31/10/2010

This is Halloween

Normalmente, cuando me veo las series en modo maratón, los episodios navideños, los de Acción de Gracias y los de Halloween no es que me entusiasmen especialmente (a no ser que sean muy grandes, eso está claro :P). Ahora, tengo que admitir que, cuando llevas una serie al día, y te encuentras con esa semana en la que se acumulan todos los episodios especiales de [insértese la festividad preferida], tiene su gracia.

Con Halloween, esa festividad que los críos de mi barrio han adoptado total y absolutamente, no podía ser menos. Y así, a lo largo de esta semana (y añadiendo a Parenthood, que se adelantó una semana) han ido emitiéndose distintos episodios de Halloween de varias series. Son unos cuantos, así que, resumiendo muy mucho, me quedo con mis cuatro favoritos, de menos a más.


Puede que Cougar Town no sea la mejor comedia hecha jamás. Es más, yo misma admito que empezó siendo muy floja (de esas que te preguntas por qué leches la sigues), aunque también digo que ha mejorado mucho con los capítulos, y que yo me lo paso pipa con ella últimamente (y, además, la frasecilla que añaden al título cada semana después de que decidieran no cambiarlo me sigue pareciendo una genialidad)). El caso, que en su episodio de esta semana, Laurie y Ellie se disfrazan la una de la otra. Las imitaciones que se hacen no tienen desperdicio.


Siguiendo con las comedias de la ABC, Modern Family también tuvo un episodio bastante divertido. Admito que el momendo de Haley disfrazada de Madre Teresa (lo que me trajo irremediablemente a la cabeza la "imitación" de Gandhi que hacía Buffy al principio de la tercera temporada. Asociación de ideas :P) me hizo mucha gracia, al igual que Mitchell intentando no ir disfrazado de Spiderman por la oficina (con mi querido Justin Kirk dando vueltas por ahí, por cierto). Pero lo mejor del capítulo es, sin duda, Gloria (disfrazada de "village bruja") y sus problemas con el idioma.


Y, como no hay dos sin tres, no nos podíamos dejar atrás a The Middle. Nada más que por el disfraz de Brick, que nadie entendía, merecería la pena. Además, Brick susurrando "Gossip Girl" no tiene desperdicio. Un episodio muy divertido y muy simpático y, de los tres de la ABC, el que más me gustó. Claro que The Middle sigue siendo mi niña mimada de su noche de comedias.



Y cambiamos de cadena y llegamos a mi favorito de la selección. No he sido muy fan del episodio de The Office (aunque el principio hasta me hizo reir, que ya es más de lo que han hecho la mayor parte de los episodios que llevamos de la temporada), ni del de Outsourced (que, de hecho, a falta de alicientes para seguir viéndola, de momento la dejo aparcada. Y eso que el disfraz de Madhuri molaba un montón). Pero, claro, entonces llegan los chicos de Community y ellos solos se curran el episodio más divertido de todos ellos. Y es que lo tiene todo. Parodia de película de zombis, el señor Chang disfrazado de Peggy Fleming, el decano de Lady Gaga, Shirley de Glinda (¡y yo lo adiviné a la primera! :P), banda sonora de ABBA y... ¡un gato volador! No soy capaz de ver la escena del gato (gato que, por cierto, tiene página en Feisbuk) sin llorar de la risa. Genial no, lo siguiente.

¡Saludos!

PD: La finale de Project Runway me dejó completamente a cuadros. Y pelín decepcionada. No me esperaba para nada que ganara quien ganó y, sobre todo, que no ganara quien no ganó :P. Ya le dedicaré una entrada, con spoilers y eso, para no tener que hablar en clave, que se lo merece. Eso sí, sigo diciendo que la temporada en sí me ha encantado.

28/10/2010

The Rocky Horror Glee Show

Voy a confesar una cosa: adoro mucho muchísimo The Rocky Horror Picture Show. Es una de esas rarezas que, por mucho que recomiende y dé el coñazo, la mayor parte de mis amigos acaban rechazando, pero me da igual, a mí me encanta igual y siempre me ha parecido una genialidad.
Por eso, cuando dijeron que iban a hacer un episodio dedicado a ella en Glee, si no me puse a dar saltos de alegría, poco faltó.

Y la cosa es que el episodio no ha decepcionado para nada. Es más, tengo que decir que adoré muchísimo su versión de Time Warp. Ahora que había conseguido quitármela un poco de la cabeza, me da a mí que voy a volver con ella hasta nuevo aviso:


Pero volvamos a lo que es el episodio en sí. ¿A qué viene todo esto de ponerse a hacer TRHPS en el Glee Club? Pues, como no podía ser de otra manera, a los motivos siempre tan adecuados de Will. Nunca he sido muy fan del personaje, que me parece un cansino de cuidado y, ya que estamos, un tipo muy egoista, pero me gusta que en la serie no hayan hecho nada por ocultarlo y dejen tan clarísimo que muchas veces los motivos de Sue son más éticos que los suyos. El caso, que el hombre ve a su querida Emma comiéndose los bordes de un sandwich, algo totalmente impensable en este y varios universos más, y ella le dice que ni se había dado cuenta, por lo feliz que estaba después de habérselo pasado tan absolutamente bien con Carl (por Diox, es que no hay color :P), que la llevó al cine a ver TRHPS. Y, claro, siendo Will como es, no podía hacer otra cosa que sacarse de la manga un nuevo proyecto para el Glee Club para ganarse a Emma: el club hará el musical, y así podrán recaudar dinero para irse a Nueva York a las finales (dejemos a un lado que el año anterior no pasaron de las regionales. Y, ya que estamos, que entre los disfraces que se curran a lo largo del curso y lo que deben gastar en luces y decorados cada vez que cantan algo (y más aquí, porque anda que no molaba :P), digo yo que tienen para pagarse varios viajes).
Todo esto de ir por la vida intentando impresionar a Emma acabará desembocando en que, después de los más que evidentes problemas que suponía el tener al pobre Sam haciendo de Rocky, Will decidiera interpretar él mismo el papel. Y, ya que estaba, ensayar un rato "Touch-a, touch-a, touch-a, touch me" con Emma, subiendo un poco el tono como quien no quiere la cosa (por mucho que suavizaran un poco la letra de la canción :P). Cosa que, por supuesto, a Carl le sienta como un tiro. Por mucho que, si yo fuera Emma, Carl no tendría absolutamente nada de qué preocuparse xD.

