13 de ene. de 2011

Proyecto Mad Men: "5G" (1x05)



Trama: Ken (nota: ni había notado la existencia de este personaje hasta ahora, por cierto) consigue que le publiquen un relato en una revista de tirada nacional, lo que despierta sentimientos no precisamente amistosos entre sus compañeros de trabajo. Mientras, la fotografía de Don aparece en un periódico después de que le den un premio, lo que hace que su hermano lo reconozca y se ponga en contacto con él. Por su parte, Peggy escucha parte de una conversación entre Don y Midge.

Personajes destacados: Don vuelve a cobrar protagonismo en un episodio que nos muestra algo más sobre quién es él y su pasado. Un pasado del que quiere alejarse lo máximo posible. Desde luego, le añade interés a un personaje que ya de por sí era muy interesante.
De Pete seguimos viendo lo que ya habíamos visto en los capítulos anteriores, su ambición y su necesidad de ser más que los demás (esta vez provocado por la publicación del relato de Ken) a costa de lo que sea. En ese sentido, me ha llamado mucho la atención el personaje de Trudy (y no solo porque Alison Brie me tiene totalmente ganada). Al contrario de lo que ocurre con Betty, sabe perfectamente con quién está casada y no intenta engañarse, al menos no completamente.
De nuevo vemos relativamente poco a Joan, pero es que esta mujer se adueña de cada escena en la que sale como quien no quiere la cosa. Es un personaje que llama mucho la atención (tanto ella como su visión de las cosas). Y, por último, también habría que destacar a Peggy, que sigue adaptándose y teniendo que hacer cosas (fingir que no sabe lo de Don y actuar con Betty como si no pasara nada) que no le gustan.

Mejor momento: En este episodio me cuesta elegir solamente un momento, porque hay unos cuantos que merecen mucho la pena.
Por un lado, está la conversación de Joan con Peggy, que es una escena sencillísima, pero que a mí me llamó mucho la atención por la visión que da del lugar de trabajo, y del papel de cada uno, tanto en la oficina como en la propia sociedad. Por esa misma razón, también me llamó la atención la conversación que tiene Betty con su amiga en la cocina, también un poco en el mismo sentido.
Por lo que he comentado antes sobre Pete y Trudy, me encantó la escena en la que están cenando, porque refleja bastante bien cómo es cada uno de ellos.
Aunque, si tuviera que elegir una, quizá con la que me quedaría es con la escena de la conversación entre Don y su hermano, en la que le dice que se marche de la ciudad y no vuelva a ponerse en contacto con él. Digamos que es una escena que a mí me resultó intensísima.

Frase del episodio: "Well, either way you have to do your job. Keep his record clean here, and at home. Honestly, if he sees that in you, you're solid gold." "That's my job?" "Yes. That's his private life. Private. That's how these men are. And it's why we love them." "I don't love him." "Fine. Look, if you're even thinking about passing judgement, then you're in the wrong business."

Valoración final: Quizá este es uno de los episodios que más me han gustado de los que he visto. Muy intenso, y con unas cuantas escenas de esas a las que te quedas dándoles vueltas un rato.
Como ya he comentado varias veces, me sigue gustando mucho la visión que da esta serie del rol de las mujeres y de los hombres en la sociedad que describe. En este caso, el derecho a la privacidad de los hombres, y el deber de respetarla de las mujeres. Así, el que lo que hagan sus maridos no es asunto de ellas, queda en contraste con la escena (creo que en el segundo episodio) en la que el psiquiatra de Betty habla con Don.

Enlaces:
The Hatch of TV

¡Saludos!

PD: Decidme que no soy la única que piensa darle una oportunidad a Off the map aunque tenga pinta de ser la cosa más infumable del planeta (por lo menos).
PD2: Me gusta cómo ha vuelto Jamie en la 8ª temporada de Shameless :P.
PD3: El episodio de esta semana de The Good Wife me ha venido estupendamente para estudiar teoría económica (y, más concretamente, la teoría de juegos. Y, más concretamente, el dilema del prisionero xD) :P. Aparte de eso, otro capitulazo más. Y soy muy fan del hermano de Alicia ;).

11 de ene. de 2011

Oh, Downton Abbey

Está claro que las navidades son un momento estupendo para ponerte con todas esas series que te llaman la atención pero que no has visto antes por falta de tiempo. Por eso de que se nos junta el parón con unos pocos días libres, es que vienen estupendas para ponerse en modo maratón. Y si ya son cortitas y enganchan tanto como Downton Abbey, pues mejor que mejor.

