17 may. 2011

A mitad del invierno

Los Stark se pasan la vida diciendo que se acerca el invierno (por mucho que aquí yo creo que no se ha acercado en todo el año. Eso o yo tengo muy mala memoria, que todo puede ser), pero lo cierto es que con la tontería ya nos hemos colocado a mitad de la primera temporada de una de las series que yo al menos (y sé que muchos otros) llevaba esperando con más ganas desde hace bastante tiempo. Y cuando digo bastante me refiero a desde mucho antes de que la idea de que fuera a hacerse una serie pareciera mínimamente posible.

Y como ya estamos a mitad de temporada, me parece un buen momento para hacer balance, para ver qué impresiones me ha dejado (así, un poco más en frío que si lo digo justo después de un capítulo concreto), tanto desde mi punto de vista como seriéfila, como desde el punto de vista de la fan a muerte de los libros que soy. Aviso, a partir de aquí puede haber algún spoiler hasta el 5º episodio de la serie.


Empezaré dejando hablar a mi yo seriéfila, y diciendo que no me parece que estén haciendo un mal trabajo, pero que eso no significa que el resultado me haya parecido perfecto.
En general estoy muy contenta con el trabajo de los actores, y los personajes (viéndolos de de forma independiente a los personajes del libro; que los hay que son más calcados y otros con los que se han tomado algunas licencias) me parece que están quedando lo bastante dibujados para darles profundidad. Realmente, se las están apañando muy bien para darnos un conjunto de personajes interesantes.

Sin embargo, uno de los principales problemas que le he visto a la serie, y que me chirrió especialmente en el cuarto episodio, viene de la manera en que han llegado ahí. Entiendo que son muchísimos personajes, y nadie está más contenta que yo con que les den cancha y nos dejen conocerlos bastante bien, de manera que ninguno sea bueno buenísimo ni malo malísimo. Pero eso a veces resulta en escenas de presentación que están bastante metidas con calzador. Pasó un poco con la escena de Viserys y Doreah en el episodio que comento, con todo el monólogo de Viserys quedando un poco metido a la fuerza (aunque esa escena en concreto tampoco me molestó entera, solo me dio la sensación de que quedaba un poco forzada). Pero donde sí que lo noté una barbaridad fue en la presentación del personaje de Theon. Vaya por delante que Theon es de mis personajes preferidos de los libros precisamente por todo el fondo que tiene el personaje y por todas las circunstancias que lo han hecho ser como es y comportarse como se comporta y, puesto que en la serie parece que van a tirar con él por un camino similar al del libro, me parece estupendo que nos lo den a conocer. Porque, como digo, todo lo que estamos conociendo de Theon es fundamental para entender al personaje. El problema está en cómo nos lo presentaron en ese episodio en concreto (no ya en este último). Por un lado, tenemos la conversación de Jaime con otro personaje (no recuerdo quién), sobre los Greyjoy y cómo Theon acabó en Winterfell. Y, sobre todo, está la conversación de Theon con Tyrion, que con otro diálogo igual no me hubiera chirriado tanto, pero que tal como la llevaron parecía más una exposición en clase en la que nos explican las circunstancias del personaje. Así, son escenas que veo metidas a la fuerza, porque les hacía falta presentar a los personajes, pero que hacen que el episodio transcurra de forma mucho menos fluida de lo que debería. Y pongo el cuarto episodio como ejemplo porque es en el que más lo noté y en el que más daño le hacía al conjunto, pero es un error que llevo viendo desde el principio.

En realidad ya digo que no estoy descontenta con la serie vista como serie, y que estoy disfrutando bastante de todos los episodios. Pero ese detalle sobre las presentaciones (y quizá un poco que me da la sensación de que no se aprovecha la fotografía tanto como podría) me molesta un poco y hace que no pueda estar al 100% contenta.

De todos modos, me da la sensación de que a partir de ahora ya toca que empiecen a pasar cosas y que sea un no parar, así que pocas presentaciones de este tipo les quedan.