En lo que andan preparando los distintos números, vemos una segunda trama en el episodio. Y es que va a ser que nuestro soso favorito, también conocido como Finn, no se siente tan a gusto con su cuerpo como podría parecer. Y no ayuda el tener a Sam marcando abdominales vestido de Rocky. Después de muchas vueltas al asunto y de la teoría de Artie sobre por qué las mujeres han pasado a objetizar tanto a los hombres (xD), la cosa acaba con Finn paseándose en calzoncillos (o con su traje para la obra) por el instituto, y a un tris de ser expulsado por ello (cosa que Will evita porque le dice al director que no hizo nada cuando Santana le bajó los pantalones a Brittany y esta no llevaba ropa interior. Pero, sobre todo, porque, qué leches, todo el asunto era culpa suya :P).


Todo esto de representar TRHPS en el instiututo no pasa sin que vaya a haber algo de polémica de por medio. Algo que los jefes de Sue (aprovechando para hacer un cameo genialérrimo Barry Bostwick y Meatloaf (Brad y Eddie en la película, respectívamente)) aprovechan para tirar del mejor sensacionalismo, diciéndole que se "infiltre", apoye la producción y aproveche para ponerlos después a caer de un burro.
Claro que esa misma polémica hace que los padres de Other Asian no le dejen interpretar al Dr. Frank, siendo Mercedes la que interpretará finalmente este papel. Y aquí va una de mis mayores (y probablemente la única importante) quejas del capítulo: su interpretación de "Sweet Transvestite". Lo siento, pero sigue sin gustarme cómo canta esta chica. Que sí, que tiene una voz impresionante, pero con esos gritos que pega al cantar, cualquiera lo diría. Y, sobre todo, hace que todas las canciones sean un calco unas de otras y no expresen absolutamente nada. Y eso es lo que hace con esta canción, que pierde totalmente su sentido original, pero tampoco se molestan en darle otro.
Coñe, si ya lo comentaba ayer por twitter: una chica que iba a mi colegio hizo hace unos años una versión de esta canción en uno de los actos tan artísticos, curiosos y molones que se sacaban de la manga de vez en cuando. Y, qué leches, le daba mil vueltas a Amber Riley cantándola. Digo yo que, con los recursos que tienen para currarse una versión decente (porque la chica no tiene mala voz, por mucho que no me guste cómo canta), algo mejor podrían haber hecho.

Por lo demás, ya digo que el episodio me gustó mucho y disfruté como una enana con él.
Y una cosilla tengo que decir. Chris Colfer tendría poquísimo tirando a nada de protagonismo en este capítulo, pero a mí fue de los que más me llamaron la atención. No es la primera vez que me pasa, pero me quedé a cuadros con lo camaleónica que es la voz de este chico: clavaba a Riff Raff xD. Y, teniendo en cuenta que creo que era él el que siempre decía que quería hacer "Time Warp" en Glee, supongo que deberá estar contento ^^.

¡Saludos!

PD: Aprovecho para recomendar a todo el que no la haya visto, que le eche un vistazo a la película, que es muy grande, de verdad.
PD2: Hellcats definitivamente abandonada, sin vuelta de hoja. Mi fuerza de voluntad me sorprende :P.
PD3: ¿Tardarán mucho en aparecer los links para FNL?

25/10/2010

Lip Service: primeras impresiones

Hace unos meses, cuando leí por primera vez algo sobre Lip Service, la verdad es que me interesó bastante. No podía ser de otra manera, por supuesto, que me conozco. ¿Serie inglesa protagonizada por un grupo de amigas lesbianas? I'm in.


Y ahora que ya llevo vistos los dos primeros capítulos, ya puedo ir haciéndome una idea de por dónde van a ir los tiros. Y, sobre todo, puedo ver más o menos cuáles son para mí sus fallos y sus aciertos.

Su principal fallo (y uno muy molesto, por cierto) es el personaje de pseudo-Shane (también conocida como Frankie para los señores guionistas de la serie). Soy de esas a las que les encantaba Shane en The L Word (aunque no fuera mi personaje favorito), pero la cosa es que Shane era Shane por unas razones, sus tramas tenían sentido y, en definitiva, era un personaje tan bien construido como los demás, y que encajaba perfectamente. Sin embargo, lo que pasa aquí con pseudo-Shane es que parece que por narices tuvieran que meter una Shane en la serie, viniera o no a cuento, tuviera o no sentido. Y calcaron el personaje. O al menos la fachada. Porque, al menos con lo que hemos visto, lo que queda claro es que pseudo-Shane tiene la profundidad de un charco (un charco en una calle de un sitio civilizado, no como esos lagos que se forman por aquí cada vez que caen tres gotas :P).
Y no es solo eso, es que a mí al menos me resulta la mar de molesta. Y casi 100% inverosimil. Es decir, me puedo imaginar a una cría de 15 ó 16 años con esas actitudes (bueno, no es que me las pueda imaginar, es que las he visto). Pero generalmente es una de esas cosas que se pasan con la edad. Y, si no se pasan, mejor que te encierren en una cueva.

