22 feb. 2010

Después del Apocalipsis

La semana pasada se anunció lo que llevaba tiempo y tiempo rumoreándose, que Supernatural tendría sexta temporada. Y yo no sé muy bien qué pensar.

Me explico, no es que me esté subiendo por las paredes, ni llorando por los rincones por tener una nueva temporada de los Hermanísimos. Ni mucho menos.

Supernatural es una serie con la que me lo paso estupéndamente en todos los capítulos, incluyendo aquellos que aportan menos. Es cierto que, cuando me puse con ella (hace no tanto, porque me pegué un buen maratón este verano hasta ponerme al día), tardé un poco en entrar y en hacerme a los personajes y las situaciones. No porque por sí misma sea mala (aunque alguno de los primeros episodios asuste al miedo :P), sino porque al principio no sigue un hilo, sino que se dedican a "caso de la semana" y tirando. Y simplemente eso no es lo mío.
Pero tuve algo de paciencia y antes de acabar la primera temporada ya estaba completamente enganchada. Poco a poco van hilando una trama general (y de qué manera, especialmente una vez empiezan a encajar piezas a partir de la segunda temporada) y van desarrollando a los dos personajes principales.
De ahí en adelante, la serie fue gustándome cada vez más, hasta alcanzar un máximo en la cuarta temporada, que además de muy intensa, me pareció lo mejorcito de la serie y probablemente de lo mejor que he visto últimamente en las series que sigo.
Esta quinta temporada me está dejando algo más fría. De nuevo, no porque sea mala, que no lo es, sino porque yo creo que, después de semejante cuarta temporada y viendo la que se nos viene encima, resulta muy difícil mantener la tensión a lo largo de toda la temporada.
Y aun así la sigo disfrutando bastante. No como la cuarta temporada, que fue un enganche total y absoluto, pero sí bastante. E igualmente nos ha dado algún capítulo que debería pasar a la historia de la televisión (véase "Changing Channels" y esas parodias (y parodias-guiños, como lo de Papi Winchester-Phantom Denny) tan épicas de series como CSI o Grey's).


En definitiva y sin enrollarme demasiado en esto, que no era a lo que venía, que no es que me moleste una sexta temporada, porque sabiendo cómo han llevado la serie hasta ahora (y siga o no Eric Kripke tan metido en el asunto), no dudo que tienen la capacidad de hacer algo más que decente.

Pero al mismo tiempo, y aunque confíe casi ciégamente en ellos (a una mala y si les da por convertir la serie en cualquier cosa, siempre podemos hacer como que acabó en el final de la sexta, que precisamente tienen intención de dejar esta trama bien cerrada), me da un poco de miedo.

Hasta ahora han ido desarrollando una trama general que se ha ido extendiendo y completando a lo largo de las cinco temporadas que llevamos. A lo largo de estas cinco temporadas, los personajes de Dean y Sam han ido aguantándo todo lo que se les venía encima. Y han ido cambiando, adaptándose, evolucionando. Los Hermanísimos de esta última temporada apenas tienen nada que ver con los Hermanísimos que empezaron en la primera.
Dean es menos simple, menos despreocupado y más consciente. Sam no solo se ha puesto como un armario empotrado y se ha quitado el flequillo de la cara (menos mal. Sí, menos mal) :P, sino que además ha dejado de ser un niñatillo collejeable, se ha oscurecido y se ha convertido en un más que digno hijo de su padre.
En definitiva, ambos personajes han pegado un giro de ciento ochenta grados, algo que es lógico y que además han llevado bastante bien los guionistas, pero que no sé muy bien cómo casa con una continuación más allá del final de la temporada.


A mí me encantaría que los llevasen a ellos, con su evolución, rotos como ya están ambos dos, a la continuación, a lo que viene después del final. Pero es algo muy difícil de hacer en una serie de televisión. Porque una cosa es dejar en el aire un futuro, y otra muy distinta dedicarle episodios y episodios.
No sé yo (bueno, sí lo sé) si funcionaría demasiado bien una temporada entera en la que ambos hermanos estén tan destrozados como están ahora... y además no tengan una razón para seguir (que es exactamente lo que es el Apocalipsis ahora mismo, lo que les hace tirar hacia delante, aun siendo conscientes de que probablemente no sirva para nada).

Por eso me parece un asunto curioso y que me intriga bastante. Una vez lleguen al final, ¿qué harán con ellos? ¿Les darán un nuevo gran objetivo de buenas a primeras? Lo veo bastante improbable. ¿Les borrarán la memoria a los Hermanísimos? Tampoco me parece demasiado viable, porque no tiene sentido hacer borrón y cuenta nueva después del camino tan bien llevado que se han pegado con ellos. ¿Otra cosa que a mí, que tengo mucha menos imaginación que todo eso, no se me ocurre? Pues probablemente.

Por otro lado, adoro los finales trágicos. Yo soy así, qué le voy a hacer. Y me hubiera encantado que la temporada acabase con uno de los dos hermanos muerto y el otro sintiéndose terriblemente culpable y dándose a la bebida. Sí, ya sé que soy extremadamente original :P. Pero bueno, original o no, viendo que va a haber sexta temporada, es bastante improbable (aunque no imposible del todo) que acabe así. Vale, era bastante improbable que acabara así incluso sin perspectivas de sexta temporada, que algunas fangirls dan muchísimo miedo y no sé yo si se querrían arriesgar a cabrearlas demasiado.

Y es por eso por lo que no sé muy bien de qué lado estoy. No sé si estoy contenta o no, a favor o en contra. Así que decidido queda, a esperar toca y ya veremos. Que lo mismo les puede salir algo estupendísimo y tenernos enganchadísimos durante un tiempo más, que un bodrio infumable.


Además, bien pensado, la sexta temporada puede tener algún otro aspecto positivo. Si bien me daría mucha penica que Misha Collins (Cassie) no saliera más en la serie (me encantan tanto él como el personaje), y tampoco es que tenga demasiado sentido que lo mantengan una vez resuelta esta trama... Pues también podría dar pie a traer a algún otro personaje de vuelta. Y quien dice otro, dice Papi Winchester, claro (no, no podía desaprovechar la oportunidad de poner foto de JDM, hombre ya... Que las fangirls se repartan a los hermanísimos como quieran, porque para mí está claro que el Hombre (con mayúscula, y eso :P) de esta serie es él. Y fun y pin xD). No creo que traerlo de vuelta como personaje, aunque sea para un episodio (que ya, ya sabemos que este hombre tiene una agenda muy apretada) sea demasiado complicado en una serie en la que hemos visto todo tipo de bichos extraños y leyendas urbanas :P.

¡Saludos!

PD: Sí, la próxima Misfits, FNL y/o Life Unexpected, que sigo teniéndolas pendientes. Pero es que tenía la imperiosa necesidad de hacer una entrada sobre esto.