11 oct. 2010

Grilled Cheesus

Si algo ha pasado con el capítulo de Glee de esta semana (sobre el que quería haber escrito antes, aunque me ha resultado completamente imposible... Ainsss, cómo echo de menos tener tantísimo tiempo libre) es que indiferente no ha dejado a nadie. Por un lado están aquellos a los que les ha encantado (y yo me incluyo en este grupo). Por otro, los que lo han odiado profundamente. Puntos medios, poquitos.


Después del Britneysode de la semana pasada, que solo molaba si lo veías sin más aspiraciones que ser una cosa entretenida y sin sentido (y lo dice una a la que en general le gustó bastante por sí mismo, aunque no gracias a las tramas que aparecían por ahí de vez en cuando), Glee se puso un poco más seria (bueno, un poco no, mucho... Vaya episodio más dramático, madrecita mía).

Empieza el episodio con Finn, al que se le aparece la cara de Jesucristo en un sandwich de queso (diría eso de "WTF!", pero teniendo en cuenta que es la cuarta vez que me cruzo con una historia similar en menos de un mes, ya no me sorprende nada :P). Lo toma como una especie de revelación y, aparte de pedirle tres deseos, como si fuera un genio en una lámpara (que anda que, telita, la tontería de deseos que pide xD), hace que su lado más espiritual se despierte. A raíz de eso, pide en el Glee Club que le dediquen la semana a canciones sobre la religión, la espiritualidad, etc, etc, etc, encontrándose con la oposición de Kurt.

La cosa se complica (y se vuelve dramática hasta decir basta... Que, vamos, no gané yo para pañuelos el otro día) cuando al padre de Kurt le da un infarto e ingresa en coma en el hospital.

Así, la religión y el propio Kurt se vuelven el centro del episodio. Tengo que decir que normalmente soy muy fan de los capítulos de Kurt, y que un capítulo dramático de vez en cuando no me suele hacer daño (de hecho, es que yo soy muy fan del drama y las tragedias varias, qué le voy a hacer). Este capítulo no ha sido la excepción y la verdad es que me gustó bastante.

De canciones, eso sí, lo cierto es que tengo poco que comentar. Bueno, me refiero a que, salvo dos excepciones (ahora voy con ellas), ninguna me llamó especialmente la atención.
¿Que cuáles son las excepciones? Pues, por un lado, Papa, can you hear me cantado por Rachel, que fue un momento "carne de gallina" total y absolutamente, especialmente al principio.
El segundo, I wanna hold your hand cantado por Kurt. Entre que adoro esa canción, que me pareció perfectamente elegida y que me encantaron los flashbacks (¿los señores de Glee van por la vida clonando a sus actores?), pues eso, que me la quedo.




En cuanto al tema del episodio, la religión, las creencias de cada personaje y cómo se enfrentan a ellas... tengo que decir que me sorprendieron mucho, y para bien, con cómo llevaron el tema.

Me explico. Sé que hay gente a la que le ha sentado muy mal la actitud de muchos personajes, y que les ha parecido que con el episodio volvieran a lo mismo de siempre: "Tienes que creer en algo por encima del ser humano, o si no nada tiene sentido". Y a mí que no me dejó esa sensación para nada...

Los dos personajes que en el episodio mantienen que no creen en Dios no lo hacen por llevar la contraria. Tanto Sue como Kurt tienen sus razones, igual que los demás tienen las suyas para creer (bueno, algunos :P). Tan válidas como cualquiera, y en ningún momento se intenta hacer propaganda de absolutamente nada, o al menos a mí no me dejó esa sensación.

El hecho de que los compañeros de Kurt intentasen convencerlo para que creyera en Dios y se empeñaran en rezar por su padre cuando él expresamente había pedido que no lo hicieran, por mucho de que la situación en sí nos pueda parecer tirando a vergonzosa, me parece totalmente comprensible. Tanto en el contexto, como con los personajes, como poniéndome en la piel de alguien que cree (a mí me ha tocado estar en la piel de Kurt más de una vez. Al final, acabas entendiéndolo, de verdad, por mucho que no lo compartas), no me parece fuera de lugar ni de carácter. Sus intenciones eran buenas, por muy equivocadas que fueran (y ahí tenemos a Sue, convertida otra vez en la voz de la razón del episodio, diciéndole a Emma lo cruel que era lo que estaban haciendo con Kurt).

Y, sobre todo, me encantó que al final del episodio no hubiera ninguna conversión milagrosa. Así que ya digo, igual es que soy más simple que el mecanismo de un chupete, pero a mí el episodio me convenció bastante. O igual es que con eso de que estaba tonta a más de poder y que estuve a esto de deshidratarme de tanto llorar, no necesitaba mucho más.

¡Saludos!

PD: ¿Cuántos de nosotros hemos puesto a descargar la cosa esa llamada Single Father y que tiene pinta de ser un bodrio total y absoluto nada más que por David Tennant? xD

12 comentarios:

Kiseki7 dijo...

A mí el episodio me gustó. Yo no soy fan de Kurt, pero como a ti me gusta un buen drama de vez en cuando (pero con sus toques de humor, como el sandwich).

Comenté que entendía que el episodio no haya gustado a alguna gente por el tema religioso, aunque no lo comparto, pues también me ha parecido muy buena la forma de llevar el tema.

Coincido en los dos momentos musicales, y tengo que añadir el One of Us, que me encanta. Una pena que lo acortaran tanto. Ya podían haberlo hecho con el último número de Mercedes.

PD. Yo ya lo tengo en mi carpeta, pero lo veré mañana, que le pega más el drama a un día festivo xD

manganxet dijo...

