31/5/2007

OT... y campanita!

En primer lugar, hay que aclarar que no, no he perdido el juicio. Cuando leéis OT sabéis que no me refiero a los triunfitos oficiales (más que nada porque soy de esas personas que ni siquiera han llegado a verlos jamás en la tele... porque no la veo xD), así que no me empecéis a mirar con caras (más) raras (de lo habitual) cuando os cruzáis conmigo por la calle. Y es que hoy hemos tenido nuestro OT particular, y (quitando que, como había tanta gente para cantar, llegaba un momento que tal vez se hacía un poco pesado) ha molado un poco (¡ESA PATRI! y ¡ESA ROSA! y ¡ESA ANA!). Por cierto, que ha ganado nuestra Patri xDDDD.
Eso sí, he de decir que el momento inolvidable de la tarde ha sido Mateo cantando Lilium (el opening de Elfen Lied)... eso sí que es ser friki y lo demás son tonterías, OLÉ POR ÉL (aunque se haya ganado comentarios varios por parte del público ¬¬'). A ver si me pasan el vídeo, que han estado grabando ^o^.

Y en segundo lugar (y no menos importante, o si no que me lo digan a mí)... ¡ACABÉ CON LOS EXÁMENES DEL TRINITY! Sí, ya no tengo que hacer ni uno solo más de esos infernales exámenes (es que los nervios son muy malos u.u); ya me he sacado el grado 12 y ya puedo morir tranquila (bueno, más o menos, aún hay varias cosas que tengo pendientes xD). Así que, además de pasarme lo que me queda de día en una nube, tendré que cumplir con la costumbre dothraki y plantarme una campanita en el pelo, como símbolo de mi victoria *Kerita asiente con la cabeza mientras realiza la anterior afirmación*... aunque no sé cuándo lo haré, que aún tengo que encontrar la campanita de marras xD.

En fin, creo que eso ha sido todo por hoy, que hoy no tengo ordenador para mí y ando abusando de la confianza ajena u.u.

¡Saludos!

28/5/2007

Crónicas de un domingo cualquiera

Bueno, vale, admito que lo de "cualquiera" podemos saltárnoslo perfectamente... pero es que me hacía ilusión dedicarme a plagiar títulos :P.
En fin, después de la jornada de limpieza que me pegué ayer y de ser animada por Anita para comentar ciertos acontecimientos curiosos aquí en el blog, aquí estoy, tratando de traducir semejante día a unas pocas palabras (que de nuevo, ando falta de tiempo, para variar, como todos los días a estas horas xD).
La idea había sido en un principio la de apañar el desastre que tengo por habitación con una pequeña mano de pintura y dejar las cosas tal cual estaban... pero entonces llegó el "ya que estamos" y la líamos del todo. Por supuesto, esto significa que, además de pintura, tocó limpieza general (y hacer un "armario" nuevo, aprovechando para tirar el armatoste que (ahora me doy cuenta) ocupaba media habitación u.u). Decir que acabé con un dolor de piernas y brazos insoportable (de hecho, ni siquiera pude dormirme hasta las tantas por el dolor que tenía... y eso se nota, o si no, que pregunten por ahí sobre mi estado físico-anímico de hoy durante la mayor parte del día. En fin, punto por punto, lo más destacado es lo siguiente:

1-Nunca... NUNCA, llegues a pensar que en una estantería no pueden caber TANTOS trastos. Y menos aún si te encuentras en la habitación de alguien que comparte la condición de bicho raro conmigo. Encontré más figuritas y demás armatostes de los que podría haber imaginado. Quiero decir, recordaba cada uno de ellos, y técnicamente los veo todos los días, pero no sabía que eran tantos xD.

2-Llegué a sacar 7 bolsas de papeles y revistas que había ido guardando por un motivo o por otro, y que mi madre me obligó a tirar. Si es que no respetan mi afán por coleccionar todo lo que pillo cerca.