De hecho, lo que me pasó con esta serie fue algo distinto. Porque juro que yo no tenía intención de verla, al menos de momento. No es que me disgusten las series de época, pero tengo que ir poquito a poco con ellas, dejando mucho tiempo entre una y otra. Una que es así, qué se le va a hacer.
Pero, claro, de qué me van a servir a mí mis intenciones con todo el mundo diciendo maravillas sobre ella. Así que, como una tampoco es que sea la personificación del concepto de fuerza de voluntad, la añadí a la lista y me puse con ella en cuanto acabé con Felicity. Y menudo acierto, porque la cosa es que me ha entusiasmado.
En los siete capítulos que tiene la primera temporada seguimos a los habitantes de Downton Abbey (por un lado, los Crawley, una familia de la aristocracia; por otro, el personal de servicio) en sus idas y venidas, en una historia que comienza en 1912, con el hundimiento del Titanic, y se despide con un punto y seguido en 1914, con el anuncio de la guerra. Todos ellos (los habitantes), por cierto, son unos personajes que ya están estupendamente definidos desde el primer minuto, y que te ganan sin problemas enseguida (yo soy especialmente fan de la abuela (el personaje de Maggie Smith tiene las mejores líneas de diálogo sin dudarlo xD) y de Thomas, que es tan malo y ambicioso que me encanta).

Como digo, la sensación que me ha dejado es muy positiva. Lo que no quiere decir que no entienda las críticas que se le han hecho por ser tirando a culebronesca y recurrir a recursos de culebrón (que el más cantoso de todos ellos sea uno relacionado con una pastilla de jabón (soap) tiene su gracia, por cierto :P). Porque, qué leches, los tiene. A mí, desde luego, no me molestan, y la verdad es que hacen que la serie funcione estupendamente y no te quede otra que tragarte un episodio detrás de otro, sin parar. ¿Que es un culebrón? Pues sí, muy bien hecho, pero lo es. ¿Es eso malo? Para nada, porque, como digo, no solo es entretenidísimo y engancha todo y más, es que se nota que todo está cuidado hasta el último detalle, y eso se agradece. Añádele unos personajes grandes como ellos solos y sus dosis de humor. Y eso es Downton Abbey.

Vamos, totalmente recomendable. Aunque, de paso, casi que recomendaría aprovechar para ello un fin de semana más o menos libre, porque se ve del tirón.

¡Saludos!

PD: Por cierto, entre la voz y el acento, Thomas me recordaba a Ian de Shameless. Claro que me lo recordaba solo por eso, porque en todo lo demás se parecen como un huevo a una castaña, que Ian es un cacho de pan xD.
PD2: Que, hablando de Shameless, creo que lo que más me ha gustado de la versión USA ha sido Emmy Rossum :P. Neh, la verdad es que de momento no pinta mal, aunque el mayor fallo que le veo es que tiene muchas cosas que son un calco de la original, y quizá hubiera preferido que se diferenciaran un poco más (si no, ¿para qué queremos otra versión igual de una serie que aún está en emisión?). De todos modos, está claro que hacen falta unos cuantos episodios más para ver cómo la llevan ;).
PD3: Ya que estamos, tengo algunas entradas medio preparadas (ninguna entera, eso sí, que yo soy así de apañada xD), pero la verdad es que no sé si me pasaré mucho por aquí en enero y febrero, que voy a andar más bien justita de tiempo...

7 de ene. de 2011

Proyecto Mad Men: "New Amsterdam" (1x04)

Trama: Pete se salta las normas comentándole una idea suya a un cliente y Don pide que lo despidan, algo que resulta ser complicado, pues Pete está en la empresa para aprovechar la influencia de su familia. Por su parte, Betty conoce un poco más cómo es la vida de Helen y sus hijos cuando esta le pide que cuide de los niños una noche en que le falla la niñera.