En cualquier caso, ya digo que cualquier parecido con la Shane de The L Word se queda en que se quedaron con la idea exterior, pero se dejaron todo lo demás. Personalmente, me aburre soberanamente. Ella y su trama. Y el hecho de que arrastre a Cat con ella me saca aún más de quicio (¿alguien se explica cómo es posible que Cat estuviera con ella? No, yo desde luego que no).

Y es una pena, porque el resto de personajes y el resto de historias me parecen mucho más interesantes. No es que me parezcan lo más original del mundo, pero la verdad es que me gustan y me parecen lo suficientemente bien llevados como para que quiera seguir viendo qué es lo que pasa con ellos.
Me gusta Cat. Además de ser guapísima, sus inseguridades y al mismo tiempo su madurez (todo junto y mezclado :P) la convierten en un personaje mucho más de andar por casa de lo que podría parecer, y a mí eso siempre me encanta.

Y en cuanto a Tess... pues yo tengo que decir que toda ella me parece amor. De nuevo, no es que su trama me parezca lo más original del mundo, pero sí lo suficientemente coherente con el personaje (sobre Lou me espero para opinar nada, que aún no tengo muy claro lo que pienso).

Por supuesto, fallos y aciertos, sé que seguiré viéndola mientras la echen. Faltaría más. De nuevo, es que me conozco :P.

¡Saludos!

PD: Por cierto, se me olvidaba decir que de momento también me gustan bastante los dos chicos de la serie, aunque sean como la noche y el día.
PD2: No solo ando en plan responsable y tratando de llevar al día trabajos y derivados, sino que además mi ordenador está roto (probablemente lo primero sea consecuencia de lo segundo). De ahí que últimamente escriba menos por aquí.

16/10/2010

Meme: Balance Otoño 2010

Ya llevamos unos pocos episodios de la mayoría de las series que han vuelto (o han empezado) esta temporada. Y como siempre viene bien hacer balance y organizar nuestras ideas, nada mejor que el meme que propone LiPooh desde Enganchada a las series.

Además, nunca he visto un meme que no quisiera hacer :P.

Peor serie nueva: Esa cosa llamada Shit my dad says. No es que sea mala, es que debería considerarse un método de tortura para el espectador. ¿Qué pasa, que no teníamos suficiente con Dos hombres y medio?

Mejor serie nueva: A pesar de que me la vayan a cancelar en nada (¿cuánto tiempo más le damos? ¿Este próximo capi? ¿Uno más? Hagan sus apuestas :P), creo que de las nuevas me quedo con Running Wilde. Me lo paso pipa con su humor, qué le voy a hacer. Todo eso con permiso de Boardwalk Empire, con la que disfruto como una enana cada semana, pero que, a pesar de todo, me da la sensación de que se queda un poco vacía, por muy buena que sea, y me deja sensaciones encontradas.


Series abandonadas: De las nuevas, he dejado que se cayeran de la lista dos (aparte de Shit my dad says, pero eso no lo cuento ni como serie). La primera, Terriers, a la que de todos modos seguramente acabe dándole su segunda oportunidad en verano. La segunda, mi abandono de la semana pasada: Raising Hope. Que sí, que ya sé que a todo el mundo le encanta, pero en mi caso mi opinión se ha mantenido en la idea del piloto: simpática, pero tampoco nada del otro jueves. Y como no es que me entusiasme ese tipo de humor, ahí se queda. De las que no son nuevas, abandoné Life Unexpected sin darle ni siquiera una oportunidad a esta segunda temporada (ni ganas). No sé si cuenta.
Oh, y se me olvidaba Lost Girl, que con ese piloto tan sumamente cutre prometía muchas risas, pero de la que no vi más por falta de tiempo.

Serie que debería acabar con esta temporada: Después de ver el capítulo de esta semana, cada día lo tengo más claro: The Office. Ya la temporada pasada estaba agonizando, y esta temporada sigue pidiendo una muerte digna a gritos. Personajes que no son más que una caricatura de sí mismos, chistes y situaciones repetitivas y poco más. BTW, ¿qué leches pinta B.J. Novak como actor en los créditos?

Serie nueva que pensabas que no te iba a gustar: De las que esté viendo, ninguna: a las que pensaba que no me iban a gustar, no les di su oportunidad. Sí puedo decir que no esperaba que Running Wilde me fuera a gustar tanto, pero nada más.

Serie cuyo regreso ha sido mejor de lo que esperabas: La serie con la que me he llevado tantas alegrías y, sobre todo, tantos disgustos a lo largo de sus temporadas: Gossip Girl. Las gentecillas del Upper East Side han vuelto completamente en forma, y yo encantada de la vida.

A contracorriente: Diría que, aunque la palabra de Brick vaya extendiéndose lentamente y cada vez seamos más los que seguimos The Middle, puede decirse que aún somos relativamente poquitos. Con lo enorme que es esta serie... Y, además, esta temporada hasta Axl mola xD.


Serie que esperas con más ganas: Pues parecerá mentira, pero me he dado cuenta de que probablemente sea Brothers & Sisters. Y eso que era de las que nunca esperaba, aunque me lo pasara estupendamente bien con ella. Esta temporada ha vuelto tan genialérrima que ando mordiéndome las uñas por cada capítulo. Bueno, esa y Community, por supuesto. Y, por no perder las buenas costumbres, Glee. Pues eso, que ya sé que era una, pero decir tres como que mola más.

