¿O no son mortales las discusiones sobre el diseño correcto de la Estrella de la Muerte? A mí, desde luego, consiguen sacarme alguna carcajada, aunque haya cosillas que luego tenga que andar explicando a mi hermano u.u'. Y no, yo no soy friki. Yo soy abstracta LOL. Ah, y al final hay un momento bastante curioso... ¿tiene Willow genes Bolton? Yo creo que sí. Pero no pongo el vídeo, que es spoiler xD.
El caso es que, en esta temporada está el magnífico Once more with feeling, del que ya hablé en su momento. El otro día vimos este capítulo, y yo lo disfruté como una enana (como siempre, a decir verdad). Queda pendiente cierta quedada en la que poder cantar las canciones y no sentirte observado de forma rara porque nadie más se las sabe xD. Pensaba poner algún vídeo, y estoy pensando en cuál. Quería poner el dúo de Tara y Giles, que es simplemente genial, pero no lo encuentro por ningún sitio. Así que pondré el socorrido I've got a theory, que tiene a Anya con su pánico a los temibles conejitos xD.



¡Saludos!

25 dic. 2007

Merry Christmas...

...and a Pippin new year!! (LOL)


Pues eso, no hay mucho más que decir. En vacaciones da más pereza actualizar, pero qué se le va a hacer xD.

PD: ¡Viva el ibuprofeno!
PD2: No soy anti-navideña... empiezo a sentirme fuera de lugar T___T...
PD3: Por supuesto, el fanart no es mío, que yo lo único que he hecho ha sido pasarme por DeviantART, y tomar prestado el dibujillo de alguien que desde luego, dibuja mil millones de veces mejor que yo ^^.

¡Saludos!

20 dic. 2007

Crónicas de la Cúpula II

Bien, hoy ya estoy de mejor humor, que lo de ayer era cosa de un día. O algo así. Tal vez al revés. O al contrario. O todo a la vez. Bah, qué más da.
El caso es que, como la última vez pasaron disimuladamente las semanas antes de que yo hiciese la crónica (que se veía aplazada cada día, por A o por B), esta vez prefiero no dejar que la pereza pueda conmigo, que me veo en febrero sin haber escrito nada.
Así que, aquí va.
En primer lugar (LOL), hay que decir que esta vez la Cúpula ha sufrido un poquito... y es que, ¡nos abandonan! Sí, señores, alguien ha decidido traicionarnos, al menos durante algunos momentos. ¿Y quién es ese alguien? Pues ni más ni menos que Edgar, co-fundador de este pequeño y humilde grupo adorador del gran Valle-Inclán xD. A cambio, Paulita y Ana Sola se unieron de forma casi permanente al grupo. Pero bueno, habrá que tener en cuenta el asuntillo para la próxima vez ¬¬. Y eso que una no es rencorosa (¿verdad que no, Finwe? xD)...
Vayamos, de todos modos, con esos pequeños momentos que supongo quedarán, si no en el recuerdo, al menos escritos en la agenda, y ahora también en el blog.

Momento I
Examen a preparar: Geografía
Cojamos ahora nuestro DeLorean y situémonos en la mañana del día 12 de diciembre del año 2007. Si entramos en la clase de 2ºA nos encontraremos con un pequeño grupito que estudia, siempre a su manera, geografía (o economía, y si no, pregúntenle a Sergio xD). Si guardamos silencio les escucharemos debatir acerca de cosas tan interesantes como el sufrimiento de los cerdos cuando los matan lentamente (y lo ricos que están después xD). Y quizá, si seguimos atentos, podamos escuchar este interesante intercambio de palabras.
Paula: Un problema de geografía... Una parcela de 99 ha, ¿qué es, un minifundio o un latifundio?
María: Bueno, hectáreas o campos de fútbol (N.R: Como todo el mundo sabe, el campo de fútbol es una medida universal)...
Ana Sola: Es un... ¡medianofundio!

Y ahora, regresemos al futuro para hacernos ricos con tamaño descubrimiento, ya que su autora prefiere ocultarlo O.o...

Momento II
Examen a preparar: Inglés
Ahora, volemos hacia el miércoles 13. Alrededor de las ocho y media de la mañana, un pequeño grupito estaba sentado, pasando frío, por cierto, en el pasillo. Estaban preparando un examen de inglés y volviéndose locos con los phrasal nouns que entraban, los que no entraban y los que sí-pero-no. Para tranquilizar un poco al personal, que ya empezaba a desesperarse, llegó Ana Morente y dijo eso de que todo eso era muy difácil. Se ve que la muchacha no las tenía todas consigo, y decidió quedarse en un punto medio.
De todos modos, seguimos estudiando, ya que semejante revelación no nos había servido para mucho. Y claro, así descubrimos que Build up significa "aumentar la boca", gracias a Ángel, y que Far-fetched es como Star Trek, gracias a Bea.
Pero es que la cosa no acabó ahí, porque de nuevo apareció Ana Morente diciendo lo que a continuación repito:
Ash es ceniza... porque Ash, el de Pokemon, es un cenizo. ¿No veis que está todo el día... "¡Pikachuuuuuuu!"?
Por supuesto, nadie volverá a olvidar el significado de esta palabra.

Momento III
Examen a preparar: Historia
Empezamos a mirarnos el temita de la Restauración. Para eso, había que saber un poquito acerca de la Primera República (sí, esa en la que salen los dibujitos animados riéndose maliciosamente), y claro... qué mejor que empezar con el nombre de sus presidentes. Por eso, de nuevo Ana Morente, con sus particulares técnicas de estudio nos dijo eso de que El pan y la manteca salen corriendo. ¿No lo pilláis? Bueno, os diré eso de... Pi i Margall, Salmerón y Castelar.
Claro que, tanto año junto en tan poco espacio, al final pasa lo que pasa. Y Ana Sola llega a la siguiente conclusión, voz de indignación incluida: Aquí todo el mundo crece muy rápido. Ahora, de repente, la Isabel es vieja.. Y eso por no hablar de cierto coche de caballos O.o.
Así, se puede observar que la pobre muchacha estaba ya un poco hasta las narices de tanto año, tanto nombre y tanto partido. Para arreglar el lío que esto suponía, llega la explicación de Ana Morente: Sagasta es "se gasta". Liberales es gastarse todo lo que puedas.
Sé de alguien a quien la frase le hará mucha gracia xD.

Momento IV
Examen a preparar: Latín
Nos situamos de nuevo en el mismo día, lo que pasa es que ahora ya no estamos fuera en el pasillo, porque incluso nosotros decidimos hacer caso a la razón y meternos en clase, que no hacía tanto frío xD.
Nos sentamos en las mesas a empezar con la literatura, y así, supimos que la madre de Nerón se llamaba Aspirina (asociación de ideas, y si no, busquen el nombre real xD). Además, vino Paulita a decirnos que Plauto nació en Sardina. Y conocimos la Fabula avellana.

Momento V
Examen a preparar: Lengua
Ya no diré mucho, que ando cansadilla de escribir mientras el ordenador decide reiniciarse u.u'. Así que solo añadiré a esta humilde entrada, la última aportación de Rosa...
Les metían el francisquismo... el franquismo xDD... en la cabeza.
Por supuesto, se lo metían literalmente; abriendo la cabeza y sacando todo lo rojo con una cuchara sopera xDD...
(Lo último no fue sólo de Rosa. También tuvimos alrgo que ver Ana Sola y yo xD).

Bueno, creo que con esto es suficiente. Ya, hasta febrero, nada de nada.

PD: Y luego dicen que nosotros desvariamos cuando estudiamos... Me pregunto por qué...

¡Saludos!

19 dic. 2007

Blackened Blue Eyes

Pensaba escribir ya la segunda Crónica de la Cúpula, que si no lo voy dejando y ahí se queda, aparcado entre obligaciones, olvidado durante más tiempo del que debería. Pero no estoy de humor.
No está siendo una buena semana (de hecho, hace mucho que no conozco ninguna "buena semana", pero todo se andará). Y hoy no ha sido un buen día. Tampoco espero que mañana lo sea. Ni el viernes. Ni más bien todas las navidades. Pero qué se le va a hacer... a seguir, que ya tocarán buenos tiempos. Y si no tocan... siempre podemos convertirlos en algo un poquito mejor. Solo hay que sonreir de vez en cuando. A respirar hondo y a contar hasta diez. Y nada de soma...
Así que simplemente dejo aquí una cancioncita de The Charlatans, grupo que (sí, podéis tirarme piedras ahora) empecé a descubrir hace poquito. Espero que guste ^^.



PD: Echo de menos escribir en Asshai... ¡Volved pronto! (es que ahora que me sobra tiempo se nota algo más)... Necesito pasarme por la Cosa, y por los rumores, y por el Consultorio, y reirme un rato...
PD2: Prometo ponerme pronto con las Crónicas. En cuanto deje de autocompadecerme como una imbécil ^^.
PD3: ¡Felicidades, Mary!

¡Saludos!

17 dic. 2007

Malas noticias sobre Terry Pratchett

Pongo aquí la noticia, aunque supongo que los que sepan quién es, ya se habrán enterado...

El escritor de novelas fantásticas Terry Pratchett, uno de los autores del Reino Unido que más libros vende en el mundo, ha anunciado que padece el mal de Alzheimer, en un comunicado difundido hoy por los medios de este país.

Pratchett, de 59 años, explicó que los médicos le diagnosticaron una 'forma muy rara' de la enfermedad el pasado verano, después de sufrir una apoplejía.

'Esto no debería interpretarse como que estoy muerto', dijo el literato, que acepta los hechos 'de manera filosófica' y 'con un ligero optimismo'.

El novelista, que ha vendido más de 55 millones de libros en todo el mundo, también quiso tranquilizar a sus lectores: 'Todavía -afirmó- hay tiempo para unos pocos libros más'.

'Francamente, preferiría que la gente tomara las cosas de manera alegre', insistió el escritor, tratando de quitar hierro a sus situación, al agregar que sigue trabajando en su última novela, 'Nation and unseen academicals' ('Nación y académicos ocultos').

Terry Pratchett, cuyos libros se han traducido a 27 idiomas, es especialmente famoso por las novelas del 'Discworld' ('Mundodisco'), ambientadas en un universo fantástico y jocoso que parodia el mundo real.

En 1998, el autor fue condecorado como Oficial de la Orden del Imperio Británico (OBE) por sus servicios a la literatura del Reino Unido.



FUENTE

Lo leí ayer, en un ratillo que conseguí coger el ordenador, y me quedé helada. He leído de Pratchett menos de lo que me gustaría, pero lo poco que he leído me ha encantado, y de hecho tengo pendientes unos cuantos de Mundodisco para leer en Navidad, que sacaré tiempo.
Y estas cosas te dejan de piedra. Simplemente.
Pratchett es muy grande. Con esa actitud dice mucho. Ojalá yo fuese capaz de tener un ánimo así, porque el asunto no es tontería.