Personajes destacados: Después de tres episodios en los que se le ha visto más bien de refilón (o ni siquiera se le ha visto), puede decirse que el protagonista del episodio es esta vez Pete Campbell. Así, conocemos un poco del trasfondo del personaje, y el porqué de su actitud y lo que hace en los episodios anteriores. Y podemos entender un poco más de dónde viene su ambición, que es más bien una necesidad de controlar las cosas él mismo.
Y, de nuevo, Betty ocupa también un lugar destacado. Esta vez resulta especialmente interesante en su relación con Helen Bishop, la mujer divorciada que vive en el vecindario. Da la sensación de que la mira (a ella y a sus hijos) con miedo de verse en una situación parecida (supongo que al menos inconscientemente sabe de la otra vida que lleva Don), al mismo tiempo que le produce rechazo.

Mejor momento: A mí las escenas que más me han llamado la atención en este capítulo han sido unas cuantas de las relacionadas con Pete. Me gusta especialmente la escena en la que habla con Trudy (yo no podía ser más feliz que viendo a Alison Brie, por cierto) en el taxi, después de que los padres de ella se ofrezcan a ayudarles con el apartamento, precisamente porque se ve bastante bien lo que he comentado más arriba sobre el personaje de Pete (y a mí esos momentos en los que se ve de dónde vienen las actitudes, respuestas y la forma de actuar de los personajes, en general, me entusiasman). Pero realmente muchas de las escenas de Pete en este capítulo han ido en el mismo sentido y me han gustado bastante (la escena de la discusión con Draper después de que el cliente se quede con la idea que le comentó Pete, o la escena en el apartamento al final del episodio, por ejemplo).
Oh, y el jarro de agua fría que le echan encima a Draper cuando Cooper le dice que no pueden despedir a Pete también ha sido un momento bastante interesante.

Frase del episodio: "Kids today, they have no one to look up to. Cause they're looking up to us."

Valoración final: A mí este episodio me ha gustado mucho, la verdad. Claro que a mí dame un poco de desarrollo de personajes y soy la persona más feliz del mundo. Y precisamente eso es lo que hacen, o al menos nos muestran cómo es Pete en realidad y por qué es así. Y buena falta hacía. Porque la cosa es que antes podía caer mejor o peor (a mí ni fu ni fa, la verdad), pero no pasaba de niñato sin más. Ahora puede seguir cayendo igual de mal o de bien que antes, pero nunca está de más saber por qué. Y la cosa es que yo tengo debilidad por este tipo de personajes, por lo que, a la espera de ver por dónde lo llevan de ahora en adelante, puedo decir que me gusta. Ahora, veremos a ver.

Enlaces:

¡Saludos!

PD: Ayer estuvieron echando Lo que el viento se llevó en la 1. Y la cosa es que me tiré media película completamente dormida (está claro que me he desacostumbrado a levantarme antes de las 10:30 xD), pero sí que pillé la escena del vestido-cortina. Y fue verlo y acordarme de Michael Kors en Project Runway, ¿cuántas veces ha puesto esa escena de ejemplo para describir lo que parece alguna de las cosas que sacan a la pasarela? xD

5 de ene. de 2011

Proyecto Mad Men: "Marriage of Figaro" (1x03)


Trama: Al regreso de su luna de miel, Pete Campbell se encuentra con una broma de sus compañeros. Además, tendrá que aclarar las cosas con Peggy. Sterling Cooper sigue trabajando con Rachel Menken, que llevará a un acercamiento entre ella y Don. Por otro lado, es el cumpleaños de Sally Draper, la hija de Don, por lo que celebrarán una fiesta en su casa, a la que acudirá la mujer divorciada que vive en el vecindario.

Personajes destacados: De nuevo en este episodio me ha llamado mucho la atención Betty, que continúa en una línea muy similar a la de la semana pasada. Se la sigue viendo "insegura" e infeliz en todas sus escenas. Especialmente en las conversaciones con sus amigas/vecinas. Y, por supuesto, al final del capítulo, cuando Don desaparece como si nada. La reacción que tiene ella cuando Don entra en casa me encantó.
Un poco por contraste, destaca también el personaje de Helen Bishop, la mujer divorciada que vive en el vecindario y a la que conocemos en este episodio (en el anterior la vimos de refilón). La verdad es que pinta muy interesante (ya lo comenté en el episodio anterior; una de las cosas que más me llama la atención de esta serie es el retrato que hacen de la mujer).
Y por último, pero no por ello menos importante, Don Draper, al que seguimos conociendo poquito a poco (a él y a esa doble (por lo menos :P) vida que lleva).