Y ahora que ya he comentado qué impresiones me ha dejado simplemente viéndola como serie, voy a comentar lo que me parece como adaptación. Y resulta curioso, porque normalmente suele pasar al revés (no conmigo, conste, que no suelo tener ningún problema con los cambios), pero puedo decir que me gusta más como adaptación que como serie (aunque me guste como ambas).

Lo cierto es que la acción de los libros de momento la están trasladando palabra por palabra a la pantalla. Con la mitad de la temporada a nuestras espaldas estamos en el punto en el que en el libro están todas las tramas a punto de estallar, y como digo, me parece que es lo que vamos a ver en los episodios que nos quedan. Todo está preparado para ir viendo cómo se desarrollan. En ese sentido no tengo quejas. Normalmente me gusta que se desvíen un poco del original e introduzcan tramas nuevas, pero la verdad es que, si piensan incluir todo lo que ocurre en los libros, que es lo que parece, ninguna falta les hacen tramas nuevas. Al contrario. Con todo lo que pasa, igual que pasaran aún más cosas podría resultar contraproducente y dejar al espectador totalmente saturado de información.

Así que es en lo que respecta a los personajes en lo que se han tomado un poco más de libertad. Y digo "un poco" porque tampoco es que se hayan desviado demasiado de los personajes originales. De hecho, hay personajes que son calcados a los del libro. Ned, Bran, Arya y Sansa son tal cual estaban descritos en el libro. Parecido ocurre con Littlefinger y Varys, a los que igual les han dado más relevancia de la que tenían en un principio en el libro, pero que no está fuera de lugar y que no afecta a lo que son los personajes. Personalmente (y sé que aquí hay gente que no está de acuerdo conmigo), creo que Jon, Viserys y Theon también son bastante similares a como son en los libros. Igual es que yo soy una adelantada y cuando leí los libros ya tenía al Jon de la serie en mente, pero desde la primera lectura me pareció un niñatillo emo al que le faltaban un par de bofetadas, y eso es precisamente lo que parece en la serie. Del mismo modo, sé que a muchos les parece que han humanizado a Viserys, pero digo lo mismo. Si a mí siempre me ha dado mucha pena el personaje es porque he visto a ese Viserys loco, que vive completamente fuera de la realidad pero que, sobre todo, es muy humano y está muy muy roto. Y en cuanto a Theon, la cosa va más por cómo lo han introducido que por el personaje en sí. En los libros tardan más en explicarnos de dónde viene que sea como es, e incluso hay mucha gente que, para cuando lo explican le tiene tal odio que ni intenta comprenderlo. Realmente aquí lo único que han hecho ha sido presentárnoslo (de forma más o menos acertada) desde el principio, pero el personaje sigue siendo el mismo. Personalmente me parece un acierto, porque me parece un personajazo.

Por otro lado están los personajes a los que sí que han cambiado un poco, para facilitar al espectador que empatice con ellos. El ejemplo más claro de ello son las dos madres: Cat y Cersei. En la Cat de los libros se subraya de tal manera el odio que siente hacia Jon que no le hace ningún favor al personaje, porque puede parecer irracional y fuera de lugar (más allá de que pueda comprenderse si lo vemos desde el punto de vista de Cat). En la serie nos han ahorrado esa visión y nos han dejado a una Cat que es, ante todo, una buena madre que hace lo posible (y lo imposible) por proteger a su familia. En el caso de Cersei, también en los libros se la acaba humanizando bastante (aunque no al principio. Al principio solo es una zorra manipuladora a la que siempre me ha encantado adorar), pero no necesariamente de la misma manera que se ha hecho en la serie. Aquí estamos viendo una Cersei que puede darnos hasta pena en su conversación con Robert en el quinto episodio, y estamos viendo a una Cersei que, a su retorcida manera, no deja de intentar ser una buena madre.