Saludos

15 dic. 2007

Chasing cars

Otra entrada de relleno, que ahora toca estudiar lengua, y si me da tiempo empezar con economía xD.
Esta vez, aquí tenéis el final de la segunda temporada de Anatomía de Grey, cuando Izzie empezó a dejar de molar. La verdad es que el final me gustó mucho, y la canción hay que decir que es bonita y esas cosas (claro que yo la asocio al momento en la serie). Y Alex mola, por supuesto (y sí, Justin Chambers vocaliza xD). Y aún estaba Burke. En fin, la serie cae (aunque sigue enganchando), pero estos momentos se quedan ^^.



PD: Y sí, Meredith es tonta. Yo me habría quedado con el veterinario, que al menos es más guapo xD.
PD2: Pero Alex sigue yendo antes, por supuesto.

¡Saludos!

14 dic. 2007

Ubik


Yo soy Ubik. Antes de que el universo existiera, yo existía. Yo hice los soles y los mundos. Yo creé las vidas y los espacios en los que habitan. Yo las cambio de lugar a mi antojo. Van donde yo dispongo y hacen lo que yo les ordeno. Yo soy el verbo, y mi nombre no puede ser pronunciado. Es el nombre que nadie conoce. Me llaman Ubik, pero Ubik no es mi nombre. Soy. Seré siempre.

Sobran las palabras para describir este pedazo de libro. No hace falta que os cuente el argumento, ni que os hable de las mil razones que existen para leerlo. Es Ubik. Es Philip K. Dick.
A ver si encuentro un rato para releerlo. Se me acumulan las relecturas y va desapareciendo el tiempo. ¡Malditos relojes!

PD: Sigo de exámenes, así que nada de actualizaciones largas, que mi Conciencia se enfada conmigo (ah, ¿pero mi Conciencia no andaba de viaje en Italia? :P). De todos modos, ya he perdido toda la tarde a lo tonto. Al menos me he quitado el examen del libro en la EOI, de momento, como mínimo. A ver si me da para aprobar xD.
PD2: Estoy indignada con los de Teseo. Y tengo mis razones, aunque necesito tiempo y espacio para expresar mi indignación... habrá que esperar un poco...
PD3: Esta actualización es corta, pero es de calidad.
PD4: Ya solo quedan cuatro. Y ya mismo vacaciones...
PD5: Tengo mono de Asshai.
PD6: Nada que decir.
PD7: Ale, a ver si hago algo de filosofía antes de caer muerta...

¡Saludos!

12 dic. 2007

Letras cruzadas X: Nora

Un poco demasiado cerca del anterior, pero es que si no se me van a acumular los otros cuando me anime a pasarlos.

Llegaba tarde, como el día anterior. Llegaba tarde, igual que cada día. Tenía que cambiar aquella maldita costumbre antes de perder también aquel empleo. Lo sabía. Tenía que hacerlo. Se lo repetía cada día antes de irse a dormir, pero al parecer la almohada se alimentaba con aquellas buenas intenciones. Al despertarse nunca estaban ahí. Pero no importaba. Cada día, cuando el sol empezaba a aparecer al otro lado de la ciudad, repetía aquello. Se prometía a sí misma que al día siguiente se levantaría antes. Juraba ante todos sus pequeños dioses que organizaría su tiempo y haría todo rápidamente. Sí, al día siguiente sería la primera en llegar al edificio gris.

Pero costaba dejar atrás las viejas costumbres. Además, bien pensado, qué más daba. No era aquel precisamente el trabajo de su vida, sino más bien una solución temporal al problema de cómo llegar a fin de mes. Y ni siquiera era la mejor de ellas. Lo sabía bien, pues su vida entera era una simple solución temporal. Se alimentaba de soluciones temporales, vestía con soluciones temporales y recorría la ciudad en otra solución temporal. Y no era solo su mundo, sino también ella misma. No creía que fuese mucho más que un remiendo provisional para nadie. ¿Qué más daba entonces? Una solución temporal podía estar compuesta por un millón de pequeñas soluciones temporales. Era lo suyo, ¿no?

Las ocho. El reloj de la desgastada fachada no dejaba de mirarla, acusándola con sus manecillas. Quería gritarle que la dejase en paz. Quería lanzarle mil piedras hasta verlo caer en pedazos. Aún así, aceleró el paso. A pesar de todo, no convenía llegar demasiado tarde. El reloj mandaba.

A veces era difícil subir aquellos escalones mirando al suelo. Pero era aún más difícil continuar con la mirada alta al llegar a la mitad. El reloj la miraba. Quienes pasaban a su lado la miraban sin verla; pasaban junto a ella como si fuese una estatua. Y se sentía pequeña, demasiado para aquel mundo, para aquel edificio. Se rendía y miraba hacia abajo. Siempre ocurría igual. Día tras día; hora tras hora, temía que la pisaran.

Estaba fuera de lugar. Lo sentía. Todos lo sabían. Ellos, con sus maletines y su olor a humo de tabaco. Ellos, que miraban al frente, hacia más allá de los tejados que recortaban el cielo de aquella ciudad, sin ver nada. Si ella les contase todo lo que se podía ver en el azul oscuro de una noche fría, no la creerían. Ella, con su vieja bolsa de tela amarilla y olor a champú de oferta, quería mirar hacia arriba, ver todo lo que ellos despreciaban por falta de tiempo. Pero no podía. Tenía que mirar al suelo para no sentir el frío y el miedo. Suspiró. Empezaba ahora su turno. El de ellos terminaba. Ella entraba. Ellos salían. Y, en cambio, no eran capaces de ver lo que había fuera.

Se preguntaba a veces, cuando volvía a casa al amanecer, cómo sería convertirse en una de ellos; cómo se sentiría al cambiar sus colores por su rutina. ¿Sentiría? ¿Tendría tiempo acaso para hacerlo? ¿Le quedaría ánimo? Era una tontería, se lo habían dicho. Todos ellos estaban vivos; no eran simples sombras en la pared. Quedaba siempre la persona detrás de los ojos apagados, cansados. Lo sabía. No eran solo máscaras de humo.

Acabó de cruzar la puerta, y de nuevo se sintió aplastada por la marea que salía. Pero ahora ya estaba dentro. Un paso. Dos. Tres. Hora de volver a la rutina. Hora de dejar atrás sus colores por unas horas. Tan solo unas horas para volver al mundo.

Y de pronto, sin ningún aviso, un ruido ensordecedor lo envolvió todo. Luz. Oscuridad. Sintió dolor. No lo sintió. Se observó volando por los aires a cámara lenta. Gritos silenciosos cubiertos por molestos pitidos. Silencio. Silencio. Silencio.

El reloj cayó, roto en mil pedazos. Caos. Y ella, en silencio, lo observaba todo desde arriba. Lo miraba todo desde abajo.


PD: Los relojes son malvados y perversos, ¿verdad que sí? xD
PD2: Ale, ya mismo acaban los exámenes (¿qué? estoy siendo positiva xD.

¡Saludos!

11 dic. 2007

You may say I'm a dreamer, but I'm not the only one...

Pues eso. Quienes me conocéis sabéis que no suelo estar de acuerdo al 100% con la canción, pero es que hoy tengo ganas de cambiar el mundo :P.



PD: Ganas de acabar ya los exámenes... y aún no han empezado xD.

¡Saludos!

10 dic. 2007

Sí, sigo viva ;)

Pues eso, aunque parezca mentira, no he muerto. Yo, que me había acostumbrado a actualizar como si me fuese la vida en ello. Yo, que ya pensaba que no iba a dejar ningún mesecito con pocas entradas. Yo, que había cogido cariño a esto del blog. Y nada, circunstancias extrañas, agradables o no, me han mantenido algo alejadilla de estas ruinas.
Pero bueno. Parece (y digo parece), que los problemillas sin importancia se solucionan. Tiempo al tiempo, si no, como suele decirse.
A ver si en unos días vuelvo a escribir por aquí tanto como me gustaría, que de verdad tengo ganas. Y cosas que decir también, que cuando me da por ser repelente (bueno, más de lo habitual), tengo mucho que decir. Y ahora es uno de esos momentos.
Problema a la vista: semana de exámenes. Intentaré sacar tiempo, de todos modos. Si lo saco para releer maravillas de esas que hay por mi estantería, supongo que podré esforzarme un poquito más y sacar tiempo para esto. Si no, en algo más de una semana, recupero el ritmo :P.

PD: No mola conseguir meterse al msn (por fin xD), y no poder hablar con quien te apetece ¬¬.
PD2: Y no molan los cambios de servidor :P.

¡Saludos!

26 nov. 2007

Letras cruzadas IX: Russel

Ale, siguiente. Tengo otros dos escritos, a ver si algún año de estos los paso a ordenador, que se me van acumulando...

Empezaba a oscurecer, como siempre a aquella hora, más o menos. La gente se movía como grupos de hormiguitas atareadas entre el humo de los coches. Era un buen día. El frío se le quedaba pegado a los huesos, pero daba igual; nadie podría quitarle esa sonrisa de satisfacción anticipada de los labios. No, nadie lo haría. Llevaba meses preparándolo; años esperándolo. Ahora todo se desvanecería para dejar paso a la culminación de todo aquello; al único fin posible; al único válido, después de todo. Sería un paso. Después le seguiría otro. Y finalmente, una explosión. Luz. Oscuridad. Silencio. Y el mundo habría cambiado. Él no estaría allí para verlo, pero estaba seguro de que quienes abriesen los ojos al día siguiente, lo harían a un mundo nuevo.

Era él el que finalmente se había atrevido a conseguir el cambio que todos pedían entre gritos de desesperación. Él. El que había dado un paso al frente, seguro, sin dudarlo un instante, mientras los demás lo miraban con una mezcla de admiración y envidia. Lo sentía. Lo sabía. Él, que en su vida había reunido tan pocas miradas de respeto que podía contarlas con los dedos de una sola mano. Ahora todos sabrían que el chico del gueto se había convertido en alguien. Lo sabrían y se morderían los labios en un gesto de vergüenza, de remordimientos contenidos. Sabrían que en su comprensión, se había transformado en el salvador de aquellos que lo habían repudiado.

Porque él creía en la posibilidad de un mañana distinto. Aunque no fuese su mañana.

Había llegado el momento. Ya estaba a las puertas de aquel maldito edificio en el que unos incompetentes tiraban a la basura los segundos de aquellas hormiguitas atareadas. Había llegado el momento. Había llegado la hora.

Miró al frente, sin parpadear. Ahora empezaba a estar nervioso. Sentía el peso de un acontecimiento futuro presionándole el pecho. Sentía la fuerza de una mano que tiraba de él hacia el pasado. El suelo se abría, tratando de atarlo al presente. Querían que se echase atrás. Trataban de asustarlo. No lo conseguirían. No, no serían unos simples nervios los que le hiciesen fracasar.

Fue entonces, justo cuando trataba de ascender, de superar el miedo, cuando lo vio a lo lejos. Sus ojos se cruzaron en una mirada de comprensión, como tantas veces antes. Finalmente, fue Russel el que por una vez bajó la mirada, contestando con una negativa a aquella petición silenciosa. Aquellos ojos lo habían seguido hasta el final, confiando a ciegas en él. Aquellos ojos lo habían convertido en alguien; le habían dado fuerzas. Y ahora se despedían de él con una mezcla de admiración y respeto.

