23 nov. 2010

Mi aventura con Los Tudor

Nunca he sido demasiado de series históricas. No es que no me gusten, ni nada, es solo que tampoco me llaman de primeras especialmente la atención. Es por eso que aún no he visto Roma, aunque sé que la veré en algún momento. Y es por eso, al menos en parte, que no me puse con Los Tudor hasta hace relativamente poco. Pero lo hice, porque también es verdad que llevaba tiempo en mi lista de series pendientes, en vez de completamente ignorada. Y, aunque tarde lo mío, siempre acabo dándoles una oportunidad a las habitantes de esa lista.


Ahora, un tiempecillo después de empezarla (me parece que la empecé a principios de septiembre, pero tampoco lo tengo muy claro), he podido archivarla en MyTVShows. Lo que, bien pensado, significa que más bien me lo he tomado con algo de calma. Quiero decir, si lo comparamos con los maratones que me pego yo con otras series y tenemos en cuenta que sus temporadas son más bien cortitas.

No es de extrañar, pues este tipo de series a mí se me suelen hacer un poco demasiado densas si las veo del tirón. Y, si bien es cierto que algunos tramos de la serie se me han hecho algo menos llevaderos y he tenido que pelearme con ellos, otros los he disfrutado como una enana. También sé de gente que ha disfrutado con todas sus temporadas, del primer al último capítulo, y que se le han pasado volando. Por eso me da a mí que puede ser más eso que he comentado antes, eso de que si me ponen una serie histórica y al lado otra de instituto, caeré antes en el drama teen, por mucho que eso no diga demasiadas cosas buenas sobre mí. Pero, qué leches, si vemos series es para entretenernos, ¿no? Pero bueno, como digo, a pesar de los inevitables tramos cuesta arriba, me quedo con un recuerdo bastante bueno.

En general me ha parecido una serie bastante bien hecha. Es cierto que tampoco es excesivamente difícil sacar algo interesante del periodo y los personajes que tratan (aunque sea necesario a veces dejar de lado la Historia para darle cierto interés televisivo. Ni me voy a poner quisquillosa ni me molesta especialmente), así que puede decirse que partía con ventaja. Ya tenía unos personajes potencialmente interesantes, ya tenía unas tramas más que definidas.


Les quedaba poco por hilar, poco en lo que equivocarse especialmente. Precisamente por eso resultan tan importantes aspectos como el cuidado de decorados y vestuario (lo del vestuario en esta serie es impresionante). Y la elección de los actores que interpretan a ciertos personajes. Así, puede que Enrique VIII (en la serie :P) guste más o menos, pero lo que está claro es que Jonathan Rhys Meyers hace un papelón. Al igual que Maria Doyle Kennedy es una Catalina de Aragón estupenda (y ahora me resulta muy extraño verla haciendo de niñera en Dexter) y que la Bolena de Natalie Dormer fuera también muy grande.

Ahora, con quien yo me quedo, y en quien más me ha gustado la combinación personaje-actor, es con Cromwell, interpretado por ese trotaseries que es James Frain. El personaje es sin duda el motor de buena parte de la serie, llegando a convertirse durante la segunda y la tercera temporada en el mismo centro de todo. Y James Frain se hace con el personaje de la mejor de las maneras. A mí, además, me resultó muy chocante verlo ahí, precisamente porque venía de la tercera temporada de True Blood, donde su personaje, Franklin, y con el permiso de Russell Edgington, es de lo más memorable. Y digo que me resultó chocante porque me costó dos segundos y medio verlo como Cromwell y no como Franklin (y a este hombre lo he visto en más sitios, pero de ahí era de donde lo tenía más reciente), y eso no siempre es fácil. Especialmente cuando ambos son personajes tan grandes.

Ahora, digo muchas cosas buenas de la serie, porque de verdad que me ha gustado, pero eso no quita para que haya un par de aspectos que no me hayan convencido demasiado.

Por un lado, y a algunos les extrañará viniendo de mí, se me hicieron bastante difíciles de ver algunas escenas (sí, cuando les daba por torturar a alguien lo pasaba muy mal). Eso no tiene por qué ser necesariamente negativo, pero el caso es que muchas veces me parecía completamente gratuito. ¿De verdad era necesario? Es decir, no hacía falta mucha imaginación para saber qué es lo que pasaba en la Torre de Londrés, y realmente no creo que a la visión de los personajes, de las tramas, les hubiera afectado mucho. Me pareció más anecdótico que puramente necesario. Y cuando no me aporta demasiado y encima se me hace desagradable... no sé, me parece que hubiera quedado mejor si se lo hubieran ahorrado.

Y por otro lado comento una cosa que seguramente pasaría por alto de no ser española :P. Evidentemente, me refiero al acentazo de los personajes que hablan español. Catalina de Aragón hablando español es todo un poema, pero es que así todos los personajes, por muy españoles que sean. No es que fuera a dejar de ver la serie por ello, pero me resultaba un poco cutre (y me hacía gracia :P). Claro que por eso precisamente es por lo que casi se me salta la lagrimita cuando aparece por ahí el duque de Nájera (en la cuarta temporada y solo un momento en un episodio, tampoco nos pongamos a dar palmas xD) y habla en perfecto español xD. Todo muy emocionante.

Todo esto dicho, la verdad es que no sé si la recomendaría o no. Por eso que digo, porque no soy la mayor fan de este tipo de series, sé que no son fáciles de recomendar. Pero bueno, a mí al menos me mereció la pena.

¡Saludos!

