31 dic. 2010

Meme: Remember 2010

Pues nos quedamos sin 2010. Y así, pensándolo un poco, me da a mí que no es un año que vaya a echar especialmente de menos (aunque en esto de las series ha habido alguna cosilla bastante interesante :P). Aun así, siempre está bien hacer balance, y qué mejor que este meme lanzado por Adri de Hablando de Series. Y voy a contar todo el año, desde enero hasta diciembre (he pensado en contar solo lo que pertenece a esta temporada, pero así me dejaría fuera unas cuantas que me apetece incluir).


Tu favorita
Otras veces quizá me habría sido más sencillo elegir solo una, pero ahora mismo lo veo un poco difícil. Así que voy a separar entre drama y comedia, y así puedo quedarme tanto con The Good Wife como con Community. Ambas van cada semana a mejor, y eso que antes ya me entusiasmaban ^^.

La nueva serie que recomiendas.
Como contamos todo 2010, voy a decir que Treme. Esa manera de atraparte y de hacerte unirte a sus personajes la hace única, y muy merecedora de ser recomendada.

Momento WTF
Prácticamente toda la última temporada de Lost fue bastante WTF (igual que los saltitos en el tiempo de la 5ª, conste :P), pero como tengo mi maratón de Felicity muy muy reciente, le va a tener que quitar el puesto. Madrecita mía, qué cosa más bizarra xD.

La que no pensaste que te gustaría
Voy a decir que Mad Men (aunque solo lleve dos capítulos). Llevaba un montón de tiempo dándome una pereza tremenda, y al final ha merecido la pena haberme puesto con ella.
También cogí con un poquito miedo The Big C, aunque aquí, más que "no pensé que me gustaría", sería un "no pensé que disfrutaría tanto con ella".

La que ha perdido fuelle.
Va a ser que Modern Family. Y matizo: antes mantenía que, aunque no es que fuera mi serie favorita, no me parecía mala y estaba simpática. Esta temporada, siguiendo sin ser mala realmente, ha tenido momentos que ni simpáticos, y capítulos que directamente me han aburrido. Si no fuera por Gloria, dudo que continuara con ella.

Un maromo
Josh Charles, de cabeza y sin dudarlo. Entre que es el típico tío que lo miras y dices "no, si guapo tampoco es", pero al mismo tiempo tiene un algo, y que me me encanta como Will en The Good Wife... Casi ni tendría que añadir lo mucho que lo adoré cuando me dio por ponerme con la primera de In Treatment hace poco.

La que ha remontado
Esta va a ser una categoría muy compartida, porque hay varias que han aprendido de sus errores y han tenido/están teniendo unas temporadas estupendas. Por un lado, Weeds, que nos regaló una muy buena temporada después de esa cosa que fue la quinta. Por otro, tanto Gossip Girl como Mujeres Desesperadas nos están dando una temporada interesantísima.


#yoconfieso
que sigo pasándomelo estupendamente con Glee (si nos olvidamos del episodio navideño, que de todos modos me da a mí que fue un "no eres tú, soy yo" en toda regla :P).

La miniserie.
No he visto yo muchas miniseries este año (y, haciendo balance, pocos, la verdad), así que en vez de una de las que han salido esta temporada, diré que Angels in America (igual el que sea la única que he visto este año (o en la que ahora mismo caigo que he visto xD) tiene algo que ver). Nada, sin ser tampoco perfecta (me sobraron horas), me gustó bastante.

Tú sobras
Por no perder las buenas (o malas) costumbres, vamos a decir que Vanessa de Gossip Girl. De la misma serie, Eric "Perchero" van der Woodsen tampoco es que pinte mucho, pero al menos este no me molesta tanto.
También me sobra la mitad del cast de Grey's Anatomy, pero eso es un caso perdido ya :P.

La que todo el mundo adora y tú no.
La temporada pasada habría dicho que probablemente Modern Family, pero viendo los comentarios de la gente, me da a mí que ya no estoy tan sola en eso de no amarla profundamente (sin llegar a odiarla, que tampoco es eso), así que no sé. Porque no quiero incluir todas las que no he visto que la gente adora pero a las que aún no les he dado su oportunidad.

La que dejaste y ahora te arrepientes.
Realmente, ninguna. No me arrepiento de haber aparcado Terriers porque desde el principio tenía intención de retomarla más tarde. Quizá, si me lo pienso, Lost Girl (y no, no me he vuelto loca), pero eso tiene fácil arreglo, y es coger y vérmela este verano :P). De las demás, ninguna. Muy harta tengo que estar para abandonar una serie, y si he llegado a hartarme de semejante manera, no es como para arrepentirme :P.

Una guest star
Julia Stiles como Lumen en Dexter. Grande ella, grande el personaje, y enorme el combo que forma con Dexter.

La cansina
Glee, y explico, que no es que me esté contradiciendo exactamente. Y es que sí, sigo adorando Glee, pero no voy a negar que a veces se ponen cansinos con muchas cosas. Por ejemplo, la sobrecarga de drama que lleva Kurt encima (aunque a ver si ahora se relajan un poco y lo dejan vivir una temporada :P), o los dramas Rachel-Finn (solución fácil: ahogamos a Finn en la bañera y todos felices :P), o poner a Mercedes a cantar lo mismo por enésima vez. Y repito, me sigue gustando la serie, pero no voy a negar que a ratos tiene sus momentos cansinos.

La que debería haber terminado.
Sin duda, Supernatural. El final de la quinta era perfecto como final de la serie, y esta temporada, salvo momentos concretos, no estoy siendo demasiado fan de ella (hasta me ha aburrido a ratos). Además, si hubiera acabado en la quinta, habría acabado la serie teniendo cariño a los dos protagonistas. Ahora mismo mataría a Dean después de torturarlo de mil maneras distintas (eso sí, con un esparadrapo en la boca, para que no hable :P).


La del maratón
Pues han sido unas cuantas. De todas ellas, me quedo con dos: con Shameless, por lo grande que es ella y sus personajes. Y con la última que he hecho, Felicity, que anda que no me lo he pasado yo pipa comentándola por twitter xD.

Nunca digas nunca jamás
Totalmente aplicable a lo que me ha pasado con Mad Men. En mi defensa diré que nunca dije que no la vería en la vida (aunque sí lo más cercano que hay: en algún momento lejano y poco probable quizá, es posible, tal vez... la vea xD).

La que has abandonado
Son unas cuantas, así que seguro que me olvido de alguna. Outsourced, Hellcats, Raising Hope, Life Unexpected...

La cancelación que has maldecido.
Running Wilde (pobre, pobre incomprendida). Sé que somos tres gatos y medio los que la adoramos, y que soy una cansina con ella, pero es que yo me lo he pasado muy bien con ella :P.

El gran cliffhanger
El final de Misfits, que abre muchas posibilidades. Y el de Weeds, y el de la mitad de la temporada de las Mentirosillas.


Esa pareja que te ha hecho reír
Troy y Abed, sin dudarlo ni medio segundo.

This is reality television
Este año me he ventilado todas las temporadas de Project Runway y, salvo la sexta, que me pareció bastante flojilla, las he adorado mucho. Además, con esta octava, que la he llevado al día, lo he pasado muy bien y muy mal, y, en definitiva, la he disfrutado mucho.
Tampoco me puedo olvidar de SYTYCD, que sin ella mi verano habría sido otra cosa. Esos dramas con mi Billy semana sí y semana también en el bottom three, por no hablar de la llorera que me pegué cuando se tuvo que ir Alex... En fins, que viví mucho esta temporada xD.

Una season premiere
Me voy a quedar con la de The Good Wife. Quizá porque era de las que más esperaba (y eso que yo tuve que esperar muy poquito).

Un episodio que viste al borde del sofá
Casi cualquiera de los de Dexter. Me sorprende que haya llegado al final de temporada sin haber muerto antes de un ataque al corazón.

Una fémina
Cualquiera de las mujeres de The Good Wife me vale: la Baranski, Julianna Margulies o Archie Panjabi (Kalinda es mucha Kalinda). Y Laura Linney y su Cathy Jamison. Y no puedo evitar incluir a Alison Brie. A mí es que de pequeñita no me enseñaron a contar :P.

El mejor episodio navideño
No soy especialmente fan de los episodios navideños, pero este año ha habido tres que, por motivos distintos, me han entusiasmado. Por un lado, Community y su originalidad. Por otro, Brothers & Sisters, más Walker que nunca. Y, por último, pero no por ello menos importante, el especial de Doctor Who, que consiguió que me emocionara como una tonta.

La que más esperas del 2011
¡¡Game of Thrones!! Después de años con la tontería de "a quién me gustaría ver interpretando a...", más luego la alegría de saber que se haría una serie (y la HBO nada menos), más haber estado pendiente de todo lo que se iba sabiendo sobre ella. No podría tener más ganas de Game of Thrones ni queriendo.

¡Saludos!

PD: Finiquitada Felicity y... menuda bizarrada de final xD. Desde luego, yo quiero saber qué leches se fumaron para escribirlo, que lo quiero para mí.
PD2: Qué poquito me ha durado el parón navideño. Ya mismo regresan nuestras series...
PD3: Parecerá tontería, pero tengo unas ganas tremendas de que empiece American Idol.

28 dic. 2010

Proyecto Mad Men: "Ladies Room" (1x02)

Después de lo mucho que me entusiasmó el piloto, tenía muchas ganas de coger el segundo episodio. Así que aquí vamos: segundo episodio visto y las impresiones que me ha dejado han sido de nuevo bastante buenas.


Trama: Mientras trata de responder a la pregunta "¿Qué quieren las mujeres?" para encontrar la mejor campaña para vender un desodorante, Don sigue moviéndose entre dos mundos completamente diferenciados. Peggy continúa descubriendo, poco a poco, cómo funcionan las cosas en la oficina. Y Betty comienza a ver a un psiquiatra, después de que su médico le diga que los "temblores" en sus manos podrían tener origen psicológico.

Personajes destacados: Si el piloto fue prácticamente propiedad exclusiva de Don Draper, para el segundo episodio cede un poco el lugar a las mujeres de la serie. Especialmente Betty Draper, a la que vímos solo de refilón en el episodio anterior, adquiere mucha importancia, conociendo a una mujer que, aun viviendo en el ambiente más estable y seguro que uno pueda imaginarse, va camino de una inseguridad y una inestabilidad absolutas.
También Peggy vuelve a tener bastante presencia en el episodio, continuando en la misma línea que ya vimos en el piloto. Sigue introduciéndose en el mundillo de la oficina y desengañándose a pasos agigantados.

