14 ago. 2012

Maratoneando Survivor (I)


Últimamente estoy escribiendo por aquí algo menos, después de haber vuelto con ganas. Pero tengo una explicación lógica para ello que no es como la de antes, es decir, que no es que no escriba porque estoy en modo vaga absoluta. No, nada de eso. En realidad se debe a dos cosas. La primera de ellas es que últimamente tampoco ha habido mucho que comentar, a pesar de que aún tengo varias entradas pendientes (pero decido ignorar temporalmente eso). Y la segunda y más importante (y que no sé qué dice sobre mi salud mental) es que Survivor ha tomado completamente el control sobre mi vida. No veo otra cosa, y hay días en los que directamente no hago otra cosa (quiero especificar que en los días en que no hago otra cosa también tiene mucho que ver que estar tirada en la cama/sofá tiene su encanto, vamos, que no es solo obsesión total y absoluta con Survivor, sino también que un poco vaga siempre he sido).

Pero bueno, ya que le estoy dedicando tantas horas (ocho temporadas y un poco de otra llevo vistas, ahí es nada), me ha parecido que podía hacer una entrada rapidita ordenando las temporadas que llevo vistas de la que más a la que menos me ha gustado, y haciendo un par de comentarios sobre cada una. Nada demasiado elaborado, que ya digo que no tengo tiempo para esas cosas, hombre ya. Soy una chica muy ocupada, o algo. Pero bueno, simplemente por dar señales de vida y, ya que estamos, hacer como cuando nos mandaban leer algo en el colegio y teníamos que hacer algún comentario para dejar constancia de que lo habíamos leído. O algo así. Así que ahí va mi lista, que ya iré cambiando conforme vea más ediciones:

  1. China (15): es la segunda temporada que vi y, de momento, la que más me ha enganchado y con diferencia además. Me encanta muchísimo Todd (influye que, de todo lo que llevo visto, es el único del que entiendo y comparto al 100% todos los movimientos que hizo) y amo a Courtney, que me parece lo más adorable ever. Ah, y el momento estupidez total y absoluta de James me hizo reírme muchísimo.
  2. Samoa (19): edición completamente monopolizada por Russell, y en la que todos los demás básicamente estaban ahí por y para él la mitad del tiempo. Peeero a mí me gusta Russell (sin poder contarlo entre mis más favoritos, porque su actitud tan de bully me tira un poco para atrás) y sus momentos Loki al principio me entretenían mucho, así como su manera de manipular a todo el mundo.
  3. Panamá (12): esta edición me estaba dejando muy fría hasta bien avanzada, la verdad, pero de repente arrancó y su tramo final me gustó mucho. Me encanta Cirie (y me encantan aún más sus comentarios, sus no aguantarse la risa y, en general, su manera de jugar) y me gusta Aras (aunque al principio tiene un par de momentos en los que me pareció muy ahostiable). Y me lo pasé pipa con la locura de Shane y odié profundamente a Terry (lo cual tiene también su aspecto positivo, que odiar profundamente a alguien, hasta el punto de insultarlo cada vez que abre la boca, puede ser divertido). Eso sí, La Mina como tribu me pareció vergonzosa, qué gente con más poquita dignidad, esperando todos su turno para largarse sin hacer nada.
  4. Cook Islands (13): He tardado mucho en decidir si poner esta antes o después de Panamá, pero al cabo de un rato he decidido que igual el pelo de Ozzy tiene que ver en que sin querer le dé más puntos de lo que debería (si aún no conocéis mi obsesión con los pelos awesome es que no sabéis nada sobre mí, obviously), así que la he bajado un puesto. Me resultó una edición muy entretenida en dos aspectos. Por un lado, como temporada/juego/competición, se me pasó volando. Por otro, la dinámica de los grupos, con Yul básicamente en el papel de dictador con poder absoluto, me resultaba fascinante. Realmente no tengo ningún favorito aquí (bueno, mentira, mi favorito es el pelo de Ozzy), aunque me gustaban por ejemplo Jonathan (que me habría gustado más si hubiera sido un poquito más sutil que una apisonadora), Parvati (no porque hiciera nada en concreto, pero me caía simpática), Ozzy (again, cuánto de esto tiene que ver con su pelo, eso ya no sé) y Yul (aunque viendo cómo al principio hay momentos en los que no sabe por dónde le da el aire, supongo que rodeado de gente menos inútil y dispuesta a jugar el juego por y para Yul la cosa habría sido distinta). Que, hablando de gente inútil, me siento incapaz de respetar a Becky y su falta de dignidad (a Sundra también, pero es que Sundra no existe). No hacer absolutamente nada y pasar por alto DOS veces la oportunidad de cambiar el juego me parece insultante casi. Sinceramente, si hubiera sido Becky, habría aprovechado el ídolo para jugársela a Yul y quitármelo de en medio. Que habría seguido sin ganar, claro, pero habría sido una salida algo más digna. Oh, y tengo que decirlo, adoraba que torturaran a la niñata de Candice a cada oportunidad que tenían. I'm evil.
  5. Amazon (6): Aquí la mayoría la verdad es que me daban un poco bastante igual, había alguno que no me disgustaba (Christy, básicamente, aunque sobre todo porque en comparación con otros era mucho menos ahostiable), alguno que me gustaba (Rob y Deena, básicamente), y al resto prácticamente los habría usado como comida para los cocodrilos, o algo así.
  6. Vanuatu (9): esta es una edición curiosa, porque por el juego en sí, o por los concursantes en sí, no me dice más. Y sin embargo me resultó bastante interesante por las dinámicas de grupo y por los procesos de toma de decisiones que tenían. Y, sobre todo, porque eso de la alianza de mujeres just because, sin una verdadera razón lógica detrás de ello, me parece absolutamente fascinante. Es algo que soy físicamente incapaz de entender, mi mente simplemente no funciona así, y por eso me resulta extraño e interesante.
  7. Pearl Islands (7): primera temporada que vi, y, sin matarme tampoco, consiguió interesarme lo suficiente como para ver otras, lo que ya es bastante decir. No existen suficientes palabras en el mundo para describir el odio que le cogí a Rupert, y me encantó EL momento de Fairplay. Eso es todo lo que tengo que decir.
  8. Gabón (17): si alguna vez me había preguntado qué pasa cuando juntas a un montón de descerebrados sin ningún interés en descubrir lo que es un proceso de pensamientos lógico y racional, he aquí la respuesta. De las que he visto, es con diferencia la edición que menos me ha gustado, aunque tiene algún aspecto positivo, como Corinne, que me cayó estupendamente bien (y a la que amé profundamente por decir TODO lo que me pasaba por la cabeza. I love her. Creo que me llevaría bien con ella). Pero en general son todos una panda de locos incapaces de tomar decisiones racionales (y no, decidir algo por motivos totalmente emocionales y luego buscar una excusa que sonara racional para justificarlo, como hacía Kenny, no sirve). Y lo mismo que amo a Corinne, ODIO a Sugar (que, sin embargo, y dada su forma de ser/manera de jugar, me habría parecido justo que ganara), sus lloriqueos, su niñatería, su ir de santa por la vida y su querer dar lecciones a los demás (Corinne se merece aún más mi respeto por aguantarse las ganas de partirle la cara ahí mismo). La ODIO. Mucho.
En fin, que esas son mis opiniones de lo que llevo visto hasta ahora. Cuando vea más, ya iré añadiéndolas a mi clasificación y comentándolas también.

¡Saludos!

PD: De lo que sí que tengo ganas de escribir es de Breaking Bad, aunque voy a esperar a que acabe esta tanda de episodios. Tengo TANTAS cosas que decir...