19 jun. 2007

Indignante

Hoy es uno de esos días en los que mi condición de bicho raro que no ve la televisión me hace sentirme especialmente orgullosa de mí misma.

No suelo acercarme al televisor para nada, hace mucho que me di cuenta de que no es en absoluto necesario en mi día a día, pero a veces da la casualidad de que paso por el salón para hablar con alguien, que tampoco está de más. Total, que hoy me he acercado para comentarle una cosa a mi señora madre, que como buena currante que es, a ciertas horas está como para hacer otra cosa que no sea no hacer nada, es decir, tumbarse en el sofá. Ha coincidido que no había anuncios (es lo único medio pasable que echan... admito que algunas veces me dedico a echarles un vistazo, observarlos y pensar cuál es su objetivo y lo que yo cambiaría... lo sé, no es normal xD), sino que estaban haciendo un reportaje que me ha puesto los pelos de punta. No voy a decir ni qué programa ni en qué canal era, porque realmente da lo mismo... a estas alturas el 99% de los programas emitidos son exactamente iguales. Para empezar, daban una importancia excepcional a un asunto que no la tenía (ni mucho menos), tratando de conseguir (y consiguiendo, no nos engañemos) que mañana todo el mundo tenga la misma visión sobre el asunto. Convertían una simple información en un espectáculo sensacionalista a través de la utilización del lenguaje (mal empleado, además, que ya sabéis lo quisquillosa que soy yo para estas cosas ¬¬'), de la imagen y de otros factores que no vienen a cuento.

Sé que no es nada nuevo, que esto es así desde hace mucho tiempo; pero tengo que decir que cada vez me da más asco la caja tonta. Entiéndanme, no tengo nada en contra de la gente que presenta estos reportajes, porque al fin y al cabo, los que vemos no son más que unos mandados... y si llegamos más lejos, nos encontraremos con que esta falta de ética (OMG... YO he dicho "falta de ÉTICA"... si Sergio me viese xDDD) se debe simplemente a que la televisión, como cualquier otro medio, además de una forma genial de manipulación de la opinión pública, es un negocio... así que al menos parte de la culpa la tenemos nosotros, los consumidores... porque al fin y al cabo esto es lo que queremos ver, ¿no?... algo de lo que hablar cuando nos sentemos a comer.

De todos modos, yo no soy "consumidora" desde hace ya bastante tiempo. Y en fin, aquí estoy, no he muerto, sigo viva... y oye, no me va tan mal. Diréis que soy un bicho raro (no puedo evitarlo, pero tengo que modificar un poco la frase de John Cusack en Alta Fidelidad, que me ha venido a la cabeza: "¿Era un bicho raro porque no veía la tele, o no veía la tele porque era un bicho raro?" (básicamente, la frase original es: "¿Estaba deprimido porque escuchaba música pop, o escuchaba música pop porque estaba deprimido?")), pero conozco gente que no ve la tele y que el mundo en general consideraría "seres humanos normales y corrientes".

Así que aquí os dejo, pensad si os apetece, o no... yo sé que nadie (no, yo tampoco, para los que me tachan de arrogante y demás) es poseedor de la verdad absoluta, así que aceptaré vuestra decisión. Eso sí, que no pretendan obligarme a mí a informarme a través de esa caja de engaños.

¡Saludos!

2 comentarios:

Wiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii XDDD dijo...

Hola..ya firmé xD...no me seas exigente q yo no valgo pa esto xDD ea, ahi t keas =PP!!!

PD: wiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii xDD

Kera Arena dijo...

Espera, aquí va mi respuesta inteligente:
xDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDD
Se te va la olla cosa mala, Bea. Como mola xDDDD.
PD: Algún día admitirás que algunas de mis pelis molan un rato.
PD2: Ya lo verás.

¡Saludos!