Cancelación dolorosa: Una serie con potencial a la que le cortaron las alas muy pronto: My Generation. Y, adelantando acontecimientos, diré que la cancelación de Running Wilde, que se ve venir desde el estreno, también me dolerá cuando toque :P.

Tenía pensado verlas, pero mil cosas me lo impidieron: Que yo recuerde, salvo Lost Girl, ninguna. Ya veré si más adelante le echo un vistazo o qué, pero tanto cutrerío prometía lo suyo. La falta de tiempo, de todos modos, hizo que evidentemente me quedara con series mejores y dejara esta tras el piloto.

¿Y yo por qué la sigo viendo? Cada semana me lo pregunto con Hellcats. No le doy mucho más tiempo, eso sí, que la temporada pasada agoté mi límite de paciencia con Life Unexpected y ahora me queda menos aguante. Lo mismo diría de Private Practice, aunque el episodio de esta semana me ha gustado bastante, así que de momento la salvo hasta nuevo aviso.


A 200 por hora: Me quedo con la misma que habría dicho el año pasado: The Vampire Diaries. Esa serie donde pasan mil cosas por episodio, y eso la hace más grande.

Nuevo personaje al que adoro: No es exactamente nuevo de esta temporada, porque la temporada pasada ya andaba por ahí. Pero puesto que no brilló hasta el final de temporada y es ahora cuando le están dejando más tiempo y espacio, voy a decir que mi querida April, de Grey's. Si no, y con un episodio nada más, diré que el hermano de Alicia en The Good Wife, que me pareció genialérrimo.

Nuevo personaje que ni fu ni fa: Más que "ni fu ni fa", personaje al que echaría fuera de una patada: Amy, de TBBT. Me sobra completamente.

Cajón de sastre: Y sigo pensando que, a falta de ver el capítulo de esta semana, Supernatural aún no me ha dado ninguna razón para dejar de creer que debería haber cerrado el chiringuito al final de la temporada pasada...

¡Saludos!

PD: Muero por ver el episodio de RHPS de Glee. Por supuesto, hoy tocaba revisionar la peli, que sigue tan genialérrima como siempre. O más.

PD2: Decidme que no fui la única a la que con el final del episodio de esta semana de TBBT le vino a la cabeza eso de "Are you my mommy?" :P.

14/10/2010

¿Que quieres arroz? Pues toma dos tazas

Con The Big Bang Theory pasa que hace un tiempo que va cuesta abajo, al menos en lo que a personajes, situaciones y argumentos se refiere. No es algo de lo que cueste mucho darse cuenta y, de hecho, es la razón por la que muchos han ido descolgándose poco a poco.

Yo soy de las que ha ido aguantando. E incluso puedo decir que la temporada pasada no se me hizo tan mala como a otros (sin ser una maravilla precisamente). Quizá tiene que ver el que para mí empezó ya siendo una comedia del montón, normalita quizá tirando a malilla, con algún acierto importante, pero, en definitiva, nada del otro jueves. Y como tal la he estado viendo hasta ahora, y pasando algunos buenos ratos con ella.

No puedo decir lo mismo del inicio de esta nueva temporada. Lo siento en el alma, pero los tres episodios emitidos me han parecido atroces (y no precisamente en el sentido de "atrozmente buenos"). Igual la serie sigue igual, y soy yo la que está empezando a verla de forma completamente objetiva. Igual es que ponerla en el mismo día que Community puede irle bien en cuanto a audiencias, pero en cuanto entramos en el tema de la calidad, no hay color. O igual es que de verdad ha bajado unos pocos escalones más y ha vuelto mala de verdad. Mala mala. Pero mala.


Ya hace un tiempo que los guionistas de esta serie se dieron cuenta de que aquí lo que funcionaba era Sheldon y poco más. Y lo explotaron, vaya si lo explotaron. Porque en vez de aprovechar y, ya que tenían un buen personaje, darles un poco más de vida a todos los demás a ver si podían tener más de un personaje bueno, decidieron convertir la serie en el show de Sheldon.

Y realmente esa es la filosofía que han seguido desde entonces, y que han acentuado incluso más esta nueva temporada. Solo que, más que "cuanto más, mejor", quizá se han pasado (demasiado) de rosca y han caído en eso del "¿Que quieres arroz? Pues toma dos tazas" que da título a la entrada. Y ya nos decían en mi casa (ya que estamos con dichos y tal xD): lo poco gusta, lo mucho cansa (o enfada, dependiendo del día).

En los tres episodios que llevamos, quizá por miedo a perder audiencia, han caído en repetir algunos de los chistes más clásicos de la serie hasta el punto de que... pues ya no tienen gracia. Así, simplemente. El momento en que Penny se pone a cantar Soft Kitty me pareció malo malísimo, y estirar el chicle simplemente por estirarlo. Señores guionistas: que sí, que tenía gracia... ¿Por qué no os da por buscar OTRO chiste en vez de repetir el mismo? Porque de tanto repetirlo, acaban dando ganas de parar el episodio. Y tres cuartos de lo mismo con lo de la puerta, por ejemplo (no sé en cual de los dos primeros episodios fue, cuando Penny le dice a Sheldon que se espera al otro lado de la puerta hasta que termina de llamar). Simplemente resultan forzados y faltos de gracia. Teniendo en cuenta que estamos hablando de una sitcom y que se supone que su objetivo es conseguir hacer reír al público, mal vamos.

