26 feb. 2010

American Idol 2010 (I)

Ya comenté que este año estaba siguiendo Idol. Y ya que lo estoy viendo, pues me he dicho que lo mismo podía hacer algo productivo con mi vida (¡ja! Más bien es lo contrario, viendo la cantidad de cosas que tengo pendientes por hacer) y comento lo que se va viendo hasta ahora.

Aún no me he visto la gala de resultados, así que no tengo ni idea de quién se ha quedado y quién no (miento, sé de uno que se queda y que no me gusta nada nada nada… Lo que tiene twitter xD). Así que de momento comentaré lo que me han parecido las actuaciones de cada uno, y ya cuando vea los resultados, lo comentaré… o no :P.

Pues bien, el miércoles les tocó cantar a las chicas, y la verdad es que, siendo un grupo que inicialmente me había parecido tan bueno, me decepcionaron bastante. La gala se me hizo un tanto aburrida (salvo momentos concretos) y las actuaciones en general bastante mediocres.
Abrió la gala una de las invisibles, Paige Miles, que fue precisamente una de las que me sorprendieron para bien. A mí esta chica ni me sonaba haberla visto antes, pero la cosa es que se defendió relativamente bien y me gustó su voz. El problema es que quizá su canción sonó un poco como la típica canción que siempre alguien canta en un karaoke, así que el efecto fue un poco extraño.
Ashley Rodriguez ya sí que no me gustó. No me gustó su elección de canción (ni me gusta la canción, ni me gusta cómo le quedaba a ella, que era como quien se pone la ropa de su madre) y no me dijo nada su forma de cantar. Been there, done that.
La de Janell Wheeler fue, para mí, una de las actuaciones más dolorosas de la gala. No soy experta en música, pero si la chica no desafinaba una de cada dos notas, no desafinaba nunca.
Lilly Scott, sin embargo, estuvo estupenda. Buena canción y buena versión. Tiene un estilo muy suyo que a mí personalmente me gusta mucho.
Katelyn Epperly cantó bien y tiene buena voz. Y la versión que hizo estuvo bien. El problema es que a mí personalmente esa forma de cantar suya me deja un poco fría.
Lo de Haeley Vaughn fue una experiencia curiosa. Esa versión de I wanna hold your hand era como para que Lennon se levantara de su tumba y se pegara un tiro a continuación. Madrecita mía, qué horror de versión. Pero al mismo tiempo, es una chica entretenida de ver en un escenario, porque el mismo paverío que resulta cansino cuando está hablando, la hace muy simpática cuando canta.
Lacey Brown no me gustó nada. Su elección de canción no fue la más adecuada, porque no es que sea lenta, que se pueden hacer canciones lentas y vivirlas de verdad. No, es que con el tono que le dio, resultó aburrida. Nada que sacar de esta actuación.
Michelle Delamor (por cierto, esta chica me parece guapísima) fue otra de las que se equivocaron de lleno al elegir canción. Y es que lo último que debes hacer es elegir una canción de Alicia Keys, porque luego pasa lo que pasa. A cachos estaba hasta bien, pero los estribillos eran como para cortarse las venas.
Al contrario que al jurado, a mí me parece que Didi Benami estuvo bastante bien. Me pareció una elección de canción muy buena para ella y su tono de voz es quizá uno de mis favoritos. Sinceramente, en comparación con el resto, está en la parte alta de la lista.
Siobhan Magnus directamente me encantó. La elección de Wicked Game era bastante arriesgada (por un lado, es complicada de cantar bien, cosa que hizo; por otro, quizá contribuía a crear una imagen un tanto “seria” de ella, algo que ya le habían comentado). Pero a mí el resultado final simplemente me encantó. Además, esta chica, su estilo, las sensaciones que transmite… me encanta. Ahora, me da a mí que es pelín corta, ¿no? Es decir, yo sé lo que es un “dark horse” (totalmente de acuerdo con Simon Cowell ahí, por cierto) y no es una expresión que escuche todos los días.
Crystal Bowersox estuvo correcta. Me gusta mucho su forma de cantar, su estilo y odio muy mucho la brasa que están dando con el niño :P. Pero vamos, que como cantante me gusta. El problema lo veo precisamente en lo que comentó Simon: necesita algo que la diferencie del montón de personas que hacen eso mismo en la calle.
Y, por último, a Katie Stevens la vi muy forzada, muy poco natural. Como cuando un niño canta una canción elegida por sus padres y todo el mundo dice “oh, qué mono” y a mí simplemente me da un mal rollo tremendo.

En cuanto al grupo de los chicos, pues también hubo de todo. Alguna actuación que me gustó bastante y alguna que hizo que quisiera suicidarlos un rato (he decidido que suicidarme a mí misma es un poco demasiado drástico :P).

