28 sept. 2012

Dancing through life

No, a pesar del título de la entrada, no me voy a poner a hablar de Wicked (aunque, si alguien me lleva a verlo, prometo escribir una entrada, just saying), sino de dos realities más o menos relacionados con eso del baile. Porque ya sabéis que yo soy un poco monotemática cuando quiero. Pero bueno, el caso es que tenía pendiente una entrada sobre Breaking Pointe desde hace ya ni sé cuánto tiempo, y ahora que lo han renovado para una segunda temporada (lo que consideraría casi como un milagro. Ahora que me renueven también The LA Complex, please) justo la misma semana en que ha acabado All the Right Moves, aprovecho un poco y hablo de ambos. Dos pájaros de un tiro, y esas cosas que se dicen. Porque además, ambos realities tienen unas cuantas cosas en común. Aparte del baile, quiero decir. Principalmente, que los aprecio a pesar de los dramas tan prefabricados que se sacan de la manga la mitad del tiempo.

Como ya he comentado por encima alguna vez, Breaking Pointe sigue a varios bailarines del Ballet West, una compañía de ballet de Salt Lake City. Puesto que se trata de un reality de la CW, cuando digo que los sigue me refiero a que, sí, vemos cómo ensayan, y todos los dramas relacionados con el estrés de quién consigue o no tal o cual solo, por supuesto, pero también nos toca tragarnos escenas melodramáticas de sus dramas de líos amorosos varios. De todos modos, una vez que te preparas y vas dispuesto a ver también eso, acabas cogiéndoles cariño y queriendo arrearles un par de collejas a ver si espabilan (sí, Rex, va por ti. Que vale que pongan a Allison de zorra de la vida, y en algunas cosas sí, pero es que es normal que te trate como un perrito cansino, hijo. Vamos, visto lo visto, yo la apoyo. Cansino). Y, entre tanto, nos dejan echarle un vistazo a lo que ocurre en los ensayos, encima del escenario y, sobre todo, detrás de él. Personalmente, es algo que siempre me ha llamado la atención, y aunque sea a base de pequeñas pinceladas aquí y allá, me resulta muy interesante ir viendo alguna cosilla más de ese mundo tan fascinante (al menos para mí) como es el mundo del ballet.

Por eso, a pesar de alguna que otra conversación forzada (juraría que Beckanne en algún momento empieza una conversación con Katie (bailarinas ambas) diciendo algo así como "In the dance world..." a modo de explicación. Porque así es como la gente habla de forma normal y natural con otras personas que saben perfectamente de qué estás hablando sin necesidad de explicaciones), de culebrones varios y de todas estas tontadas, cada vez que salía Christiana bailando (por poner un ejemplo), merecía la pena. Y, ojo, que ya digo que al final les acabas cogiendo cariño y todo, a pesar de que todo mejora mucho cuando hay más baile y menos dramas.

En cuanto a All the Right Moves, es el reality que sigue a Travis Wall y sus amigos (concretamente mi adorado Nick Lazzarini, más Teddy Forance y Kyle Robinson) en sus aventuras para sacar adelante su compañía Shaping Sound, de la que alguno ya habíamos visto su actuación en DWTS, que estuvo nominada a un emmy. También aquí pasa eso de las conversaciones artificiales y dramas prefabricados, por supuesto, lo que no quita para que tenga una primera temporada (y espero que no última, que Travis comentó que le encantaría que mi Danny hiciera algo con ellos, así que ya sabéis, señores de Oxygen, renovad ATRM y obligadles a sacar a mi Danny bailando) bastante entretenida. Además, cualquiera que sea fan de sytycd puede andar fijándose a ver a quién ve por ahí. Porque además de Travis, Nick y Jaimie, que salen bastante a menudo, aparece también gentecilla como Melanie, Channing, la petarda de Noelle (I'm sorry, pero me resultó irrelevante tirando a pesada en su temporada, y aquí está metida en uno de los dramas prefabricados más cansinos de todos), Robert, Allison o Twitch. Y, si tenéis buenos ojos, de fondo a veces se puede ver a Alexa, Ryan, Ade, Adrian (ya sé que no ha estado técnicamente en ninguna temporada, pero lo tengo tan visto que lo cuento ya como uno más) o incluso Jordan o Billy haciendo bulto de fondo.

Por lo demás, pues eso, mucho drama (si existieran unos premios en plan "Biggest Drama Queen in the History of Ever", Travis sería el único nominado en todas las categorías, y además montaría algún drama por perder en alguna de ellas frente a sí mismo), dos córeos por episodio (algunas bastante curiosas) y unos cuantos momentos divertidos. Eso y mi querido Nick como la estrella oficial, porque él lo vale y es así de awesome y divertido.

En general, y como digo, no se trata de los dos mejores programas que hemos podido ver jamás en televisión, pero sí que tienen su punto de entretenimiento. Y, si te gusta el mundillo del baile, yo creo que sí que los recomendaría.

¡Saludos!

PD: Justamente uno de los ballets que preparan en la primera temporada de Breaking Pointe es Petite Mort, de Jiri Kylian, uno de mis favoritos ever. Está en dos partes en youtube (aquí la primera y aquí la segunda), por si queréis echarle un vistazo, cosa que recomiendo, porque es una verdadera pasada.
PD2: Por lo que me dicen, Shondita está on fire y ha empezado temporada haciendo shondadas de las suyas. Aún no he visto Grey's, pero viendo lo zorra del infierno que ha sido con Charlotte en Private Practice (y hay quien diría que con Pete también, pero a mí me ha parecido deliciosamente apropiado lo que ha hecho con el personaje), me lo creo perfectamente.