Asintió. Gracias, decía. Gracias por todo. Gracias por estar. Gracias por venir a despedirte. Gracias por darme fuerzas una vez más. Una última mirada. Un último asentimiento. Un último signo de respeto mutuo. Y la mirada se fue también, aceptando una decisión conocida desde antes. Hasta siempre.

Un segundo. Otro. El reloj marcaba el paso de los segundos, lentamente, pesando delicadamente cada instante. Muchos bajaban con prisas los escalones grises. Los menos, los subían, rápidamente, pensando o sin pensar. Un paso. Luego otro. También él tenía que dar su paso. Era la hora. La hora.

Una explosión. Luz. Oscuridad. Silencio.


PD: ¿Por qué nadie sabe quién es Seth Green? Al final voy a tener que hacer una entrada con algún vídeo del muchacho... porque nadie... nadie sabe quién es T___T.

¡Saludos!

25 nov. 2007

Crash into me (Part 1)

Ayer estuve viendo Anatomía de Grey (y eso es raro, porque normalmente la veo los domingos por la tarde). Pero es que había una razón para adelantar el episodio... sí, la había. Una tuvo la mala (o buena) suerte de enterarse de que salía Seth Green (adoro a este chico) como paciente en este episodio... y claro, había que verlo cuanto antes.

Y bien, Crash into me es un episodio doble. Y yo decía... "madrecita mía, mira que les gusta tentar a la suerte". Porque lo cierto es que, siga o no viendo Anatomía de Grey, la serie ha pegado un bajón alucinante. Sigue teniendo sus cosas buenas, y yo sigo bastante enganchada, pero eso no quiere decir que la calidad no haya bajado. El último epsodio doble, que yo recuerde, había sido el del ferry, que resultó ser un desastre en el que la única trama que "se movía" era la de la Grey, pero sin decirnos nada nuevo. Los demás parecían estar allí haciendo el idiota, porque otra cosa no se me ocurre. Y claro, si ese episodio fue desastroso, pues un episodio doble ahora, cuando la serie está en horas bajas, y después de haber dejado ya el listón altísimo con el de la bomba (ese episodio fue DIOS, y quien no me crea solo tiene que verlo), daba un poco de miedito. Pero bueno, no fue para tanto. Analizaré por partes, y tal...

En el episodio se desarrollan, como en todos, varias tramas paralelas, que para eso hay médicos a punta pala. La idea era que en el episodio, a la conductora de una de las ambulancias le daba un algo y provocaba un accidente (básicamente hacía volcar otra ambulancia). Resultado: la muchacha, que tienen que saber por qué le ha dado el patatús ese mientras conducía; dos tíos atrapados debajo de la ambulancia desangrándose; otro de los que iban en la ambulancia negándose a que Bailey le curase porque quería un médico blanco (aderezado con una bonita esvástica tatuada); el hombre al que llevaban en la ambulancia volcada (ya lo habían sacado), con un cacho de hierro clavado en la pierna. Que yo recuerde, básicamente eso. Y además, está Seth Green, con la carótida diciendo "voy a reventar" durante todo el episodio.

Bien, la chica de la ambulancia... tendrá, por supuesto un tumor que tendrá que arreglar Shepherd, lo que le dará tiempo para arrejuntarse con la enfermera esa que ha aparecido por ahí (aléjemelo de la Grey, por favor, que como sigan "ahora sí, ahora no" me da algo... qué cansinos). Ocurre que, para hacerlo más complicado y que tenga explicación la segunda parte, el ordenador dirá que hasta aquí hemos llegado, justo cuando tiene un trasto metido en el cerebro de la pobre muchacha. Así que a ver cómo se las apañan. Bah, trama decente.

La trama del nazi... psé, llega un punto en el que sobra. Está interesante como primera reacción, pero a partir de cierto momento ya no tiene sentido, y queda un poquito fuera de lugar. Aparte, creo que eso podía haber ido en un episodio aparte y haber colado bastante bien. Es una forma de resucitar el tema de llamarle Nazi a Bailey, que ya salió en cierto momento en la tercera temporada. Pero es que ahora no tenía sentido... no cuando el verdadero problema de esa trama es el de que la mujer no tenga tiempo para su familia u.u'.

Los tíos de la ambulancia... pues fíjate que me han caído bastante bien. Está interesante, la verdad, y el tal Stan me caía bastante bien ya desde el principio. Además, demuestra una de esas cosas que llevo diciendo desde que empezó la serie: la Grey, aparte de ser la niñita mimada del jefe, no hace nada. Le sobra tiempo libre u.u'.

El tío del cacho de metal en la pierna... decente. ¿Por qué? Pues porque tiene que ver con la trama que mezcla el amargamiento de la amargada de Izzie (arg, qué mal me cae la muchacha) y el poco caso que le hacen a la buena de Cristina (y que conste que la tal Hahn, o como se llame, me gusta bastante, y está reviviendo la serie ella solita). Lo malo, pues bueno, los cabreos que me pillo cada vez que mandan a Cristina a otra cosa... en este caso al tema del nazi u.u'.

Y creo que ya solo queda... ¡Seth Green! Para empezar, que conste que lo dejo para el final no porque no me guste, sino más bien todo lo contrario. Adoro a Seth Green, y hacía tiempo que lo tenía bastante perdido (a los poco expertos, les puede sonar por ser Oz en Buffy). Creo que es un tío muy grande (metafóricamente, se entiende, que el muchacho muy alto no es), y está bastante desaprovechado. Tiene carisma, y eso llena a sus personajes. ¿En qué trama se mete? Pues en mi favorita, la de Lexie y Alex. ¿Por qué? Bueno, pues resulta que Lexie sigue cabreadilla con Alex, pero no importa, así que como si no lo estuviese. Entonces llega la lianta de Ava (que oye, la muchacha tuvo su lugar, pero ya se acabó su tiempo, qué queréis que os diga... ahora sobra y el asunto del eterno triángulo está ya un poco trillado), y le dice a Lexie que está con Alex. La chica, por supuesto, se mosquea y se deprime, y va a echar un ratillo con el paciente simpático (a.k.a. Seth Green) que básicamente le ha contado que su novia le dejó por el tumor que ahora hace que tenga una bonita arteria visible, le ha dicho lo mona que era, y le ha hablado de lo divertido que era planear venganzas. Puede parecer un poco repetición de lo de Deny e Izzie, pero a mí no me lo parece. Para empezar, porque por lo visto Seth Green solo va a estar en estos dos episodios (lo que es una pena, por otro lado, porque repito que este tío es muy grande), y para seguir porque es una situación mucho más fresca y nada empalagosa. No sé, tiene más gracia y esas cosas. Además, Lexie va con Alex, hombre :P. En fin, que ahí que se va la muchacha, bien deprimida ella, y el muchacho le saca una sonrisa. Empiezan a reirse... la arteria empieza a palpitar sospechosamente... y Lexie se llena de sangre de arriba a abajo. La cara de la muchacha es un poema, por cierto. A continuación, el famoso To be continued. Un To be continued que además no se sabe muy bien si es la semana que viene o la siguiente. Pero bueno, habrá que esperar, aunque sea solo por seguir viendo un poquito a Seth Green.

Ya comentaré cuando vea la segunda parte y diré si en conjunto ha merecido la pena. De momento, aprobado, no con nota, pero sí aprobado.

¡Saludos!

23 nov. 2007

Strawberry Fields Forever

Como dije, sigo con los Beatles. Y como (creo que) también dije, especialmente con esta canción, que me parece una preciosidad, tanto musicalmente como en la letra.
Así que, si mi querido Goear me lo permite, aquí os la dejo para que podáis escucharla tranquilamente ^o^.



Let me take you down
'cos I'm going to Strawberry Fields
Nothing is real
And nothing to get hungabout
Strawberry Fields forever

Living is easy with eyes closed
Misunderstanding all you see
It's getting hard to be someone
But it all works out
It doesn't matter much to me

Let me take you down
'cos I'm going to Strawberry Fields
Nothing is real
And nothing to get hungabout
Strawberry Fields forever

No one I think is in my tree
I mean it must be high or low
That is you can't you know tune in
But it's all right
That is I think it's not too bad

Let me take you down
'cos I'm going to Strawberry Fields
Nothing is real
And nothing to get hungabout
Strawberry Fields forever

Always, no sometimes, I think it's me
But you know I know when it's a dream
I think I know I mean a "Yes"
But it's all wrong
That is I think I disagree

Let me take you down
'cos I'm going to Strawberry Fields
Nothing is real
And nothing to get hungabout
Strawberry Fields forever.

PD: Ahora tengo tres relatos pendientes de ser pasados a ordenador. A ver si no me eternizo, como la última vez, que estuvieron mes y pico encima de la mesa.

¡Saludos!

21 nov. 2007

¿Tuenti?

Tiempo hacía ya que no me pasaba por aquí, o algo así. A este paso acabaré escribiendo tan poco como Anita :P. Y tengo cosas que comentar, que conste, lo que pasa es que el tiempo desaparece como quien no quiere la cosa, y de repente me encuentro con que son las 12 de la noche, tengo sueño y ya no puedo usar el ordenador más rato u.u'. Así que todo a su tiempo.

Por lo pronto, diré que he caído, que al final he acabado metida en el tuenti u.u'. Si siempre me pasa lo mismo, para qué negarlo. Eso sí, hay que insistir, que si no no hago ni puñetero caso, por supuesto ^^.

El caso es que, para quien no sepa lo que es el tuenti... pues bueno, que se informe, que yo no soy un tablón de anuncios. Va de poner foticos, y comentarios, y demás cosillas. Nah, si lo sabéis, así que no creo que tenga que explicar mucho, ¿no?

Y así, acabando rápido... informo de que:
1-En breve más Letras Cruzadas, que tengo un relato escrito, otro a medias y cuatro en esta cabecita mía.
2-Me parece que ahora voy a saturar un poquito el blog con canciones de los Beatles, que me ha vuelto a dar por escucharlos. A ver cuándo, pero creo que esta semana cae alguna otra canción.
3-¡Ana se está leyendo Canción! ¡Sí, lo conseguí! (Y sí, se ha hecho fan del arquetípico... ahora solo falta que diga que Rhaegar era un romantic hero en vez del singermornings que fue O.o)
4-Esta semana primera parte de capítulo doble de Anatomía de Grey... a ver, a ver...

Y ya está, para más cosas... pues nada, porque ya no tengo ganas de seguir escribiendo hoy xD.

¡Saludos!

16 nov. 2007

Letras cruzadas VIII: Adam

Siguiente relato, y me quedo sin ninguno de repuesto xD.

Quería luchar otra vez. Necesitaba recuperar el sentimiento que perdiera años atrás, cuando el mundo aún era diferente. Era curioso ver cómo ahora esa necesidad volvía a él, cuando todo parecía un lejano y confuso sueño de juventud. Entonces todo era distinto. Él era diferente, y su mundo, por tanto, también lo era. Se había preguntado dónde había quedado todo aquello, no de forma obsesiva, sino más bien como quien recuerda una anécdota curiosa pero sin demasiada importancia, durante el tiempo que duró su nueva existencia. Ahora, sin embargo, cuando sus días se iban acercando a su fin, ese pensamiento se había ido adueñando de él poco a poco, ocupándole sin avisar, instalándose en cada pequeño recodo de su mente cansada.