Y por último están los personajes con los que ya desde el principio tenían una libertad casi absoluta, por el simple hecho de aparecer en los libros solo en segundo plano. El ejemplo más claro: la escena de Renly y Loras en el quinto episodio. Sé que a más de uno no le ha gustado, o que no la ven necesaria. En los libros la relación de Loras y Renly está ahí, pero en ningún momento se hace referencia directa a ella, sino que viene más bien por insinuaciones de otros personajes (algunas de ellas bastante claras, como cierta frase del bruto (con cariño) de Jaime a Loras sobre cierta espada. Pero la verdad es que incluso con todo eso hay mucha gente a la que le pasa completamente desapercibida). En la serie han optado por dejarlo claro desde el principio, y ya de paso aprovechar para dibujar a ambos personajes. Y aquí es donde está el segundo problema que le ha visto mucha gente: que la imagen que nos dan, tanto de Renly como de Loras es completamente diferente a la que nos dan los libros. Y tengo que volver a matizar una cosa: en los libros en ningún momento llegamos a ver a ninguno de los dos en primer plano, y por tanto la imagen que tenemos se basa únicamente en lo que vemos a través de otros personajes, muchas veces bastante de refilón. Con lo que ni de coña tenemos una imagen clara de los personajes. Pero bueno, aceptamos barco y decimos que los personajes que vemos en la serie son diferentes a los del libro (que no a lo que parecen en el libro, que ya digo que en eso sí que son diferentes). En los libros, Renly es más chulo que un ocho, muy seguro de sí mismo y todo carisma. En la serie realmente tampoco podemos decir que de puertas para afuera no sea así (lo único indicador de lo contrario es el que se quedara sin respuesta para Littlefinger, pero en realidad habría que verlo más), aunque esté claro que con Loras, que es con el que vamos a ver al personaje de verdad y no al que los demás ven, no es así. Pero bueno, lo dicho, aceptamos que eso es un cambio en la personalidad del personaje, que puede ser bien posible. Realmente no lo veo nada negativo para el desarrollo de las tramas en un futuro. De todos modos, el cambio más radical de la pareja respecto a la imagen que teníamos de él lo ha pegado Loras. En su caso es aún más suposiciones y sensaciones que te deja después de leer lo que piensan los demás de él que en el caso de Renly, pero lo cierto es que, al menos la imagen que se me quedó a mí tras leer los libros fue que es básicamente un crío. Un crío orgulloso, pero más bien tirando a inocentón, que está completamente enamorado de Renly. En cambio, con lo que hemos visto de él en este episodio, de inocentón más bien tiene poco, porque parece ser que le van las intrigas más que a un tonto un lápiz (como dije ayer por twitter, digno nieto de su abuela. Mucho más que en los libros). Y, sinceramente, por mucho cariño que le tenga al Loras de los libros, yo me alegro un montón. Qué le voy a hacer, me encantan los personajes de este estilo. Y ya que digo lo de las intrigas, aprovecho para decir que esta escena en concreto no me sobra en absoluto, no ya solo porque muestre la relación de Renly y Loras (que creo que ya quedaba bastante clara en el torneo), sino porque deja bastante claro qué es lo que está pasando a la sombra en la corte, y cómo están preparándose todas esas tramas que están a punto de explotar.

Pero bueno, aun teniendo en cuenta los cambios que he comentado (o igual precisamente por ellos), me está pareciendo una pasada como adaptación. Perfecta, simplemente perfecta. Se están ajustando al original en muchísimas cosas, y desviándose un poquito en los detalles de algunas otras. De manera que no nos están dando un calco perfecto, sino un producto un poquito diferente, pero al mismo tiempo sin alejarse demasiado del original.

En fin, que estas son mis dos opiniones sobre la serie. Y, si las junto, puedo decir que el resultado es bastante positivo, y que me está gustando bastante y estoy muy contenta con ella. Me sigue pareciendo un poco mejorable en los aspectos que he comentado al principio, pero en general puedo decir que no están haciendo para nada un mal trabajo.

¡Saludos!

PD: Ayer leí el título del siguiente episodio y me eché a temblar. Sé que me va a tocar sufrir. Lo sé.
PD2: Ando completamente perdida con los upfronts. A estas alturas aún no he mirado nada. A ver si me pongo las pilas.

5 comentarios:

MacGuffin dijo...