Mejor momento: Hay dos momentos que a mí me gustaron mucho en este episodio. Por un lado, me encantó la escena en la que Betty está hablando con su amiga y acaban hablando de una mujer divorciada, con una mezcla de rechazo y miedo.
Y el segundo momento que me parece muy memorable es, hacia el final, cuando Peggy entra en el baño y se encuentra a una mujer llorando (ella misma había estado a punto de llorar un poco antes), pasa de largo y vuelve a salir.
Aparte de esas dos, tengo que decir que me reí mucho cuando están todos haciendo el payaso con los desodorantes.

Frase del episodio: Esta vez no puedo elegir solo una, así que van dos. La primera de ellas:
"Let me ask you something: what do women want?" "Who cares?"
Y, en cuanto a la segunda:
"I can't decide... if you have everything or nothing." "I live in the moment. Nothing is everything."

Valoración final: Tengo que decir que este segundo episodio me ha gustado algo menos que el piloto. Lo que no quiere decir que no me haya gustado, conste (más bien al contrario, el episodio me ha gustado bastante, aunque quizá situaría el piloto un poco por encima).
De nuevo, me ha parecido una maravilla la manera que tienen de retratar a los personajes en esta serie, dándoles sentido a todos ellos. En este caso, además, me llama la atención cómo consiguen complementar perfectamente la imagen de la mujer como simplemente un complemento de su marido, ya sea futuro o presente, (o algo más bien de su propiedad, sobre lo que tiene autoridad, algo que se observa muy bien al final del capítulo, en la conversación de Don con el psiquiatra de Betty), con una serie de personajes que, funcionando (oficialmente y dada la época) de complementos, tienen una profundidad y un desarrollo bastante importantes.

Enlaces:
Desperate Cats

¡Saludos!

PD: Estos días me he estado tropezando con Shawn Hatosy (que hace nada fue Boyd Fowler en Dexter, claro) en Felicity. Así que aprovecho y digo que tengo muchas ganas de que empiece la tercera de Southland.
PD2: Me da a mí que la entrada sobre la primera temporada de In Treatment la acabaré juntando con la de la segunda, que ya llevo casi media temporada. En la que, por cierto, ya les estoy pillando el punto a todos los personajes. Y lo estoy pasando horriblemente mal con April. Y estoy odiando a los padres de Oliver por lo que le están haciendo al pobre crío.

24 dic. 2010

Nos ponemos navideños...

Un poco, tampoco nos vayamos a pasar. Que ni siquiera el episodio navideño de Community (genialérrimo, eso sí) ha hecho que me convierta en la persona con más espíritu navideño de este mundo (y todos los de alrededor).

En cualquier caso, es lo que pega por estas fechas, desear a todo el mundo una feliz Navidad (o similares xD), y dar ánimos para soportar todas esas comidas familiares a las que muchas veces tanto cuesta sobrevivir.

Y a ver si hay suerte y cae algún regalo (yo este año lo tengo chungo, que mi señora madre nos ha prohibido los regalos, que estamos en crisis xD). Y una excusa como cualquier otra para poner este vídeo que me encanta tantísimo:


Me encantan estas dos (a Kate Micucci, by the way, seguro que la habéis visto por alguna parte. Yo me la he cruzado en Bored to Death, Weeds, Raising Hope y algún capítulo suelto que vi de Scrubs) y siempre está bien poner algún vídeo suyo. Además, este pega para estas fechas, y siempre está bien hacer recuento de todas las caras conocidas que salen en él :P.

¡Saludos!

PD: Cada vez me queda menos para acabar con Felicity (ya voy por la 4ª temporada, y me da que no me dura para todo el parón ni de coña xD). Y mantengo que Noel cada vez me parece más adorable. Y Ben más odioso. Ya creo que hasta da igual lo que hagan xD.

23 dic. 2010

Proyecto Mad Men: "Smoke gets in your eyes" (1x01)

Llevo unos cuantos días desaparecida (por ningún motivo en concreto, en realidad), pero bueno, ya iba siendo hora de que volviera. Y si es para hablar de Mad Men, pues mejor :P. Así que aquí va mi ficha del primer episodio...



Trama: El episodio nos lleva a Sterling Cooper, una importante agencia de publicidad en el Nueva York de 1960, donde Don Draper se las ve y se las desea para idear una campaña para Lucky Strike (algo que se presenta complicado, debido a la mala publicidad que empieza a tener el tabaco y sus efectos sobre la salud). Peggy Olson empieza su primer día como secretaria de Draper. Y Pete Campbell está a punto de casarse, por lo que sus compañeros le organizan su despedida de soltero.

Personajes destacados: Puesto que el protagonista indiscutible del episodio es Don Draper, no puedo decir otro que no sea él. Todo el episodio sirve de presentación del personaje, mostrándonos al hombre con esa especie de doble vida, con ambición y al que no le cuesta lo más mínimo encandilar a todo el personal.
También destacaría a Peggy (aunque no tengo muy claro que me vaya a caer especialmente bien, al menos de momento :P), a la que se la ve un poco perdida en un ambiente al que todavía no se ha hecho, pero más que dispuesta a "aprender". Y, en menor medida, un personaje que se ve un poco de pasada, pero que a mí me llama la atención: Joan, que a mí al menos me dejó totalmente hipnotizada desde el primer momento en que aparece en pantalla.

Mejor momento: El episodio tiene unos cuantos momentos memorables (tanto la escena inicial como la final (del que hice la captura) son una maravilla, por ejemplo), pero si tuviera que elegir uno, me quedo con Joan aconsejando a Peggy en su llegada a la oficina y dejándole claro qué es lo que se espera de ella y qué es lo que ella debería esperar.

Frase del episodio: "The reason you haven't felt it is because it doesn't exist. What you call love was invented by guys like me to sell nylons. You're born alone and you die alone and this world just drops a bunch of rules on top of you to make you forget those facts. But I never forget. I'm living like there's no tomorrow, because there isn't one." (Don Draper)

Valoración final: No es un episodio acelerado, frenético. Todo lo contrario, se toma su tiempo, y desarrolla cada momento y cada personaje de tal manera que te quedas con la sensación de que todo, absolutamente todo, está cuidado al detalle. Como digo, es un episodio pausado, pero eso no significa que no consiga atraparte completamente. Yo fui incapaz de apartar los ojos de la pantalla en todo lo que duró el episodio.
Por otro lado, una cosa que yo suelo valorar mucho son los personajes. Y, por encima de que me caigan mejor o peor (aún no los conozco lo suficiente como para empezar a amar y a odiar :P), me gusta que estén bien desarrollados, que tengan sus razones para actuar como lo hacen. Y eso, en solo un episodio, ya lo he visto bastante bien conseguido, en prácticamente todos los personajes que aparecen (Don, Peggy, Pete, Joan, Sal... con todos, absolutamente con todos, consigue que veamos más allá de lo que hacen y veamos un poquito el por qué). Y conseguir eso, especialmente en tan poco tiempo, no es nada fácil.
En fin, siempre me ha echado un poco para atrás el aura de "niño repelente" que tiene Mad Men, pero si hubiera visto antes este episodio, no me habría afectado para nada, y me habría lanzado de cabeza a verla. Ya digo, me ha encantado y me ha dejado con muchísimas ganas de seguir con ella.

Enlaces:
The Hatch of TV
Sala 815
Desperate Cats

¡Saludos!

PD: A ver si aprovecho estas semanas para escribir todas las entradas que tengo pendientes. Tengo muchas ganas de escribir sobre algunas cosas, pero luego cuando me pongo me cuesta la vida misma escribir. Ainsss...

15 dic. 2010

Una de nominaciones

Ayer se anunciaron los nominados de los Globos de Oro. Y podríamos decir muchas cosas, podríamos indignarnos o ser completamente felices, o lo que sea. Pero, qué leches, indignaciones o no, es un poco todos los años lo mismo, no nos engañemos. Anyways, como siempre es divertido comentar, aquí van mis (pequeños, que ando un poco falta de tiempo, as always) comentarios al respecto (como siempre, me salto las categorías de las que no tengo demasiada base para opinar :P).

Mejor drama
Boardwalk Empire (HBO)
Dexter (Showtime)
The Good Wife (CBS)
Mad Men (AMC)
The Walking Dead (AMC)
Sigo sin haber visto Mad Men (aunque en breve me pondré con ella :P), así que poco que opinar al respecto. Con TWD lo mismo, pero sin demasiadas intenciones de verla. Las temporadas de las otras tres me han gustado mucho, o están en ello. Eso sí, si pudiera elegir, me quedo con The Good Wife.

Mejor comedia
30 Rock (NBC)
The Big Bang Theory (CBS)
The Big C (Showtime)
Glee (Fox)
Modern Family (ABC)
Nurse Jackie (Showtime)

Lo primero de todo, decir que lo más cómico de la categoría es el hecho de que TBBT esté nominada. Es decir, no hay nada, absolutamente nada, más cómico que ello. Aunque en general esta es una categoría muy bizarra, porque eso de ver Nurse Jackie y, sobre todo The Big C (claro, ahora lo entiendo todo, esos lagrimones eran de la risa, está claro :P) como comedias es un poco WTF, como siempre :P. En cualquier caso, y dado que las nominadas son las que son (y a falta de ver 30 Rock), me quedo precisamente con The Big C. Seguida de Nurse Jackie. Y me voy a llorar a mi esquina de siempre después de ver cómo siguen ignorando a mi querida Community.

Mejor actriz de drama
Julianna Margulies (The Good Wife)
Elisabeth Moss (Mad Men)
Piper Perabo (Covert affairs)
Katey Sagal (Sons of Anarchy)
Kyra Sedgwick (The Closer)

Poco que decir, que aquí a la única que he visto es a la Margulies.

Mejor actor drama
Steve Buscemi (Boardwalk Empire)
Bryan Cranston (Breaking Bad)
Michael C. Hall (Dexter)
Jon Hamm (Mad Men)
Hugh Laurie (House)
De esta categoría tampoco tengo mucha idea, ya que solo he visto Dexter y Boardwalk Empire, y ahora mismo tengo el corazón dividido. Cualquiera de los dos me parecería bien (miedito me daría haber visto alguna de las otras. Yo es que soy toda indecisión :P).