Cada instante que pasaba en aquella habitación de hospital era una letra en el conjunto de su memoria. Cada día, un momento se volvía a escribir junto a su almohada, adornado esta vez por el poder del tiempo, que hace hermosos los malos recuerdos. A veces se sentía culpable por haber sido capaz de dejar de lado todo aquello, por olvidar, sin querer olvidar del todo, aquello que una vez fue su vida. Pero, como decía un viejo poema de su perdida juventud, no olvida aquel que sin querer pierde el recuerdo. No era momento para sentirse culpable. No tenía por qué sentirse culpable, si era sincero. Había tenido sus razones para cambiar de lugar, para retirarse del juego. Y, si no mentía, agradecía el tener tantas manos a las que agarrarse ahora, cuando veía el final tan cerca.

De todos modos, su memoria era hábil jugadora del juego del engaño, del volver atrás. Quería obligarse a recordar, y preguntarse qué había sido de todo aquello. Habían sido buenos momentos. Muy buenos, de hecho. Mejores de los que cualquiera hubiera imaginado. Y tenía un estupendo público al que contarle sus pequeñas historias. Un público que asentía en silencio, que se creía invisible en las sombras. Un público que no era capaz de ver su propio brillo.

Él mismo había sido incapaz de verse brillar. Había admirado sin esperar ser mirado mientras se escondía detrás de la sombra del gigante. Entonces, el gigante se había dado la vuelta para subirlo a sus hombros, para que viera mejor, había dicho. Para ser visto, había pensado. Echaba de menos a aquel gigante. Bueno o malo, le había enseñado a brillar por sí mismo, y eso era bastante más que lo que otros habían hecho.

Una vez juró que lo seguiría a donde hiciese falta… En cierto modo lo hizo, a decir verdad. Lucho. Ganó. Perdió. Vio sangre y escuchó gritos. Sonrío. Creó memorias. Entonces fue cuando todo acabó, cuando vio el final acercarse y mantenerlo siempre a dos pasos, impotente. Aquella vez se acercó en forma de locura disfrazada de llama. Aquella vez consumió al gigante, siempre seguro, mientras él alargaba la mano en un gesto de asentimiento que contrastaba con su vista vuelta hacia atrás, lejos del brillo, ocultando unos ojos que lloraban. No había dicho adiós. Para él, el gigante solo se había escondido, y estaba seguro de que algún día volvería.

Lo cierto era que no había vuelto, y que jamás lo haría. Él se había marchado. Había empezado de cero, dejando un pequeño rincón en las sombras a sus recuerdos pasados, esperando volver a ellos más adelante. Pero su vida había continuado. Durante días. Durante meses. Durante años que se transformaron en décadas.

Y ahora, cuando por fin el final se le acercaba, alargándole una mano silenciosa y pálida, se paraba a pensar en lo que fue. ¿Y si el gigante nunca se había marchado? ¿Y si solo fue él el que prefirió dejarlo atrás al darse la vuelta?


PD: Ando releyendo a Larra. ¡Qué grande era este hombre!

¡Saludos!

14 nov. 2007

Norwegian Wood (This Bird Has Flown)

Me apetecía poner esta canción, eso es todo ^^.


I once had a girl,
Or should I say
She once had me.
She showed me her room,
Isn’t it good?
Norwegian wood.
She asked me to stay and she told me to sit anywhere,
So I looked around and I noticed there wasn’t a chair.
I sat on a rug
Biding my time,
Drinking her wine.
We talked until two,
And then she said,
‘It’s time for bed’.
She told me she worked in the morning and started to laugh,
I told her I didn’t, and crawled off to sleep in the bath.
And when I awoke
I was alone,
This bird has flown,
So I lit a fire,
Isn’t it good?
Norwegian wood.

PD: Conversación entre mi madre y mi hermano: "¿Qué pasa?" "Que no me deja ya en paz." "¿Quién?" "Cris." "¿Qué ha pasado? ¬¬" "Nada." ¡Cómo mola la vida familiar ^^!

¡Saludos!

12 nov. 2007

Harta

Hoy me toca a mí quejarme. No os preocupéis, no va a ir más allá de estas líneas, pero necesito quejarme de esas pequeñas (o no tan pequeñas) chorradas del día a día. Necesito gritar, o algo parecido. Porque si no de verdad que me va a dar algo. Tengo tantas cosas que decir, a todo el mundo, que ya me estoy imaginando cierta escenita peliculera... pero nada, lo que tenga que decir, lo diré cuando tenga que ser. Hasta entonces, aprovecho unas pocas líneas mal utilizadas para gritarle al vacío lo que me molesta un poquito cada día.

Y es que estoy harta de ver cómo el tiempo desaparece como arena entre los dedos. Solo quiero unos minutos, tan solo unos pocos, para mantener una conversación completa. Tengo tantas cosas que decir, todas juntas, que los cinco minutos sumados a otros diez no son suficientes para no dejar la conversación a medias. Así, las cosas se acumulan, y poco a poco, sin casi darme cuenta, van cayendo en el olvido. Tal vez así desaparezca lo que no era importante... pero es que a veces apetece hablar de tonterías. Pues son las pequeñas tonterías lo que hacen un día diferente al anterior y al siguiente.

Estoy harta de tener siempre (SIEMPRE, cada día de la semana) deberes de latín y/o filosofía. Mis tardes tienen poco tiempo, menos que las de los demás, aún no me explico por qué. Si a eso le unimos que todos y cada uno de los días de la semana encontramos alguna traducción, o en las menos de las ocasiones, algún pequeño comentario, apaga y vámonos. Luego no puedo acabar conversaciones, claro.

Estoy harta de gente que se queja por quejarse, una y otra vez sobre lo mismo, y no trata de buscar la solución en su propia persona, sino en los demás. ¿Es que acaso es tan difícil ver que si siempre falla lo mismo, con quien sea, es posible que el problema sea tuyo y no de un mundo que está casualmente en tu contra? Hay veces que me callo estas cosas porque no merece la pena seguir hablando, porque realmente no soy quién para decir nada. Pero si me tocase más de cerca este pequeño caso concreto, tengo claro que no me lo habría callado. Soluciones hay, y muchas, pero si no quiere encontrarlas quien debería, su problema es, no el mío. Por eso, no quiero seguir escuchando quejas inútiles a las que ninguna solución se plantea. Que se aplique el cuento quien crea oportuno.

Estoy harta de ser tan escéptica. Estoy harta de ser tan condenadamente crédula. ¿Es que se olvidaron de incluirme esa pequeña pieza llamada término medio cuando me mandaron de fábrica? A veces me da esa sensación, la verdad.

Estoy harta de preocuparme por una apariencia que yo nunca juzgo. Estoy harta de tener que medir mis actuaciones más medidas, de tener que obligarme a mantenerme dentro de lo que se espera de mí, aunque a veces también esté harta de mantenerme bien apartada de esa maldita línea de tiza.

Estoy harta de tener mil relatos a medias, de ser incapaz de continuar uno hasta el final. Estoy harta de tener un millón de ideas aparcadas en dos millones de baúles escondidos, esperando a ser abiertos uno de estos días que no llegan ahora y nunca llegarán. Quiero escribir por escribir, cerrar los ojos y dejarme llevar, solo eso. Cuando me apetezca, no cuando el reloj me lo permita.

Estoy harta de ser pero no estar, de no querer estar, cuando yo misma lo pido a gritos. Estoy harta de mis ojos. Estoy harta de estar harta de todo, aunque sea solo de vez en cuando. Estoy harta de ver siempre las dos caras a la moneda, de no ser capaz de dejarme llevar por una sola idea al menos de vez en cuando. Quiero hacerlo, quiero no tener que ser siempre tan relativista. A veces me gustaría no serlo, por extraño que le parezca a quien me conozca.

Pero, al menos, yo sé que intentaré cambiar alguna de las cosas de mi pequeña lista de estupideces. ¿De qué sirve si no quejarse? Tal vez lo consiga; tal vez sean esas malditas estupideces las que se rían a causa de mis intentos fallidos de dejarlas atrás. Pero me da igual, porque ya no estaré harta de quedarme quieta, mirando cómo pasa el tiempo jugando conmigo como un niño travieso.

¡Saludos!

9 nov. 2007

Six feet under: intro

Actualización rápida para poner la intro de A dos metros bajo tierra, que es preciosa. Nunca la quito cuando veo un episodio, y eso es raro... pero es que me encanta (claro... la serie en sí también es una maravilla, pero lo de dejar esto y esperar a que empiece el episodio tranquilamente me pasa poco con otras series xD).



¡Saludos!

8 nov. 2007

Letras cruzadas VII: Dylan

Escrito hace varios millones de siglos, pero abandonado encima de la mesa por el problema de siempre, aquí está el siguiente de mis pequeños relatillos. Esta vez os presento a mi favorito entre todos mis personajes. Cuando lo lean, algunos (solo los que mejor me conocen, tal vez) sabrán por qué ^o^.

El día que empezó a trabajar en el hospital, le dijeron que vería momentos sorprendentes; que sería testigo de momentos alegres o tristes, pero sobre todo reales, que no habría sido capaz de imaginar antes. Se habían quedado cortos, o tal vez simplemente no les había entendido bien, pronto se dio cuenta.

Cada día veía una historia diferente, o tal vez la misma con un color algo distinto. Veía decenas de historias, una misma multiplicada y retorcida, cambiada… vista cada vez a través de un cristal diferente. Cada persona era alguien, era un pequeño personaje en algo grande… en algo pequeño. Detrás de cada rostro, y en cada mirada, podía ver el reflejo de una historia que lo absorbía y empujaba hacia sí mismo mientras se sentía caer hacia fuera.

Desde aquel día en el que se había metido por primera vez en su papel de enfermero, aquellas pequeñas tragicomedias (porque eso es lo que eran, ya que no todo en ellas era trágico, como aquellos que tienen miedo suelen imaginar) se habían convertido en sus compañeras de rutina. Se habían convertido en el ronroneo de esa mascota que lo animaba al empezar el día. Estaban ahí, siendo algo y no siendo nada al mismo tiempo. Estaban ahí, detrás de una cortina, dejando que sus sombras le diesen sentido a sus pasos. Se habían convertido en su vida, pues lo habían absorbido y ahora él mismo existía como observador de todas ellas. Eso era. Observaba. Eso era lo que hacía. Dylan el observador. Ahora lo era más que nunca. Observaba a los protagonistas de esas historias, al cruzarse con ellos en los pasillos, al dedicarles una mirada de ánimo o querer compartir una alegría con ellos. A veces, cuando tenía suerte, le miraban directamente, tal vez solo un instante, y toda una historia fluía hacia él, nítida y completa, a través de un río de luces recogido en pupilas oscuras.

Él nunca había sido una persona extraordinaria. Se había criado como un niño corriente que creció en un barrio corriente. Se había convertido después en un joven tan normal que lograba pasar desapercibido en un mundo que poco a poco lo iba superando. Era él una de esas personas que al acabar el día nunca tenían demasiado que decir; las conversaciones forzadas habían sido sus grandes compañeras durante años, y como buen acompañante, se había ido acostumbrando a ellas.