3-Una de las anécdotas curiosas de la tarde (por la mañana no pasó casi nada) fue la siguiente: estaban mi madre, mi hermano y mi padre dando vueltas por ahí. Yo empezaba a recolocar todos mis trastos en su sitio. Y de repente digo, con la voz más tranquila y menos en plan "ida de olla inminente", la siguiente frase: "Mamá, ¿sabes dónde está mi Ejército Infernal?". Mi madre siempre ha sabido que yo muy normal no era, pero nunca ha llegado a entender lo que digo del todo, así que no se preocupó demasiado hasta que se dio cuenta de que mi padre y mi hermano ni se inmutaban. Entonces puso cara de "¿Pero qué me he perdido? ¿Qué habéis hecho con mi familia?" y le tuve que explicar que mi "Ejército Infernal" son mis queridos peluches (y muñecas), que se han adueñado ya del sofá entero xD. la historia es muy larga, así que no voy a explicar ahora el por qué se llaman así.

4-... Y resultó que mi pobre Ejército Infernal estaba en la lavadora T___________T.

5-Y una segunda (y última) anécdota: mi madre había dicho al principio, amablemente, que no me preocupase, que ella me ayudaba después a colocar todo. Pero claro, empecé por los libros, y yo tomé su oferta al pie de la letra. Así que en cuanto empecé, rápido y sin vacilar, a decir "En ese estante van Asimov, Jorgito Lannister, Frank Herbert y Bram Stoker; en este de ahí van las Crónicas Vampíricas; en el de ahí Angel Sanctuary y lo que encuentres de Orwell; ahí Wilde, y en ese otro Tolkien; en el de allí van Death Note, Lem... (es que la frase es muy larga)", huyó vilmente. Es que pensaba que yo era una personita desordenada que podía tener sus libros desorganizados. Pero bueno, que una también tiene sus manías, oye.

En fin, no tengo ganas de seguir contando más, así que simplemente os dejo una muestrita de cómo ha quedado mi cueva ahora.


Ahora me han obligado a quitar la mayor parte de los posters, pero ya caerán más, ya caerán muajajajajaja


Os presento a mi Ejército Infernal... no me digáis que no son monos ^o^


Y aquí una parte de los libros que espantaron a mi señora madre xD

En fin, creo que con esto es más que suficiente por hoy xD.
¡Saludos!

P.D: Sí, la cámara es un verdadero desastre ¬¬'...

25/5/2007

Día del orgullo friki

Sí, señores, hoy, día 25 de mayo, es el Día del Orgullo Friki. Sabéis que odio las etiquetas, que odio que me metan en un grupo o en otro, pero, mientras no sea llevado a ciertos extremos, no me molesta este día.
En fin, hay descuentos en las tiendas, y es divertido ver como el mundo se llena de pseudofrikis dándoselas de entendidos en todo (y le suben a una la moral, por eso de que no hablo cuando no estoy demasiado informada sobre cierto tema y acabo considerándome idiota).
En fin, algún año de estos dejaré una entrada más larga, que ya va tocando, pero hoy ando demasiado cansada como para hacer nada.

PD: Sigo diciendo que no me gusta definirme como friki (aunque en el frikitest me salga un escalofriante 57.4610245 % (Extremadamente friki)... más bien soy más rara que un perro a rayas negras y moradas (o como diría Anita, un perro con puntos rojos... con lo que mola el morado xD).

24/5/2007

Knock, knock...

He aquí uno de esos vídeos que pusieron el otro día en Asshai que me hizo bastante gracia. Aviso que se necesita al menos tener algo de idea de inglés para pillarlo.



PD: Dios, en serio, que tiene pinta de ciertas idas de olla que me conozco xDDDDD.
PD2: Knock, knock...
PD3: El del sofá me recuerda a alguien, pero no sé a quién...

23/5/2007

Yet each man...

El otro día (bueno, ayer) me releí "The Ballad of Reading Gaol", de mi querido Wilde. No sé por qué, pero cada vez que la leo me impresiona alguna parte. Esta vez, han sido estas líneas las que se me han quedado bastante marcadas, aunque otras veces simplemente son otras. En fin, aquí os las dejo:


Yet each man kills the thing he loves
By each let this be heard,
Some do it with a bitter look,
Some with a flattering word,
The coward does it with a kiss,
The brave man with a sword!
Some kill their love when they are young,
And some when they are old;
Some strangle with the hands of Lust,
Some with the hands of Gold:
The kindest use a knife, because
The dead so soon grow cold.

Some love too little, some too long,
Some sell, and others buy;
Some do the deed with many tears,
And some without a sigh:
For each man kills the thing he loves,
Yet each man does not die.