Mejor momento: Sin duda me quedo con los últimos del episodio. Por un lado, Don sentado en el coche, en una escena que funciona estupendamente para conseguir que no puedas hacer otra cosa que preguntarte qué es lo que se le pasa a este hombre por la cabeza.
Por otro, Betty esperándolo en casa, así como su reacción cuando vuelve por fin a casa (con un perro para Sally).
Aparte, me gustó también mucho la conversación en el pasillo entre Helen Bishop y uno de los hombres que había en la fiesta.

Frase del episodio: "Draper? Who knows anything about that guy... No one's ever lifted that rock. He could be Batman for all we know."

Valoración final: Tengo que decir que este me ha parecido un episodio un poco desequilibrado, en el sentido de que la primera parte pasa muy desapercibida (no tiene momentos excesivamente memorables, etc), mientras que los minutos finales del episodio son excelentes.
Vamos, no es que el episodio me haya parecido malo (excepto por el final), sino más bien que no me ha llamado especialmente la atención en el momento. Todo ello a pesar de tener algún buen momento (sin ir más lejos, la escena del principio del episodio, en la que un hombre se dirige a Don por otro nombre, me gustó especialmente).

Enlaces:

¡Saludos!

PD: Qué feliz soy con la vuelta de las Little Bitches. Se me había olvidado lo fan que soy de Spencer xD.
PD2: Y empezando Breaking Bad, y eso. De momento solo he visto el piloto, pero me ha gustado bastante, así que a seguir acumulando series para ver ahora que van volviendo todas xD.

3 de ene. de 2011

Felicity, Felicity, Felicity

Conste que con el título de la entrada no estoy intentando invocarla, ni nada parecido (no, por favor). Es simplemente que, dicho así tres veces, es como si dijera al mismo tiempo lo mucho que me ha gustado y el cariño que le he tenido... y la de veces que he querido matarla a ella, y a cada uno (o casi) de los personajes de la serie. Lo bien que me lo he pasado y la cara de loca que se me quedó con ese bizarrísimo final.
Porque sí, yo soy así, y me tomo las cosas con calma. Es por eso que hasta hace muy poquito no le había dado una oportunidad a esta serie, y aproveché que todas las demás iban empezando a irse de parón (de hecho, la empecé algo antes... Agobios a mí xD) para ponerme con ella de una puñetera vez.
Y la cosa es eso, creo que, a pesar de todo, voy a guardar un buen recuerdo de la serie. Igual borraré el final alternativo (porque claramente es un final alternativo) de mi cabeza, igual que borraré algunos momentos intermedios que merece la pena no recordar. Y no sé si será lo bien que me lo he pasado comentándola, o qué, pero el caso es que, teniendo un final tan sumamente WTF, y teniéndolo yo tan reciente, la impresión general que me ha dejado no es mala.

Aviso, de aquí en adelante hay spoilers de la serie en general, por si hay alguien un poco como yo que a estas alturas aún no la haya visto.


Felicity, la chica que creía ser el centro del universo
Es curioso lo que me pasa a mí con Felicity. No con la serie, sino con ella como personaje y protagonista. Al principio, durante toda la primera temporada de la serie realmente, no acababa de pillarle el punto. Me parecía demasiado ñoña, demasiado pesada, demasiado cansina. Aun así, no me parecía mal personaje. Es decir, era de un pasmado que asustaba al miedo, pero la aceptaba como personaje (igual que, mal que me pese, Meredith Grey será una petarda de cuidado (a veces más, a veces menos), pero a cada cual lo suyo, y el personaje tiene su gracia).
Con la segunda temporada llegó el cambio de look (y no, no me refiero solamente al pelo (que le quedaba mil veces mejor que largo, he dicho :P), que los cambios en la ropa de ella de la primera temporada a la segunda son impresionantes :P), y con él un cambio de personalidad para nuestra amiga Felicity. Seguía siendo ñoña, sí, pero ni de lejos tanto como lo había sido antes. A cambio, su egoísmo y su vena de niña caprichosa se multiplicaron por mil.
Y más o menos así se mantuvo durante el resto de la serie. Así y pensando que absolutamente todo el mundo estaba a su disposición, y todo sucedía por ella y para ella. Felicity era la protagonista de la serie, sí, pero es que ella se veía como el centro indiscutible del universo y actuaba en consecuencia. Eso es algo que se ve a lo largo de la serie (especialmente en su relación con Ben y con Noel), pero que llega a niveles surrealistas en el último tramo de la última temporada, llegando a ser un comportamiento incomprensible (aunque no para el personaje, sí para cualquier ser humano xD) incluso en unos capítulos tan sumamente bizarros. Cuando vuelve al pasado, su única misión en la vida consiste en conseguir a Noel. Punto. Por eso, en cuanto este le pone alguna pega o las cosas se tuercen, ya está deseando volver a como estaba antes. El hecho de que en la otra realidad Elena estuviera muerta y bien muerta es completamente irrelevante y en ningún momento le importa lo más mínimo. Y, en cuanto su objetivo deja de ser Noel para ser Ben, se olvida completamente de Noel, se olvida del incendio en el que no murió de milagro (digo yo que de esas cosas te acuerdas, ¿no?) y, en consecuencia, muere Noel. Como digo, son cosas incomprensibles para cualquiera, pero que tienen su sentido cuando nos referimos al comportamiento de Felicity.
Porque, por mucho que al principio nos la vendieran como una chiquilla inocentona y más bien sosa, la Felicity que acaba siendo protagonista de la serie es esa que piensa primero en Felicity y después en Felicity. Es esa que mantiene al pobre Noel como segunda opción eternamente, hasta que Noel espabila y encuentra a alguien. Momento, por supuesto, en el que ella caerá en todas las cosas buenas que tiene Noel.


Ben, Noel. Noel, Ben
La verdad es que toda la serie, y casi todo el personaje de Felicity, tiene como principio y final la decisión (que nunca era tal) entre Noel y Ben. Y digo que no lo era porque en todo momento fueron Felicity y Ben, y el pobre Noel solo pintaba cuando a Felicity le interesaba (de verdad, parece que odio a Felicity, pero la cosa es que el personaje me gusta y todo xD). Desde el primer momento hasta el final fue la segunda opción, el por si acaso que Felicity se guardaba.
Lo cierto es que me resulta totalmente incomprensible. A mí, claro xD. Porque para mí la decisión (si la hubiera habido) habría estado clara, si no desde el principio (en la primera temporada ambos dos me daban un poco igual, aunque si hubiera tenido que elegir a uno, probablemente me habría quedado con Noel de todos modos), sí desde muy pronto. Porque Noel es amor, y Ben es la cosa más insoportable y cansina del universo. Así de simple.
Yo es que soy muy Team Noel, qué le voy a hacer. Claro que es que el chico, cambios de personalidad temporales aparte xD, es un encanto a lo largo de toda la serie. Y pasa por sus momentos, y lo vemos enfadado, y por los suelos, pero da igual, es amor casi desde el principio hasta el final, desde que conoce a Felicity hasta que se nos casa, pasando por la trama de Ruby.
En cambio, Ben... pues es Ben. El chaval que tiene una única respuesta para todo, que consiste básicamente en enfadarse con el mundo en general y poner cara de no enterarse de la misa la mitad. Que sí, que vale, que entiendo que el chico tenía un trauma con lo de su padre... pero una cosa es eso y otra es lo cansino que acaba resultando, una y otra y otra vez.
Aun así, aunque no soporte a Ben y me hubiera gustado que lo atropellara un autobús en vez de tener que aguantarlo hasta el final, hay que reconocer que Felicity y él estaban hechos el uno para el otro.

El final alternativo
Porque eso es lo que es, ya digo :P. Para mí la serie termina claramente en The Graduate, que aun teniendo sus momentos WTF (cuatro años mareando la perdiz y diciendo que no, que ella no quiere ser médico porque eso es lo que quieren sus padres, y ahora, de la noche a la mañana, decide que quiere ser médico e irse a California #amosnomejodas), es un final relativamente coherente con la serie y los personajes, así como con su evolución.
Luego está el otro final, ese que ocupa los cinco episodios restantes, y que es probablemente una de las cosas más bizarras que he visto jamás en televisión. Que si te lo tomas con filosofía, resulta hasta divertido y curioso (y a mí me hizo pensar que debería haber visto esta serie antes de ver Lost; todo habría tenido mucho más sentido), lo que no quita para que sea una ida de olla tremenda. Y motivo más que suficiente para preguntarse qué es lo que se tomó esta gente para escribir semejante fumada. Y es que Felicity vuelve al pasado, gracias a un hechizo de Meghan (por cierto, en ese sentido, el episodio homenaje a The Twilight Zone, que a muchos no les gusta, a mí me gustó bastante... ¡y hasta estaba bien metido en la serie!). Y viaja al pasado para elegir a Noel en vez de a Ben. O para arreglar las cosas con Ben, mejor dicho, porque elegir no elige nunca :P, ya que había elegido ya antes de irse a vivir a Nueva York. Pero si los cinco últimos capítulos en general son la cosa más WTF del mundo, los últimos minutos de la serie en concreto no se quedan cortos.


