25 oct. 2010

Lip Service: primeras impresiones

Hace unos meses, cuando leí por primera vez algo sobre Lip Service, la verdad es que me interesó bastante. No podía ser de otra manera, por supuesto, que me conozco. ¿Serie inglesa protagonizada por un grupo de amigas lesbianas? I'm in.


Y ahora que ya llevo vistos los dos primeros capítulos, ya puedo ir haciéndome una idea de por dónde van a ir los tiros. Y, sobre todo, puedo ver más o menos cuáles son para mí sus fallos y sus aciertos.

Su principal fallo (y uno muy molesto, por cierto) es el personaje de pseudo-Shane (también conocida como Frankie para los señores guionistas de la serie). Soy de esas a las que les encantaba Shane en The L Word (aunque no fuera mi personaje favorito), pero la cosa es que Shane era Shane por unas razones, sus tramas tenían sentido y, en definitiva, era un personaje tan bien construido como los demás, y que encajaba perfectamente. Sin embargo, lo que pasa aquí con pseudo-Shane es que parece que por narices tuvieran que meter una Shane en la serie, viniera o no a cuento, tuviera o no sentido. Y calcaron el personaje. O al menos la fachada. Porque, al menos con lo que hemos visto, lo que queda claro es que pseudo-Shane tiene la profundidad de un charco (un charco en una calle de un sitio civilizado, no como esos lagos que se forman por aquí cada vez que caen tres gotas :P).
Y no es solo eso, es que a mí al menos me resulta la mar de molesta. Y casi 100% inverosimil. Es decir, me puedo imaginar a una cría de 15 ó 16 años con esas actitudes (bueno, no es que me las pueda imaginar, es que las he visto). Pero generalmente es una de esas cosas que se pasan con la edad. Y, si no se pasan, mejor que te encierren en una cueva.

En cualquier caso, ya digo que cualquier parecido con la Shane de The L Word se queda en que se quedaron con la idea exterior, pero se dejaron todo lo demás. Personalmente, me aburre soberanamente. Ella y su trama. Y el hecho de que arrastre a Cat con ella me saca aún más de quicio (¿alguien se explica cómo es posible que Cat estuviera con ella? No, yo desde luego que no).

Y es una pena, porque el resto de personajes y el resto de historias me parecen mucho más interesantes. No es que me parezcan lo más original del mundo, pero la verdad es que me gustan y me parecen lo suficientemente bien llevados como para que quiera seguir viendo qué es lo que pasa con ellos.
Me gusta Cat. Además de ser guapísima, sus inseguridades y al mismo tiempo su madurez (todo junto y mezclado :P) la convierten en un personaje mucho más de andar por casa de lo que podría parecer, y a mí eso siempre me encanta.

Y en cuanto a Tess... pues yo tengo que decir que toda ella me parece amor. De nuevo, no es que su trama me parezca lo más original del mundo, pero sí lo suficientemente coherente con el personaje (sobre Lou me espero para opinar nada, que aún no tengo muy claro lo que pienso).

Por supuesto, fallos y aciertos, sé que seguiré viéndola mientras la echen. Faltaría más. De nuevo, es que me conozco :P.

¡Saludos!

PD: Por cierto, se me olvidaba decir que de momento también me gustan bastante los dos chicos de la serie, aunque sean como la noche y el día.
PD2: No solo ando en plan responsable y tratando de llevar al día trabajos y derivados, sino que además mi ordenador está roto (probablemente lo primero sea consecuencia de lo segundo). De ahí que últimamente escriba menos por aquí.

4 comentarios:

Jaina dijo...

Yo pondría a Shane y Frankie compartiendo el mismo charco, eh? xD De hecho, el de Frankie es un pelín más exagerado que el de Shane me parece. No sé, yo creo que es pronto para comparar los motivos mueven a Frankie, más que nada porque Shane es un personaje al que se fue descubriendo durante 6 temporadas (La season finale de la 3T es de broma, por cierto, y la sexta es un despropósito toda ella) y la otra acaba de empezar su recorrido. Eso sí, yo tp sé cómo pegan Cat y ella, porque son la noche y el día. Más que la trama de Frankie en sí, yo creo que lo interesante va a ser cómo van desvelando los detalles de la relación/amistad pasada de estas dos, porque no pegan nada!

De momento, en general, Lip Service me parece algo más realista. No la puedo juzgar desde una perspectiva gay, pero desde luego que una de las cosas que más le critico a The L Word es que a los heteros nos tenía marginados xD Como si las lesbianas vivieran en una burbuja donde sólo hay lesbianas. Y ya no te digo sobre la presencia concreta de hombres heteros, que si salían al final siempre eran personajes no muy positivos que digamos. No sé, lip Service tiene cosas que mejorar como serie y descaricaturizar a Frankie un poco, pero pinta bien.

Mina Harker dijo...

Jaina, eso por supuesto. No sería ni la primera ni la última vez que en una serie a un personaje le dan la vuelta (o lo explican) de tal manera que cambio totalmente mi impresión inicial. Y bienvenido sea. De momento, eso sí, el personaje no me convence. Y no me pasó lo mismo con Shane al principio (no es que me entusiasmara tampoco tantísimo), pero no me producía tanto rechazo. Igual es que no era tan mala con todo el mundo (incluidos sus amigos). Luego, eso sí, ganó mucho conforme avanzaron las temporadas (con sus altibajos, claro xD), así que a esta le daré su tiempo.
Ahora, precisamente porque Lip Service me parece bastante más cercana que The L Word me cuadra todavía menos su personaje.
Pero, vamos, de momento la serie en general me gusta, y precisamente esa cercanía se la agradezco mucho ;).

PiliHalliwell dijo...

A mí también me cae un poco mal Frankie pero adoro a Cat, y sí, no pegan ni con cola. Pero tampoco me gusta para ella la que hace de la poli.

Mina Harker dijo...

PiliHalliwell, yo sigo sin ser fan de Frankie, pero también tengo que decir que con el tercer episodio, sin llegar a reconciliarme con ella, tampoco la he odiado tanto. La poli me gusta más que ella, aunque tampoco es que me entusiasme. Y, lo mismo, me pega más con Cat, pero tampoco exageradamente.