22/5/2007

Y ahora me hablan en sueños ^^'

Pues sí, tal cual, ya es la segunda vez que me pasa eso de soñar con mis queridos personajes dándome ideas para desarrollar alguna parte de la historia.
Para empezar, he de decir que me he decidido a empezar de nuevo (como buena mente atolondrada que soy, lo primero que se me ocurrió fue borrar todo lo que tenía hecho y desarrollar a los personajes de una manera un tanto diferente, lo mismo que la historia... si es que no tengo remedio). Pero en fin, volvamos a lo que venía diciendo al principio.

La primera vez fue mi querido Yuri (pobrico mío, con lo mono que es y lo mal que lo pasa siempre, haga lo que haga), y la conclusión a la que llegué después de sopesar un poquillo todo aquello después de despertarme fue que tenía que morir. Y lo hará, lo sé. A no ser que cambie de opinión, que con el apego que le he cogido me costará matarle. Claro que ahora (solo de momento) todo es posible, que de nuevo no tengo más que un pequeño esquema de los primeros capítulos (en los que finalmente sale mi alter ego muajajajaja).

Y ayer soñé con Paul (que nadie me pregunté el por qué del nombre, que tiene su historia, pero es demasiado estúpida). Bien, al personaje lo tenía poco definido, y últimamente he andado dándole vueltas al aspecto que iba a tener, sin llegar a ninguna conclusión. Pues resulta que en el sueño me apareció el Paul que andaba buscando, simplemente perfecto. Para que os hagáis una idea, sería más o menos el resultado de mezclar la cara de Daniel Brühl en "Good bye Lenin!", el pelo de Light Yagami (curioso, no suelo meter personajes con esos peinaditos, pero es que le va perfecto), con ojos verdes (indispensables para el desarrollo de toda la trama de mi alter ego) y las pintas que podría tener un chaval que se ha dedicado toda su vida a hacer recados de un lado para otro, ya que, a pesar de estar en el grupo dominante, no es de esos que molan mucho, sino que se vuelve a quedar en los intermedios, como al principio. En fin, que al final, después de despertarme he tenido que reconocer que eso de meterlo en la trama de mi alter ego, con su obsesión por los ojos verdes y demás, quedaría más creíble que otras cosas que tenía pensadas.

En fin, hasta aquí por hoy, ya explicaré más experiencias extrañas de estas algún día, que mis personajes se pasean a sus anchas por mis sueños xD.

PD: Dios, adoro a Daniel Brühl... aunque por lo visto soy la única que lo encuentra mono de por aquí ¬¬'.
PD2: ¡Felicidades, Natasha!

¡Saludos!

21/5/2007

Once more with feeling...

Los que conozcáis mi lado más oscuro sabréis que me he visto todas las temporadas de Buffy (y de hecho las tengo todas, y nada de piratas, eh). Me gusta bastante esa serie, aunque claro, también hay ciertas temporadas que me han dado verdadero miedo, pero bueno, por lo demás no está mal, y Joss Whedon mola.
En fin, hoy ando algo zombie y por eso me he puesto a pensar en esta serie... y me he acordado de uno de los episodios que más gracia me hicieron (me encantó, me encantó, me encantó, aunque Sarah Michelle Gellar tiene una voz bastante capaz de reventarle los oidos a cualquiera xD). Si fuera por mí pondría todas las canciones, porque todas son un puntazo, pero como ni tengo tiempo ni tengo ganas, os dejo la del final, a ver qué os parece. Tal vez otro día siga poniendo las demás.


PD: Adoro a James Marsters ^o^.
PD2: También adoro las voces de Amber Benson y de Anthony Stewart Head.
PD3: Ainsss... si es que me encantó este episodio u.u...

¡Saludos!

17/5/2007

¿Ética? (y eso que llaman decadencia...)

En realidad no sé por qué he juntado los dos temas (el segundo ni siquiera es el tema en sí, ya lo veréis xD) en el título, cuando voy a hablar de dos cosas por separado (y brevemente, todo sea dicho).

