14 may. 2013

Come dance with us

Pues nada, parece mentira, pero ya estamos por estas fechas del año. Estas fechas en las que (por fin, en este caso), acaba la temporada de Idol y casi que muchos dan por hecho (incluso los que ni siquiera siguen el programa), que lo importante en lo que a realities de competición se refiere ya se ha acabado por esta temporada. Y no, ni mucho menos. O al menos en lo que a mí se refiere, claro, porque el que para mí es EL REALITY justo arranca esta semana. Esta noche, para ser más concretos. Sí, esta noche vuelve SYTYCD, y siento que tenía que anunciarlo por todas partes, porque si no creo que no sería yo.

Que sí, que soy perfectamente consciente de lo pesada que soy y de lo mucho que doy el coñazo con el programa. Pero es que SYTYCD me lo da todo, no tiene más. Y por eso, no puedo hacer otra cosa que explicar cinco razones (que hay más, ojo), por las que a mí me tiene completamente ganada y por las que creo que todo el mundo debería darle al menos una oportunidad. De forma muy resumida todo, claro, que tampoco quiero espantar a nadie.

  1. Aunque ayuda, no es necesario que de entrada te interese especialmente el baile, porque va a conseguir que le pilles el punto y empiece a interesarte cada vez más. En mi caso, entender entendía muy poquito (ahora entiendo algo más, entre otras cosas porque hace que me interese por géneros y estilos y busque y curiosee, pero tampoco se puede decir que sea una experta, ni nada que se le parezca), y gustarme siempre me había gustado, pero no hasta el punto de que lo buscara. Y aun así lo empecé a ver y me enganchó enseguida. Y, claro, no hace falta que diga lo muchísimo que me he acabado implicando en el programa a estas alturas.
  2. Independientemente de que haya historias paralelas y de que en algunos bailarines se valore más el esfuerzo que otra cosa (por favor, que nadie me recuerde otra vez a Cyrus), por lo general el talento sigue estando ahí y podemos seguir valorándolo (aunque a veces a los judges se les olvide). En cuanto a las historias lacrimógenas, pues están ahí, sobre todo en las audiciones, pero por lo general no tienen tanta importancia y tanto peso a lo largo del programa como, por ejemplo, en Idol
  3. Dos palabras: Cat Deeley. En todo reality es importante un buen presentador que sepa llevar el programa sin dormirse ni dormirnos a nosotros. Y Cat no solo consigue eso, sino que además es una de las personas más adorables y geniales del universo. Es tan mona y tan grande que es imposible no quererla, así lo digo. Y el cariño que les tiene a absolutamente todos sus concursantes es una de mis cosas favoritas de todo el programa.
  4. Esto igual es cosa mía y no le pasa igual a nadie más, pero yo les acabo cogiendo cariño a prácticamente todos los bailarines. Lo que hace que me haga mucha ilusión verlos después bailando de fondo en Smash, Glee o Bunheads, entre otros. O, como es el caso de Jeanine, acabando consiguiendo papeles en alguna serie de vez en cuando. Y eso solo como ejemplo entre otras muchas cosas, claro, porque luego está el hecho de que, por ejemplo, Allison y Twitch (en la foto) me parecen una de las parejas más monérrimas del universo.
  5. Y, por supuesto, las córeos. Porque un programa que nos da cosas como esta o como esta, pues evidentemente está muy claro que es muy grande.

En fin, no sé si con eso servirá para convenceros o, al menos, para que os entre curiosidad. Pero yo tenía que intentarlo, porque el programa se lo merece. Puede que no esté ya en su mejor momento (no ya por los bailarines, porque el cast de la temporada pasada, por ejemplo y salvo una o dos excepciones, me pareció muy muy bueno, y nos dio varias córeos bastante interesantes, sino simplemente porque a estas alturas la audiencia es la que es y la FOX lo sabe), pero aun así sigue mereciendo la pena.
Así que, al que le interese, ya sabe, esta noche arranca la temporada en USA con la primera tanda de audiciones. Audiciones a las que dentro de unas semanas les seguirá la fase de Vegas (muy similar a la Hollywood Week de Idol pero algo más dinámica) y, finalmente, las galas semanales, donde los bailarines hacen una córeo por parejas (y más adelante dos, y se incorporan all-stars de otras temporadas) y cada semana eliminan a dos.

¡Saludos!

PD: También quería hablar de la temporada de Survivor, que acabó el domingo y tengo cosillas que comentar, a ver cuándo saco tiempo.

3 comentarios:

Ruth dijo...

Me encanta que comentes algo de sytycd, lo sigo desde la temporada 5 y tambien me he visto las anteriores menos las 1 que por lo que me han dicho no vale mucho la pena, y no encontraba a nadie que comentase el programa en español.
¿Vas a hacer algun analisis de los episodios? estaria genial.
Un saludo

BabyCatFace dijo...

@Ruth, cómo me alegro cada vez que aparecen fans de sytycd, que por aquí somos poquitos, aunque existimos. Yo he visto todas las temporadas y la verdad es que la primera no es imprescindible (aunque tenga a mi querido Nick Lazzarini), pero sí que se puede ver como una curiosidad para ver dónde empezó todo y cómo ha cambiado el programa desde que empezó.
En cuanto a lo de los episodios, pues aún no lo sé. El año pasado sí que lo hice, pero me suele llevar bastante tiempo entre una cosa y otra, así que depende del tiempo que tenga. En cualquier caso, hasta que empiecen los live shows no creo que escriba nada y me limitaré a comentarlo (mucho) por twitter.

Ruth dijo...

Me ha picado la curiosidad por Nick Lazzarini y la verdad que es buenísimo, pero me los he visto por youtube, me mire el primer episodio y me pareció tan flojito que me he visto vídeos sueltos. Blake también me parece buenísimo, ha este le conocía de la versión canadiense que es jurado creo, pero nos sabia que era de la primera temporada, que cosas!!
Gracias por el blog!

PD: esperando tu comentario de survivor :) también muy fan