Mejor actriz comedia
Toni Collette (United States of Tara)
Edie Falco (Nurse Jackie)
Tina Fey (30 Rock)
Laura Linney (The Big C)
Lea Michelle (Glee)

Adoro a Lea Michele, conste, pero la veo un poco fuera de lugar aquí. Personalmente la habría cambiado por mi adorada Mary-Louise Parker, que ha estado estupenda (as always) esta temporada. Por lo demás, yo aquí no puedo elegir xD. Que 30 Rock no la veo, ya lo he dicho, pero las mujeres de Showtime son muy grandes.

Mejor actor comedia
Alec Baldwin (30 Rock)
Steve Carell (The Office)
Thomas Jane (Hung)
Matthew Morrison (Glee)
Jim Parsons (The Big Bang Theory)

Me choca ver a Thomas Jane aquí. Es decir, esta temporada lo he visto más cómodo en el papel, pero tampoco me parece nada del otro jueves (lo mismo que la serie), así que me choca. Y me da grimilla ver a Matthew Morrison donde sea xD. Así, si tengo que elegir, me quedo con Steve Carell, ya de paso que es su última temporada.

Mejor secundaria
Hope Davis (The special relationship)
Jane Lynch (Glee)
Kelly MacDonald (Boardwalk Empire)
Julia Stiles (Dexter)
Sofía Vergara (Modern Family)

Difícil, porque aquí no sabría con quién quedarme. La única que no he visto es The Special Relationship, pero de las demás no me sobra ninguna. En fins, yo ando dividida entre Kelly MacDonald y Julia Stiles, eso sí. Y si lo pienso mucho, creo que me quedaría con esta última.

Mejor secundario
Scott Caan (Hawaii 5-0)
Chris Colfer (Glee)
Chris Noth (The Good Wife)
Eric Stonestreet (Modern Family)
David Strathairn (Temple Grandin)

Jum, y esta es una categoría muy rara para mí. No soy muy fan de Chris Noth, Eric Stonestreet confieso que me carga un poco, y no he visto ni Temple Grandin ni Hawaii Five-0. En cambio, Chris Colfer me parece de lo mejorcito de Glee. Así que, aunque sé que muchos no estarán para nada de acuerdo conmigo, yo creo que se lo daría a él :P.


¡Saludos!

PD: Ya me he puesto al día con Parks and Recreation y me ha parecido muy muy grande. Ya al final de la primera temporada apunta maneras, pero es que la segunda es estupenda. A ver cuándo saco tiempo para dedicarle una entrada.
PD2: Y voy a empezar con la segunda de In Treatment, así que a ver si escribo la entrada de la primera de una puñetera vez.
PD3: Y, por seguir con entradas pendientes, ahí andan la de Boardwalk Empire y la de Dexter. Si será por cosas pendientes xDD.
PD4: BTW, sé que la temporada pasada de Dexter fue estupenda y muy llamativa, pero esta me ha parecido de todo menos mala. Una temporada muy redonda, con una trama bastante buena, una evolución de los personajes (o una nueva visión) bastante interesante y una Julia Stiles estupenda interpretando a Lumen.

12 dic. 2010

Meme: y otra de spin-offs

Si hace unos días tocó hablar de los crossovers que nos encantaría ver en pantalla, estaba claro que los spin-offs no podían estar muy lejos. Así que apareció este meme, lanzado por Yorch. La idea es muy sencila: ¿de qué serie (y basada en qué personaje/s) te gustaría ver un spin-off? Aquí van los míos:

Being Mickey Maguire

Cuando uno es lo mejor de una serie tan enorme como Shameless, que es lo que pasa con Mickey Maguire, está claro que el adjetivo "enorme" se queda corto para describir a semejante personaje.
Ya casi desde la primera vez que aparece en pantalla va pidiendo un spin-off a gritos, pero es que conforme lo vamos conociendo y nos va ganando con esa forma suya de ser el ser más bruto y adorable de este planeta y el siguiente lo incomprensible es que aún no lo tenga.
Ya va siendo hora de ver cómo Mickey, siempre intentando ser el hijo modelo (de una forma muy bizarra, pero claro... es que teniendo en cuenta cómo son los Maguire en general, es bastante normal y todo :P) toma las riendas del negocio familiar. Si eso no merece una serie propia, entonces nada debería merecerla :P.

It's a Doggy Dog World

Y no es solo porque ya que la razón por la que sigo viendo Modern Family es Gloria, igual que mejor que le den una serie para ella sola. No, no, no, es que tiene hasta sentido.
Resulta que el FBI, después de descubrir la habilidad de Gloria con una pistola en la mano, decide reclutarla.
Ella se encargará de perseguir a los mayores malos malosos, a los más chungos de todos, y asustarlos como debe ser, que para eso es Gloria Delgado-Pritchett. Todo ello mientras suelta perlas de las suyas y, por supuesto, con esos escotazos que lleva siempre.
Una de esas agentes que hace las cosas a su manera, y que resuelve casos mejor que nadie porque ella lo vale. Mira, ese sí sería un procedimental que me gustaría ver :P.

Kevrah!

Mis dos Walker favoritos son descubiertos en otro campeonato de dobles al que se habían apuntado por enredos varios al más puro estilo Walker.
A partir de ahí, irán de gira por el mundo imbatibles hasta el final.
Todo ello aderezado con drama (mucho drama), comedia (mucha comedia) y, por supuesto, esas conversaciones telefónicas a siete u ocho bandas (por lo menos) al más puro Walker-style.
Oh, y muchísimo vino, por supuesto. Porque Kevin y Sarah pueden molar mucho y ser muy grandes, pero lo que jamás dejarán de ser es unos Walker de los pies a la cabeza.

Oh, wow... New York

(Pasa al siguiente spin-off si no sabes cómo acaba la segunda temporada de Skins y no eres demasiado fan de los spoilers)
Otra que no podía quedarse sin su propio spin-off es ese amor con patas llamado Cassie.
Al finalizar la segunda temporada de Skins la dejamos en Nueva York trabajando como camarera y, a su manera, empezando de nuevo.
Aquí podremos ver más de ella, de su vida en una nueva ciudad, lejos de Bristol y de todo... o no.
Porque mientras tanto tenemos a Sid buscándola por las calles. ¿La encontrará? ¿No la encontrará? ¿Serán felices y comerán perdices?

Meghan's Box

Y esta tenía que ponerla, aunque vaya con un poquito de retraso, pero es que es ahora cuando me he puesto con Felicity (¿cuántas veces lo habré dicho ya?) y Meghan es uno de mis personajes favoritos, si no mi favorito.
Así que, qué menos que darle una serie para ella solita, para sus idas de olla y sus borderíos. Porque ella mola, porque es muy grande.
Y porque lo que hay en el interior de la caja de madera que Meghan no le deja ver a nadie sí que es un misterio interesante, y no las tontadas de Lost.
BTW, voy aún por la segunda temporada, así que absténganse de spoilers (en relación con Meghan, con la caja o, ya que estamos, con cualquier personaje de la serie xD).

¡Saludos!

PD: Como dije, tengo intención de empezar ya mismo con Mad Men. Pues bien, me comentó Pieman (The Hatch of TV) que podíamos hacer algo conjunto entre blogs (en plan de comentar un capítulo cada una o dos semanas, personajes, opiniones, etc, etc). Si alguien quiere empezar también con la serie y le apetece apuntarse, bienvenido sea ^^.
PD2: Alguno/a me matará, pero por alguna extraña razón veo a Scott Speedman (Ben en Felicity) como lo que pasaría si mezcláramos la imagen de Matthew Morrison (Will en Glee y grima absoluta, por eso lo siento mucho por el muchacho xD) con la de un gato (es que le veo boca de gato, no sé por qué). Es un poco bizarro, pero es que no puedo evitarlo.

10 dic. 2010

A very Glee Christmas

Aviso, si no has visto el episodio navideño de Glee y no te entusiasman los spoilers, recomiendo que no sigas leyendo.

Lo primero de todo, tengo que decir que no soy muy fan de los episodios navideños. Quiero decir, no soy muy fan de los episodios navideños al uso, con su moraleja al final y su "todos relativamente felices y en familia" como resultado final. Que hay excepciones y hay episodios navideños que me gustan, pues sí, pero generalmente porque no es un episodio navideño típico (en ese sentido, tengo muchas ganas por ver cómo les ha salido la cosa a los de Community, aunque hasta más tarde no creo que lo vea). Así que no, si me das un episodio navideño con extra de azúcar, no esperes que me guste. No eres tú, soy yo, que se dice.



Y eso es lo que me ha pasado con el episodio de esta semana (el último antes del parón que durará hasta el 7/8 de febrero (7 para ellos, y 8 para mí, a no ser que me dé por mudarme en el último momento :P). Lo que es prácticamente eterno, pero comparado con el parón que hicieron la temporada pasada, parece poca cosa y todo). Demasiado azúcar, demasiado... "navideño". Demasiado ñoño, incluso para los momentos más azucarados y ñoños de la propia serie. En definitiva, que me pareció malo no, lo siguiente. Es más, hasta se me hizo largo y me costó un poco terminarlo, cosa que nunca me había pasado con esta serie (que, le pese a quien le pese, sigue siendo una de mis niñas mimadas).

¿Destacables? Muy poquitas cosas. Tenemos al Glee Club haciendo esfuerzos por celebrar la Navidad y a Sue The Grinch (con lo bien que pintaba eso y lo mal que acabó. Salvo por su odio incondicional hacia Will, el final del episodio fue como para matar a los responsables, con Sue y todo el Glee Club celebrando la navidad con Will). Nada fuera de lo que es el argumento típico del episodio navideño, con un montón de gente que quiere ser feliz y alguien intentando estropearles la fiesta.
Y más o menos ese es el argumento del capítulo. Eso y a Brittany aún creyendo en Santa. Cosa que, aunque haya opiniones divididas (y en cierto modo lo entiendo), a mí me gustó. Me pareció monérrima toda ella, qué le voy a hacer. Claro que de todos sus momentos en el capítulo, mi favorito fue el culebrón que tiene montado con Ken y Barbie (los de verdad, no Sam y Quinn :P). Anyways, como digo, hay gente a la que no le gusta esta Brittany, y yo lo entiendo. Y es que parece que la están haciendo más profundamente corta de lo que habían insinuado en un principio, donde aún podía tener un puntito de maldad. Conste eso, que yo no me quejo, pero entiendo de dónde viene la queja.
Y luego tenemos la continuación de la trama de Rachel y Finn, con ella intentando hacer las paces y él finalmente cortando con ella. Y aunque la trama no es que me entusiasme (es que es lo que decía el otro día: es salir Finn en pantalla y se me cierran los ojos), y me resultara bastante cansina, al menos da pie a que de ahora en adelante no vayamos a verlos más juntos. Es complicado, porque estos dos llevan siendo la pareja oficial desde el principio y me extrañaría que lo dejaran descansar tan fácilmente, pero de verdad que quiero que se acabe su trama de una puñetera vez.
¿Por qué? Porque Rachel mola, así de simple. Rachel mola cuando va sola y por libre, y mola en sus escenas con otros personajes (más combo Rachel-Kurt, por favor :P), pero Finn es más soso que un pan sin sal y apaga totalmente al personaje.

