14 nov. 2012

The shiny moments

Últimamente me pasa una cosa muy curiosa, y es que cuando veo algo de una manera que me parece lógica, coherente, normal y absolutamente obvia, me encuentro con que el mundo en general no está de acuerdo conmigo. No es ya que haya cierta diversidad de opiniones ni nada de eso, no, me refiero a esas situaciones en las que el mundo en general opina justamente lo contrario a mí. Y, claro, me quedo loquísima y no entiendo nada.

Justamente eso es lo que me ha pasado con el episodio de esta semana de Homeland. Porque yo, que lo vi relativamente pronto para lo que suele ser lo habitual en mí, acabé encantada con él. Y luego me pilló completamente por sorpresa encontrarme con un montón de comentarios diciendo el bajón que había pegado esta semana. Que si era un episodio de relleno y que si no mantenía el nivel con el resto de la temporada. Y me puse a darle vueltas, y lo más lógico y coherente que se me pudo ocurrir es que yo había visto un episodio completamente distinto al que habían visto los demás. Pero no, eso tampoco era. Y asumí que simplemente el mundo jamás me iba a dar la razón, y que soy una pobre incomprendida de la vida. O algo así.

Porque lo que por lo visto hace que este episodio sea peor que el resto es simplemente que no tiene esos "momentos brillantes" a los que nos ha ido acostumbrando esta temporada. No acaba en un cliffhanger espectacular, no nos presenta una de esas vueltas de tuerca que no nos esperábamos hasta al menos el final de esta temporada. No, simplemente nos muestra a los personajes continuando en el camino que llevaban hasta ahora, enfrentándose a las consecuencias obvias de todos esos giros, vueltas y "momentos brillantes".

¿Hace esto que el episodio sea peor que el resto? Para nada, in my opinion. De hecho, yo, que de Homeland lo que valoro es justamente a sus personajes, su complejidad y su desarrollo, muy por encima de toda la trama de la investigación y, por tanto, de las vueltas de tuerca que nos regalan con ella,  diría que de forma general y valorando el episodio en su conjunto, me gustó bastante más que algunos de los episodios anteriores. Sin decir que los episodios anteriores no me gustaran, ni mucho menos (aunque aun así sea capaz de ponerles pegas. O si no, que alguien me explique por qué mandan a Brody de misioncitas por ahí cuando lo reconocería todo el mundo, por qué en la CIA no les enseñan a leer los labios o que cierto "shiny moment" de esos viniera de la mano de un mensaje que en cualquier situación normal, coherente y lógica habría sido imposible de enviar). Simplemente no considero que un episodio sea peor simplemente por dedicarse más a los personajes que a eventos concretos. Llamadme loca.

Supongo que se trata simplemente de que Homeland ha malacostumbrado a unos cuantos, y se ha vuelto normal exigirle fuegos artificiales en cada episodio. Y claro, cuando no los ofrece, llegan las quejas y las protestas. Yo, mientras tanto, si me siguen dando episodios así, seguiré siendo igual de feliz (o incluso más) que con los otros. Pero cada cual, como siempre, es libre de opinar como quiera.

¡Saludos!

PD: Estoy feliz cual perdiz porque Jeanine (a.k.a. la chica que es uno de mis mayores crushes ever de sytycd) ha fichado por Bunheads. Y como no sería yo si no pusiera alguna córeo, aquí la tenéis en la primera córeo de Travis para el programa.
PD2: En un universo alternativo perfectamente perfecto emiten episodios nuevos de Treme todos los días de la semana. Y eso es así y todos lo sabéis.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Del de la semana pasada también hubo muchas quejas.
Creo que en parte se debe a la trama de Dana del atropello. Han dedicado muchos minutos a eso y es una "trama mierda", a mi no me llega a molestar pero entiendo que a alguien sí.
Homeland también tiene derecho a rellenar con tramas mierdas de sus secundarios...

BabyCatFace dijo...

La cosa es que no creo que la trama de Dana deba considerarse mala en absoluto. El personaje está bien planteado, al igual que lo que han hecho de momento con toda esa trama. E incluso con sus consecuencias para los personajes, no solo para Dana, sino para todos los demás.

Lume dijo...

Holas!

Estoy de acuerdo contigo en todo... menos en que el capi estuvo a la altura del resto de la temporada :P Para mí sí hubo bajón, pero no por no tener un gran "OOOOH" o un gran "WTF", ni nada, sino porque (para mí) la relación Carrie-Brody está pasando una (¿gran?) crisis de credibilidad y lo del lunes fue demasiado...

Tampoco me gustó la niña en los últimos compases de su trama, una cosa es que se sienta culpable y otra cosa es esta obsesión extrema por ser castigada, que le faltaba ir dando palmas en el coche cuando la estaban llevando a comisaría...

Pero eso, que aunque tienes toda la razón en que no hace falta un cliffhanger en cada capi,las tramas personales tienen que mantener también un cierto nivel y en mi opinión sí que bajaron un poco en el último capítulo (sin que llegara a ser malo, que tampoco es eso).

Salud!

BabyCatFace dijo...

Lume, entiendo lo que dices, aunque tampoco eso lo comparto completamente. En lo de Carrie y Brody te doy la razón, aunque no me parece en absoluto menos creíble que algunas de las otras cosas sobre la trama que aceptamos sin problema (como lo que comentaba xD).
Lo de Dana, en cambio, me parece perfectamente creíble y entendible. No todo el mundo reacciona igual, está claro, pero después de ser consciente de lo que ha hecho (aunque sea indirectamente y sin querer), me creo perfectamente que necesite ser castigada, y que esa obsesión venga directamente de ella, mucho más que del resto.

martinyfelix dijo...

El problema de Homeland es que le exigimos mucho. Como en la primera temporada nos tenía en todos los episodios en tensión constantemente, eso se ha vuelto lo normal. Viendo lo que ocurría en el bunker al final de la primera, yo me decepcioné ligeramente y esperaba que la serie decayera en la segunda temporada. Me alegró descubrir que estaba equivocada. Aún así, de vez en cuando toca (y en mi caso, se agracede) algún episodio más calmado. Y no ha sido un episodio malo (de hecho, en cualquier otra serie se consideraría muy bueno), es simplemente que estamos mal aconstrumbrados. Como creo que Homeland no podrá mantener este ritmo frenetico hasta la eternidad, me alegro de que les estén dando más profundidad a los personajes, ya que a lo largo plazo, es lo que realmente nos interesa conocer. Y la trama de Dana me está gustando, viendo sobretodo las partes implicadas en ella.
La Baccarin ha tenido momentazos esta temporada (se ve que ella también quiere un Emmy) y se agracede que se haya enfrentado a las mentiras de Brody, creo que es algo que hacía falta al personaje.
El hijo se merece alguna escena más, pero esto más contenta con lo que hemos visto de la familia que en la temporada pasada.


BabyCatFace dijo...

Martinyfelix, a mí el final de la 1ª temporada, con lo del bunker, me pareció brillante. De hecho, creo que es mi momento favorito de la temporada (y de la serie).
Yo también creo que hacen bien en aprovechar momentos de más calma para usar a los personajes. No ya solo porque no van a poder mantener siempre ese ritmo (que también), sino sobre todo porque sería una pena que desaprovecharan los personajes tan interesantes y con tanto potencial que tienen.