Y me dejo a Amy, que me parece una forma muy cutre de meter a otro Sheldon en la serie. Porque cuando apareció la Baranski para hacer de madre de Leonard fue distinto; era algo puntual. E, incluso aunque no lo hubiera sido, el personaje era lo suficientemente diferente a Sheldon como para que no resultara simplemente más de lo mismo, y los dos juntos dieran juego (aunque sigo pensando que si no hubiera sido puntual, no me convencería tanto, por mucho que la Baranski estuviera genialérrima). Con Amy no es así. El personaje es, simplemente, Sheldon 2.0. Y si ya tenemos a uno, no sé para qué leches queremos a otro. De nuevo, sus escenas me parecen una forma muy tonta y muy simple de caer en la repetición, no me aportan nada. E incluso estoy a esto de cogerle manía a Sheldon.

Vaya, que con lo bien que me lo pasaba con esta serie, no sé yo si nuestra relación sobrevivirá a esta temporada. De momento, con eso de que yo a todo le doy mil oportunidades, la mantengo en la cuerda floja.

¡Saludos!

PD: Por no decir que, del primer capítulo, toda la trama de Howard directamente me pareció bochornosa...
PD2: Abandonada Raising Hope. La siguiente en la lista es Hellcats. Ni las animadoras en sí, ni la prota con pinta de stripper me están dando demasiadas razones para quedármela.
PD3: Y cruzo los dedos por Running Wilde. Yo me lo sigo pasando estupendamente con ella, pero la audiencia y yo no nos entendemos. Cada día tengo más claro que va a durar en antena lo que el agua en un cesto.

12/10/2010

Blink and you'll miss it

Si una cosa tengo clara sobre Community es que cada día, y con cada nuevo capítulo, más me parece una genialidad.
Esta segunda temporada ha vuelto bastante bien (a mí estos tres episodios me han gustado mucho), ofreciéndonos cosas nuevas y siendo esa comedia tan original que es.

Pues bien, el episodio de la semana pasada no fue una excepción en ese sentido, y toda la trama de Abed fue una genialidad. ¿Que qué estuvo haciendo Abed en todo el episodio? Pues aquí está la respuesta:


Lo cierto es que me quedé a cuadros cuando vi el vídeo la primera vez, porque salvo lo del coche, que lo vi, y me dejó dándole vueltas a la cabeza porque no sabía a qué venía, no me di cuenta de nada de esto a lo largo del capítulo.

Y resulta que los señores guionistas se las apañaron para darle a Abed una trama (perfectamente coherente con el episodio, todo hay que decirlo) de una forma muy original y curiosa. Porque es de esas cosas que a nada que te despistes mínimamente (o, más bien, que no te despistes y te dediques a mirar el fondo de la escena), ni te das cuenta de que está ahí.

¡Saludos!

PD: Ya que estamos, cada vez que veo The Middle pienso que Sue podría ser perfectamente la hermana pequeña torpe de Annie :P.
PD2: Pues tengo que decir que anoche vi Single Father y, dejando a un lado que una no puede ser objetiva con nada donde salga David Tennant, tengo que decir que para nada me disgustó. Y eso que por el argumento perfectamente podría comprarla Antena 3 para emitirla en varias tardes de domingo :P.

11/10/2010

Grilled Cheesus

Si algo ha pasado con el capítulo de Glee de esta semana (sobre el que quería haber escrito antes, aunque me ha resultado completamente imposible... Ainsss, cómo echo de menos tener tantísimo tiempo libre) es que indiferente no ha dejado a nadie. Por un lado están aquellos a los que les ha encantado (y yo me incluyo en este grupo). Por otro, los que lo han odiado profundamente. Puntos medios, poquitos.


Después del Britneysode de la semana pasada, que solo molaba si lo veías sin más aspiraciones que ser una cosa entretenida y sin sentido (y lo dice una a la que en general le gustó bastante por sí mismo, aunque no gracias a las tramas que aparecían por ahí de vez en cuando), Glee se puso un poco más seria (bueno, un poco no, mucho... Vaya episodio más dramático, madrecita mía).

Empieza el episodio con Finn, al que se le aparece la cara de Jesucristo en un sandwich de queso (diría eso de "WTF!", pero teniendo en cuenta que es la cuarta vez que me cruzo con una historia similar en menos de un mes, ya no me sorprende nada :P). Lo toma como una especie de revelación y, aparte de pedirle tres deseos, como si fuera un genio en una lámpara (que anda que, telita, la tontería de deseos que pide xD), hace que su lado más espiritual se despierte. A raíz de eso, pide en el Glee Club que le dediquen la semana a canciones sobre la religión, la espiritualidad, etc, etc, etc, encontrándose con la oposición de Kurt.

La cosa se complica (y se vuelve dramática hasta decir basta... Que, vamos, no gané yo para pañuelos el otro día) cuando al padre de Kurt le da un infarto e ingresa en coma en el hospital.

Así, la religión y el propio Kurt se vuelven el centro del episodio. Tengo que decir que normalmente soy muy fan de los capítulos de Kurt, y que un capítulo dramático de vez en cuando no me suele hacer daño (de hecho, es que yo soy muy fan del drama y las tragedias varias, qué le voy a hacer). Este capítulo no ha sido la excepción y la verdad es que me gustó bastante.