De todo el episodio, e incluso contando las escenas de Brittany (que ya digo que me gustaron, aunque como contribuyeron enormemente a la ñoñería del episodio, tampoco voy a ser completamente fan de ellas), lo que más me gustó, con diferencia y sin quejas, fue el único momento donde vimos a Kurt (se hizo raro y todo, verlo tan poco).

No solo fue el único número musical del episodio que realmente me gustó (y lo siento mucho por Rachel, porque soy muy fan de ella cada vez que canta, pero sus canciones no me dijeron nada), que lo es (en parte porque la canción también tenía muchas más papeletas que las demás para que me gustara :P), sino porque toda la escena en sí fue estupenda.
Blaine me sigue pareciendo un amor de chico, y a Darren Criss cada día lo veo más cómodo con el personaje.
Y, sobre todo, sigo siendo muy fan de Chris Colfer interpretando a Kurt. Soy muy fan de la expresividad de sus gestos y de las caras que pone, y aunque solo salga unos pocos minutos, es de lo más memorable de todo el episodio.
Y también soy muy fan de la elección de la canción y de la forma en que la cantan ambos dos. Lo que decía, ambos dos personajes son ya expertos en tontear el uno con el otro musicalmente.

¡Saludos!

PD: Mira que FNL es de todo menos una comedia, pero lo que me pude reir yo en el episodio de esta semana con Mindy y su "Rhinestones make me look trashy" xDDD...
PD2: Decidido (ya lo comenté ayer por twitter), en cuanto acabe con Felicity, me pongo con Mad Men. Siempre me da mucha pereza ponerme con esa serie (supongo que es cosa de tanto premio y la imagen de "niño repelente" que tiene), pero ahora que tengo ganas, a ver si aprovecho.
PD3: Odio no tener mi ordenador. En el ordenador de mi padre no puedo hacer capturas como Joss manda, y me resulta muy incómodo a la hora de escribir entradas.
PD4: Y, a todo esto, se me vuelven a acumular entradas. Me falta tiempo para escribirlas xD.
PD5: Me doy cuenta de que soy fan (y muy fan) de todo. He ahí una expresión que tengo que empezar a usar un poco menos, que al final seré fan de absolutamente todo.

9 dic. 2010

De vuelta en el Upper East Side

Después de la imagen, puede haber spoilers sobre la 4ª temporada de Gossip Girl


El año pasado por estas fechas mi relación con Gossip Girl no estaba en su mejor momento. De hecho, más bien estuve a puntico de abandonar la serie en el parón. No pasaba nada, y lo que pasaba, pasaba mal. Es decir, para lo único que sirvió la tercera temporada fue para ablandar y quitarle toda la sal a personajes a los que no les hacía ninguna falta que se la quitaran.
No hay más que ver que precisamente nuestra querida Mapi fue lo que le dio algo de vida a la temporada para darse cuenta de que... pues gran cosa no pudo ser.

Sin embargo, como yo soy así, mantuve la esperanza. Y a pesar de estar a punto de quedarme en el camino con la tercera temporada, aguanté hasta el final. Y le di una oportunidad a la cuarta. Por el "a ver si hay suerte y mejora".

Y confieso que no es algo que suela pasar demasiado a menudo, pero en este caso... pues lo ha hecho. Y es que toda la primera mitad de esta temporada le da varias vueltas a la temporada anterior.


Después de un tiempo dando vueltas arriba y abajo con los personajes sin hacer absolutamente nada, en esta cuarta temporada hemos vuelto a tener una trama central, un enredo relativamente decente.
Juliet fue una "mala" oficial y una bitch de primera que le ha venido estupendamente bien a la temporada. Pero como todo personaje que se precie, Juliet tenía un secreto, y ese eran sus intenciones y su porqué. Es decir, después de su operación "destruyamos a Serena", que más o menos ya acabó en el episodio anterior, seguíamos sin saber muy bien por qué lo había hecho. Sabíamos que tenía que ver con que su hermano estaba en la cárcel por culpa de Serena, pero no sabíamos por qué.

Y en este último capítulo ya nos enteramos. Y en una vuelta de tuerca de lo más propia de esta serie, resulta que la mala malísima de la película es Lily (y tanto Juliet como su hermano pasan a ser encantadores xD). No solo había mandado al hermano de Juliet a la cárcel por proteger la imagen de Serena (y la suya, por tanto), es que además está a puntico de darle una puñalada trapera a Chuck vendiendo Bass Industries, mientras de paso aprovecha para dejar a Rufus (de verdad, ¿quién fue el cerebrito que le puso el nombre al personaje?) con cara de tonto, porque eso de contarle las cosas como que no (otra cosa es que el hombre ya sea tonto de por sí, pero eso va aparte). El caso es que de la noche a la mañana Lily ha pasado a ser una manipuladora y una reina de los enredos que ríete tú de Blair Waldorf.

Lo que ahora habrá que ver es si son capaces de darnos una segunda mitad de temporada tan estupenda como esta primera. Porque se van de parón con las tramas bastante cerradas y atadas, así que... a ver por dónde salen ahora.

¡Saludos!

PD: Por cierto, igual soy yo la loca, pero juraría que vi a Lily y Chuck y a Dan y Blair tonteando.
PD2: Tal como acabó el episodio, no me extrañaría demasiado volver a ver a Jack Bass. No es que me entusiasme el personaje, pero es que con la grima que me da Desmond Harrington, siendo Quinn y su dichosa cadenita, en Dexter, casi que por su bien hasta quiero que vuelva, a ver si así me da menos grima xD.
PD3: Muy flojillo el capítulo navideño de Glee, ¿no? Demasiado ñoño para mi gusto. Creo que salvo la Sue del principio (no ya hacia el final), lo adorable que es Brittany y el momento de Blaine y Kurt tonteando musicalmente (estos dos son unos expertos en eso ya a estas alturas xD).

7 dic. 2010

Inside Game of Thrones


Después de una semana mordiéndome las uñas por culpa de los señores de la HBO y su habilidad para ponernos los dientes largos, ayer pude ver por fin los escasos 12 minutillos que dura Inside Game of Thrones.
Y ahora solo puedo decir una cosa... ¿Por qué abril está aún tan lejos?

Es que a cada imagen que veo, más ganas tengo de ver la serie. Ahora, cuando por fin hemos podido ver algo más que un par de imágenes sueltas (y eso que aún no es mucho, pero más que antes sí), no puedo hacer otra cosa que seguir diciendo que cada día tiene mejor pinta.

Me gusta mucho la caracterización y el detalle que le están dando a todo. Y de momento sigo sin poner pegas a la elección de ninguno de los actores. Es más, hasta ahora no había visto ni a Littlefinger ni a Viserys (que en los libros son de mis personajes favoritos), y vistos ahora estoy entusiasmadísima. Tanto Harry Lloyd, del que no me suena haber visto nada antes, como Aidan Gillen, con el que ya me dieron una alegría cuando lo anunciaron como Littlefinger, me convencen muy mucho.

No sé si serán la imagen que yo tengo en la cabeza de los personajes exactamete, pero me da igual. De momento doy saltitos de alegría con todo lo que he visto. Incluidos Jaime y Cersei, que ganan muchísimo en movimiento.

Vamos, que creo que el único problema que tengo ahora mismo es con Gendry. Y no por nada, es que Chris es mucho Chris (fácilmente mi segundo personaje favorito de Skins después de Cassie, si me lo permiten todos los demás enormes personajes que ha tenido la serie), y me va a costar ver a Joe Dempsie y no ver a Chris :P. Pero dadme tiempo, que yo a todo me acostumbro :P.

¡Saludos!

PD: Cambiando totalmente de tercio, el otro día no sé por qué se me encendió la bombilla en la cabeza y llevo desde entonces empeñada en que quiero que canten algo de Rent en Glee. Porque mola, y porque además no es ni mucho menos complicado buscarse una excusa para meter muchas de las canciones en la serie (y, qué leches, cosas más bizarras han hecho :P).
PD2: De eso que me dio por escuchar las canciones (volviendo a otra de mis rachas, que a mí cuando me da fuerte con algo... pues soy muy cansina xD) y después por verme la película. Y tengo que decir que, de esas cosas tontas que me pasan a mí, me hizo una ilusión tremenda encontrarme a Marty de las Gilmore. Precisamente en uno de mis momentos favoritos de la película. Mira que la había visto antes, pero con eso de que a las Gilmore no las vi ordenadamente hasta hace relativamente poco, ni había caído (y me sonaba, juro que me sonaba, que siempre me quedaba pensando de qué leches me sonaba a mí la cara de ese chico).

3 dic. 2010

Especial Education

Yo voy a decir una cosa. Sé que hay mucha gente a la que le parece que Glee ha pegado un bajón importante. Y sé que igual es verdad. Pero me da igual. Lo que yo busco con esta serie es pasármelo bien, y todavía lo sigo haciendo. Es verdad que me molesta un poco que se estén centrando tantísimo en Kurt y en una trama tan concreta y que sea todo tan dramático con él. Pero a veces le dan un respiro (a él y a todos nosotros, en general :P) y se agradece, y entonces me lo vuelvo a pasar genial con el episodio y sigo pasándomelo tan bien como siempre. Así que sí, sigo adorando Glee, qué se le va a hacer.