No, él no era como aquellas personas que ahora veía a diario, sin necesidad de abrir un libro o apretar un botón. Disfrutaba sumergiéndose en sus historias, en su día a día. Pero no era como ellos. Nunca lo sería, pero eso era algo que ya había aceptado. Y sin embargo, eran ellas las que le daban algún sentido a su continuo deambular. Le daban esperanza. Le daban razones. Le enseñaban a soñar de nuevo.

Por ejemplo, aquella chica que llevaba años visitando la misma habitación. Jamás había visto desaparecer esa luz de su mirada, ese pequeño destello que le hablaba con complicidad, que le decía que la desesperanza no tenía lugar en un corazón tan completo. Solo había que esperar, tal vez un día, tal vez más. Pero llegaría el momento en que todo volvería a su lugar, si es que alguna vez lo tuvo. Lo sabía ella, y ahora lo sabía también él.

O aquel anciano de ojos casi velados que disfrutaba contando historias de su juventud a todo aquel que se parase a escuchar. Era extraño ver cómo un anciano encogido era capaz de crecer, de recuperar la juventud y volar de nuevo, con la fuerza que le daban esas palabras temblorosas. Muchos lo miraban con hilos de lástima entrelazados con los de la supuesta razón de los irracionales. Estaban ciegos, porque no veían. Sonaba estúpido, pero a Dylan le había costado darse cuenta.

No, el joven enfermero no era como ellos. Nunca lo había sido, y estaba seguro de que nunca lo sería. ¿Qué historia podían contar sus tímidas sonrisas? ¿Qué pequeño cuento encontraba su morada en el corazón de un chico como él? Antes, aquello lo había desanimado. Ahora, las cosas eran diferentes. Tal vez no pudiese tener su pequeño cuento, su relato de final desconocido… Pero ya no le importaba. Ahora era el solitario espectador de otras mil historias, y eso era suficiente.


PD: ¡Valle-Inclán!

¡Saludos!

7 nov. 2007

Crónicas de la Cúpula I

Ya iba siendo hora de actualizar. De hecho, hace ya algo más de una semana que esta entrada debería haber sido escrita... pero algunas cosas dan pereza de vez en cuando :P.
El caso es que, acabadas las preevaluaciones, había que hacer una recopilación de esos momentos míticos y surrealistas que habían tenido lugar en nuestra Cúpula. Y como una es la que tiene la agenda en la que acaba todo el mundo metido en forma de citas diversas, pues a una que le toca.
Así que aquí están esos momentos (no muchos, como es lógico... que estamos hablando de un total de unas 6 horas entre exámenes, que no solo de hacer el idiota se vive xD).

Momento I:
Examen a preparar: historia
Tiene lugar una interesante explicación del tema en la que queda bastante claro que O'Donnell (no, perdón, MI O'Donnell) era un tío bastante simpático, con las ideas claras xD. Aún así, aún había algún que otro despistado que no se enteraba muy bien de qué iba la cosa, o por qué O'Donnel molaba. Ese es el caso de nuestra querida Natasha, que comentó su incapacidad para comprender a nuestro querido O'Donnell con las siguientes palabras:
Es como si yo dijera: "no me gustan los bolis verdes", y me pongo a romper todos los bolis verdes. Pero, de repente, hala, me vuelven a gustar los bolis verdes y empiezo a producir un montón de bolis verdes.
A lo que sólo podemos contestar eso de "¿Bolis verdes? O.o".

Momento II:
Examen a preparar: filosofía
De nuevo, explicación general del tema: Sócrates y compañía. Por supuesto, lo primero que hay que hacer es situarnos en el contexto de dichos personajes... y eso es lo que trataba de hacer Anita...
Ana:...Las demás polis querían quitarse de en medio a Atenas y pidieron ayuda a los espartanos.
Kerita: AUH! AUH! AUH!

¿Qué más podía esperarse de alguien como yo a las 8 y algo de la mañana? Si es que lo ponen a huevo y luego encima se quejan. Serán rancios ¬¬'.
Después de esto, y tratando de ignorarme un poquito, se sigue con la explicación del tema. Llegamos a Platón, a sus dos mundos. ¿Que no entiendes de qué va el tema? Pues entonces, atento a la explicación de Edgar (que gana bastante con gestos y entonación adecuados):
A ver... tu alma ha estado en el mundo de las ideas... y ha visto EL BOLSO. Ahora, como está en tu cuerpo, se ha olvidado de él. Pero... tu ves un bolso, un bolso cualquiera... y tu alma se acuerda DEL BOLSO
Esta gran explicación ha hecho que, además de que ahora no nos olvidemos de lo que decía Platón, a partir de ahora Platón siempre irá asociado a la idea del bolso.
Y es que, estudiar, lo que se dice estudiar, la verdad es que... estudiamos :P... al menos a nuestra manera. Lo que no evitó situaciones (solo comprensibles si os imagináis la cara de los que estaban alrededor) como la siguiente:
Kerita: Se me ha olvidado matar a Sócrates T__T.
Ana Sola: A mí también T___T.


Momento III:
Examen a preparar: lengua
En este caso, la hora anterior al examen fue un tanto curiosa. Era el último día, y supongo que eso influyó un poquito. El caso es que ya estábamos un tanto tocados, no escuchábamos bien, y esas cosas que suelen pasar. Por eso, cuando Anita intentaba explicarle a la otra Ana esa fotocopia de la que casi todos habíamos pasado un poco, sucedió lo siguiente:
Anita: Tú mejor te olvidas de Bergson y Freud...
Ana Sola: ¿Que me mire en el espejo de Freud? O.o

Claro, es que, como diría Anita, los hay que tenemos problemas "auditorios" LOL. Pero, a pesar de estos problemas comunicativos, el tema fue explicado de forma más o menos satisfactoria. Por eso, Ana Sola fue capaz de llegar a la siguiente conclusión acerca de los habitantes de España en el siglo XIX:
Ellos eran felices en su crisis.

Hay más momentos, especialmente esos de después de los exámenes, en los habíamos desconectado de cualquier cosa capaz de darnos un poquito de razón para que nuestros pensamientos tuviesen algún sentido. Pero esa es otra historia. Es una historia que va más allá de esta humilde recopilación de momentos de nuestra querida Cúpula. Y por eso, es una historia que deberá ser contada en otra ocasión.

Y con esto, hasta la siguiente crónica... posiblemente a finales de diciembre :P.

¡Saludos!

1 nov. 2007

Stardust: ¿nacimiento de un clásico?


Ayer estuve en el cine con ambas Anas. En principio la idea había sido ir el viernes (es decir, mañana) a ver El orfanato, pero después de que mi hermanito llegase el domingo diciendo maravillas acerca de Stardust, simplemente tenía que verla, y se acabó adelantando al miércoles la visita al cine, cambiando El orfanato por Stardust.
Tengo que decir que antes de verla había en mí una parte que simplemente sabía que me iba a encantar... pero eso dejaba espacio para otra parte, la que decía que la película iba a ser una tremenda decepción. Me la habían puesto por las nubes, llegando a compararla en estilo y formas con La princesa prometida, que no es poco, como bien es sabido. Y eso es siempre peligroso, porque si al final el resultado no es el esperado, la película acaba yendo a la lista negra de las películas de las que es mejor alejarse.
Pero, después de todo, la película no decepcionó. De hecho, ocurrió todo lo contrario. Hacía tiempo que no me divertía tanto en el cine. Tiene escenas únicas, y guiños geniales. Los personajes son un logro, todos y cada uno de ellos. De Niro tiene un papel estupendo, y la Pfeiffer borda el papel de la bruja. Tristan, siendo el típico panoli que aprende a usar la espada en menos de una semana :P, es también único, y encaja a la perfección... al fin y al cabo, de eso se trataba, ¿no?
Aunque claro, si me quedo con alguien, ya dejé claro que ese ha de ser Septimus, que además de ser un personaje genial, es condenadamente babeable.
Otro punto a favor de la película son las situaciones que presenta, surrealistas y entretenidas. Divertidas y geniales. Los fantasmas, además de ser un caso, son una risa continua. Qué decir del Capitán Shakespeare, del resto de los cazadores de rayos, de la cabra, de Victoria (¿acaso soy la única a la que le encantó la chiquilla repelente? :P), del paleto que tiene a bien encontrarse con la bruja y acaba metido en la historia... Y una mención especial para la escenita del guiño, al final de la película.
En fin, con todo esto, lo que quiero decir es que esta película tiene todas las papeletas para convertirse en una de las grandes de aquí a unos años. Tiene fuerza, humor y arquetipicidad (controlada y, como he dicho, con grandes dosis de humor y mala leche :P). No sé cómo será como adaptación, pero como película es una de esas que volvería a ver hoy mismo, aun habiéndola visto ayer, y sé que me lo pasaría en grande otra vez.
Por eso, os recomiendo que la veáis, porque, os gusten o no este tipo de películas, pasaréis un buen rato ^o^.

PD: Septimus mola, y Tristan es un panoli con cara de panoli :P.
PD2: Preguntad a Ana por los problemas "auditorios" de los demás.
PD3: ¿Es que siempre acabamos pensando en lo mismo? xD

¡Saludos!

31 oct. 2007

Halloween

Actualización rápida, que no me da tiempo a más u.u'. Un año más, las costumbres extranjeras aplastan con sus implacables golpes a las nuestras propias de toda la vida, como diría alguien xDDD. Y es que sí, un año más, aquí está Halloween, y mi barrio se convertirá en una especie de película americana ñoña y molona. A mí, ni me va ni me viene, la verdad... no puedo ir a ningún sitio por motivos técnicos, así que me quedaré en casita, abandonada por este mundo cruel... o algo.
Si no, tal vez me hubiese pasado por la fiesta de Salva, que me da hasta penica no ir... con lo que molaban las invitaciones, ¿verdad, Ana?



En fin, ¿a que molan?

PD: Mañana tal vez me anime y haga las Crónicas de la Cúpula I. Tenía pensado escribirlas ayer, pero no me dio tiempo.
PD2: Hacer el friki en clase mola. Y que lo sepáis... Edgar es Sócrates... Paulita es Platón... y Rosa y yo somos sofistas... y hay documentos gráficos que lo demuestran xD. A nosotros no se nos va la olla, no.

¡Saludos!

28 oct. 2007

Frozen

Os dejo un vídeo (como siempre, muy a destiempo, para no perder las buenas costumbres :P) que me gusta bastante. La canción ("Frozen", de Within Temptation) es bonita y tiene ese algo que hace que si te metes en la historia, se te haga un nudo en la garganta, desde luego. Pero, con lo que me quedo, sin dudarlo, es con el vídeo en sí. Refleja perfectamente lo que nos cuenta la canción... Y para qué negarlo, me encanta la ambientación que le dieron (principios del siglo XX, que ya sabéis que esa época, junto con finales del XVIII y el XIX entero, me encanta).
Ale, echadle un vistazo ^o^.



PD: ¿Estudiar? ¡¿Para qué?! u.u'''

¡Saludos!