Aunque el tema fue tratado de una forma genial, a mí el episodio no me gustó nada. Cuando me ocurre esto pues por lo menos me quedo con las canciones, pero ni en eso he podido refugiarme en este episodio. No es que no me guste el drama, simplemente lo he encontrado aburrido.

martinyfelix dijo...

A mí Finn me cae cada vez peor, aunque ni fu ni fá, pero últimamente está de un soso.

El Kurt de pequeño es clavadito, pero clavadito.

Y a mí el episodio no me ha gustado mucho, pero tampoco me ha disgustado.

A la posdata te contestó con un sí.

Yorch dijo...

Yo soy del otro extremo ^^.

Los temas religiosos me aburren exageradamente. Finn no puede ser más imbécil ya, insorportable.

Y lo que más me gusta de Glee que es la parte musical, solo me gustó la de Rachel, así que normal que no me gustara nada ^^.

Lo del Kurt pequeñito daba hasta miedo O_O

Saludos!

Mina Harker dijo...

Kiseki7, yo leí muchas críticas negativas precisamente por el tema de la religión y la forma en que habían llevado el tema (y tanto de un lado como de otro)... Pero la cosa es que a mí me pareció muy bien llevado.
One of us no me entusiasmó demasiado (tampoco soy muy fan de la canción), pero el último de Mercedes sí que lo podrían haber acortado. Que me digan lo que quieran (sé de más de uno que se llevará las manos a la cabeza xD), pero esa gospelización de la canción no me gustó nada. Y Bridge over Troubled Water es una canción que me gusta mucho.

Manganxet, lo malo que tiene el hacer un episodio dramático tan centrado en una sola trama es que, como no te entusiasme, todo el capítulo se hace muy aburrido.
Y sí, las canciones ya digo que no fueron nada del otro jueves en general, aunque a mí esas dos sí me gustaron mucho.

Martinyfelix, seh, yo también ando un poco cansada de Finn. Esta vez se salva un poco porque su trama fue la parte un poco más cómica del capítulo, pero es que, qué cosa más sosa, madrecita mía. Por sí solo me parece estúpido (pero sin ser gracioso, o simpático, o adorable xD), y con Rachel no me gusta nada (Bring Jesse back!).
Lo de los clones que se buscan en esta serie da miedito xD. El crío es igualico a Chris Colfer.
Y lo que hacemos por David Tennant, oye. Que a lo mejor luego es estupenda, pero tiene una pinta de bodrio así de primeras...

Yorch, a mí igual me gustó más porque el tema de la religión me pilla un poco de cerca (tanto en la familia de mi padre como en la de mi madre son bastante creyentes, y ese tipo de situaciones me las conozco bien).
Finn es un cansino de cuidado. Que, a todo esto, a mí me encanta que vaya pegándole gritos a Kurt porque nadie le ha avisado de lo de su padre y luego no se le ocurra incluirlo en sus tres deseos (que, ya digo, a cual más estúpido). No es que me entusiasmara en la primera temporada, pero es que ahora me cansa mucho.
De las canciones yo me quedo con esas dos, que sí me gustaron mucho. Las demás, ni fu ni fa.

satrian dijo...

A mí me ha dejado bastante indiferente, la parte musical ha sido muy irregular, y la de guión demasiado caótica, intentan ponerse de parte de todos y de ninguno, y eso nunca es bueno porque crea confusión más que ninguna otra cosa.

Mina Harker dijo...

Satrian, a mí la parde de guión ya digo que me gustó. Eso de que fueran con todos y con ninguno, aunque me parece un poco arriesgado (de cara precisamente a eso, que resulta confuso y la gente pierde interés. E incluso hay a quien le enfada un poco), me pareció una manera muy decente de llevar el tema.

marguis dijo...

A mi el episodio ni fu ni fa, eso si, las covers de Papa, can you hera me? y Hold Your Hand impresionantes... sera que soy muy fan de Yentl y de los Beatles, pero las dos me pusieron la carne de gallina.

PD: yo he caido como una boba, Ay!! David, porque dejarias de ser El Doctor...

LiPooh dijo...

Coincido con Kiseki y contigo. A mí me gustó el capítulo, porque de vez en cuando un drama no está mal. Supieron tratar el tema religioso muy bien, porque incluso lo más gracioso era también respetuoso.

Y sobre las canciones poco más hay que decir que lo que habéis dicho ya. Las mejores la de Rachel y Kurt. Los pelos como escarpias.

Saludicos.

Mina Harker dijo...

Marguis, esas dos versiones a mí ya digo que me parecieron enormes ;). Carne de gallina completamente...
Y me parece que hemos caído unos cuantos :P. Eso sí, en su defensa diré que la vi anoche y tan mala no me pareció. Y él está genial ^^.

LiPooh, si es que yo soy la primera que se lo pasa pipa con las coñas que se traen en la serie, pero un poco de drama de vez en cuando no está mal ^^. Y este episodio a mí me gustó bastante.

Alejandro A dijo...

creo que yo estaré dentro de los raros que están en un punto medio :P no digo para nada que me haya desagradado pero tampoco es que me haya parecido una maravilla, eso sí, reconozco que la serie trató con mucho respeto un tema que puede ser polémico para ciertas personas, el capítulo si tuvo sus momentos que me emocionaron pero no lo recordaré como uno de sus mejores capítulos


Saludos!

Mina Harker dijo...

Alejandro, pues sí, me da a mí que estás en minoría :P. Aunque ya hay más de uno que ha comentado que tampoco está ni en un extremo ni en el otro.
Igual es que yo estoy muy sensible últimamente xD, pero yo lloré de lo lindo xD. Supongo que por eso al menos me acordaré del capítulo xD.