Y precisamente con este último episodio me ha pasado eso, me lo he pasado pipa. Eso sí, aunque me han gustado bastante todas las canciones, no creo que sean tan memorables como las del año pasado, peeeero el episodio ha tenido momentos muy grandes. Aunque más que momentos, a mí lo que me apetece comentar son varias cosillas sueltas, que ya comenté por twitter un poco el otro día.


Lo primero de todo, tengo que decir que el colegio ese me sigue produciendo verdadero mal rollo. Es decir, son todos iguales, son todos felices y ahora... ahora van por la vida adorando a los canarios (¿es que soy la única que se los imagina a todos cantando eso de Ay qué pena me da que se me ha muerto el canario y no puede parar de reir?).
Si eso no es una secta, se le parece mucho. Cuando le dan a Kurt el canario para que cuide de él y casi que les falta insinuar que en sus ratos libres se dedican a hacerle ofrendas de sangre para ganar premios, casi que dan ganas de decirle al pobre Kurt que salga corriendo de ahí. Porque, oye, a mí Kurt me sigue gustando. Pero es que, aunque le hubiera acabado cogiendo manía de verdad, y no solo temporal y en momentos concretos, me daría pena verlo metido ahí en medio.
Ahora, ya en serio (bueno, lo de antes también iba en serio :P), lo que sí que me vi venir a kilómetros era lo que iba a pasar con Kurt una vez entrara en el colegio este. Y es que si algo es Glee (y Kurt no es menos) es darle importancia al individuo, a lo que es cada cual por sí mismo, a apreciar y querer la diferencia. Al fin y al cabo, si una lección da Glee es precisamente esa. Y el nuevo colegio es justamente lo contrario. Sí, están todos felices (aunque sea una felicidad muy malrollera), pero al precio de sacrificar completamente la individualidad.


Otra que no está precisamente feliz es Rachel, a la que he adorado mucho en este capítulo. Pero no por la parte de Finn (Rachel se entera de que Santana se acostó con Finn cuando ella estaba con Jesse, y le sienta como un tiro), porque a mí las tramas Finn-Rachel tienden a aburrirme (bueno, todo lo que lleve a Finn de por medio tiende a aburrirme), sino porque sirvió para ver al combo Rachel-Kurt, que a mí me parece que es uno de los que deberían aprender a explotar, porque funciona estupendamente.
Y es que, en uno de esos momentos de autocrítica que está haciendo la serie esta temporada (nada supera a los "There's GOT to be a Journey song we haven't done yet", eso sí, o a Will con cara de disgusto porque la gente no quiere verle rapear xD), Emma le dice a Will que siempre hace las cosas de la misma manera: dueto Finn-Rachel + clásico de rock con Mercedes soltando alguna nota de las suyas al final. Así que deciden cambiarlo, y esta vez Rachel no tendrá ningún solo.
Así, con el disgusto que lleva la pobre chica encima, coincide que Kurt va a pedirle ayuda para un solo y acaba saliendo el que probablemente sea uno de mis momentos musicales favoritos de la temporada: Don't cry for me Argentina (por cierto, sigo diciendo que Blaine es adorablérrimo. Me mata el momento en el que le dice a Kurt que no mueva los brazos xD).
Ya la temporada pasada me entusiasmó Defying Gravity. Y aquí lo vuelven a hacer. Pero no es solo eso: es que Rachel como amiga de Kurt es de lo mejor del episodio, y probablemente la mejor Rachel que hemos visto hasta ahora (y mantengo que soy muy fan de Rachel desde siempre).

Pero bueno, con Rachel fuera y haciendo los coros, el protagonismo pasa primero a los rubísimos del Glee Club, Quinn y Sam (por cierto, sigo diciendo que me perturba el tamaño de la boca de este chico xD). No es Rachel con Don't Rain on my Parade, pero lo prefiero a la alternativa Finn-Rachel, lo admito xD. Y después Santana se hizo con el escenario:



Y tengo que decir que a mí me encanta Santana, y que cada día soy más fan de ella. Cada vez que abre la boca la chica es una mina (si es que hace falta alguna bitch suelta, lo sabe todo el mundo :P), pero es que además me gusta cómo canta.
Claro que si algo fue muy grande de esta actuación, eso fueron Mike y Brittany (por cierto, monérrima en este episodio con todo el tema del peine mágico xD) bailando. Madrecita mía. Es decir, sabía que estos dos eran unos cracks, pero es que cada vez que lo veo me quedo con la boca abierta.


Y, claro, el premio se lo llevaron para casa. Con truco, eso sí, que los nenes del colegio-secta también se lo llevaron, y los veremos a ellos y al canario infernal en las regionales. O eso parece.
Lo que no tengo tan claro es que Kurt vaya a seguir con ellos. Con Blaine sí, que me da a mí que tenemos Blaine-Kurt para rato. Pero apuesto lo que sea a que Kurt va a durar en ese colegio lo que el agua en un cesto.

¡Saludos!

PD: El momento Mike/Brittany además ha servido para aumentar malamente mi mono de SYTYCD. Ainsss... con lo bien que lo estaba llevando hasta ahora xD.
PD2: Otro episodio de FNL que se me ha pasado volando esta semana. Y me está costando mucho menos pillarle el punto a Buddy Jr. que lo que me costó con su padre xD.

2 dic. 2010

A Doctor Who Dance Number

Los que veáis habitualmente (o al menos de vez en cuando) al cabra loca de Craig Ferguson sabréis que el hombre, aparte de todo un ídolo, es fan de Doctor Who. También sabréis que hace unos días fue Matt Smith (a.k.a. 11) de invitado, y dedicaron todo el programa a... Doctor Who, claro (el programa estuvo muy bien, por cierto. Quienes no lo hayan visto, lo puede ver en varias partes aquí, aquí, aquí y aquí).

La cosa es que tenían preparado un número para el principio del programa, con el tema de la intro de la serie (sí, el mismo que suena cada vez que alguien me llama al móvil. O cada vez que me suena el despertador. Una es que ha salido un poquito friki, qué se le va a hacer xD), que no pudieron emitir finalmente por temas de derechos.

Aun así, todos estábamos esperando a que se acabase filtrando, incluido el propio Craig, que hizo varios comentarios acerca de la vergüenza que sería que el vídeo acabase filtrándose xD.

Pues bien, ya está dando vueltas por ahí, y ya se puede ver. Y yo solo digo una cosa: no me puedo cansar de verlo. Es que es epiquísimo. Mira que me esperaba algo surrealista y genial, pero es que supera todas mis espectativas.


¿Es o no es genialérrimo? Desde luego, por cosas como esta cada día me gusta más Craig. Porque... a ver a quién más se le iba a ocurrir xD.

¡Saludos!

PD: Y Craig Ferguson le ha robado malamente la entrada al capi de esta semana de Glee, que tengo que comentarlo sí o sí (muchas cosas que comentar, desde el momento SYTYCD de Brittany y Mike hasta el tema de los chavales que adoran canarios en sus ratos libres (y habrá que ver si no le hacen también ofrendas de sangre o algo así. A mí no me extrañaría lo más mínimo), pasando por lo grande que es Santana), pero es que lo merecía. Así pues, los chicos de Glee se trasladan a mañana o así.
PD2: Mantengo que Running Wilde es una gran incomprendida. Me sigue pareciendo de los mejores estrenos de la temporada xD.

1 dic. 2010

Living in Shondaland

Los que llevamos unas cuantas temporadas viviendo las idas de olla, las genialidades y los surrealismos de nuestra amiga Shonda, ya sea a través de Private Practice o, sobre todo, a través de Grey's, ya sabemos qué es lo que nos podemos esperar de ella. Ya sabemos lo mucho que la vamos a odiar a veces, pero también sabemos que igualmente habrá momentos en los que la adoraremos. O al menos adoraremos algunas de sus idas de olla.

Lo que sí que está claro es que, si de algo puedes estar seguro, es que una vez caes en sus redes, es muy difícil salir. Porque es verdad que es muy fácil reirse de los surrealismos de ambas series, indignarse por las cosas que se le ocurren a esta mujer, por las idas y venidas de los personajes... Pero es que precisamente por eso es prácticamente imposible no entretenerse.


¿Cuántas veces, una vez dejamos atrás la segunda temporada, he dicho que estaba a nada y menos de abandonar Grey's Anatomy? Miles, eso seguro. Y aquí sigo. Nos hemos plantado ya en la séptima temporada y aquí sigo. Y la cosa es que no parece que vaya a abandonarla de momento. Si soy sincera, dudo mucho (y siempre lo he dudado, y alguna vez hasta lo he dicho :P) que llegue a abandonarla nunca. Algo me dice que, salvo causas de fuerza mayor, aquí estaré, aguantando con los médicos y demás fauna del Seattle Grace hasta que el hospital cierre sus puertas. Porque si hay algo que me pasa con esta serie es que, por lo general, me lo paso muy bien con ella, que aún adoro a sus personajes (Cristina y Callie FTW, por mucho que me duela lo que Shondita le ha hecho a la primera y lo que ha hecho con la trama de la segunda de momento).

No voy a decir que es la mejor serie de la historia, ni mucho menos, pero sus buenos ratos me ha dado. Y meteduras de pata ya digo que hay muchas, y oportunidades desaprovechadas (se me ocurre una de cierto asesino que desperdició malamente la oportunidad de hacer un recorte de plantilla como Joss manda :P) unas cuantas también. Pero, ¿y lo bien que nos lo pasamos en ese hospital que cada día se parece más al camarote de los hermanos Marx?


Luego, claro, está la otra. Private Practice, siempre a la sombra de su hermana, es también muy Shonda toda ella. También aquí los personajes viven en un culebrón continuo mientras dan saltos de un trauma a otro y mientras cambian de personalidad, ideas y filosofía de vida de la noche a la mañana como quien no quiere la cosa (¿verdad, Sam?).
Conmigo Private Practice siempre ha estado un poco en la cuerda floja. Bueno, al menos mucho más que su hermana. En este caso al menos sí que me veo capaz de abandonarla. Pero la cosa es que también esta es shondiana en todos los sentidos de la palabra. Y eso incluye el que lo mismo tenga episodios infumables (sin movernos de esta temporada, ese en el que a Sam le daba por jugar a ser Dios me pareció horroroso. De hecho, ni lo acabé :P) que episodios más que decentes.

Por eso a la larga, aunque me vea con más facilidad para abandonarla, acabo no haciéndolo. Lo que tienen las series de Shonda, esa mujer que sigo convencida de que se fuma los guiones de sus series y de ahí salen esas ideas que tiene. Supongo.