En primer lugar, tenía que hacer el comentario sobre esa gran desconocida, la "ética" que consigue que unos se queden por debajo del lugar al que podrían llegar (yo ya estaba resignada, así que a mí no me importa demasiado, todo sea dicho xD), porque si no reviento. No voy a especificar más, porque no es plan, y quienes están metidos saben perfectamente de qué estoy hablando. Solo diré que a mí eso de la ética me parece muy bien, pero siempre utilizada en un mundo ideal donde existe esa igualdad de condiciones en la que a muchos les gustaría poder creer. Soy la primera que apoyaría el hacer nuestras apuestas en igualdad, el jugar en igualdad, el enfrentarse en igualdad. Soy la primera que apoyaría eso si la vida consistiese simplemente en ver pasar el tiempo sin hacer nada... pero soy ambiciosa, y eso me lleva a ser competitiva. Y es precisamente mi pobre espíritu competitivo lo que está sufriendo ahora mismo. Porque claro, una cosa es cumplir las normas del juego (que no hay por qué dejar de cumplirlas), y otra muy distinta es decidir que las opciones no escritas, aquellas que con un poco (y solo un poco) de malicia se nos ocurren, son moralmente inaceptables, aun sabiendo que el no recurrir a ellas nos hará jugar en inferioridad de condiciones. En fin, siempre digo que soy idealista (y lo soy, creedme, soy bastante Sansa, para bien o para mal), pero, como dirían en mi casa, una cosa es una cosa y otra cosa es otra cosa xD. *Kerita recuerda que todo esto va dicho con buena intención... y no, no está enfadada xDDD*

Y cambiando de tercio, en pocas líneas (que no tengo mucho tiempo), diré que acabo de terminar (literalmente, hace apenas una hora) una maravilla llamada "Muero por dentro", de Robert Silverberg.
Es una novela (de ciencia ficción suave, la llaman) sobre un hombre, telépata de toda la vida, que ve como su don va desapareciendo. Es uno de esos libros que me llamaron la atención en el momento en que los compré, pero que dejé abandonados en una estantería a la espera de encontrar el tiempo necesario para leerlos, y ahora sólo puedo decir que ojalá lo hubiese leído antes... o tal vez no, tal vez cada cosa debe hacerse justo en el momento que se hace, por la razón que sea.
Ha conseguido hacerme reir (sí, por qué no) mientras en mi cabeza daba vueltas el inquietante tema de la decadencia (que aparece de forma bastante intensa a lo largo de toda la novela). Y al terminarlo, me he quedado pensando, algo que acostumbro a hacer cuando un libro me ha transmitido algo. Y sí, este me ha transmitido mucho.
Es demoledor, porque sabes que en cierto sentido es totalmente real; te sientes identificado con David. Y al mismo tiempo es agradable, dulce y simpático, te hace ilusionarte (lo cual no deja de ser extraño, dado el tema (o dureza) de la historia que cuenta).
En fin, aquí os dejo una frase (no la mejor, porque las hay a patadas y no me da tiempo a buscar demasiado): "Sigue adelante, Schoenberg; al menos cuando eras joven tú comprendiste, captaste la verdad y la escribiste en un papel. Te estoy oyendo, viejo. No hagas preguntas, me dices. Acepta. Solo acepta, ese es el lema. Acepta. Acepta. No importa lo que te ocurra, acepta."

16/5/2007

Girl, you'll be a woman soon...

Hace unos días, en una conversación con unos cuantos conocidos, me enteré de que ninguno de ellos había visto esa maravilla llamada Pulp Fiction. No me sorprendió, la verdad, porque ni es la primera vez ni será la última; por ejemplo, cuando hicimos el trabajo de los cortos y una servidora dijo de meter alguna escena sacada de esta peli, tuve que pegarme mis 5 minutitos explicando que es una peli genial de Tarantino... para que luego me dijeran que Kill Bill es muchísimo mejor, que para eso es más famosa O.o...
En fin, no seguiré dando demasiadas explicaciones, que entonces me tiro años hablando y tampoco es plan. Así que simplemente os dejo aquí una de las escenas más recordadas de la película (que hay muchísimas, pero bueno). Por cierto, me encanta esta canción.



PD: Quiero tener el pelo como Uma Thurman en Pulp Fiction... de hecho podría tenerlo xD.

¡Saludos!

