15 sept. 2010

Vampiros que acaban el curso...

Esta semana toca quedarse con otro de esos vacíos existenciales que se me quedan siempre cuando acaba alguna temporada. Y es que se nos ha acabado True Blood y nos tenemos que despedir de los vampiritos (y muchos derivados) hasta la próxima.
Que es verdad que no es lo mismo que otras veces, como cuando me quedé sin las Mentirosillas y sin SYTYCD de golpe y porrazo y sin anestesia, porque seguramente ahora que se me echa todo el mogollón de series encima lo agradeceré y todo. Pero de momento sigo pensando que un lunes no es un lunes sin True Blood.


En general, puedo decir ya sin lugar a dudas que esta ha sido mi temporada favorita de las tres que llevan. No recuerdo especialmente la primera, salvo a trozos, pero, aunque me lo pasé muy bien con ella, tampoco recuerdo que disfrutara tanto de los capítulos como lo he hecho con esta. Y si comparamos con la segunda, pues lo cierto es que no hay color. Pero es que a mí, por mucho que mole Michelle Forbes, la trama de la segunda me pareció un poco bastante sosa.

En esta, ya con la simple presencia de Russell Edgington la serie ganó enteros en interés. Y no es solo eso. Yo creo que esta es la primera temporada en la que puedo ver claramente que saben qué es y qué no es la serie. Y eso es algo indispensable cuando vas a hacer algo tan bizarro y surrealista como True Blood.

¿Soy la única a la que la cara y la risita de psicópata de Sssssookieh en esta escena le dieron muy mal rollo? Por no decir que me parece una crueldad total y absoluta lo que le hacen al pobre Talbot... Qué poquito glamour, por Om.

También tengo que admitir que estos últimos episodios me han decepcionado un poquito. La temporada estaba siendo enorme, y parecía que estaban preparando el terreno para un final que tenía que ser incluso más grande que algunos de los mejores momentos que nos ha dejado la temporada al completo.
Tenían los personajes para ello, y tenían una trama central que bien podría haber dado para más. Pero en el último tramo lo que ha ocurrido ha sido que ha quedado todo demasiado difuminado en ese frente.
Y las tramas secundarias también se han quedado un poco en agua de borrajas.

Además, igual soy yo, pero me dio la sensación de que, comparado con los otros finales de temporada, ha sido muy light. Me esperaba muchísima más emoción de lo que al final hubo.
Lo que no quita para que me lo pasara bien con él. Esto es True Blood, y mucho tiene que empeorar para que me llegue a aburrir.


En cuanto al capítulo en sí, diré que la trama de Jason ha acabado siendo la que menos me ha interesado de todas, y con razón. Lo siento mucho, pero me importan bastante poco Crystal y sus seiscientos hermanos/primos/futuros maridos. Claro que el ver a Jason a lo king of the rednecks tiene su gracia.

Sí que me ha gustado más cómo ha quedado la cosa entre Bill y Sookie. Es más, después de cómo han dejado a Bill, no me importa que lo mantengan en la trama, porque, odioso y cansino o no, como personaje gana enteros.

Y en cuanto al que ha sido el mejor personaje de la temporada y más o menos trama central, Russell, está claro que no querían quitarse de en medio al personaje. Y ni me extraña ni me quejo. Bastante me dolió el tener que despedirme de Franklin, no quiero perder a otra de esas minas con patas.


Sobre lo que se nos vendrá encima la temporada que viene, lo que más me llama es la trama de Lafayette. Quizá sea que es de los personajes que menos quemados veo (me vais a matar, pero en estos dos últimos episodios me ha dado la sensación de que hasta Eric empezaba a quemarse. No solo literalmente, quiero decir :P), o que el tema de los brujos me parece interesante (y está claro que por ahí va a tirar la próxima temporada).

Poquito me dice el final de Sookie, aunque si da para que la próxima temporada veamos más el mundo ese tan psicodélico que tienen las hadas, bienvenido sea. Y en cuanto a lo de Sam y su hermano... a ver quién es el guapo que se cree que le ha disparado.

Y del duelo a lo matrix entre Bill y Sophie-Anne no sé si hace falta que diga algo :P.

¡Saludos!

PD: Por cierto, lo de Jessica y Hoydt es lo que se dice ir rápido en la relación... Teniendo en cuenta que todo lo que ha ocurrido en la serie ha sido cosa de un par de meses, prácticamente se acaban de conocer y ya están viviendo juntos xD.
PD2: ¿Para qué vuelve Alcide para la finale si luego lo sacan con ropa? Mí no entiende nada...
PD3: De momento me convence el inicio de temporada de Gossip Girl. A ver cuánto tardan en hacerme cambiar de opinión.
PD4: Con eso de que ando revisionando la 4ª de Project Runway con mi hermano, últimamente a todo le digo "fierce". Soy lo peor xD.

5 comentarios:

Un telespectador más dijo...

Pues a mi me ha decepcionado un poco, empezó muy bien y al final se deshinfló un poco. Podían haber aprovechado mucho más las intersantes tramas que habían abierto.

Respecto a las tramas que abrieron para la cuarta temporada, ninguna me llama la atención demasiado, y eso no es bueno. Pero bueno, yo con True Blood disfruto mucho igualmente, es una serie tan diferente...

Saludos!

Mina Harker dijo...

Un telespectador más, a mí de las nuevas tramas la verdad es que la única que me llama la atención es la de Lafayette, porque me gusta eso de que aparezcan brujos, porque anda Kevin Alejandro de por medio y porque me gusta el personaje y lo tenían por ahí olvidadico desde el principio de la serie (al menos con eso han conseguido no desgastarlo xD). Lo demás... psé.

Elman dijo...

Hubiera sido un buen penúltimo episodio, pero no un finale.

No han cerrado ni una trama y unos cuantos personajes han hecho cosas que me encajan bastante mal, sobre todo por la evolución de Sam (Celoso obsesivo -> Mal mentiroso -> Buena gente -> Sociópata que sí me creo que le ha disparado, aunque no lo haya matado)

Deberían haber terminado con "And now for the weather" xD

Un saludo :P

Yorch dijo...

A mí me gustó la Sookie malvada ^^
La pregunta sobre Alcide es muy buena jaja.

En general la temporada ha estado entretenida y el "quemamiento" de algunos parece que será recompensado en la siguiente temporada con mundos extraños y nuevos para nosotros.

Saludos!

PD: Ya os he leído a 2 sobre The Inbetweeners, ¿una pequeña joya desconocida?

Mina Harker dijo...

Elman, después de conseguir que me gustara Sam (al principio es que era la cosa más odiosa del mundo) van a conseguir marcarse un Tara como una casa y va a acabar peor que al principio.
En fins, pues eso, que a mí tampoco me ha dado la sensación de que fuera la finale. En cualquiera de los otros dos finales de temporada se veía a la legua, aquí casi podía ser un episodio normal (y sin casi también).

Yorch, la Sookie psicópata a mí me hizo mucha gracia, pero un poco malrollera sí que era. Y lo de Alcide es un despropósito, hombre ya xD. O una señal del Apocalipsis. O ambos xD.
The Inbetweeners la verdad es que no la conocía hasta hace poquito, y está muy bien ^^. A ver si escribo de una vez la entrada que tengo pendiente desde la semana pasada casi xD.