Por eso me da mucho miedito el momento en el que empiece a emitirse Off the map. No me llama absolutamente nada, pero mucho me temo que acabaré echándole un vistazo irremediablemente. Y una vez haga eso, muy horrorosamente mala (y, aparte de eso, muy poco shondiana) tiene que ser para que no pase a estar entre mis habituales.

¡Saludos!

PD: Y me he dejado lo del episodio musical que quiere hacer nuestra amiga en Grey's. Pero vamos, eso puede ser muy épico. Mucho xD.
PD2: Y el otro día no sé quién lo comentaba por twitter, pero tenía más razón que un santo: viendo el nivel de surrealismos por episodio de Glee, está pidiendo a gritos que Shondita se pase por ahí a echar una mano, al menos de vez en cuando :P.
PD3: Ahora cambio completamente de tercio y digo: desde que alguien comentó (sé que fue una alguien, pero no me acuerdo de quién xD... ¿A quién tengo que echarle la culpa? xD) lo del cuello de paloma de Peter Krause, en Parenthood no me puedo fijar en otra cosa.
PD4: Mira que yo no veo la tele, pero ayer coincidió que estaban en mi casa viéndolo y partiéndose de risa, así que me paré a curiosear... Genial el momento "me quemaría por dentro" que se marcó Antena 3 xD.

30 nov. 2010

Un año (y...)

El otro día me di cuenta de que hacía algo más de un año que había vuelto por aquí. A principios de noviembre, concretamente. Este blog lo empecé hace bastante tiempo, simplemente como un sitio donde poner las tontadas que se me fueran ocurriendo. Después lo acabé abandonando, esas cosas que pasan. Y entonces, justo hace más de un año, me di cuenta de que lo echaba de menos. Parece una tontería, pero a mí me gusta mucho escribir por aquí (si no, está claro que no lo haría). Me gusta el mundillo de los blogs, me gusta comentar y que me comenten. Me gusta debatir. Y esto es estupendo para ello ;). Me apetecía tener un sitio donde comentar las chorrocientas series que veo. Así que decidí volver. Porque aunque la idea del blog, e incluso yo un poco, haya cambiado bastante desde que lo empecé, le sigo teniendo bastante cariño.

Volví sin saber muy bien cuánto aguantaría, simplemente porque me apetecía. Y aquí sigo, más de un año después.
Mucho tienen que ver en ello aquellos que andan siempre por aquí dispuestos a comentar y a darme una alegría con sus comentarios (en serio, llamadme tonta, pero soy completamente feliz cuando os leo :P). Os doy las gracias a todos, y en especial a Yorch, Martinyfelix, Satrian, Manganxet, LiPooh, Kiseki7, Un Telespectador más, etc, que siempre andan por aquí ^^.
Ya digo que leer vuestros comentarios es siempre una alegría, así que muchas gracias.

En fin, un añito en el que no solo he conocido unas cuantas series (más), sino que he coincidido con gente estupenda (por aquí, por twitter, etc) gracias a haber decidido volver a esto de los blogs.

Vamos, que me alegro un montón de este añito. Y, como ya digo que la culpa de ello (xD) la tenéis vosotros más que yo (al fin y al cabo, un blog no es solo quien escribe las entradas, porque solo con eso no sería nada, sino quienes leen, comentan o simplemente se pasean por él de vez en cuando), no puedo hacer otra cosa que daros las gracias ;).

Y esperar que sean muchos más como este ;).

¡Saludos!

PD: Y ya que estamos por dar gracias y demás, no puedo no nombrar a dos pedazo de ídolas como son Antara y MacGuffin. dos de mis imprescindibles ^^.
PD2: Cambiando ya de tema, tengo que decir que esta temporada de Dexter me está encantando. Es verdad que la temporada pasada fue enorme, y no sé si esta está a su nivel o no, pero igualmente estoy disfrutando como una enana con cada capítulo.
PD3: Y la que sí que me ha ido ganando poco a poco y pasito a pasito ha sido Boardwalk Empire. Ahora que no me pierdo con el quién es quién, disfruto de ella mucho más. Y sus personajes me parecen más redondos a cada capítulo que pasa. Es muy complicado quedarse solo con uno.

29 nov. 2010

Un poquito más de Game of Thrones

Llevaba tiempo sin poner nada sobre Game of Thrones, sin comentar las fotos que salieron, ni nada de nada. Y ya sé que eso no puede ser (lo sé, lo sé :P), teniendo en cuenta el nombre del blog, lo mucho que adoro yo Canción y que llevo un montón de tiempo esperando la serie como agua de mayo.

Lo que pasa es que se me han juntado un par de cosas y no he podido hablar sobre ello en el blog. Por un lado, está eso de que sigo sin poder usar mi ordenador (y así seguiré de forma indefinida, o hasta que me toque la lotería, que este año ya nos va tocando :P (¡y eso que no juego a la lotería de Navidad! xD), o algo así). Y aunque pueda apropiarme de ordenadores ajenos de vez en cuando (y aprovechar para dejar alguna entrada preparada), estas cosas, que son las que apetece comentar en el momento, me resulta bastante más difícil comentarlas.

Y luego está, claro, lo que creo que es la razón que me echa un poco más para atrás, y que ya comenté cuando hablé sobre la serie por aquí. Y es que estoy hasta las narices de comentarios tipo "es que Cersei debería ser más rubia, Dany no es lo suficientemente guapa, el pelo de Jon Nieve no es como en el libro, en los libros no llevan tanto cuero en la ropa, Cat es demasiado vieja, los yelmos son raros". Y demás.
Ya lo dije, es que no entiendo esos comentarios. Y eso que yo, si algo soy, aparte de seriéfila, soy muy fan de estos libros. Me los he leído varias veces (algunos hasta tres; el último dos). Algunos en inglés y en español, otros solo en inglés. Pero varias veces. Me conozco a los personajes como la palma de mi mano, he defendido a Sansa, a Cersei, a Theon y a Viserys una y mil veces y me he metido con el pavisoso de Jon otras tantas. He pasado horas y más horas cogiendo a los personajes y analizándolos y debatiéndolos. Sí, así de friki soy yo con estos libros. Vamos, que los adoro, y mucho, y les he dedicado muchas horas.
Pero aun con esas me parecen muy surrealistas algunas quejas de algunos fans (no de todos, está claro :P), con cosas tan nimias como el color de pelo de los personajes.
Es decir, me parece bastante estúpido quejarme de que en la adaptación (eso, adaptación) de un libro no pasan las cosas exactamente de la misma manera que en el libro. Al fin y al cabo, no quiero el mismo producto dos veces, no quiero la misma visión, quiero cosas diferentes, al menos en parte. Me hace mucha ilusión ver unas historias y unos personajes a los que adoro tanto llevados a la pantalla, pero me decepcionaría si me devolvieran exactamente la imagen que tengo en la cabeza. Para eso, se lo podrían haber ahorrado. Y si me parece surrealista eso, que aún puedo entender que haya gente que no lo comparta, las quejas sobre detalles tan simples y tontos como los que comentaba, ya ni te cuento.

En fin, pues eso, lo que decía, que con la tontería he dejado el tema un poco abandonado, y no quería.
Pero aprovechando que ayer aparecieron un par de vídeos como adelanto del especial de 15 minutos del próximo domingo, he pensado que podía comentar algo al respecto (y, de paso, protestar un rato sobre fans quejicas :P).



A mí, de momento, me está encantando todo lo que veo. Pero, como ya dije, aún es pronto para decir nada sobre la serie :P.

¡Saludos!

PD: Ahora, yo lo que quiero es a esa Dany para Navidad. Madrecita mía, cómo está la chica. Es que cada vez me gusta más...
PD2: Con la semana tan tranquila en cuanto a series que hemos tenido, casi me ha dado tiempo a terminarme la primera temporada de Felicity. Sí, 11 años más tarde es cuando me da a mí por verla :P.

23 nov. 2010

Mi aventura con Los Tudor

Nunca he sido demasiado de series históricas. No es que no me gusten, ni nada, es solo que tampoco me llaman de primeras especialmente la atención. Es por eso que aún no he visto Roma, aunque sé que la veré en algún momento. Y es por eso, al menos en parte, que no me puse con Los Tudor hasta hace relativamente poco. Pero lo hice, porque también es verdad que llevaba tiempo en mi lista de series pendientes, en vez de completamente ignorada. Y, aunque tarde lo mío, siempre acabo dándoles una oportunidad a las habitantes de esa lista.


Ahora, un tiempecillo después de empezarla (me parece que la empecé a principios de septiembre, pero tampoco lo tengo muy claro), he podido archivarla en MyTVShows. Lo que, bien pensado, significa que más bien me lo he tomado con algo de calma. Quiero decir, si lo comparamos con los maratones que me pego yo con otras series y tenemos en cuenta que sus temporadas son más bien cortitas.

No es de extrañar, pues este tipo de series a mí se me suelen hacer un poco demasiado densas si las veo del tirón. Y, si bien es cierto que algunos tramos de la serie se me han hecho algo menos llevaderos y he tenido que pelearme con ellos, otros los he disfrutado como una enana. También sé de gente que ha disfrutado con todas sus temporadas, del primer al último capítulo, y que se le han pasado volando. Por eso me da a mí que puede ser más eso que he comentado antes, eso de que si me ponen una serie histórica y al lado otra de instituto, caeré antes en el drama teen, por mucho que eso no diga demasiadas cosas buenas sobre mí. Pero, qué leches, si vemos series es para entretenernos, ¿no? Pero bueno, como digo, a pesar de los inevitables tramos cuesta arriba, me quedo con un recuerdo bastante bueno.

En general me ha parecido una serie bastante bien hecha. Es cierto que tampoco es excesivamente difícil sacar algo interesante del periodo y los personajes que tratan (aunque sea necesario a veces dejar de lado la Historia para darle cierto interés televisivo. Ni me voy a poner quisquillosa ni me molesta especialmente), así que puede decirse que partía con ventaja. Ya tenía unos personajes potencialmente interesantes, ya tenía unas tramas más que definidas.