27 oct. 2007

Mirando atrás

Un día, cuando todo haya pasado, mirarás atrás. Mirarás hacia el lugar donde antes estabas tú y te darás cuenta de que ya no estás. Será el mismo lugar, pero todo será diferente. Las mismas baldosas. Las mismas paredes. Las mismas ventanas. Todo estará como lo dejaste, pero no será ese lugar el que eches de menos. Solo te darás cuenta entonces, cuando hayas estado un rato mirando; porque verás un espacio vacío. Verás tal vez un espacio vacío lleno de pequeños detalles que, aunque hermosos, no te pertenecen, no forman parte del lugar que tú crees recordar. Y entonces, esa mirada, ese lugar que no es el tuyo, pasará a formar parte de ti. Ese lugar se unirá a aquel que una vez ocupaste para hacerle compañía en la pequeña cueva sin fondo en la que guardas cada instante en forma de recuerdos.
Tal vez, algún día, vuelvas a por aquel momento, deseando repetir la sensación de desconocimiento y duda que te llevó a guardarlo. Sabrás que está ahí, haciendo compañía a aquel otro de risas y buenos momentos. Lo verás, incluso, de forma algo difusa, eso sí. Tratarás de rozarlo con los dedos, siempre cerca; nunca lo suficiente. Y volverás a darte cuenta, al tropezar de nuevo con el mismo guijarro de siempre, de que siempre se mantendrá escondido detrás de la vitrina que te mantiene un paso por delante del pasado.
Guardarás una vez más el instante de lucidez en el frasco de lo que llaman recuerdos. Tal vez te preguntes si las cosas habrían sido diferentes de haber podido volver al primer recuerdo. Querrás saber si aquello realmente ocurrió o fue tan solo un sueño. Será el momento de las condicionales. Será el momento en el que te preguntarás si aquel pequeño paso llevaba la trayectoria perfecta, si no se había desviado unos milímetros hacia el espejo de la locura.
Solo entonces te darás cuenta de que no hay más camino en el pasado que el que una vez ya hiciste. Frente a ti se abrirán mil puertas que con el paso del tiempo habrán sido meras ilusiones; un engaño a los ojos cansados del que desea abarcar el mundo en una mirada.
Tal vez sonrías. Tal vez prefieras sumergirte de nuevo en el recuerdo de un ayer cualquiera. No importará, pues conocerás la delgada línea que separa lo real de lo irreal, que convierte a lo primero en lo segundo. Y en eso, precisamente en una delgada línea de color inexistente, residirá el valor de tu día a día.

A veces quiero recordar un momento. Y entonces recuerdo. Recuerdo un gato en Nochebuena, una chimenea vacía, volar en un salto... Recuerdo un sofá, una palabra, una gota de lluvia en la ventanilla del coche... Recuerdo una sonrisa, un grito, al chico de la bufanda... Recuerdo esas escaleras que una vez se llenaron de las risas de aquellas que tenían un mundo en común y hoy son completas desconocidas. Y entonces sonrío. Sonrío porque puedo ver ese pasado sin volver a él.

PD: Y algún día tal vez recuerde haber estado escribiendo esto mientras debía haber estado estudiando u.u'.
PD2: ¡Viva O'Donnell! xDD
PD3: MI O'Donnell ¬¬'...

¡Saludos!

23 oct. 2007

Gansita al habla xD

Hoy soy una gansita embuchada... pero feliz. No sé muy bien por qué, pero estoy de buen humor. Esperemos que dure, que me estaba cansando de estar de mala leche. Está mejor tomarse las cosas con algo de ironía (que no cinismo), te lo pasas mucho mejor. Nada de sonrisas falsas, que quede claro... no me van esas cosas (¿indirecta? u.u'). Aunque a algunos parecen gustarles... allá ellos.

El jueves empiezo los exámenes. He estudiado poquito, pero eso es más que nada, así que me conformo. De todos modos, como digo, mejor tomarse las cosas con ironía. Te ríes más. Sufres menos.

Por cierto, que estudiar historia tiene su gracia si te lo tomas con humor. Hay períodos que son la cosa más surrealista del mundo. Lo que me he podido reir yo esta tarde con Amadeo de Saboya y con la I República. Si es que no sabéis ver los surrealismos e idas de olla que yo veo... ni imaginaros a ciertos personajillos con la sonrisa perversa de andar tramando algo de los dibujos animados xD.

Y de momento, poco más. No sé si me pasaré mucho por aquí estos días. Ya veré.

PD: Paula, tus gustos son casi tan raros como los míos O.o.
PD2: Dos días de frases en una mañana. Como mañana sigamos tan mal, no voy a tener sitio para apuntarlas.
PD3: ¿Alguien quiere hablar del cambio climático? xDDDDD

¡Saludos!

21 oct. 2007

Duvet

¡Tengo altavoces! Wiiiiii!

Y para celebrarlo, aquí os dejo el opening de Serial Experiments Lain.



PD: Qué de gente subnormal anda suelta por el mundo. Unos hacen el idiota y se creen los amos del mundo. Otros les ríen las gracias y se creen completos y comprendidos. Todos ellos viven en una hipocresía absoluta. Triste, muy triste. Pero cierto. A los hechos me remito; que se dé por aludido quien quiera.
PD2: Vaya chute de geografía me he pegado esta tarde. Mañana no me acuerdo de la mitad, pero acordarse de la mitad a dos días del examen es mejor que no acordarse de nada tres días antes del mismo.

¡Saludos!

Letras cruzadas VI: Sara

Este lo que me ha costado más que nada ha sido pasarlo al ordenador. Teóricamente, lo iba a pasar antes de poner aquí el anterior. Pero es que a veces me puede la pereza, qué le voy a hacer.
En fin, que aquí os lo dejo.

Había comprado aquel retrato porque había algo en él que le recordaba a Marc. No era lo que el dibujo mostraba, sino lo que ocultaba. Se había dado cuenta enseguida. Había tantos detalles, tantos sentimientos escondidos entre aquellos trazos…

Además, apenas le había costado unas pocas monedas, ¿y que eran ellas sino un simple trozo de metal? El dependiente le había dicho que no tenía ningún valor, que solo era un trozo de papel que había permanecido escondido durante algunos siglos , pero no tantos como para ser importante. Un simple retrato como otros muchos. Menos valioso que cualquiera de ellos, seguramente. ¿Qué le importaba a aquel hombre deshacerse de él?

Pero ella quería saber más de aquel muchacho. Y lo supo. Todo el mundo lo sabía, pues era una triste leyenda local. Un joven científico… un matemático, tal vez. Eso no importaba. Inteligente como pocos se habían visto en aquella ciudad olvidada por todos. Una joven promesa que se quedó en nada, demasiado loco, demasiado perdido para encontrar el camino de vuelta desde aquel lugar al que se había marchado sin cambiar de sitio. Una leyenda sin nombre pintada por alguien anónimo. Eso era todo.

Pero Sara se había enamorado de aquel simple trozo de papel. Veía en él lo que sus ojos tantas veces habían visto al mirar a Marc, lo que seguían viendo incluso ahora, cuando todos parecían haber preferido olvidarse de él. Quien hubiese pintado aquello no era alguien cualquiera, no era alguien anónimo. Quien hubiese pintado aquello era, sin duda, quien mejor conocía a aquella joven promesa. Había conocido a alguien demasiado bien. Eso lo hacía ser alguien, no cabía duda. Era bonito pensar en ello. Pero también era triste, de algún modo.

Volvería al hospital. Se estaba haciendo tarde y aún no se había despedido de él. Tenía que cumplir con su pequeño ritual diario, con su pequeña rutina.

Caminaba deprisa, no quería perder el tiempo. No quería que le volviesen a cerrar la puerta en las narices, como ya habían hecho otras veces.

Pero llegó. Últimamente siempre llegaba, costase lo que costase. Lo encontró como lo había dejado, en la misma postura que aquella mañana, rodeado de aparatos que ella no comprendía.

Algún día se despertaría, estaba segura. Aquello era lo que llevaba años repitiendo a aquellos médicos que la miraban con una mezcla de lástima y admiración pintada en los ojos. Y ella sabía que tenía que seguir viniendo. Por Marc. Por ella. Por aquellos que le sonreían a veces con los ojos al verla cruzar de nuevo el pasillo en la misma dirección de siempre. Simplemente, tenía que hacerlo.

—Buenas noches. —susurró. Y lo besó con suavidad, como venía haciendo cada noche desde aquel día de febrero, sin esperar una respuesta.

PD: Y van 100 entradas ya. La que no iba a escribir ni 2 u.u'.
PD2: Creo que debería acostarme ya. Mañana tengo que estudiar quiera o no. Si no, voy a tener que inventarme tiempo durante la semana.

¡Saludos!

18 oct. 2007

¡Somos gansos!

Sin que tenga nada que ver con el título (que luego explicaré, por cierto), diré que vuelvo a tener internet. Mejor dicho, vuelvo a tener ordenador, y ya de paso, internet.
Como algunos saben y otros no, la madrugada del lunes al martes hubo una tormenta bastante impresionante por estos lares, con truenos y rayos y todo eso que se supone que tienen que tener las tormentas para molar. Pues bien, se nos olvidó apagar el ordenador por la noche (supongo que será la falta de costumbre :P)... y claro, el pobre entró en estado crítico.
Pues eso, dos días sin ordenador, y sin internet. No creáis que me he muerto, que tampoco es para tanto, que puedo vivir perfectamente sin internet :P.
Lo único es que:
1-Ahora tengo muchos temas pendientes en Asshai y me va a costar la misma vida ponerme al día.
2-Me habéis llenado la bandeja de entrada, pedazo de burros. Llego a estar sin ordenador un mes y no sé qué le habría pasado a mi correo... con lo mono y ordenadito que lo tengo siempre ¬¬''.
Pero bueno, el caso es que vuelvo a tener ordenador, que era lo que iba a decir.

Y ahora pasemos a otro tema. Y es que Rosa ha descubierto que somos gansos... sí, para los que no lo habían pillado, de ahí viene el título xD. Y tiene su lógica, no creáis. El caso es que nos embuchan de deberes y temas y resúmenes y fichas y más y aún más... hasta que no podemos más. De ahí nuestro parecido con los gansos. Y claro, ahora es cuando empezamos a temer que nos quieran quitar el hígado después para comérselo sin darnos una recompensa siquiera. Venga ya, si se van a aprovechar así de nuestra "buena voluntad", al menos... quiero una parte de los beneficios muajajajaja. Idas de olla aparte, queda claro que somos gansos.

Ale, una que se va a estudiar, que si acabo con el segundo tema de geografía hoy seré un poco feliz.

¡Saludos!

12 oct. 2007

Hablemos de series...