14/5/2007

Tiempo perdido

¿Se puede saber por qué tienen que poner libros de lectura obligatoria en la escuela de idiomas? Quiero decir, bastante tenemos ya con tragarnos ciertos bodrios (véase "Son de mar") en las horas de lengua y literatura. Pero parece que a la gente le ha dado por andar tocando las narices (sí, me cabrea, por si alguien aún no lo había notado, pero todos los años me pasa lo mismo) y plantarnos libros insufribles para hacer un simpático exámen, en inglés, eso sí.

Pues bien, este año, ese magnífico libro era "Quentins", de una tal Maeve Binchy. Si buscáis alguna crítica por internet, o algo, lo más seguro es que encontréis algo como "una maravilla que nos muestra la evolución de la sociedad irlandesa a lo largo de los años reflejada en la evolución de un restaurante bla bla bla", pero os recomiendo que no os guiéis demasiado por eso. El libro es un auténtico bodrio, con todas las letras, pura paja, con personajes totalmente planos y una previsibilidad más que impresionante. Si alguien no me cree, le haré una descripción bastante objetiva (juas, vale, tal vez no tanto, pero más o menos), de los personajes, que además me sirve para acordarme yo de ellos la semana que viene, que mientras voy a leer por lo menos otros dos libros y este es uno de esos demasiado fáciles de olvidar.
En fin, en primer lugar nos encontramos con Ella, una niña bien, rubita y mona, que además es muy lista porque estudia ciencias y saca muy (pero que muy) buenas notas. El caso es que es tan lista que se lía con un sinvergüenza cuarentón (le van mucho los cuarentones O.o) que se larga a España con el dinero de medio Dublín, incluido el de sus padres, y ella sigue pensando que la quería mucho, ainsss. Ese sinvergüenza, Don, es, como he dicho antes, un cuarentón forrado que, como se aburre, en su tiempo libre se dedica a mangarle dinero a la gente para, cuando las cosas se ponen feas, largarse a España con su familia perfecta. Aunque claro, luego llega un tal Derry, que es una especie de Don, pero en versión buena, que además de estar muy forrado, tiene un trauma infantil relacionado con los irlandeses (es que su padre era un irlandés borracho u.u)... en fin, está claro desde el primer momento que acaba con la prota. Luego están las amigas de nuestra entrañable protagonista: por un lado está Deirdre, esa amiga con menos personalidad que nuestra Ella (científica de pro, eso sí), juerguista y leal a la tonta de su amiga, vaya a ser; y Nuala, que empieza siendo tonta y acaba siendo insoportablemente estúpida después de casarse con un niño rico. Pero claro, nuestra querida protagonista no habría sido nada sin la influencia de sus queridos padres (no, no me sé los nombres), que como eran ya viejecillos cuando la tuvieron, la mimaron mucho (así salió), y crearon una especie de familia feliz de esas de cuentos (aunque luego, en un intento inútil de darle algo de interés al libro, resulta no ser tan feliz O.o). Luego están los demás amigos: Nick, el amigo siempre fiel que fue el primer ligue de la prota, y Sandy, su novia, que son los que meten a Ella en un proyecto para hacer un documental sobre el restaurante para que recupere algo de dinero (y de paso, conozca a Derry y sean felices y coman perdices). Brenda, la jefa en funciones del restaurante, que tiene la impresionante facultad de leer los labios, de caerle bien a todo el mundo y ser de hierro, o algo así, aunque esté traumatizada por no tener niños, y Patrick, su marido, que es un personaje tan interesante que no se me ocurre nada que decir de él. Nora, la estúpida de la amiga de Brenda, que se dedicaba, en sus tiempos mozos, a perseguir a los italianos u.u. Blouse, el hermano de Patrick, un chaval muy corto que la autora intenta conseguir que parezca interesante. Quentin, el verdadero dueño del restaurante, que tampoco tiene demasiado que contar... Y así uno tras otro, durante cuatrocientas y pico páginas. Aunque bueno, también hay personajes secundarios igual de interesantes: Yan, Mon, Maggie, Drew, Yvonne, Martin, Derek, Laura, los gemelos, Cathy, Tom, y muchos más igual de aburridos.

Ya sabéis que a mí me encanta leer, y que estoy acostumbrada a leer en inglés... pero es que esto no debería ni estar permitido. Eso sí, no es muy difícil acordarse del argumento: chica chupi-guay conoce hombre chupi-guay que la deja en la ruina, por lo que intenta hacer un documental sobre un restaurante que, después de varios líos (como que el ladrón psicópata vuelva de entre los muertos xD), finalmente, y como está cantado, no se hace. Fin de la historia.