Les quedaba poco por hilar, poco en lo que equivocarse especialmente. Precisamente por eso resultan tan importantes aspectos como el cuidado de decorados y vestuario (lo del vestuario en esta serie es impresionante). Y la elección de los actores que interpretan a ciertos personajes. Así, puede que Enrique VIII (en la serie :P) guste más o menos, pero lo que está claro es que Jonathan Rhys Meyers hace un papelón. Al igual que Maria Doyle Kennedy es una Catalina de Aragón estupenda (y ahora me resulta muy extraño verla haciendo de niñera en Dexter) y que la Bolena de Natalie Dormer fuera también muy grande.

Ahora, con quien yo me quedo, y en quien más me ha gustado la combinación personaje-actor, es con Cromwell, interpretado por ese trotaseries que es James Frain. El personaje es sin duda el motor de buena parte de la serie, llegando a convertirse durante la segunda y la tercera temporada en el mismo centro de todo. Y James Frain se hace con el personaje de la mejor de las maneras. A mí, además, me resultó muy chocante verlo ahí, precisamente porque venía de la tercera temporada de True Blood, donde su personaje, Franklin, y con el permiso de Russell Edgington, es de lo más memorable. Y digo que me resultó chocante porque me costó dos segundos y medio verlo como Cromwell y no como Franklin (y a este hombre lo he visto en más sitios, pero de ahí era de donde lo tenía más reciente), y eso no siempre es fácil. Especialmente cuando ambos son personajes tan grandes.

Ahora, digo muchas cosas buenas de la serie, porque de verdad que me ha gustado, pero eso no quita para que haya un par de aspectos que no me hayan convencido demasiado.

Por un lado, y a algunos les extrañará viniendo de mí, se me hicieron bastante difíciles de ver algunas escenas (sí, cuando les daba por torturar a alguien lo pasaba muy mal). Eso no tiene por qué ser necesariamente negativo, pero el caso es que muchas veces me parecía completamente gratuito. ¿De verdad era necesario? Es decir, no hacía falta mucha imaginación para saber qué es lo que pasaba en la Torre de Londrés, y realmente no creo que a la visión de los personajes, de las tramas, les hubiera afectado mucho. Me pareció más anecdótico que puramente necesario. Y cuando no me aporta demasiado y encima se me hace desagradable... no sé, me parece que hubiera quedado mejor si se lo hubieran ahorrado.

Y por otro lado comento una cosa que seguramente pasaría por alto de no ser española :P. Evidentemente, me refiero al acentazo de los personajes que hablan español. Catalina de Aragón hablando español es todo un poema, pero es que así todos los personajes, por muy españoles que sean. No es que fuera a dejar de ver la serie por ello, pero me resultaba un poco cutre (y me hacía gracia :P). Claro que por eso precisamente es por lo que casi se me salta la lagrimita cuando aparece por ahí el duque de Nájera (en la cuarta temporada y solo un momento en un episodio, tampoco nos pongamos a dar palmas xD) y habla en perfecto español xD. Todo muy emocionante.

Todo esto dicho, la verdad es que no sé si la recomendaría o no. Por eso que digo, porque no soy la mayor fan de este tipo de series, sé que no son fáciles de recomendar. Pero bueno, a mí al menos me mereció la pena.

¡Saludos!

PD: Qué tranquilita se presenta esta semana en cuanto a series. Ahora me van a sobrar horas xD.
PD2: Confieso que puedo ser muy cruel y reirme a carcajada limpia cuando mis amigas andan llorando por las esquinas porque TVD lleva una semana de parón xD.
PD3: Después de ver a Pablo Motos riéndose de Conan O'Brien (WTF!), creo que ya he cubierto mi cupo de cosas surrealistas y ridículas para lo que queda de año...

20 nov. 2010

Meme: una de crossovers

Nunca había empezado un meme (al menos que yo recuerde :P), pero nunca es tarde para empezar. Resulta que escribiendo la entrada de Glee me vino a la cabeza un crossover que me encantaría ver en pantalla. Eso es algo que a más de uno se nos ha ocurrido, eso de "¿qué pasaría si tal personaje conociera a tal otro?", así que lo más probable es que ya haya habido algún meme parecido dando vueltas por ahí. Pero bueno, el caso es que siempre mola imaginar estas cosas, así que...


Como todo el mundo sabe, en los crossovers los personajes (o las historias, o el universo en general :P) de una serie aparecen en otra distinta. Y ahí va mi pregunta: ¿qué cinco crossovers te gustaría ver en la pantalla?

Ahí van los míos:
  1. Abro con el que dio pie a la idea de empezar este meme: Glee y Popular. Y es que, a raíz de la aparición de Gwyneth Paltrow en Glee, me resulta imposible no imaginarme a Nicole y, sobre todo, Mary Cherry, dando vueltas por el instituto persiguiéndola :P. Pero bueno, siempre he dicho que me encantaría ver un cameo de la genial Mary Cherry en algún episodio. ¿O no?
  2. El segundo viene a raíz de la maratón de In Treatment que me estoy pegando. ¿O acaso no sería interesante ver a Tara (la de United States of Tara) en la consulta de Paul? Y quien dice Tara, dice Charmaine, que es otra a la que me encantaría ver charlando un rato con él.
  3. El tercero va un poco de contrastes. Y es que me encantaría que los Heck, de The Middle conocieran a cualquiera de las tres familias de Modern Family. Y es que lo burros que son los Heck cuando quieren podría dar mucho juego en contraste con las películas que se montan los otros a la mínima.
  4. Y con el cuarto repito uno :P. Y es que otro que me gustaría mucho es un crossover entre The Middle y Community. Y conste que no es solo porque para algo son mis dos comedias en emisión favoritas (sin desmerecer a Cougar Town, ni a la pobre Running Wilde), es que desde la primera vez que vi a Sue no puedo dejar de imaginármela como una especie de prima perdida de Annie xD. Y, qué leches, Abed y Brick en un mismo episodio tiene que ser genialérrimo.
  5. Y, por último, voy a unir a las dos mujeres que son las reinas del verano en Showtime. ¿Qué pasaría si Nancy (Weeds) conoce a Cathy (The Big C)? Son tan grandes y tan sumamente diferentes que me encantaría verlas a las dos en uno de los líos en los que se mete la primera.

Y esos son mis cinco crossovers. Me dejo unos cuantos más en el camino, pero es que las posibilidades son infinitas, así que no podía ser de otra manera.

Han seguido el meme Yorch (Yorchseries), Manganxet (TV Killed the Movie Star) y LiPooh (Enganchada a las series) ;).

¡Saludos!

PD: Menuda temporada se está marcando Community xD. El episodio de esta semana también ha sido para enmarcarlo.

18 nov. 2010

¿Qué pasa con los Winchester?

Con algún que otro spoiler hasta el 6x08, aviso. Jum, últimamente todo lo que escribo lleva spoilers incluidos...

Cuando acabó la quinta temporada de Supernatural sabiendo que iba a haber una sexta, me dio miedo. Me dio miedo porque podía ser una manera como otra cualquiera de desaprovechar una oportunidad estupenda de acabar la serie en su momento justo, de la mejor de las maneras. Con las tramas lo suficientemente atadas (pero sin haberse quedado cerradas herméticamente y sin espacio para dar pie a varias posibilidades en la cabeza de cada cual), los personajes con un buen trecho recorrido y, en definitiva, de forma prácticamente redonda. El final de la quinta temporada fue, en ese sentido, un final que podría haber servido perfectamente como cierre de la serie, sin añadidos de ningún tipo. Y si precisamente tuve mis más y mis menos con él, fue porque perdía un poco de fuerza al tratarse de un final de temporada en vez de un final definitivo. Un punto y aparte no tiene la misma fuerza que un punto final, por mucho que ambos sean puntos y por mucho que ambos nos hagan parar en la lectura, eso es así. Y exactamente eso es lo que me pasó con ese último capítulo de la temporada pasada.


Ahora, cuando ya llevamos unos cuantos capítulos de recorrido de esta sexta temporada, me da pena poder decir que los miedos que tenía allá por junio se están materializando uno por uno aquí.

Y es que, después de ese cierre, estos capítulos me parecen algo gratuitos, un añadido que no acaba de venir a cuento. La trama del Sam sin alma, aunque tampoco sea como para rechazarla de buenas a primeras y sin ver cómo la desarrollan, no es "necesaria", se mire como se mire. Mientras que lo que les pasó a los dos hermanos, incluyendo la estancia de Dean en el infierno y los paseitos de Sam por el Lado Oscuro gracias a la sangre de demonio, sí que me parece que tenían su razón de ser, esto no aporta nada a ninguno de los personajes.

Más bien al contrario, al menos en el caso de Dean. Porque la cosa es que lo que menos me molesta del Sam sin alma es precisamente Sam en sí. E igual soy yo, o que va a ser que Jared Padalecki se lo está pasando pipa interpretando a este otro Sam y eso se nota, pero incluso agradezco un poco el cambio. Pero la actitud de Dean, que no viene a cuento se mire por donde se mire, me cansa mucho. Nunca he sido demasiado fangirl de ninguno de los dos hermanos. Me han gustado más o menos ambos en distintos momentos, pero nunca me he puesto en plan ultra con ninguno. No soy pro-Sam, ni tampoco soy pro-Dean. Pero lo mismo que no pertenecía a ninguno de los dos grupos, me parecía que los personajes estaban lo suficientemente trabajados como para que me gustaran, juntos y por separado. Y en ningún momento había sido anti- ninguno de los dos. Con lo que llevamos de temporada, sin embargo, Dean se ha ganado mi más sincero odio. Me saca de quicio, me aburre y me cabrea con el personaje la actitud que lleva prácticamente desde el primer capítulo. Y, sobre todo, no acaba de parecerme coherente con lo que llevamos visto de él en lo que va de serie.

A eso vamos a sumarle que precisamente esos cambios de personalidad no le han hecho ningún bien a la relación entre los dos hermanos, que ha sido siempre uno de los puntos fuertes de la serie. ¿Dónde está ahora? Desde luego, en ningún sitio a la vista.

Y, como no era suficiente, añadámosle el que no quede muy claro que sepan perfectamente lo que están haciendo y por qué. Es verdad que se ha marcado alguna trama central para la temporada (el recuperar el alma de Sam), pero carece de la fuerza que han tenido hasta ahora las tramas centrales de las distintas temporadas. ¿Qué es lo que hace esto? Pues que volvamos a tener capítulos que se parecen más a los primeros de la serie (que yo aguanté a duras penas :P), donde todavía se notaba la falta de un hilo central que le diera un interés como conjunto, que a los capítulos del resto de temporadas.

