8 oct. 2007

Érase una vez un sábado...

El sábado estuve por ahí con Mary y Vicky, que hacía eones que no las veía. Con Ana también estuve, pero ella no cuenta, que la tengo ya muy vista a estas alturas :P.
Curioso día. No diré más. De momento, al menos.
Estuvimos, como no, en Norma, pero esta vez no compré nada. No tenía nada pensado, las cosas que molaban eran caras, y otras cosas que molaban ni siquiera me dio tiempo a encontrarlas. De todos modos, mejor, al final mi economía agradecerá tener un dinerillo más para gastar la próxima vez. Porque en breve quiero volver, y comprar cosas carillas. Si es que soy una capitalista, y orgullosa de ello, hombre.
Como crítica constructiva, diré que sigue sin gustarme el local que tienen ahora. Es agobiante. No sé si será porque cuando fuimos había bastante gente, pero de todos modos, tampoco lo creo. Otras veces hemos encontrado la misma cantidad de gente, o incluso más, en el local que tenían antes, y no era tan agobiante. Incluso el local que tenían cuando empezamos a ir me resultaba menos agobiante, aunque tenía todas las papeletas para ser el lugar más agobiante del mundo. En fin, creo que ha quedado clara la idea.
De todos modos, el que no gastase dinero en Norma no quiere decir que no lo aprovechase en otras cosas. Me pillé cinco grandes tesoros. A saber:
-El club de los poetas muertos: Qué ganas tenía de comprar esta película, con lo que me gusta y conformándome con buscarme la vida cada vez que quería verla. Es que es muy grande, y tenía que estar en mi estantería... y salió baratita (además, Ethan Hawke está adorable en ella... vale, sigue siendo condenadamente adorable xD).
-Lost in translation: Otra gran película. Sencilla y nada pretenciosa, para que quede claro :P, que la gente dice muchas cosas XD.
-Bitelchus (habrá que escribirlo así, ¿no?): Película que me marcó cuando era una mocosa. Lo que me podía reir yo con ella. Increible.
-Ed Wood: Fue verla y cogerla inmediatamente. Una maravilla donde las haya. Solo decir: ¡Yo manejo los hilos!
-American beauty: Para más información, entrada anterior. Aunque sea solo por los personajes (y mi pareja perfecta, Ricky Fitts... que no solo lo digo yo, que Ana está de acuerdo en que sería perfecto para mí xD), merece la pena.
No encontré El apartamento, una de las verdaderamente grandes. Tampoco vi Antes del amanecer, que era realmente la razón por la que entré. Antes del atardecer sí que estaba, pero prefiero comprarla la próxima vez con las otras dos. A ver si un día de estos me paso por el Corte Inglés de aquí, que me suena haberlas visto las tres ahí.
Y con esto creo que es más que suficiente. Me despido, por tanto.

PD: Madre, qué agobio en el Vialia. Demasiado ruido, por todas partes. No me gustan los sitios en los que tengo que gritar si quiero decir algo ¬¬''.
PD2: Tengo que pasar unas cuantas frases. Ana, pásamelas, coñe. Y la poesía también xD.
PD3: Tantos gilipollas y tan pocas balas.

¡Saludos!

0 comentarios: