16 sept. 2010

Y en el medio... The Inbetweeners


En mi manía de ir retrasando entradas, casi me veía que con The Inbetweeners me pasaba lo mismo que con Big Love, que lleva esperando (y probablemente seguirá haciéndolo, que me conozco xD) su entrada desde casi principios de verano.
Pero ya que esta semana arrancó su tercera temporada, pues qué menos que escribirla ahora, y así igual si hay suerte alguno la descubre, devora sus dos primeras temporadas tan rápido como lo hice yo, y sigue esta tercera a ritmo de emisión :P. Y tal.

No sé muy bien cómo la descubrí yo. Supongo que alguien me la recomendaría y acabaría por ahí olvidada, perdida entre las chorrocientas cosas que tengo dando vueltas por el ordenador, hasta que me la encontré y decidí darle una oportunidad.
Y así, a lo tonto, me ventilé los doce capítulos que componen las dos primeras temporadas en apenas un par de días.

¿Que qué es The Inbetweeners? Pues una comedia inglesa (más bien comedia adolescente inglesa. Esas tres palabras juntas más o menos ya tienen que dejar bastante claro qué es lo que nos vamos a encontrar), con capítulos de 20 minutos, que tira un poco de momentos de vergüenza ajena y, sobre todo, muy divertida.
Esto último especialmente en cuanto les coges el tranquillo a los personajes y sabes perfectamente por dónde van a salir en cada capítulo y en cada situación.

Su título hace referencia precisamente a lo que son sus protagonistas, inbetweeners, es decir, los típicos que están en medio. Que ni son los más populares, ni son los freaks oficiales del instituto.
Simon, Will, Jay y Neil son cuatro amigos de 17 años bastante normalitos, nada extraordinarios en absolutamente nada, ni en lo positivo ni en lo negativo, cuya máxima preocupación en la vida es perder la virginidad, conseguir que les sirvan una pinta de cerveza en algún sitio y de vez en cuando hacer como que encajan en alguna de las fiestas que se montan los nenes populares del instituto. Bueno, y en el caso de Simon, Carly, Carly y Carly (que, por cierto, está interpretada por la hija de Anthony Head).

Sus cuatro protagonistas son bastante diferentes, pero se complementan bastante bien. Ahí está Simon, al que igual las cosas le podrían ir bien de vez en cuando... si no fuera porque siempre acaba haciendo caso a alguna de las ideas de bombero retirado de los otros. Está Jay y su increíble imaginación para inventarse anécdotas sexuales. Y está Neil y su empanamiento general. Bueno, y está Will y su repelentería, que funciona estupendamente como nexo en la serie. Y entre todos forman un grupo bastante compacto que da lugar a situaciones divertidísimas.

¿Recomendable? Pues está claro que voy a decir que sí. Yo no soy mucho de acabar a carcajada limpia con las comedias (suelo ser más de que consigan sacarme una sonrisa xD), pero esta lo consigue. Con eso lo digo todo :P.

¡Saludos!

PD: Siguen tentándome malamente para ver Lost Girl. ¿Que por qué? Pues porque es una serie canadiense de género fantástico. Sí, canadiense y fantástico en la misma frase. Lo que significa, por supuesto... ¡con efectos noventeros! Y si todo eso no fuera lo suficientemente cutre como para ser una mina, le añadimos que al menos el piloto tiene diálogos malos malísimos en los que te ríes de cómo intentan colar un chiste xD. Por un lado, siempre viene bien una comedia involuntaria de estas para reírse a gusto. Por otro, tengo el calendario repletísimo. Como mucho, igual la cuelo en la noche de los domingos, que no tengo nada...

6 comentarios:

martinyfelix dijo...

Otra entrada sobre esta serie en un sólo día. !Bueno, Ok, ya he captado el mensaje! Pronto la veré, demonios.

Esto parece obra de CatGod...

Yorch dijo...

Ya he visto los 2 primeros y aunque no me termina de convencer, el 2º capítulo ha tenido momentos que me han hecho reír así que continuaré por lo menos con la 1ª temporada a ver si me acabo de enganchar ^^.

Saludos!

Mina Harker dijo...

Martinyfelix, pues ya dirás qué te parece ^^.

Yorch, lo que pasa con esta serie es que el tipo de humor que tiene no le gusta a todo el mundo por igual. De todos modos, te recomendaría que hicieras eso, que le dieras unos cuantos capítulos. A mí cuando me empezó a ganar de verdad es cuando ya me conocía tan bien a los personajes que sabía perfectamente por dónde iban a tirar, o por dónde iba a ir la siguiente que se les ocurriera xD. Con la segunda temporada disfruté mucho más que con la primera precisamente por eso ;).

seriéfilo dijo...

yo la he visto, almenos las dos primeras temporadas, y tengo pendiente hacer una reseña, quizá es demasiado teen para mi, no sé, es divertida y entretenida y eso ya es gran cosa.

Tokky dijo...

Ls Inbetweeners son una mina.He visto un par de veces las 2 primeras temporadas y me descojon de seguido. Los embolados en los que se mete Simon son increibles. Su coche amarillo. Son lo mejor de lo mejor.

Lost girl vi el piloto y As Janice said: Oh my god. Es terrible. Una verdadera barbaridad. YO te digo no ni como comedia involuntaria. Tu tiempo vale más mucho más que Lost girl

Mina Harker dijo...

Seriéfilo, la verdad es que es muy teen xD. Eso sí, lo que la hace diferente es que los protagonistas son la cosa más normal del mundo, de esos que conoces a más de uno y de dos y de tres xD.

Tokky, el coche amarillo debería tener su propio club de fans xD.
Con Lost Girl de momento resisto xD. Vi el piloto (malo, malo, pero malo malo malo xD) a no ser que me den mucho la lata, ahí se queda. Si no, igual aguanto unos episodios, pero no creo que la arrastre mucho tiempo xD.