PD: Qué tranquilita se presenta esta semana en cuanto a series. Ahora me van a sobrar horas xD.
PD2: Confieso que puedo ser muy cruel y reirme a carcajada limpia cuando mis amigas andan llorando por las esquinas porque TVD lleva una semana de parón xD.
PD3: Después de ver a Pablo Motos riéndose de Conan O'Brien (WTF!), creo que ya he cubierto mi cupo de cosas surrealistas y ridículas para lo que queda de año...

10 comentarios:

Un telespectador más dijo...

A mi Los Tudor es una serie que me gusta bastante, e incomprensiblemente la tengo parada en la segunda temporada.

Amo por encima de todas las cosas a Catalina de Aragón, y verla en Dexter me gusta, aunque pensaba que aportaría algo más de lo que hasta ahora ha aportado.

Saludos!

Jycel dijo...

¿Y Catalina? Que en Dexter también es una católica acérrima?

The Tudors es una de mis series favoritas, sin duda ninguna. Son tantas cosas bien hechas en esa serie...

martinyfelix dijo...

Yo vi el piloto, y como me pasa siempre con las series de época, no me gustó nada. Pero como tengo el DVD algún día la retomaré. Eso y que uno no puede fiarse de los pilotos para catalogar una serie.

seriéfilo dijo...

lo de catalina de arafgón y el acento de missouri era de traca. A mi me aburrió un poco y no continue con ella, pero tiene sus bondades.

nuria46 dijo...

A mi me engancho desde el principio, la tercera y la cuarta fueron un poco más pesadas pero porque la vi del tirón. Al principio dudaba de Jonathan Rhys Meyers nunca lo ví actuando pero me parecio un gran acierto pensaba que era un factor palote como con Henry Cavill (impresionante en todos los sentidos) pero sopresa con los dos. Los demás personajes perfectos pero en ingles porque un día vi un capitulo en la primera y la quité al momento parecia otra serie :(
Yo entiendo que el programa de Pablo Motos es para entretener pero es que las entrevistas son penosas no lo digo por lo que pasó en esta porque ni la vi sino en anteriores hasta las hormigas les tengo mania jejejej

Mina Harker dijo...

Telespectador, Catalina de Aragón es muy muy grande. Yo también me esperaba algo más en Dexter, pero bueno...

Jycel, si esta serie me ha acabado gustando bastante, aun cuando no es que sea mi tipo de serie favorito, es que algo han hecho bien ^^.
Y sí, a mí me hizo gracia que en Dexter también fuera tan católica xD.

Martinyfelix, ahí es que es eso, tiene mucho que ver que te gusten o no las series de época. Yo le daría otra oportunidad, me vería dos o tres capítulos, y si sigue sin decirte mucho, a otra cosa ;).

Seriéfilo, a mí es que me entraba la risa cada vez que les daba por chapurrear español xD.

Nuria46, Jonathan Rhys Meyers hace un papelón. Con Henry Cavill tuve mis más y mis menos, pero hacia el final me reconcilié con él (eso sí, a mí ese chico ni fu ni fa xD).
Con el doblaje no he probado. Hace la tira que no veo una serie doblada; ahora hasta me dejan ponerlas en VO cuando las veo en la tele.
Y El Hormiguero no lo veo, solo alguna vez que ha coincidido que estaba en casa de algún amigo y lo tenían puesto, pero me parece un programa muy cutre (y Pablo Motos subnormal profundo). La entrevista esta de la que viene todo el lío, pues no he visto más que un cacho, pero que sí, que puede que el chaval se ofendiese de más (al fin y al cabo era tan cutre y tan de vergüenza ajena como todas las demás xD). Lo que me parece muy surrealista del asunto es que aprovechen para meterse con Conan... ¡Con Conan! Es que es de un ridículo que asusta...

Mary-chan dijo...

Es una serie histórica bastante buena, aunque el piloto no fuera de lo más interesante, pero según vas conociendo más a los personajes, te va atrapando cada vez más.
En la tercera temporada hubo algunos capítulos que se me hicieron algo pesados, pero luego mejora bastante. Solo me queda por ver la cuarta y última temporada, a ver cuando me pongo con ella, porque la tercera la he tenido aparcada en el disco duro bastante tiempo.

Buen finde…

Mina Harker dijo...

Mary-chan, es que son unos personajes la mar de aprovechables, y hay que decir que en la serie los han sabido usar muy bien ^^.
La tercera temporada a mí me gustó bastante, aunque me parece que porque Cromwell es de lejos mi personaje favorito, y si ya en la segunda fue el amo y señor de la serie, en la tercera fue todavía más protagonista absoluto ;).

Anónimo dijo...

Hey, I am checking this blog using the phone and this appears to be kind of odd. Thought you'd wish to know. This is a great write-up nevertheless, did not mess that up.

- David

Elena Mellado dijo...

Bueno para mi el mejor papel es el de Catalina de Aragon, Maria Doyle Kennedy esta grandiosa, pero en Dexter hace lo que puede, su papel es pequeño, tampoco pidamos peras al olmo. Y es cierto su personaje tambien es una ferviente catolica...casualidad???
Es cierto, hablando en español no podia reirme mas, aunque de todos los que lo hacen en la serie, solo el Duque de Najera que es de origen español la supera, porque Maria Tudor y el embajador Mendoza, sino es por los subtitulos no me entero de nada.
Rhys Meyer sin duda hace el papel de su carrera aunque el personaje me caiga como el culo. En definitiva es un pedazo de serie con unos pedazo de actores.