18 feb. 2010

Join the Robot Skeleton Army!

Últimamente, con los exámenes, se me han acumulado un montón de entradas. Tengo pendiente desde hace varias semanas una entrada sobre Misfits, una serie británica que, aunque evidentemente bebe mucho de Skins (o eso, o el mundo en general opina que los adolescentes británicos están todos muy muy jodidos), y que es genial de una forma distinta. Tengo pendiente una entrada sobre la cuarta temporada de Friday Night Lights, que ha sido simplemente redonda. Y tengo pendiente una entrada sobre los primeros capítulos de Life Unexpected.

Esas tres son simplemente entradas temáticas concretas (:P), aunque conforme he ido viendo los capítulos de estas últimas semanas se me han ido viniendo a la cabeza un montón de cosas que quería comentar. Por ejemplo, Shondita es una fuente inagotable de surrealismos varios. La última, y la comento por encima, que si no reviento, fue el intento (demasiado evidente, así que ya sabemos por dónde quiere llevar la trama) de convertir a Owen en lo que Burke pudo haber sido de no ser por todos los culebrones que se trajeron con Isaiah. Y a mí eso me saca de quicio... Con lo que molaba el Owen del principio (sí, el Owen que iba por la vida haciendo traqueotomías con bolígrafos y autograpándose la pierna), el de ahora es simplemente Shondita emperrada en meter a ese personaje sí o sí. Ese " I'm trying to love you. Why won't you let me?", que es exactamente lo mismo que le dijo Burke a Cristina, es muy agorero.

Pero en fin, que no quería hablar de eso. Lo que iba a decir es que, en estas últimas semanas hasta arriba de exámenes y de estudiar todo a última hora y de golpe y porrazo, me convertí en fan incondicional de Craig Ferguson. Hasta ahora, había visto bastantes de sus entrevistas y algunos de sus monólogos, pero pocas veces me había visto el programa entero. Ahora me veo el programa de principio a fin (al día siguiente suele estar subido en YouTube ;)).

No soy mucho de este tipo de programas. Y, de hecho, la mayoría me chirrian bastante. Pero con Craig es diferente. No solo porque sus monólogos, y su forma de hilar las cosas, TIENEN gracia, sino especialmente porque es ese tipo de personas que nunca sabes por dónde van a salir. Y da igual la cantidad de programas que lleves vistos, y que sepas que va a soltar cualquier burrada en cualquier momento. Da igual porque soltará algo que no te esperes cuando menos te lo esperes.
Además, es genial esa sensación de saber que no importa lo que estés pensando, que él está pensando algo peor fijo xD.

Pero no es solo eso. Es que la última es que le ha dado por hacerse twitter (o Tweety Bird, que dice él). Y como la gente que mola hace este tipo de cosas (que se lo digan a Misha Collins y sus Minions), sus seguidores no tardaron (tardamos) mucho en pasar a ser... the Robot Skeleton Army.

Y por si alguien aún duda de lo mucho que mola este hombre, y de lo total y absolutamente necesario que es entrar a formar parte de la RSA, ahí está Kunal Nayyar (Raj en TBBT, otro que, por cierto, cada día va molando un poquito más) comprometiéndose con la causa:



¡Saludos!

3 comentarios:

MacGuffin dijo...

Veo que tuvimos telepatía ayer con Craig, ¿eh? :). Hasta cuando todo el programa lo hacen marionetas es divertidísimo.

Un saludo.

Alberto dijo...

Acabo de entrar en tu blog a traves de un comentario tuyo de vayatele y esta entrada me ha hecho reirme un buen rato antes de irme al trabajo.

Que grande es Koothrapali y que grande es Craig al que no sigo habitualmente (normal con mi nivel de ingles) pero al que he visto en youtube alguna que otra vez cuando entrevista a gente q me llama la atencion.

Solo decirte que por lo que veo haces un gran trabajo en el blog y que tenemos varias series en comun.

Saludos,
Alberto

Mina Harker dijo...

Yo me reí un montón con el programa de las marionetas. Así que, si este hombre ha sido capaz de conseguir eso, difícilmente habrá algo que no pueda conseguir :P.

Alberto, yo antes también solía ver las entrevistas de gente que me interesaba por youtube. Precisamente así fue como lo descubrí. Porque es que me parecen, de lejos, de las más divertidas y surrealistas de todas las que he visto. Y ya cuando el invitado es tan surrealista como él (la entrevista a Helena Bonham Carter el otro día, por ejemplo, parecía sacada de una merienda con el sombrerero loco xD), es simplemente épico.