23 abr. 2008

23 de abril

Y, por tanto, Día de Libro (porque no es que Shakespeare y Cervantes murieran el mismo día, sino simplemente que, como diría nuestro profesor de filosofía/latín, tenían que llevar la contraria con los calendarios porque a los ingleses siempre les ha dado por llevar la contraria, su propio nombre lo dice, sin acritud, eh :P). Y este año ni siquiera me ha dado tiempo a salir y comprarme algún libro (bueno, sí que me ha dado tiempo, que me he tirado toda la tarde leyendo Roma eterna y paseándome por internet xD, pero es que... no tenía transporte y da pereza irse a patita, que el problema es que después hay que volver). Malditas tradiciones personales, que siempre se las apañan para obligarme a romperlas. Qué poquito piensan en mí, las jodías.

Además, voy necesitando libros nuevos. Tengo pendiente acabar con Roma eterna y leerme El árbol de la ciencia, El espíritu del mago y Ritos iguales. Cuando acabe con ellos, no habrá más libros en mi pila de pendientes. Normalmente la pila tiene por lo menos seis o siete libros, y eso porque a saber por dónde andan el resto de los libros molones que rescatar de mi casa y que aún no he encontrado y tengo que comprarlos... lo que hace que volvamos al problema de andar pidiendo dinero. A mis hermanos pequeños. Eso no puede ser sano.

Así que nada, a ver si me pillo algo nuevo, aunque sea fuera de tradición y, probablemente, sin descuento. Al menos para no acabar con la armonía habitual que aporta mi pila de libros. Cuando tiene tan pocos empiezan los desequilibrios varios. Para que luego me digan.

Y, en otro orden de cosas (no, no me había olvidado), decir que hoy, 23 de abril, es el cumpleaños de Anita, también conocida como Ryuudan. Seh, ahora ya no podrá asesinar a nadie sin demasiadas consecuencias (yo sí puedo, que a mí nunca me pillan, porque soy listisísima *insértese risa malvada*... oh, no he dicho eso, que entonces seguro que me pillan :P... Nah, yo soy buena xD). Y eso, que muchas felicidades, aunque la haya felicitado esta mañana y aunque tardará varios meses en pasarse por mi blog, por mucho que le dé el coñazo.

Nuestro regalo (el de la otra Ana y el mío) es sorpresa jeje. Y seguirá siendo un secreto hasta el domingo. ¿Porque molamos así de mucho? Pues, ahora que lo pienso, sí, porque suena mejor que "debido a problemas logísticos" xD.

¡Saludos!

0 comentarios: