15 feb. 2013

Vean Survivor, bitches!

Esta semana arrancó la nueva temporada de Survivor (y con esta van 26, ahí es nada. Que, por cierto, es físicamente posible verlas todas en un periodo de tiempo inferior a cuatro meses, doy fe de ello. Por si a alguien le apetece intentarlo, pues eso, it can be done) y he pensado que es un momento tan bueno como cualquier otro para ponerme más pesada que una vaca en brazos y así ver si consigo convencer a alguien para que le eche un vistazo. No en vano hay mucha gente que lo considera el mejor reality ever (personalmente, mi corazón sigue perteneciendo a So You Think You Can Dance, por muchas razones, pero siendo perfectamente objetiva, hay que reconocer la grandeza y la capacidad de enganche de Survivor). Por otro lado, entiendo que a primera vista se puedan tener recelos e incluso que pueda dar un poco de pereza empezarlo, y sin ir más lejos a mí me costó años animarme a verlo. Pero como después de verme 24 temporadas del tirón este verano me tiene más que convencida, me siento como si tuviera algún tipo de obligación moral y necesitara hacerle la publicidad que se merece. Ni más ni menos.

Para los que no lo sepan, la mecánica del reality no es excesivamente complicada. Así de forma resumida, sueltan a un montón de gente en algún sitio perdido y los dividen en dos (o tres) tribus. Van haciendo pruebas de inmunidad y la tribu que pierde tiene que mandar a uno a su casita (todo eso sin que el público tenga nada que ver en las decisiones, lo que evidentemente hace el juego muchísimo más interesante). Y al cabo de un tiempo juntan a todos los que quedan en una sola tribu, donde el juego pasa a ser totalmente individual en vez de por equipos (aunque técnicamente hasta ese punto era una combinación de ambos), donde siguen eliminando de uno en uno a los demás hasta que solo quedan dos o tres, dependiendo de la temporada. Y llegados a este punto, los dos (o tres) que llegan a la final deben convencer a un jurado compuesto por la última tanda de concursantes eliminados, que es quien decide el ganador (que se lleva el premio de un millón de dólares). Lo que digo, relativamente complejo pero muy simple de entender (incluso si lo explico yo).

Sin entrar en términos de calidad (que la tiene, y mucha, pero como todo el mundo lo dice, pues casi que ese punto ya está sobreexplicado y no me apetece volver a entrar ahí), creo que el mayor punto fuerte de Survivor es uno que he visto destacado muchas menos veces de las que debería. Y es que, al contrario de lo que pueda parecer, Survivor es ese tipo de programa que tiene características que hacen que guste a todo tipo de personas, personas que buscan cosas completamente distintas a la hora de ver un programa de televisión. Personas que le piden cosas completamente distintas al mismo programa y que, al final del día, probablemente acaben contentas con el resultado. Por razones completamente distintas. En lo que a mí respecta, lo que más me interesa del programa es todo lo que tiene que ver con la estrategia. Vivo y valoro los episodios, a los concursantes y el programa en sí siempre en función de esto. Con otros elementos que siempre ayudan, claro, pero teniendo prioridad esto. Vamos, que una temporada en la que pasen pocas cosas, pero que se desarrolle de forma lógica y racional en ese sentido, la puedo disfrutar muchísimo (y sí, estoy hablando de RI (22), que veo que gusta más bien poquito, con lo que a mí me gustó. A pesar de tener el twist más cutre e innecesario del mundo). Pero al mismo tiempo se puede disfrutar perfectamente del programa por las dosis de locura, giros y gente irracional haciendo estupideces (razón por la que, supongo, a mucha gente le encanta Gabon (17) cuando para mí es de las ediciones más espantosas). Con lo que al final, si bien hay temporadas en las que predomina más un aspecto que el otro, en general Survivor tiene un poco de todo, lo que hace que resulte entretenidísimo para prácticamente todo el mundo. Y esas que he comentado son algunas de las razones completamente opuestas, pero no es que sean las únicas. Vamos, teniendo en cuenta quiénes son muchas veces los favoritos del público, me da la sensación de que yo misma tengo poco (o más bien nada) en común con muchas de las personas que ven el programa y que valoran a los participantes por unas razones que a menudo yo no comparto en absoluto. Pero volvemos a lo mismo, como el público no tiene ningún papel en el desarrollo de la temporada, el resultado es que personas con unos intereses completamente diferentes pueden disfrutar del mismo programa.
Y eso de que tiene características para todos los gustos no lo digo solo pensando en personas que ya de entrada no rechazan los realities como concepto. No, ni mucho menos. Porque sin ir más lejos, hace unas semanas le convencí a mi padre, que prácticamente sale corriendo cada vez que oye la palabra "reality", para que le echara un vistazo, y ya lleva tres temporadas y media vistas, y encantado de la vida. 

Por eso creo que Survivor es un reality que ahora (en serio, si queréis darle publicidad a una serie/reality, convencedme para que lo vea. Como me guste, NADIE va a dedicarse con tanta intensidad como yo a recomendarlo y a hacerle publicidad. De hecho, estoy pensando que deberían empezar a pagarme por ello) recomendaría a absolutamente todo el mundo. Le diría a todo el mundo que le diera una oportunidad. Que sí, que ya sé que son muchas temporadas, pero no hace falta verlas todas (aunque luego puede que os enganchéis tanto que las veáis todas. Es mucho menos improbable de lo que parece), ni en un orden concreto. Vamos, igual si sois muy quisquillosos con los spoilers no recomendaría empezar por las ediciones con all-stars (la 8, la 11, la 16 (grandiosa, simplemente grandiosa), la 20, la 22, la 23, la 25 y la 26, si no me dejo ninguna, que las estoy diciendo de memoria), pero si no os importan excesivamente, incluso podría recomendar alguna de esas. De todos modos, al final la forma de recomendar el orden en el que verlas es muy personal, aunque sin all-stars yo recomendaría China (15), Cook Islands (13), Tocantins (18), Pearl Islands (7) o incluso Panama (12), aunque a esta última le cuesta arrancar (y Pearl Islands no está ni de lejos entre mis favoritas, pero puedo entender que guste), para luego ir ajustando a partir de ahí en función de las preferencias de cada cual. 

En cualquier caso, se empiece en el orden en que se quiera empezar, siempre está bien darle una oportunidad a Survivor. Que a más de uno seguramente le sorprenda lo mucho que puede llegar a enganchar.

¡Saludos!

PD: Y ya que ando en modo fan reivindicativa, esta semana otra que ha vuelto es Southland. Y como, a pesar de que es una auténtica maravilla de serie, pasa bastante desapercibida, pienso seguir insistiendo para que le echéis un vistazo.
PD2: Y, puestos a seguir reivindicando, qué menos que recomendar también Switched at Birth. Que ya, que ya sé que la combinación de ABC Family, más serie teen en general, más punto de partida que parece sacado de una peli de A3 no hace que resulte especialmente atractiva para muchos, pero de verdad que merece la pena. Se les coge mucho cariño a los personajes y, sobre todo en esta nueva temporada, se están atreviendo a hacer unas cuantas cosas que no se ven mucho en televisión, y a mí no me queda más remedio que aplaudirles.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Me ha sorprendido eso de que el público nunca vote. Me parece mejor para el desarrollo del concurso y más interesante.
Que parece que aquí (en España) hacen los realities para sacar dinero vía sms a los espectadores... aunque tampoco he visto muchos e igual los hay así.

BabyCatFace dijo...

@Anónimo, sí que hay otros programas que dependen del voto del público (sin ir más lejos, todos los realities musicales, o justamente SYTYCD, que lo nombraba antes), pero son casos muy distintos. Aquí en España la verdad es que más allá de lo conocidísimo tampoco controlo mucho.
Y en este tipo de programa funciona mucho mejor así, con el público limitándose a observar (excepto para votar a su favorito al final, pero vamos, es un premio menor sin consecuencias en el desarrollo del programa) porque da muchísimo más juego.

Anónimo dijo...

¿Dónde se pueden ver todas las ediciones?

BabyCatFace dijo...

@Anónimo, pues no sabría decirte un sitio concreto, pero no deberías tener ningún problema para encontrar temporadas completas (sobre todo las antiguas) en torrent en los sitios habituales (TPB, etc). Las temporadas más nuevas seguramente tengas que buscarlas episodio a episodio. Pero, en cualquier caso, no son difíciles de encontrar. Espero haber servido de ayuda ;).