Todavía no ha habido un solo capítulo que me haya atrapado de principio a fin, con el que no me haya visto tentada a adelantar el capítulo. O con el que no haya aprovechado para hacer mientras otra cosa. Eso es algo que en la vida me había pasado con Supernatural, a excepción de unos cuantos de los primeros episodios y algún episodio aislado más adelante. Y es por eso que mucho me temo que, o se ponen las pilas y mejoran de aquí a navidades, o me da que abandono el barco en el parón. A una mala, siempre puedo hacer como que la serie acabó en la quinta temporada.

¡Saludos!

PD: En serio, ¿qué leches les pasa a los guionistas de Parenthood con Drew? ¿Lo odian? ¿Se avergüenzan de él? Si el chiquillo es amor, pero con mucha suerte igual reúne tres o cuatro líneas en toda la temporada, al paso que vamos :P.
PD2: Voto por que Gwyneth sustituya a Will definitivamente en Glee.
PD3: Me encantó el momento realities de Barney en HIMYM xD.

17 nov. 2010

Una Cathy que se despide (temporalmente :P)

Aviso, de aquí en adelante hay spoilers sobre toda la temporada de The Big C, incluido el final.

En agosto, cuando arrancó la primera temporada de The Big C (la leche, se me ha pasado el tiempo volando), ya comenté por aquí que cogí la serie con muchas ganas pero con algo de miedo. De hecho, a pesar de lo bien que pintaba y que a la larga era casi seguro que le iba a echar un vistazo, me lo pensé más de una vez. Qué le voy a hacer, es que a mí estos temas me dejan muy mal cuerpo.

Al final me animé y le di su oportunidad. Y tengo que decir que no me arrepiento en absoluto.


Y es que, si la serie empezó ya con buen pie pero sin ser nada excesivamente sorprendente (todo lo que nos mostró al principio no era nada que no se nos hubiera mostrado antes en trailers y demás), poco a poco ha ido creciendo. Sin prisas, pero sin pausa tampoco. Y, sobre todo, ha ido haciéndose su hueco, marcando su propio estilo y su propio ritmo.

Al principio, o más bien casi todo lo que hubo hasta llegar al último tramo de la temporada, hizo suyo un tono mucho más ligero y agradable de lo que el tema de la serie podría dar a entender. Y yo lo agradecí y mucho. Nos dio tiempo para hacernos a los personajes, para hacernos a sus tramas. A algunos sé que les costó un poco entender a Cathy, o más que costarles, directamente no entendieron que Cathy no le dijera a nadie que tenía cáncer y quizá por ello se descolgaron un poco de la serie. A mí, en cambio, en ningún momento se me hizo difícil entenderla, y pude disfrurar un montón de esos capítulos.

Fue entonces cuando llegó el drama. Porque si algo dominan perfectamente en esta serie es eso de hacerte pasar de la risa al llanto en tres segundos y medio. Los últimos cuatro capítulos han sido una muestra muy buena de ello. Por ejemplo, en el penúltimo episodio (que si no hubiera visto el final de temporada, que me ha encantado, lo habría aceptado perfectamente como cierre temporal), después del suicidio de Marlene, cuando Cathy se queda tumbada en la cama mirando las fotografías del techo, es muy difícil (por no decir imposible) que no se te escape alguna lágrima. Claro que entonces llegas al final de temporada, con esos últimos minutos finales, y el final del capítulo anterior te parece poca cosa. Si es que ya sabía yo que tenía que haberme hecho con provisiones de kleenex en cuanto escuché el principio de la canción...


Me suena que ya lo he dicho por aquí, o por twitter, o a saber dónde, pero a mí me pueden los momentos (en un libro, en una peli, en una serie...) de ponerse a llorar y no parar. Me gusta pasarlo mal, qué le voy a hacer. Así que este final de temporada, estos últimos minutos, me llegaron especialmente. Claro que lo difícil sería que no lo hubieran hecho.

Resulta curioso pensar la manía que empecé teniéndole a Adam, el hijo de Cathy, y que sea precisamente una escena suya la que hiciera que fuera empezar a llorar y no parar. A cada cual lo suyo, eso sí, tengo que decir que Adam me ha ido ganando con el paso de los capítulos. Es verdad que empezó siendo un niñato de cuidado, pero poco a poco fui capaz de ir entendiéndole, de ir viendo que tenía algo de fondo. Y, qué leches, tan mal chico tampoco es. De hecho, ya hace varios capítulos que se me hacía bastante entrañable (cosa que ni de lejos ha conseguido el marido, que es el único personaje al que sigo sin pillarle el punto). Mucho me temía, cuando le dicen lo de su madre y no tiene ninguna reacción, que íbamos a acabar viéndolo derrumbarse antes de que acabara el capítulo. Y no me equivoqué, pero tampoco me esperaba que fuera a ser para tanto. La escena del garaje (donde, por cierto, antes ya había habido otra escena que me hizo llorar como una tonta, en el capítulo en que Cathy deja ahí el coche para el cumpleaños de Adam) es como para no echarse a llorar.

Así, entre lágrimas, me despido de una temporada que he disfrutado como una enana. Me despido temporalmente de personajes grandes, como el médico, como Sean, como Andrea. Como la propia Cathy. Y me despido, esta vez no temporalmente, de un personaje tan enorme como ha sido Marlene. En cualquier caso, me despido con muy buen sabor de boca.

¡Saludos!

PD: También me han gustado bastante los finales de temporada de Weeds y Bored to Death. Les acabaré dedicando una entrada, pero la llorera que me pegué con The Big C le hizo ganársela antes :P.
PD2: Que, a todo esto, me da penica despedirme de las tres temporadas, pero los huecos que me dejan me vienen mejor que estupendamente.
PD3: Digo desde aquí, igual que digo cada lunes por twitter, que soy muy fan del combo Lumen-Dexter en Dexter. Los hay que no pueden con Lumen, ya lo sé, pero a mí me parece un personaje muy bueno, que se complementa muy bien con Dexter, y una evolución para la serie que le viene muy muy bien.

15 nov. 2010

It's all about Kurt

Aviso, a partir de aquí, y si somos muy quisquillosos, puede haber spoilers hasta el 2x06 de Glee. He intentado hacer esto lo más general posible, sin dar detalles específicos ni nada, pero por si acaso aviso que van mis impresiones visto hasta ese capítulo :P.

¿Recordáis cuando todo en Glee giraba en torno a Rachel? No voy a decir que me molestara tantísimo como a mucha gente que conozco, que todo eso le tiraba para atrás. A mí Rachel me encantaba entonces y me encanta ahora, pero hay que reconocer que el personaje no es para todos. Ese grado de repelentería y esos aires de diva que me lleva no son para todos los públicos. En cualquier caso, por mucho que ella me gustara, cuando la serie dejó de centrarse tanto en su personaje y empezó a darles más cancha a los demás, me gustó, me pareció un cambio positivo. Siempre he pensado que una serie más coral, si sabe aprovecharse, da más juego que una centrada en un único personaje.

Pues bien, puedo decir que más o menos lo que pasaba con Rachel entonces es lo que me da que está pasando ahora con Kurt, aunque en este caso sea por motivos distintos. De un tiempo a esta parte, Glee es Kurt, y todo lo demás queda en segundo plano. Sí, hay otros personajes con tramas, pero la mayoría son más bien episódicas o quedan muy en segundo plano.



Lo que pasa es que no es solo eso. No es solo que la serie haya pasado de ser Rachel-céntrica a ser Kurt-céntrica de la noche a la mañana (con un poco de calma entremedio para decirnos que también hay otros personajes haciendo de decorado :P). Es que cada vez tengo más claro que Ryan Murphy ha visto al personaje como una oportunidad estupenda para dar ejemplo, para dar lecciones. Y en eso es en lo que se diferencia de la primera tanda de episodios, con Rachel como centro del universo. Y esto es lo que hace que me dé mucho miedito.

Vaya por delante que el personaje de Kurt, igual que me pasa con Rachel o con Quinn, lleva siendo de mis favoritos desde el principio de la serie (añade a Santana, Brittany, Terri, Sue y Jesse (sí, qué pasa, lo echo de menos :P) y ya tienes los personajes que dejaría :P). Quizá por eso me dé tanto miedito el ver por dónde lo están llevando.

Y es que al principio Kurt era un personaje más, con sus cosas buenas y sus cosas malas (porque insoportable también era un rato :P), pero ya está. Últimamente, e igual es cosa mía, aunque no lo creo, el personaje en sí ha perdido importancia, y lo realmente importante son sus tramas, la lección que nos quiere enseñar. Que no digo yo que no sea algo sobre lo que se tenga que hablar, ni que esté de más darle su espacio en una serie de televisión (especialmente ahora, después de las oleadas de suicidios que ha habido), pero una cosa es eso y otra cosa es dejar de lado al personaje para convertirlo en un ejemplo. Personalmente me parece una equivocación tremenda. Y más aún teniendo en cuenta que Chris Colfer es, junto con Dianna Agron, quien más facilidad tiene en la serie para darle matices al personaje de forma totalmente sutil. Y eso queda totalmente desaprovechado cuando dejamos que el personaje sea absorbido totalmente por su trama. Además, qué leches, es el único al que solo le llueve drama por todas partes :P.

Aún no es tarde, eso sí, y no veo imposible que se den cuenta y frenen un poco. Y, por mi parte, sigo pasándomelo muy bien con la serie (el combo de series de los miércoles (bueno, de los martes noche en USA :P) sigue siendo mi favorito de la semana y no quitaría ninguna de las que veo. Y eso incluye a Glee).




Además, me gusta el nuevo fichaje. Me declaro desde ya fan de Blaine y de su adorabilidad (aunque no tanto de que Darren Criss se haya cortado el pelo :P).

Y tengo que decir que tengo muchas ganas de ver el próximo episodio. Es imposible que no te venga a la cabeza Popular, dada la adoración que sentían las glamazons por Gwyneth :P.

¡Saludos!

PD: Ya que he dicho lo de Popular, ¿soy la única a la que le encantaría una especie de crossover extraño entre Glee y Popular con un cameo de la genialérrima Mary Cherry?

PD2: La que ha estado impresionante esta semana ha sido The Good Wife. Adoré la primera temporada, y me pareció muy muy buena, pero es que esta segunda está moviéndose en un nivel completamente diferente. En el mejor de los sentidos.