13 jun. 2007

Hier kommt Alex

Muchos de los que me conocen (aquellos que han tenido la oportunidad de escucharme hablar durante al menos un ratillo, que tampoco soy tan pesada como para matarte a base de aburrirte con mis obsesiones a los tres minutos de conocerte xD), sabrán que adoro La Naranja Mecánica.

Para empezar, he de decir que me encanta el libro, es simplemente fascinante (admito que a veces tiene un lenguaje un tanto... extraño de leer (que no difícil, ni mucho menos), pero es que Alex habla de una manera un tanto peculiar (lo que tiene el Nadsat... aunque luego se te pegan expresiones y palabras; no sería la primera vez que me refiero a mis amigos como mis "drugos", a las campanillas como "colocolo", a las personas (individuos más bien) como "chelovecos" o a los chavales como "málchicos" xDDD). Anécdotas curiosas aparte, el libro es una verdadera maravilla, crítico y de esos que (¡Oh! ¡Maravilla!) te hacen pensar, quieras o no... y sí, a veces eso se agradece u.u... No me extenderé más aquí, excepto para deciros que si os interesan este tipo de libros, no dudéis en comprarlo, que no es dinero perdido, os lo aseguro... y no es especialmente difícil de encontrar (TÍTULO: "La naranja mecánica"; AUTOR: Anthony Burgess).

Pero es que la película de Kubrick es otra gran maravilla, de esas que plasman el libro en la pantalla a la perfección, punto por punto y detalle a detalle. Es simplemente de esas adaptaciones que me gustan tanto como el propio libro, y os aseguro que eso es difícil. Y es que la película en sí, incluso sin tener en cuenta el libro del que parte, te hace pensar y preguntarte... te hace pensar en cuál es el límite del ser humano, entre muchísimas otras (y más importantes) cosas. Aquí lo mismo, si queréis verla, ya sabéis, a conseguiros esta obra de arte de la manera que consideréis más adecuada.

Y el título de la entrada se debe a una canción de Die Toten Hosen, una banda de punk-rock alemana que curiosamente no conocí gracias a ningún asunto relacionado con La Naranja Mecánica. Pasó lo siguiente: un día nos vino Mary con una canción de un grupo que le había dicho su profesora y que a ella le había parecido muy graciosa. Total, que nos pusimos a escucharla, y a mí me encantó (véase que le tuve en la cabeza aún durante una temporada). Yo ya estaba totalmente fascinada por Alex y sus drugos... y tanto "Alex", "Alex", "Alex", además de otras palabras que alcanzaba a comprender de la canción, me mosquearon un poco (ya era demasiada casualidad u.u). Así que decidí buscar la letra en mi querido internet y después de leerla me di cuenta de que, efectivamente, hablaban de mi Alex... y no solo eso, sino que el grupo tenía un disco entero monotemático (cuánta Naranja Mecánica... yo iba a ser feliz muajajaja). Y esta es la preciosa historia de cómo llegué a aficionarme a este grupo (y eso que ahora los tengo un tanto abandonados T__T).

En fin, aquí os dejo el video de la canción (1988)... espero que os guste ^o^.


PD: ¿Por qué esta fascinación hacia los Alex? O.o

2 comentarios:

mj dijo...

Y pensar que fui yo quien casi te obligó a comprarte el libro.. xD

Solo hacía mi visita temporal.. asi que saludos!

Ya nos veremos, besillos! ^^

Kera Arena dijo...

Pero para aquel entonces ya estaba encanchada a la peli, que cuente :P...
De todos modos, sabes que te agradeceré la recomendación durante el resto de mi existencia... que para algo Alex es uno de mis miles de amores platónicos xD.
En fin, gracias por el comentario ^o^.
¡Saludos!