La escena de Renly me parece muy importante para comprender lo que viene después. Sin ese contexto, luego nos quedaríamos bastante confusos. Y el retrato que está haciendo de Cersei me parece muy interesante. Oh, por cierto, la mirada que cruzan Catelyn y Tyrion en el Nido de Águilas no tiene precio :)

Elessar dijo...

Estoy bastante conforme con tu análisis pero matizaré un par de cosas.

En el tema de Renly y Loras en el libro era más o menos evidente si prestabas atención, pero la escena me sobraba muchísimo por varios motivos, entre los cuales se encuentra que se pega demasiado a los cánones del yaoi, roza por momentos el mal gusto y la cutrez, y sobre todo, el Loras del libro es bastante más idealista que manipulador y trepa, la manipulación está bastante más asociada al resto de su familia.

Y por lo general abusan demasiado de las escenas de sexo no en lo relativo a cantidad de escenas sino la cantidad de metraje que le dedican a cada una.

Además Cersei me está resultando demasiado buena persona y me chirría a lo bestia.

Y poco más, aparte de que Tyrion está tan logrado que me sabe a poco, le faltan muchos de sus golpes descojonantes y cuando los da enseguida cambia de chip sin dar tiempo casi a reirse xD.

Mina Harker dijo...

MacGuffin, sí, eso mismo pienso yo de la escena de Renly.
Y la mirada de Tyrion y Cat es impagable.

Elessar, sobre la escena en sí, a mí me hizo gracia porque a la manera en que presentan a los personajes (mucho tópico actual uno detrás de otro. Actual, repito) le vi un tono irónico que rozaba la genialidad. De todos modos, fue mi forma de ver la escena (que puede ser o no la intención que tuvieron, simplemente es como yo lo vi en ese momento). La cosa es que esta mañana he leído el recap que habían hecho en afterelton y la interpretación que habían hecho era exactamente igual a la mía.
Pero bueno, eso como curiosidad. Por lo demás, la escena en sí me parece importante de cara a las tramas futuras, la verdad. Y en cuanto a Loras... Pues eso, la imagen que tenemos de él (que puede ser o no ser. Nada más hay que ver lo que cambian los personajes de antes de tener POV a verlos a través de su propio POV) evidentemente no es la del Loras que nos han mostrado aquí. Pero a mí el cambio no me molesta en absoluto. De hecho, lo dicho, aunque al Loras de los libros le tengo cariño, este me ha ganado mucho antes.
Y en cuanto a las escenas de sexo en general, pues no me molestan.

Por lo que dices de Cersei, me da que estás viendo la serie deseando demasiado que no cambien nada. El cambio que han hecho en la personalidad de Cersei a mí me parece interesantísimo, y el personaje resultante (que sí, es una Cersei distinta a la de los libros, pero es que estamos hablando de la serie, no de los libros. No tienen por qué ser iguales) me parece de lo mejorcito.

Jorge Sonirew dijo...

También hay que decir que en la serie es como si los huargos no existieran... eso no lo están haciendo nada bien. En el libro Jon nunca salía sin Fantasma ni Bran sin Verano. De hecho Verano no ha salido en la escena de los saqueadores... ·____· WTF!?
Yo creo que la gente que no se ha leido los libros, cuando de pronto ve por ahí a un perrico degollando al asesino a sueldo en el cuarto de Bran no se piensan que sea uno de los huargos del principio. Ni siquiera los han visto crecer xD
Nada, nada, ahí fallan mucho.

Mina Harker dijo...

Jorge Sonirew, a mí la verdad es que tampoco eso me molesta. Sí que es cierto que en los libros la conexión entre los niños Stark y los huargos es fundamental, pero me pregunto si funcionará tan bien llevada a la pantalla. Aun así, supongo que acabarán llevándolo, al menos parcialmente, de alguna manera. Pero hasta ahora, aparte de en la escena de los saqueadores (donde sí, puede que no estuviera de más que hubieran sacado a Verano, pero personalmente tampoco lo eché en falta), tampoco creo que haya habido muchas más oportunidades, ni ninguna necesidad más de sacarlos.