Así que ya sabéis, si queréis leer un libro que es todo paja, y perder el tiempo bien perdido, os lo recomiendo. Si no, mejor alejaos.

¡Saludos!

10/5/2007

Un día...

Pues eso. STOP. Acabo de llegar de cierta excursión a Sevilla e Itálica. STOP. Estoy reventada. STOP. Me he quemado un poquito. STOP. Anda que no me he reído. STOP. He conseguido seguir extendiendo el frikismo por el mundo (dando a conocer la famosa canción del Oso). STOP. Hay gente que me da miedo *intenta no mirar a nadie en concreto*. STOP. Ya si eso contaré cuando pueda soportar el esfuerzo xD.

PD: Diossss... qué ida de olla... en fin, lo dicho.
PD2: ¡Felicidades, Gloria!

9/5/2007

Casualidades, casualidades...

Aviso desde el principio que esta no va a ser una de esas entradas excesivamente interesantes (de esas que encontraréis poquitas aquí), pero la escribo porque me da la gana y punto, que para algo es mi blog (algún día hablaré de esas grandes charlas sobre por qué no tenemos por qué dar explicaciones cuando nos negamos a algo, que están bastante interesantes).
En fin, el caso es que voy a comentar una cosa curiosa de la que me he dado cuenta sin querer. Estuve hablando hace unos días sobre "Pequeña miss Sunshine", ¿verdad? Pues bien, creo recordar que dije maravillas sobre Paul Dano... y el caso es que últimamente me encuentro a Paul Dano hasta en la sopa. Me explico, vi "Pequeña miss Sunshine" un día, y a los pocos alguien me convenció para que viera "La vecina de al lado" (no preguntéis por qué accedí, ni cómo es posible que siga viva a estas alturas xD), y el caso es que ahí estaba O_O (no, últimamente no me informo sobre las películas antes de verlas, he cogido esa manía). Tal vez no fuese su mejor papel, pero bueno, estaba.
Después me vi "L.I.E.", que me encantó, por cierto. Y ahí de nuevo estaba Dano (vale, esta iba con trampa, que ya lo sabía de antes). Pedazo de actuación, desde luego, aquí el chaval demuestra que es un buen actor (por cierto, qué ojazos tiene el condenado u.u), su personaje es un encanto, y la película es de esas que te dejan con ganas de saber más.
Y ya la última fue cuando el lunes me vi "The ballad of Jack and Rose" (¿está traducida? Es que la vi en inglés, así que no lo sé), y de nuevo, ahí estaba. Otra gran interpretación, otro personaje diferente e igual de creible.
Así que, a falta de otras pelis, diré que me he enamorado (metafóricamente, que luego me llaman loca xD) de este actor, y esperaré ansiosa encontrarme por casualidad con más películas suyas.

3/5/2007

A tale that wasn't right

Llevo varios días poniendo Helloween siempre que tengo ocasión (me ha vuelto a dar por ahí... si ya digo yo que voy por rachas), y me he vuelto a enamorar de esta canción (y de la voz de Kiske también, la verdad, qué lástima de hombre...). Así que me he dedicado a buscarla por YouTube ahora que no tenía nada que hacer y he encontrado esta joyita.



PD:Y repito y repetiré mil veces si hace falta... pedazo de voz...

¡Saludos!

2/5/2007

Algo de cine...