De canciones, eso sí, lo cierto es que tengo poco que comentar. Bueno, me refiero a que, salvo dos excepciones (ahora voy con ellas), ninguna me llamó especialmente la atención.
¿Que cuáles son las excepciones? Pues, por un lado, Papa, can you hear me cantado por Rachel, que fue un momento "carne de gallina" total y absolutamente, especialmente al principio.
El segundo, I wanna hold your hand cantado por Kurt. Entre que adoro esa canción, que me pareció perfectamente elegida y que me encantaron los flashbacks (¿los señores de Glee van por la vida clonando a sus actores?), pues eso, que me la quedo.




En cuanto al tema del episodio, la religión, las creencias de cada personaje y cómo se enfrentan a ellas... tengo que decir que me sorprendieron mucho, y para bien, con cómo llevaron el tema.

Me explico. Sé que hay gente a la que le ha sentado muy mal la actitud de muchos personajes, y que les ha parecido que con el episodio volvieran a lo mismo de siempre: "Tienes que creer en algo por encima del ser humano, o si no nada tiene sentido". Y a mí que no me dejó esa sensación para nada...

Los dos personajes que en el episodio mantienen que no creen en Dios no lo hacen por llevar la contraria. Tanto Sue como Kurt tienen sus razones, igual que los demás tienen las suyas para creer (bueno, algunos :P). Tan válidas como cualquiera, y en ningún momento se intenta hacer propaganda de absolutamente nada, o al menos a mí no me dejó esa sensación.

El hecho de que los compañeros de Kurt intentasen convencerlo para que creyera en Dios y se empeñaran en rezar por su padre cuando él expresamente había pedido que no lo hicieran, por mucho de que la situación en sí nos pueda parecer tirando a vergonzosa, me parece totalmente comprensible. Tanto en el contexto, como con los personajes, como poniéndome en la piel de alguien que cree (a mí me ha tocado estar en la piel de Kurt más de una vez. Al final, acabas entendiéndolo, de verdad, por mucho que no lo compartas), no me parece fuera de lugar ni de carácter. Sus intenciones eran buenas, por muy equivocadas que fueran (y ahí tenemos a Sue, convertida otra vez en la voz de la razón del episodio, diciéndole a Emma lo cruel que era lo que estaban haciendo con Kurt).

Y, sobre todo, me encantó que al final del episodio no hubiera ninguna conversión milagrosa. Así que ya digo, igual es que soy más simple que el mecanismo de un chupete, pero a mí el episodio me convenció bastante. O igual es que con eso de que estaba tonta a más de poder y que estuve a esto de deshidratarme de tanto llorar, no necesitaba mucho más.

¡Saludos!

PD: ¿Cuántos de nosotros hemos puesto a descargar la cosa esa llamada Single Father y que tiene pinta de ser un bodrio total y absoluto nada más que por David Tennant? xD

5/10/2010

Los chicos de Rory

Cuando escribí la entrada sobre las Gilmore, después de revisionar (y algunos episodios casi que verlos por primera vez) en el orden que correspondía todos los episodios de la serie, dije que quería escribir una entrada dedicada exclusivamente a sus tres chicos: Dean, Jess y Logan. Como siempre, soy experta en ir retrasando las cosas hasta límites insospechados, así que pasaron los meses y yo con la entrada sin escribir.
Claro que ahora, con eso de que ha vuelto The Good Wife, y con ella Matt Czuchry (mira que sé escribir apellidos más complicados sin mirar ni nada, pero con el de este chico no lo conseguiré jamás) y su versión de Logan un poco (no mucho) más crecidito, sale el tema de "a cuál prefieres" mucho más de lo que podría parecer. Vamos, por asociación de ideas, no sé ni la de veces que hemos pasado de TGW a las Gilmore vía twitter.


La conversación suele empezar, claro está, por eso de que Cary es Logan 2.0., y de ahí a decir que Logan era un niñatillo cansino en las Gilmore hay nada y menos.
Aquí la verdad es que tengo que romper una lanza en favor del pobre Logan (y de Cary, ya que estamos :P). Que sí, que vale, que era un niñatillo pijo, y que sí, que vale, que tampoco era mi favorito para Rory (aunque en solitario sí que era mi favorito de los tres), pero el chico siempre me pareció un cielo.

Pero empecemos por el principio. Empecemos por Dean. Si algo supieron hacer muy bien en las Gilmore, eso fue precisamente conseguir que las relaciones de Rory no parecieran salidas de la nada, que tuvieran un sentido. Y así, el petardo de Dean (porque el chico era insufrible, de verdad. Tan insufrible que suerte tiene Jared Padalecki de que me hiciera a Sam Winchester antes de ver las Gilmore con los capítulos lo suficientemente ordenados como para odiar a Dean. Porque es un odio de esos que superan al personaje y fácilmente se trasladan al actor :P), fue un primer novio perfecto para Rory.
Es curioso, porque ni soporto al personaje ni me hace especial gracia la pareja que hacía con Rory, y sin embargo no tengo ninguna pega que ponerle. Bueno, salvo las de siempre, relacionadas con lo cansino que es Dean, con "dónde leches pretendes meter un triángulo amoroso si está claro que Jess le da mil vueltas", etc, etc, etc. Pero es eso, en el momento concreto en el que aparece resulta perfecto. Como "primero" resulta perfecto.