Otra entrada que tenía pendiente... si es que últimamente no tengo tiempo para nada u.u'. Como dije, pensaba seguir viendo Héroes, Mujeres desesperadas y Anatomía de Grey; terminar la segunda temporada de The IT Crowd y poco más.
Bien, pues iré por partes.
Para empezar, llevo dos capítulos de la cuarta de Mujeres desesperadas. Más o menos lo mismo de siempre, lo que de momento me va bien. Si veo que me empieza a faltar tiempo, esta será la primera serie que aparque, porque sé que la voy a poder retomar más adelante sin grandes problemas. De momento no empieza mal, siempre que no esperes otra cosa que más de lo mismo. Lo mejor... pues lo de siempre, Bree, y en segundo lugar Lynette. De todos modos, la temporada acaba de empezar y aún no se puede decir mucho. Ainsss... ya podrían sacar un poquito más a Andrew, que apenas se le ve. Con lo que mola ese personaje, y más que un secundario es un ¿terciario? ¿cuaternario? (juas, qué mala es la geografía :P).
En segundo lugar, ya he visto los dos primeros de Anatomía de Grey. La idea es que sigue cayendo en picado, como era de esperar. Admito que hay algún que otro momento bastante interesante, pero también hay otros verdaderamente infumables. No sé qué esperar, la verdad... pero es que me cuesta tanto no verla (es que... mi Alex es lo que tiene * . *). Como dato aparte, he de decir que la hermanísima me cae mejor que la panoli de Meredith, pero eso no quiere decir que me caiga especialmente bien. Por Eru, si la mitad de sus diálogos parecen hechos para un niño de tres años u.u'. En fin. Tengo el tercero para ver, pero le he echado un vistazo por encima y me da algo de miedito u.u'. Tal vez lo vea mañana.
Con Héroes pasa una cosa curiosa. Como entretenimiento sigue estando bien, aunque en esta segunda temporada, y con tres capítulos vistos, tengo que decir que hay tramas que caen en picado. La de Hiro me parece una absoluta gilipollez, a decir verdad. Claro que se salva un poco por el gran Kensei xDDD. La de Peter... para qué voy a hablar, tenían que haber quitado a ese panoli de en medio antes. Sobra como personaje. Semejante personaje arquetípico no tiene sentido a estas alturas. Lo aguantaba poco en la primera temporada, pero es que ahora que ni siquiera el argumento justifica su existencia, no lo trago en absoluto. Sylar... sigo diciendo que podrían haber puesto a otro actor... entonces tal vez molaría y mucho. Nathan sigue molando, cómo no. Los mexicanos me ponen de los nervios; no aportan nada a la trama, y me pone histérica eso de pasar de repende de un idioma a otro. Me cuesta la vida misma enterarme de lo que dicen u.u'. Por otro lado, Mohinder y Parkman hacen muy buena pareja muajaja... vaya discusiones de casados que tienen xD. El nuevo amiguito de Claire no me cae bien, tiene pinta de panoli xD. Y Bennet sigue molando mucho.
Pasemos a The IT Crowd. Temporada terminada, una lástima. Lo que me puedo reir yo con esta serie no es normal; ya dije que es altamente recomendable. Así que, como ya he hablado de ella, de momento aquí lo dejo. Echadle un vistazo si podéis, no digo más xD.
Y finalmente, como dije ayer, me he animado a ver A dos metros bajo tierra. Llevo vistos 5 capítulos de la primera temporada y estoy mordiéndome las uñas mientras espero a ver el 6º. Qué grande es esta serie, madre. No me esperaba tanto ni de lejos, y aquí me tenéis... viendo cómo narices voy a planear mi vida para poder seguir teniendo tiempo para verla. Tiene unos personajes geniales (aunque, por el momento, yo me quedo con David; o con Claire, que también mola lo suyo. Brenda está empezando a despertar mi interes, y el chaval puertorriqueño que trabaja para ellos (no me acuerdo del nombre xD) también es muy grande). En fin, ya comentaré más cuando acabe de ver la primera temporada, porque me parece a mí que la serie lo va a merecer.



¡Saludos!

11 oct. 2007

Ensayo sobre la ceguera

"Un extraño mal, la ceguera blanca, se extiende sin freno entre la población de una ciudad. Alertados por el peligro y el miedo al contagio, los ciegos serán recluidos, internados en cuarentena, separados del resto de la población que paulatinamente irá cediendo a la enfermedad.
En la lucha por sobrevivir en este nuevo mundo inundado por una espesa luz blanca y el caos, las personas olvidaran los principios éticos y morales para convertirse en seres crueles, egoístas y mezquinos, creando una sociedad dominada por el pánico que no duda en sobrevivir a costa de la vida de otros pero con un final esperanzador."



El fin de semana terminé de leer Ensayo sobre la ceguera, de Saramago. Me lo habían recomendado ya un par de veces, pero tampoco me llamaba demasiado la atención. Sin embargo, la última vez que me pasé por Teseo, lo encontré, me picó la curiosidad y me pillé la edición de bolsillo. Lo añadí a la lista de lecturas pendientes, y allí estuvo durante una semana y media más, aunque cada vez la curiosidad era mayor, no sabría decir muy bien por qué.
Finalmente, acabado Encantamiento, de Card (novela entretenida y divertida, aunque en una edición bastante penosa que le restó muchísimos puntos), me decidí a comenzar a leerlo.
Saramago tiene un estilo muy propio. El abrir el libro y no encontrar puntos y aparte que hagan el texto muy dinámico o diálogos que cumplan la misma función, hace que en un principio sea una lectura extraña, que te cueste un poquillo más acostumbrarte. Pero una vez te acostumbras, te das cuenta de que verdaderamente merece la pena seguir leyendo.
Ensayo sobre la ceguera es uno de los libros que más me han gustado últimamente. Tiene su parte de crudeza, sus momentos duros (unos cuantos, a decir verdad), y es muy fácil que te haga pensar. Es curioso, en un mundo en el que el pánico nos vuelve crueles, cómo pueden verse aún rastros de bondad. Es un libro de esos que verdaderamente merecen la pena.
No comentaré mucho más, con esto es suficiente. Solo aprovecharé para recomendarlo, porque ya digo, es un libro que no te deja indiferente.

PD: Tengo muchísimas entradas pendientes. Esta misma pensaba haberla escrito el domingo pasado, en vez de hoy, pero no he podido escribirla antes. Y quiero comentar las series que estoy siguiendo, que hay detalles de los que tengo la imperiosa necesidad de hablar.
PD2: Me he animado a empezar a ver A dos metros bajo tierra (sí, a estas alturas). Le he estado echando una ojeada al primer capítulo de la primera temporada y tiene muy buena pinta, os voy a dar la razón. En cuanto saque un ratillo lo veo entero y ya decidiré si sigo con la serie o no. Como decida ver todos los demás capítulos, creo que me va a dar algo... son demasiadas series y muy poco tiempo xDDD.

¡Saludos!

10 oct. 2007

Luka

Ya tocaba poner un vídeo, que hace tiempo que no pongo ninguno... bueno, vale, no hace tanto, pero tenía ganas de poner este de cierta mítica canción de Suzanne Vega. Evidentemente, la canción es Luka, una preciosidad. Algo durilla, pero preciosa.
Raro será que no la hayáis escuchado ya, pero si no lo habéis hecho... espero que os guste ^o^.



¡Saludos!

9 oct. 2007

Letras cruzadas V: Damien

Dejo el siguiente relatillo, que al final se me están acumulando y todo O.o (es que las clases de alemán es lo que tienen, que me sobra tiempo por todas partes). Este en concreto no me gusta demasiado. Quería desarrollarlo de otra forma, pero bueno.

Creía saber lo que había ocurrido. Esperaba no tener razón, equivocarse de nuevo. Por una vez más no pasaba nada… y esta vez era importante. Además, no sería la primera vez que alguien lograba escapar. Había escuchado a su padre hablar de aquellos casos desde que tenía uso de razón. Todavía podía seguir vivo. Aún era posible.

Estúpido. Si había escuchado hablar de ello, era precisamente porque aquello no era lo más habitual. Lo había sabido siempre, y ahora no era distinto. Si hubiese logrado escapar, ya se habría puesto en contacto con él, de todos modos.

Pero… ¿y si era posible? Tenía que serlo. Quería que lo fuese, lo deseaba con todas sus fuerzas.

Y aún así, sabía que todas aquellas esperanzas estaban basadas en algo inexistente. Sam no era ningún atleta. Era un gran pintor, el mejor pintor que había conocido, pero eso no era una ayuda cuando se trataba de luchar por sobrevivir. Era un idiota, lo sabía. Pero tenía que alimentarse de aquellas esperanzas; si no, ni él mismo sabía lo que podía ocurrir.

Contuvo las lágrimas. Lo último que quería era mostrarle a su padre aquella debilidad, decirle que había ganado. No le daría aquella satisfacción.

Había escondido todo antes de que ellos vinieran a quitárselo. Sus pequeños tesoros, sus dibujos, sus ropas… incluso su olor. No estaba dispuesto a que le quitasen aquellos recuerdos. No tenían derecho, aunque creyesen tenerlo. Aquello le pertenecía, y no se lo daría sin más. Era solo suyo, de los dos, y de nadie más. Si ahora tenía que encargarse él solo de guardar aquellos recuerdos, no permitiría que se los llevasen. Nadie tenía derecho a llevarse los recuerdos de aquellos últimos besos…

Solo quedaba aquel dibujo, aquel retrato del que Sam se había sentido tan poco orgulloso, y que sin embargo Damien no podía abandonar. No podía esconderlo del todo. Necesitaba verlo de vez en cuando; acordarse de que alguna vez existió alguien que lo veía así, lleno de cierta pureza oculta a los ojos de los demás.

Sostuvo aquel retrato durante unos minutos más, con delicadeza, como quien guarda un frágil tesoro que teme romper. Siguió conteniendo las lágrimas; no quería que borrasen aquellos trazos, aquel recuerdo.

Pero lloraba por dentro. Lloraba una pérdida como no lo había hecho nunca antes. Y supo que aquellas lágrimas formarían un mar que jamás se secaría del todo, por muchos años que pasasen.


¡Saludos!

8 oct. 2007

Érase una vez un sábado...

El sábado estuve por ahí con Mary y Vicky, que hacía eones que no las veía. Con Ana también estuve, pero ella no cuenta, que la tengo ya muy vista a estas alturas :P.
Curioso día. No diré más. De momento, al menos.
Estuvimos, como no, en Norma, pero esta vez no compré nada. No tenía nada pensado, las cosas que molaban eran caras, y otras cosas que molaban ni siquiera me dio tiempo a encontrarlas. De todos modos, mejor, al final mi economía agradecerá tener un dinerillo más para gastar la próxima vez. Porque en breve quiero volver, y comprar cosas carillas. Si es que soy una capitalista, y orgullosa de ello, hombre.
Como crítica constructiva, diré que sigue sin gustarme el local que tienen ahora. Es agobiante. No sé si será porque cuando fuimos había bastante gente, pero de todos modos, tampoco lo creo. Otras veces hemos encontrado la misma cantidad de gente, o incluso más, en el local que tenían antes, y no era tan agobiante. Incluso el local que tenían cuando empezamos a ir me resultaba menos agobiante, aunque tenía todas las papeletas para ser el lugar más agobiante del mundo. En fin, creo que ha quedado clara la idea.
De todos modos, el que no gastase dinero en Norma no quiere decir que no lo aprovechase en otras cosas. Me pillé cinco grandes tesoros. A saber:
-El club de los poetas muertos: Qué ganas tenía de comprar esta película, con lo que me gusta y conformándome con buscarme la vida cada vez que quería verla. Es que es muy grande, y tenía que estar en mi estantería... y salió baratita (además, Ethan Hawke está adorable en ella... vale, sigue siendo condenadamente adorable xD).
-Lost in translation: Otra gran película. Sencilla y nada pretenciosa, para que quede claro :P, que la gente dice muchas cosas XD.
-Bitelchus (habrá que escribirlo así, ¿no?): Película que me marcó cuando era una mocosa. Lo que me podía reir yo con ella. Increible.
-Ed Wood: Fue verla y cogerla inmediatamente. Una maravilla donde las haya. Solo decir: ¡Yo manejo los hilos!
-American beauty: Para más información, entrada anterior. Aunque sea solo por los personajes (y mi pareja perfecta, Ricky Fitts... que no solo lo digo yo, que Ana está de acuerdo en que sería perfecto para mí xD), merece la pena.
No encontré El apartamento, una de las verdaderamente grandes. Tampoco vi Antes del amanecer, que era realmente la razón por la que entré. Antes del atardecer sí que estaba, pero prefiero comprarla la próxima vez con las otras dos. A ver si un día de estos me paso por el Corte Inglés de aquí, que me suena haberlas visto las tres ahí.
Y con esto creo que es más que suficiente. Me despido, por tanto.