Abrió Todrick Hall y, al contrario que al jurado, me gustó bastante. Tengo que decir que no me gusta un pelo la canción de Kelly Clarkson, así que todas las transformaciones que le hizo, para mí, fueron un acierto. Me lo pasé bastante bien con su actuación; el chico tiene gancho en el escenario y se nota que lo sabe (de lejos, fue al que vi más cómodo de los 24), se arriesga y, si bien no tiene la mejor voz de los chicos, tampoco canta precisamente mal. Pues eso, a mí este chico me gusta mucho, arrogancia farandulera que lleva incluida.
Después fue Aaron Kelly, que tiene buena voz, y eligió una canción que yo creo que le va (aunque bastante sooooosa), etc, etc… Pero que no me gustó. Y aquí ya entro en territorio de gustos personales. Tiene un tono y un aire un tanto empalagosos que simplemente no me van.
Jermaine Sellers, que vino después, es quizá el que menos me gusta de todos. No por la actitud tan echá p’alante que lleva a veces, que no es algo que me moleste. Es por su forma de cantar, que directamente me resulta molesta. Ya me pasó en la Hollywood Week y me reafirmo en mi opinión: cuando este chico canta, da la sensación de que chilla. Y cuando no chilla, tiene una voz bastante del montón.
A continuación, Tim Urban destrozó los oídos del personal con su versión de Apologize (mi contestación cuando comentaron que al menos la gente se había levantado habría sido la misma que la de Simon (de hecho, es que es lo que estaba pensando xD), que sí, para salir corriendo). Entiendo que es un chico mono, y tiene un aire de chico Disney que no puede con él. Por eso, de verdad, el chico me cae simpático y me encantaría que le fuera estupendamente en la vida… Pero, por favor, dejad de dejarle acercarse a un micro.
Joe Muñoz, otro de los invisibles hasta el momento, no estuvo nada mal encima del escenario. El problema lo tengo con su estilo y con la canción. No acabo de verlo, no acaba de llegarme. También es verdad que no es mi estilo. Ahora, si bien estoy de acuerdo con Simon en que a nivel mundial no es que le vea, tal como está ahora mucho futuro, algo me dice que en España le iría bien…
Tyler Grady está totalmente fuera de ambiente. No creo que Idol sea el lugar más apropiado para él, la verdad. Y conste que me gusta mucho su estilo, y que ojalá no estuviera tan fuera de contexto. Pero simplemente, más que diferenciarse, desentona, y es una pena. Por otro lado, no creo que estuviera tan mal en la canción, a mí por ejemplo no me disgustó su versión, y me gustó su actitud en el escenario. Mi problema es simplemente el que digo, que me da pena porque simplemente creo que no encaja. Por cierto, el comentario cuando le preguntaron por dónde quería ir para la próxima (le habían dicho que diluyera un poco el aire años 70) y dijo que seguramente tendría que ir a comprar me encantó xD.
Tengo sensaciones encontradas acerca de la actuación Lee Dewyze. Me gusta bastante su voz, y en ocasiones hizo que su versión de Chasing Cars me gustara más que la original. Pero también es cierto que mientras cantaba era como si estuviera metidito en un molde y muerto por poder salir. Necesita “soltar” más la voz y, sobre todo, escoger una canción que se lo permita. No me pareció, para nada, una mala actuación, pero al mismo tiempo me da rabia porque creo que puede ganar enteros con una canción distinta.
Sobre John Park digo exactamente lo mismo que he dicho sobre Katie Stevens.
Michael Lynche estuvo entretenido y relativamente correcto. Pero lo vi tan por debajo de lo que habíamos visto de él en la Hollywood Week que me dejó totalmente indiferente. Algo parecido me pasó con Andrew Garcia, que fue el último, pero que lo pongo aquí porque la sensación fue exactamente la misma. Y probablemente por las mismas razones.
Me dio mucha penita Alex Lambert, porque para mí tiene uno de los mejores tonos de todos los chicos. Y la canción en sí no la hizo del todo mal. Pero se le notaba que estaba muertico de miedo. Espero que consiga coger confianza sobre el escenario, porque si la coge, será fácilmente uno de los mejores.
El siguiente en salir fue Casey, que fue sin duda alguna y con diferencia, el mejor de la noche. Cantó bastante bien una canción que le venía como anillo al dedo y les dio mil vueltas a absolutamente todos los demás. Con este chico además me pasa que me equivoqué de cabeza en la primera audición, porque si fuera por mí, habría ido de cabeza a la calle a la segunda nota. Pero está claro que este Casey, guitarra en mano, no es ni de lejos el chaval soso y de voz normalica que vimos en la primera audición. Y me alegro un montón de haber estado equivocada.

Y después de semejante tochopost, esto es todo. Luego me veré la gala de resultados, a ver. Pero vamos, basándome en estas actuaciones, mi top 4 de cada grupo sería:
-Siobhan, Lilly, Didi y Crystal.
-Casey, Alex Lambert, Todrick y Lee.

¡Saludos!

PD: Por cierto, mira que me encanta Ellen, pero tengo que decir que después de ver los dos programas, ha perdido algunos puntitos. Si me hubiera dado por tomar un chupito cada vez que le decía a alguien "But you're great" o similares, al cuarto de hora de empezar ya habría llegado al coma etílico.

1 comentarios:

Mina Harker dijo...

Pues vista (ayer, pero tenía pocas ganas de comentar) la gala de resultados...

Por un lado, pocas sorpresas y pocas decepciones en el grupo de las chicas, entre otras cosas porque después de las actuaciones del otro día yo haría una criba importante. Pero echaron a Janell de forma bastante merecida. E igual para Ashley.

En cuanto a los chicos... pues sí me pareció algo más injusta. Entiendo lo de Tyler, porque ya dije que no acababa de encajar, aunque desde mi punto de vista no fue el que estuvo más flojo.
Y lo que sí que me pareció bastante injusto fue lo de Joe Muñoz, al que le ha afectado de lleno no haber tenido apenas minutos en pantalla, vamos, ser uno de los invisibles. Y me da pena porque, aunque no fuera de mis favoritos, desde luego canta y se desenvuelve en un escenario bastante mejor que muchos de los otros. Y, sobre todo, me da pena porque roza el ridículo el hecho de que él se vaya y se quede Tim Urban, que cada vez que canta, Dios tortura a un gatito (y nos hace escuchar).