13 feb. 2014

Los pilotos de Amazon

Si el año pasado Amazon se inició en esto de la producción de series con Betas y Alpha House (no tengo mucha intención de ver la segunda por ahora, pero a tres episodios de acabar la primera, os puedo decir que me está encantando y que probablemente hable de ella en algún momento no muy lejano), este año han decidido volver a repetir la estrategia. Así, hace unos días pusieron los pilotos que tenían en cartera a disposición de todo aquel que quisiera echarles un vistazo. La cosa es que el año pasado no me vi los pilotos de Amazon, pero con eso de que este año estoy viéndome todos los pilotos que caen en mis manos (no preguntéis por qué, es una especie de challenge accepted que me ha llevado a tragarme bodrios como los pilotos de The Assets y House of Fools), decidí aprovechar el fin de semana para verme estos cinco pilotos, y la verdad es que en general mis impresiones son bastante positivas.

Para mí, de todos modos, hay un clarísimo ganador, aunque me da la sensación de que no será para todo el mundo. El piloto al que me refiero es el de Transparent que nos presenta una familia relativamente disfuncional (qué raro) y de la que no voy a decir mucho más del argumento porque casi es mejor dejar que te sorprenda, aunque literalmente el título no podría ser más claro. Series sobre familias disfuncionales hay muchas, claro está, pero aquí me ocurrió que nada más que con una o dos escenas ya me había atrapado en la dinámica de sus personajes. Y, sobre todo, todos ellos resultan lo suficientemente interesantes como para que quiera ver más.

También me gustaron bastante Mozart in the Jungle y Bosch. La primera nos mete en el mundillo de la música clásica de una forma original, interesantísima y con bastante gancho. Por su parte, la segunda no reinventa absolutamente nada, es una serie policíaca de las que últimamente salen hasta de debajo de las piedras. Pero lo cierto es que, aunque no nos dé nada nuevo, está lo suficientemente bien hecha como para poder resultar interesante para cualquiera al que le gusten las series de este tipo.

Por su parte, The Rebels me dejó un tanto indiferente. Se centra en una viuda que pasa a hacerse cargo del equipo de fútbol americano del que era dueño su marido y tiene momentos que funcionan y otros que no tanto. Pero en general es una dramedia simpatiquilla, aunque sin mucho más que aportar. Vamos, que no me pareció ofensivo ni nada, sino más bien que no descarto que en caso de que decidieran seguir adelante con ella, me olvidara de su existencia de aquí a entonces.

El piloto que sí que me pareció ofensivamente malo (aunque sé que hay gente a la que le ha gustado bastante) es el de The After, una especie de batiburrillo de elementos post-apocalípticos. Cierto es que a mí este tipo de series cada vez me llama menos, pero los clichés con patas que tiene como personajes, los diálogos que parecen escritos por un niño de primaria y la colección de situaciones absurdas que se acumulan en lo que dura el episodio tampoco ayudan. Y sí, admito que solté unas cuantas carcajadas (con el final, de hecho, me reí muchísimo), pero ni siquiera por eso seguiría con ella en caso de que le dieran luz verde. Es decir, para ver comedias involuntarias ya tengo The Following, que al menos tiene algunos personajes interesantes.

Ahora habrá que ver a cuáles de estas series les da luz verde Amazon, claro. Decisión en la que realmente asumo que las vistas y las opiniones de la gente jugarán un papel bastante pequeño, a pesar de lo que digan, pero bueno. Yo, por si acaso, cruzaré los dedos por Transparent y Mozart in the Jungle, que son las que de verdad quiero seguir viendo. Bueno, y por Bosch, que si soy sincera la seguiría encantada también.

¡Saludos!

PD: Últimamente no hablo mucho de ella por aquí, pero vaya pedazo de temporada que se está marcando otra vez Shameless, por seguir con eso de que cada temporada es mejor que la anterior. Y vaya pedazo de episodio el de este pasado domingo. Por supuesto, acabé completamente destrozada al verlo, y para mí eso siempre es un sí.