3 oct. 2010

Una generación sin suerte

De las nuevas series que nos traía esta temporada, precisamente una de las que más me llamaron la atención desde el principio (es decir, básicamente desde los upfronts, que parece que fueron hace una eternidad) fue My Generation. La serie, ya de partida, con esa idea de mezclar una historia de ficción con el formato de documental, me pareció relativamente original. Pero, sobre todo, el tema central era algo que siempre me ha gustado bastante (y admito que probablemente la base de la mitad de los relatos que me da por escribir de vez en cuando): coges a un grupo de gente en un momento determinado, los conoces, a ellos y sus expectativas, sus sueños y sus ilusiones, y los vuelves a ver unos años más tarde, con la idea de ver cómo ha cambiado (o no) todo.


En el caso de My Generation, en el piloto nos presenta a un grupo de estudiantes de instituto en su último año (la promoción del 2000) y vuelve a dar con ellos en 2010, es decir, 10 años más tarde, para ver qué ha sido de todas sus ilusiones. Para ver cómo de lejos han caído de donde se lo habían propuesto.

Es cierto que de todo esto, probablemente lo que más me gustó, y lo que mejor llevado me pareció que estaba, era la idea en sí. La base de la que parte. Quizá el resto del producto tuviera aún unos cuantos aspectos que pulir, pero en mi opinión, sin ser perfecta, estaba lejos de ser un desastre.

En los dos episodios emitidos se las apañaron para asentar lo suficientemente bien a los personajes y sus tramas, y para mezclarlos y enlazarlos de manera que, cualitativamente hablando, la serie fuera lo bastante sólida.

Los personajes (unos mejores que otros, como en todo) consiguieron despertar mi interés con sus historias, con sus "dónde estuvo y dónde está". A veces, como en el caso del deportista que acaba de soldado en Irak, pasa que por mucho que pudiera interesarme, el actor que lo interpreta me echaba mucho para atrás (lo siento por Mehcad Brooks, pero sus apariciones en las Desesperadas y en True Blood hacen que me vaya a resultar muy difícil olvidarme de él... Y eso no lo digo en el buen sentido). Pero con algunos (sí, Kenneth, te miro a ti) pasa que personaje y actor se complementan perfectamente, y se añaden interés uno a otro mutuamente.

Sus dos capítulos me gustaron y me interesaron bastante, yo digo. Y, si bien a veces abusaba un poco de la "excesiva casualidad", o se dejara ver demasiado ese aire un poco light y familiar tan propio de la ABC (no es que sea malo, conste, es solo que a mí personalmente a veces me chirría un poco y hace que a las series de la cadena les vea un tono más artificial que a otras), me pareció que estaba bastante bien hecha, y que tenía bastante potencial (sin ir más lejos, esa forma de hacer un repaso de la historia reciente de Estados Unidos mientras desarrolla a unos personajes (y los sitúa en los acontecimientos, y los hace cambiar y moldearse por ellos) me parece interesantísima).

Pero está claro, la audiencia es la que manda, y a ella no la convenció. Así que justo después de ver el segundo capítulo me enteré de que la ABC había decidido cancelarla, y me dio una pena tremenda. Para mí, puesto que me reservé Lone Star para más adelante por falta de tiempo (y eso que salía la Palicki... Si es que soy toda yo fuerza de voluntad :P), es mi primera cancelación de la temporada. Cruzaré mucho los dedos para que sea la única (o, al menos, la única que me importe). Aunque miedito me da Running Wilde.

¡Saludos!

PD: Por cierto, sigo diciendo que la entrevistadora, aparte de ser una zorra de cuidado que hacía unas preguntas envenenadísimas, tenía su encanto :P.
PD2: Y cambiando de tema completamente, tengo que decir que estoy disfrutando muchísimo con esta temporada de Project Runway. Aparte de que hace tiempo que elegí a mis favoritos (no sé si es bueno o malo, porque en cuanto los elijo empiezan a caer, salvo excepciones xD), los capítulos se me vuelven a pasar volando. Y, en el caso de este, entre lágrimas. Que igual soy yo, que llevaba el día tonto, pero fue estar todo el rato con el pañuelo en la mano. Un capítulo intenso y emotivo hasta decir basta.

7 comentarios:

Spidermarga dijo...

Me ha dado más pena esta cancelación que la de Lone Star. Ésta tiene más potencial para gustarme, y mucho.
Y sí, la entrevistadora se pasaba de zorra. Va a arder en el infierno de las series canceladas XD

manganxet dijo...

A mí no me atraía, y ahora me atrae menos xD Eso sí, tengo miedo de la posible cancelación de Running Wilde, todavía no le he hincado el diente pero tiene buena pinta y no quiero que me la cancelen.

Mina Harker dijo...

Spidermarga, yo, pues eso, de Lone Star me libré por dejarla pendiente... Esta me llamaba más la atención desde el principio y no lo estaba haciendo mal. Una pena.
Las preguntas (y no-preguntas) de la entrevistadora eran épicas, la mala leche que se gastaba la jodía xD.

Manganxet, Running Wilde la estoy siguiendo y me está gustando bastante (eso sí, más el piloto que el segundo episodio); a mí ese tipo de humor me encanta. Pero ya digo, miedito me da lo que vaya a pasar con ella.

satrian dijo...

A mí no me convenció su propuesta entre el mockumentary y el reality, ni las actuaciones tampoco, pero la idea no me parecía tan mala para que tuviera tan poca audiencia.

martinyfelix dijo...

Yo en segundo aún no lo he visto, pero si que me fastidia. Espero que emitan al menos los que les quedan grabados.

Y la entrevistadora era un cotilla de cuidado. Esta bien ese tipo de serie.

Maldición, ya van dos cancelaciones y las dos me joroban.

'Running Wilde' no me convence del todo, sólo me han gustado algunos momentos aislados.

Yorch dijo...

Yo la tenía entre las que quería ver, porque me atraía el tema. Pero cuando vi que ya el 1º flojeó muchísimo en audiencia me dije que para qué gastar tiempo y luego pasar coraje por no tener final.
Esperemos por tu bien que no te cancelen también Running Wilde :)

Saludos!

Mina Harker dijo...

Satrian, en las actuaciones hay un poco de todo, la verdad. Los había bastante malos y alguno bastante decente (a mí me gusta mucho el que hace del pardillo oficial, ya digo). Pero sí, con la idea a mí también me extraña que haya tenido tan poca audiencia; es una base que al menos resulta curiosa.

Martinyfelix, no sé si dijeron que a lo mejor los que tenían grabados los subían a la web de la ABC, pero no estoy segura.
Y con Running Wilde lo que pasa es que tiene un humor muy suyo, y si no es el tuyo, pues por lo demás no te va a ganar xD. A mí ya digo que me encanta xD.

Yorch, listo que fuiste, entonces xD. Desde luego, lo dura que es la vida del seriéfilo :P.