A mí me parece que está claro que estos últimos minutos están ahí para dejar contento a todo el mundo. Felicity y Ben están juntos, Sean y Meghan también (vaya, una cosa que me gustó del viaje en el tiempo era precisamente que ya no lo estaban xD), Noel es feliz casándose con la casi completa desconocida (para nosotros) que es Zoe. Oh, y, por supuesto... ¡Elena está viva! ¡Y con Tracy!
Así que, ¿cuántas realidades alternativas hay en el final de Felicity? Por lo menos tres, está claro xD. Y que cada cual se quede con la que le parece.



Y los demás...
Claro que Felicity no es solo Felicity, Ben y Noel. No nos engañemos, ellos tres sí que son el 90% de la serie, pero también hay otros personajes por ahí dando vueltas. Ahí está esa diosa con patas que es Meghan (ídola de los pies a la cabeza), y Elena, que es puro amor. Y Ruby y Molly, a las que les cogí bastante cariño. Y Julie, a.k.a. Power Ranger rosa (me hizo mucha gracia la coña con Ben liándose con una tía disfrazada de Power Ranger rosa en la primera temporada xD), a la que no le llegué a coger manía porque desapareció de la serie en cuanto su papel de perchero oficial empezaba a ser demasiado cantoso precisamente xD.
Y Richard, que a mí me hacía mucha gracia. Menos gracia me hacían Javier (cansiiiiino. Nunca entendí muy bien qué leches pintaba en el grupo), Sean (otro que tal baila, solo que este era todavía más cansino) o el petardo de Tracy.

En fin, que realmente la serie tenía unos cuantos personajes, muchos de los cuales son caras bastante conocidas. A Keri Russell (Felicity) la he estado viendo últimamente en la pobre (pobre) Running Wilde. A Scott Speedman (Ben) y Tangi Miller (Elena) los tengo bastante perdidos, pero Scott Foley (Noel) está siempre hasta en la sopa. Me lo he cruzado en algún episodio suelto de Scrubs (serie que algún día veré en condiciones), y la temporada pasada anduvo por Cougar Town (donde, por cierto, también anda Ian Gomez (Javier))... Y ahora anda haciendo las veces de nuevo-Denny en Grey's. Greg Grunberg (Sean), aparte de ser uno de los habituales de las series de J.J. Abrams (nota curiosa: era el piloto del Oceanic :P), salió en Heroes y parece ser que saldrá en Love Bites (si es que esta serie llega a ver la luz algún día xD). Amanda Foreman (mi querida Meghan) sale de vez en cuando en Parenthood, si no me equivoco, haciendo de una amiga de Kristina. Y, por supuesto, es la loca de Private Practice, y salió esta temporada en Grey's (interpretando a un personaje que no tiene nada que ver con su personaje de Private Practice, of course). A Sarah-Jane Potts (Molly) yo la conozco de Sugar Rush (serie que tengo que volver a ver pero ya, que la tengo muy olvidada), y Rob Benedict (Richard) yo lo conozco como Chuck en Supernatural. Por supuesto, a Donald Faison (Tracy) lo hemos visto todos en Scrubs. Personalmente, a Amy Jo Johnson (Julie) la tengo bastante perdida, igual que a Amy Smart (Ruby). El serieskiller de Christopher Gorham también anda por ahí haciendo de Trevor (en la cuarta temporada precisamente, yo no digo nada xD). Y acabo ya con la lista de nombres (anda que son poquitos xD), no sin antes mencionar a Sarah Jane Morris (Zoe), que hacía de Julia en Brothers & Sisters, y a Lisa Edelstein (Cuddy en House), que en la cuarta temporada interpreta a Lauren.

¡Saludos!

PD: Y ya esta noche vuelven las Mentirosillas... ¿Soy la única que no puede esperar?
PD2: Estos dos últimos días he estado viendo Downton Abbey (no sé cómo me las apaño, porque engancha una barbaridad, pero me la estoy racionando xD). Me queda un capítulo y me está encantando. Y, por supuesto, me encanta Thomas, no podría ser de otra manera.