Pues eso, después de varios millones de años sin acercarme a ordenador alguno (a saber, a lo mejor en el tiempo de algún planeta lejano es así xD), vuelvo para poner al día el blog y no perder la apuesta. Y ya de paso, aprovecho y hago un pequeño comentario de todas las pelis que me he visto estos días, porque la verdad es que me ha cundido el tiempo...
Bien, entonces, empezaré:
-Mi Idaho privado (aka My own private Idaho): Como dije, me puse a mí misma los dientes largos después de hacer un comentario sobre River en este blog en el que ahora mismo escribo, así que aproveché lo que me quedaba de tarde para verla de nuevo. Hacía bastante que no la veía, y lo único que recordaba es que me había dejado buen sabor de boca. Y de nuevo, ese recuerdo se me ha quedado. Es una película que a mí me parece preciosa a su manera, dura, eso sí, si te metes en la piel de los personajes. Grandísimas interpretaciones (siempre desde mi inexperto punto de vista, por supuesto)... grandísimos Keanu y River.
-Paris, je t'aime: Esta tenía ganas de haberla visto cuando la pusieron en el cine la primera semana, aunque me quedé con las ganas, por eso de que ciertas personas pasan a ir a ver películas que no sean lo de siempre (lo que me recuerda que tendré que buscarme la vida para ver The Fountain, que encima tendré que ir a Málaga). Para quien no lo sepa, es una especie de recopilación de cortos que tienen en común dos cosas: París y el amor (en algunos casos más directamente que en otros). Me pareció una película algo irregular, con unos cortos geniales y otros no tanto. Si tuviera que elegir, me quedaría con el de la nana (o cómo decir mil cosas con apenas una canción y una mano), el de la actriz y el ciego (sí, el de Natalie Portman), el del metro (Buscemi es Dios, y los Coen también), y el último de todos.
-Oscura Inocencia (aka Mysterious skin): La tenía pendiente desde hacía bastante tiempo, y la verdad es que me encantó, desde el principio hasta el final. He de reconocer que es una de esas películas que o bien te encanta o bien te parece un auténtico bodrio. Como ya he dicho, a mí me pasó lo primero, y me alegro, porque sé que podré volverla a ver. Me gustó el punto de vista desde el que se trata un tema tan serio como es la pederastia, y me gustó la evolución de unos personajes muy bien retratados. Me sorprendió ver a Joseph Gordon-Levitt, que hacía años que le había perdido la pista, y me gustó muchísimo su papel. Me alegro de verlo en películas así, la verdad.
-Pequeña miss Sunshine (aka Little miss Sunshine): Simpatiquísima película, y dulce como pocas (aunque sin dejar de ser algo ácida, la mezcla perfecta). Me la habían recomendado miles de veces, pero leía el argumento, pensaba en los montones de películas iguales que hay y se me quitaban las ganas. Finalmente, me decidí a verla, y aquí estoy, deseando conseguirla en V.O. (es que la vi con mis padres, y no los veo yo viendo pelis en inglés, la verdad), para disfrutarla como Dios manda. Y es que tiene algo que la hace totalmente diferente a las demás, es original, y tiene un guión increible. Además, los actores no podrían haber estado mejor elegidos. Destacar, destacaría a Paul Dano (aunque ya he dicho que todos me parecieron extraordinarios), no por nada, sino porque tiene quizás al personaje más difícil de todos, ese personaje que con otro guión o con otro actor todos (yo la primera) habríamos deseado mandar bien lejos a la primera de cambio, y sin embargo, a mí me encantó.
-El truco final (aka The prestige): Me decepcionó; me habían comentado maravillas de esta peli, pero me supo a poco. No sé si es que estaba yo inspirada o que era demasiado obvio, pero supe de qué iba a ir el final bastante pronto. En fin, no me pareció mala película de todos modos, simplemente era menos de lo que esperaba (repito que me la habían puesto por las nubes).
-Infiltrados (aka The departed): Otra que no me pareció para tanto ni mucho menos. De acuerdo con que es una buena peli, con que tiene momentos verdaderamente excelentes, con que DiCaprio se sale y todo eso. Pero hubo trozos que se me hicieron eternos. Seré yo, que a veces soy rara.
-Amores perros: No, aún no la había visto xD. Es exactamente como me la imaginaba, así que no me decepcionó, aunque tampoco me impresionó. Te atrapa, y te mete en la historia, y eso es bastante, teniendo en cuenta lo que se suele ver por los cines últimamente. Y te deja una sensación extraña, que aunque tal vez no dure mucho, ahí está.
-Piratas del Caribe. La maldición de la Perla Negra: No hay nada que comentar, simplemente, ayer mis hermanos se empeñaron en verla y no tenía nada mejor que hacer. Además, sale Johnny Depp. Pues eso, si de esta película ya está dicho todo, para echar el rato está bien, nada más.

Y bueno, creo que con esto ya está, que hoy ya he hablado más de lo que tocaba u.u.
¡Saludos!