Luego, claro, apareció Jess, que era lo que me faltaba a mí para desear que Rory pasara página de una vez. Siempre he pensado que, de los tres fantásticos, Jess era el que mejor pareja hacía con Rory, el que mejor la complementaba. Y eso que no era demasiado fan del personaje por sí solo. Si a muchos Logan les parece un niñato, en ese sentido creo que, lo siento, pero Jess le gana sin problemas. No es que lo odiase, pues tenía su encanto (y si lo ponemos al lado de Dean, estaba dispuesta a hacerle varias estatuas), pero tampoco he sido nunca su fan número 1. Eso aparte de que, encantador o no, el personaje era un poco un arquetipo con patas: ¿cuántos malotes-no-tan-malos encantadores conocemos? Que, ojo, arquetipo o no, el personaje estaba bien y tenía su sentido, y ya digo que como pareja de Rory era mi favorito.
Quizá es que me gustaba Rory por sí misma, y que si hay algo que no me gusta un pelo (tanto en televisión como, por supuesto, en la vida real) es la facilidad que tiene uno de apagarse en el momento en que se empareja. Con Rory y Jess eso no pasaba; ambos dos seguían siendo personajes individuales, al tiempo que funcionaban estando juntos (y, ahora sí, comento: señores guionistas de televisión: ¿ven como no es imposible?).
Por eso, aunque Jess no fuera de los tres mi favorito, siempre he sido fan de ellos dos como pareja, y siempre quise que acabaran juntos.


En el otro lado de la escala tenemos a Logan. Cuando vi la serie (y las últimas temporadas sí que las vi relativamente ordenadas en su momento, así que a Logan lo conocía bien) por primera vez, me parecía un encanto de chaval. Por eso, cuando comentaba con la gente, me extrañaba un montón (y no nos engañemos, aún lo sigue haciendo :P) la manía que le tiene casi todo el mundo. No voy a decir nada de Matt Czuchry, porque yo estoy convencida de que el chico solo sabe interpretar a un personaje (o de momento es lo que ha demostrado, porque yo solo lo he visto interpretar a Logan en versiones diferentes pero muy parecidas. Y sí, eso incluye al noviete de Lyla en FNL), pero Logan siempre me ha parecido un amor con patas.
De él se podían decir muchas cosas, como lo típico, que era un niñato pijo y poco más, pero la cosa es que a mí me resultaba adorable. Como personaje me gustaba (y con muchas razones) mucho más que Jess. Y, por supuesto, que Dean, claro que de eso no cabe duda.
En cambio, al contrario de como me pasaba con Jess, no lo acababa de ver con Rory. Y eso que durante mucho tiempo dio la sensación de que Rory y Logan estaban prácticamente casados, o al menos de que actuaban como si lo estuvieran. O como si llevaran cien años juntos.
Y es precisamente por eso que he dicho antes: con Jess siempre era Rory; con Logan, lo era un poco menos.

En definitiva: los tres me parecen perfectos en sus respectivos momentos (y estupendamente situados en el momento perfecto para influir en la evolución de la propia Rory como personaje), pero solo a Logan lo adoro como personaje, y solo a Jess lo adoro con Rory. A Dean lo empujaba delante de un autobús, sin dudar ni medio segundo. ¿Y vosotros?

¡Saludos!

PD: Ya que han salido TGW y FNL en la misma entrada, ¿soy la única que ve rarísimo a Scott Porter?

3/10/2010

Una generación sin suerte

De las nuevas series que nos traía esta temporada, precisamente una de las que más me llamaron la atención desde el principio (es decir, básicamente desde los upfronts, que parece que fueron hace una eternidad) fue My Generation. La serie, ya de partida, con esa idea de mezclar una historia de ficción con el formato de documental, me pareció relativamente original. Pero, sobre todo, el tema central era algo que siempre me ha gustado bastante (y admito que probablemente la base de la mitad de los relatos que me da por escribir de vez en cuando): coges a un grupo de gente en un momento determinado, los conoces, a ellos y sus expectativas, sus sueños y sus ilusiones, y los vuelves a ver unos años más tarde, con la idea de ver cómo ha cambiado (o no) todo.


En el caso de My Generation, en el piloto nos presenta a un grupo de estudiantes de instituto en su último año (la promoción del 2000) y vuelve a dar con ellos en 2010, es decir, 10 años más tarde, para ver qué ha sido de todas sus ilusiones. Para ver cómo de lejos han caído de donde se lo habían propuesto.

Es cierto que de todo esto, probablemente lo que más me gustó, y lo que mejor llevado me pareció que estaba, era la idea en sí. La base de la que parte. Quizá el resto del producto tuviera aún unos cuantos aspectos que pulir, pero en mi opinión, sin ser perfecta, estaba lejos de ser un desastre.

En los dos episodios emitidos se las apañaron para asentar lo suficientemente bien a los personajes y sus tramas, y para mezclarlos y enlazarlos de manera que, cualitativamente hablando, la serie fuera lo bastante sólida.

Los personajes (unos mejores que otros, como en todo) consiguieron despertar mi interés con sus historias, con sus "dónde estuvo y dónde está". A veces, como en el caso del deportista que acaba de soldado en Irak, pasa que por mucho que pudiera interesarme, el actor que lo interpreta me echaba mucho para atrás (lo siento por Mehcad Brooks, pero sus apariciones en las Desesperadas y en True Blood hacen que me vaya a resultar muy difícil olvidarme de él... Y eso no lo digo en el buen sentido). Pero con algunos (sí, Kenneth, te miro a ti) pasa que personaje y actor se complementan perfectamente, y se añaden interés uno a otro mutuamente.

Sus dos capítulos me gustaron y me interesaron bastante, yo digo. Y, si bien a veces abusaba un poco de la "excesiva casualidad", o se dejara ver demasiado ese aire un poco light y familiar tan propio de la ABC (no es que sea malo, conste, es solo que a mí personalmente a veces me chirría un poco y hace que a las series de la cadena les vea un tono más artificial que a otras), me pareció que estaba bastante bien hecha, y que tenía bastante potencial (sin ir más lejos, esa forma de hacer un repaso de la historia reciente de Estados Unidos mientras desarrolla a unos personajes (y los sitúa en los acontecimientos, y los hace cambiar y moldearse por ellos) me parece interesantísima).