PD: Madre, qué agobio en el Vialia. Demasiado ruido, por todas partes. No me gustan los sitios en los que tengo que gritar si quiero decir algo ¬¬''.
PD2: Tengo que pasar unas cuantas frases. Ana, pásamelas, coñe. Y la poesía también xD.
PD3: Tantos gilipollas y tan pocas balas.

¡Saludos!

5 oct. 2007

American Beauty

Y os diréis... ¿qué hace esta comentando algo sobre American Beauty a estas alturas? Pues bien, es que la andamos viendo en las clases de inglés... y hacía mucho que no la veía, y me entraron ganas de comentar un par de cosillas.
Para empezar, que quede claro que, a pesar de que me gusta bastante, que su guión es muy bueno, que los personajes son geniales (y las interpretaciones también)... no es mi película favorita. American Beauty es grande, sí. Y ya digo que me encanta. Pero no la defenderé tan a capa y espada como hago con otras (¿alguien dispuesto a meterse con Lost in translation? (muajaja... hay más, pero es que con esa os ensañáis xD))...
No voy a contaros el argumento, sabéis que no me gusta hacerlo. Así que si sois de esos que no la habéis visto (aunque parezca extraño, los hay y muchos... para más información, siguiente párrafo), mejor hacéis uso de google.
Bien, como he dicho, me sorprendió muchísimo una cosa, y es que la mayor parte de la gente no la había visto, ya fuese por prejuicios o por mala suerte. Es curioso, porque es una de esas películas que yo daba por hecho que la gente conocía. Y es verdad, muchos la conocían, pero pocos se habían animado a verla.
En fin, al menos la están viendo ahora, y a muchos les está encantando. Aunque una parte importante se quede con la parte que no es (oh, a un tío cuarentón le pone la amiga de su hija u.u'... bonita manera de resumir la película y su mensaje), otros abren un poquito más los ojos. American Beauty es una crítica, sí. Es una crítica ácida, sí. Y desde mi punto de vista es una buena crítica. TODOS, absolutamente TODOS los personajes son una especie de exageración que sirve para ello (aunque en algunos casos, conozca a "personajes" reales con rasgos más exagerados). Todos son unos personajes geniales, aunque un tanto tristes... de eso se trata, de que nos demos cuenta de ello.
Si tengo que quedarme con personajes... por supuesto, el de Kevin Spacey es genial. Sin duda. Y también adoro a Ricky, que es uno de mis miles de amores platónicos desde hace bastante. Pero es que todos los personajes tienen su algo. Todos los personajes son muy grandes.
Un diálogo... pues este, sin dudarlo:
RICKY: When I was fifteen, my dad caught me smoking dope. He totally freaked and decided to send me to military school. I told you his whole thing about structure and discipline, right? Well, of course, I got kicked out. Dad and I had this huge fight, and he hit me... and then the next day at school, some kid made a crack about my haircut, and... I just snapped. I wanted to kill him. And I would have. Killed him. If they hadn't pulled me off. That's when my dad put me in the hospital. Then they drugged me up and left me in there for two years.
JANE: Wow. You must really hate him.
RICKY: He's not a bad man.

Simplemente único. Tal vez haya otros mejores, y todo lo que queráis. Pero este es el mío. Ese "He's not a bad man" me encantó en su momento y me sigue encantando. Tal vez por eso adore tantísimo a Ricky.
Y creo que con esto es todo por hoy, que ya he escrito suficiente.

PD: Ricky Fitts es adorable.
PD2: Paulita, sigo diciendo que Thora Birch no es fea :P.

¡Saludos!

1 oct. 2007

Escuchen y comparen

Hace cosa así como semana y pico, salió en Asshai el tema, y quería ponerlo. ¿Roxanne por The Police o la versión tango de Moulin Rouge?
Una se queda, sin duda, con la de The Police, aunque de momento solo he encontrado a una persona que coincida conmigo (por cierto, eres un desagradecido, encanto, pero hay que reconocer que a veces hasta tienes razón :P). En fin, escuchen y decidan:





Y conste que Moulin Rouge lleva la ventaja de lo que suelen molar la coreografía y Ewan McGregor xD.

Bah, he de admitirlo, Moulin Rouge se me hizo bastante sosilla, qué le voy a hacer. Pero es que lo de la versión esta me llegó al alma xD.

¡Saludos!

PD: Sigo queriendo un gato.
PD2: Y pongo las postdatas detrás del saludo porque me da la gana... cuando quiero ponerlo como Om manda lo hago y punto :P.
PD3: ¿Alguien me enseña a dibujar? (y aviso que no tengo paciencia xD)

28 sept. 2007

Creando blogs ^^'

Acabo de llegar a mi casita. Estoy reventada, lo que no deja de ser curioso, porque me he tirado toda la tarde sentada delante del ordenador (para volver a OTRO ordenador :P).

Explico. Anita quería hacerse un blog. Anita quería hacerse un blog con imagen de fondo, cabecera y demás titadas. Y claro, Kerita allá que va a echar una mano, que de todos modos no tenía otra cosa que hacer.

Y yo que, con mi torpeza habitual para los ordenadores, me temía que iba a tardar en redescubrir para qué servía cada código... ingenua de mí. Tres horas que hemos estado intentando hacer el blog... TRES. Y ni media hora la ha ocupado el asuntillo de las etiquetas xDDD.

Pero no creáis que ha sido una tarea tediosa. Si lo pensáis es que no estáis acostumbrados a los surrealismos varios que son tan condenadamente habituales en mi vida. Nos hemos reído bastante. No, nos hemos reído bastante más que bastante. Y en parte, gracias a la siguiente situación:
(Anita haciendo la cabecera, concentrada en ello xD. Una en su mundo, como es habitual. Entonces, me fijo en el póster de Eragon que tiene ella en la puerta de su armario (ni he leído el libro ni he visto la película, por cierto), y pasa lo siguiente:
Yo: El tío de Eragon tiene una pinta de panoli que no puede con ella.
Ella: No es su tío.
Yo: O.o (pensando: ¿se puede saber de qué está hablando esta?)
Silencio
Ella se vuelve, y por lo visto, mi desconcierto se refleja en mi cara...
Ella: ¡Aaaah! El actor, no el personaje del tío ^^'.
Yo: No me jodas que lo has pillado ahora O.o...
Y claro, descojone general que ha durado bastante rato. De hecho, aún sigue.

Así que nada, si queréis echarle un vistazo al blog (y dejarle algún comentario a la pobre chiquilla), aquí tenéis el link: http://ellaberintodehielo.blogspot.com/

PD: ¿Macizo Laico es lo mismo que Macizo Galaico? (si es que el día ha estado sembradito de frases y momentos surrealistas xDDD)
PD2: Nuestras clases de alemán molan. Son un descojone continuo. Que se lo pregunten si no a Salva, que dice que han escuchado perfectamente nuestras carcajadas, aplausos, cancioncitas y demás desde el piso de abajo xDDD.

¡Saludos!

27 sept. 2007

Elegía a Ramón Sijé

Tenía ganas de poner este poema de Miguel Hernández (el hombre que, según mi madre, se pasaba la vida muriendo xDD) desde hace tiempo... pero con eso de que ocupa mucho, he ido dejándolo. No sé qué es exactamente lo que me gusta de estas letras, pero lo cierto es que es de esos pocos comentarios de texto que he disfrutado como una enana. Así que, por fin, y a pesar de todo, lo pongo... una tarea pendiente menos ^o^.

(En Orihuela, su pueblo y el mío, se me ha
muerto como del rayo Ramón Sijé, a quien
tanto quería.)

Yo quiero ser llorando el hortelano
de la tierra que ocupas y estercolas,
compañero del alma, tan temprano.

Alimentando lluvias, caracoles

Y órganos mi dolor sin instrumento,
a las desalentadas amapolas

daré tu corazón por alimento.
Tanto dolor se agrupa en mi costado,
que por doler me duele hasta el aliento.

Un manotazo duro, un golpe helado,
un hachazo invisible y homicida,
un empujón brutal te ha derribado.

No hay extensión más grande que mi herida,
lloro mi desventura y sus conjuntos
y siento más tu muerte que mi vida.

Ando sobre rastrojos de difuntos,
y sin calor de nadie y sin consuelo
voy de mi corazón a mis asuntos.

Temprano levantó la muerte el vuelo,
temprano madrugó la madrugada,
temprano estás rodando por el suelo.

No perdono a la muerte enamorada,
no perdono a la vida desatenta,
no perdono a la tierra ni a la nada.

En mis manos levanto una tormenta
de piedras, rayos y hachas estridentes
sedienta de catástrofe y hambrienta

Quiero escarbar la tierra con los dientes,
quiero apartar la tierra parte a parte
a dentelladas secas y calientes.


Quiero minar la tierra hasta encontrarte
y besarte la noble calavera
y desamordazarte y regresarte

Volverás a mi huerto y a mi higuera:
por los altos andamios de mis flores
pajareará tu alma colmenera

de angelicales ceras y labores.
Volverás al arrullo de las rejas
de los enamorados labradores.

Alegrarás la sombra de mis cejas,
y tu sangre se irá a cada lado
disputando tu novia y las abejas.

Tu corazón, ya terciopelo ajado,
llama a un campo de almendras espumosas
mi avariciosa voz de enamorado.

A las aladas almas de las rosas...
de almendro de nata te requiero,:
que tenemos que hablar de muchas cosas,
compañero del alma, compañero.

PD: Tengo que decir que a los de mi clase les gusta aplaudir más que a un tonto un "lápiz".
PD2: De momento, lo de "lápiz" solo lo pillamos tres personas (creo), y sí, tiene su gracia. Os dejaré con la intriga, al menos hasta que pase a limpio (o haga oficialmente públicas) las frases que he empezado a recopilar este curso (sí, vuelvo a las andadas, ¿qué pasa? :P).

¡Saludos!