Pero está claro, la audiencia es la que manda, y a ella no la convenció. Así que justo después de ver el segundo capítulo me enteré de que la ABC había decidido cancelarla, y me dio una pena tremenda. Para mí, puesto que me reservé Lone Star para más adelante por falta de tiempo (y eso que salía la Palicki... Si es que soy toda yo fuerza de voluntad :P), es mi primera cancelación de la temporada. Cruzaré mucho los dedos para que sea la única (o, al menos, la única que me importe). Aunque miedito me da Running Wilde.

¡Saludos!

PD: Por cierto, sigo diciendo que la entrevistadora, aparte de ser una zorra de cuidado que hacía unas preguntas envenenadísimas, tenía su encanto :P.
PD2: Y cambiando de tema completamente, tengo que decir que estoy disfrutando muchísimo con esta temporada de Project Runway. Aparte de que hace tiempo que elegí a mis favoritos (no sé si es bueno o malo, porque en cuanto los elijo empiezan a caer, salvo excepciones xD), los capítulos se me vuelven a pasar volando. Y, en el caso de este, entre lágrimas. Que igual soy yo, que llevaba el día tonto, pero fue estar todo el rato con el pañuelo en la mano. Un capítulo intenso y emotivo hasta decir basta.

2/10/2010

Britney/Brittany

Glee es una de esas series en las que, si me piden que elija personajes, me siento casi completamente incapaz. Para empezar, soy de las que adoran a Rachel, tan repelente, egoísta y diva toda ella. E igualmente adoro a Kurt y a Quinn. Y a Terri (sí, a la loca de Terri xD). Y a Sue, por supuesto :P. Realmente, salvo Finn, que me parece un sonso de cuidado, Schue (es que me da un poco de grima, el muchacho, qué le voy a hacer), Artie (que de un tiempo a esta parte cada vez que abre la boca dan ganas de estamparlo) y quizá Mercedes a ratos, la mayoría de los personajes me gustan y me interesan mucho.
Claro que si hay dos a las que he ido adorando poquito a poco y cada vez más (conforme les iban dejando salir un poco) ha sido al dúo de animadoras: Brittany y Santana.


De Santana adoro lo bitch que es la muchacha, no podía ser de otra manera. No sé a los demás, pero a mí esta chica cada vez me parece más genial. Y ahora, a lo tonto, encima la dejan cantar. Y todo esto sin contar lo bien que está la chica, que Naya Rivera desde luego cumple como factor palote.

Y en cuanto a Brittany... ¿pues qué sería de la serie sin sus one-liners? ¿Sin sus ocurrencias? Lo de los guionistas, sacándose de la manga semejantes idas de olla para el personaje, tiene mérito. Porque capítulo tras capítulo se las apañan para que sigamos adorando a esta chica venida de algún planeta extraño (por lo menos) y con el coeficiente intelectual de un mosquito pelín corto. Y genial, por supuesto.

El caso es que este último capítulo tenía mucho que ver con ella, con la rubia de la pareja. Con ella y con Britney Spears (que, a su vez, tiene mucho que ver con Brittany y con su vida en generaral :P). Sabiendo eso, lo suyo es empezar viendo el capítulo sabiendo que mucho sentido no puede tener, y que tiene que ser un poco psicotrópico todo. Y así es.
Porque a ver qué otro tipo de capítulo puede tener a Brittany de protagonista :P. Y a mí, en eso, me gustó. Especialmente los momentos más psicotrópicos del capítulo, por supuesto, por mucho que el resultado de verlos fuera que llevo cantando canciones de la Spears desde el miércoles.

BTW, pin para el primero que vea a Mark Kanemura (SYTYCD) bailando :P

En general, puedo decir que me lo pasé muy bien con el capítulo (claro que eso en Glee no es ninguna novedad, ni nada fuera de lo corriente). Aunque tampoco es menos verdad que me esperaba algo más, o que a ratos no acabara de convencerme. O que lo segundo hiciera que me diera la impresión de lo primero. Sí, seguramente esto último.
¿Por qué? Pues porque no es que me entusiasme Will, y su trama con Emma, pues tampoco (¿me vas a comparar a uno con otro? Emma se tiene que quedar con el dentista, que mola un puñao más (aunque eso de que diga como seiscientas veces en el capítulo lo mono que es Will me tiene un poco intrigada... A que al final se largan los dos y dejan a Emma tirada...)). Y tres cuartos de lo mismo con Rachel y Finn (aunque Rachel sí que me guste).

Más bien, creo que el capítulo debería haber sido casi enteramente de Brittany (por muy psicotrópico que fuera todo), y que debería haber cantado casi todas las canciones :P. Especialmente la de Artie. Bueno, casi que cualquier otro podría haber cantado la de Artie menos él.

Aun así, me lo quedo (el capítulo, no a Artie xD). Quizá lo habría puesto un poco más avanzada la temporada, en vez de tan al principio, pero incluso cuando la mitad de las tramas no me interesaban, me dejó buen sabor de boca. Y eso es bueno, ¿no?

¡Saludos!

PD: Por cierto, ¿necesito decir que ahora veo a Heather Morris con otros ojos?
PD2: Y acabo de ver la promo del próximo... Debería no haberlo hecho, porque a ver ahora cómo aguanto yo hasta el miércoles.