4 ene. 2010

Y, ya sí, Veronica Mars

Anoche acabé por tachar otra de mis tareas pendientes de la lista. Me vi los cuatro últimos capítulos de Veronica Mars.
La verdad es que la serie está bastante bien. Sobre todo si te gusta Buffy, ya que, quieras que no, tiene muchísimos elementos comunes: chica rubia expija "diferente" de todos los demás por las circunstancias, grupito de amigos bastante similar a la Scooby Gang, resolución de casos semanales (en las que sus compañeros de clase se dedicarán a poner verde a Veronica, pero luego bien que van a ella cuando necesitan ayuda), caso general (si en Buffy había un malo general por temporada, aquí simplemente son casos por temporada, excepto en la tercera, que hay dos casos grandes y varios capis sueltos), mismo tipo de ambiente (en el instituto y luego en la universidad), etc.
No quiere decir que una serie sea un calco de la otra, ni mucho menos. Pero probablemente, si te gustó una, te gustará la otra.


A los que se echan para atrás en cuanto oyen "serie de instituto"... Pues a ver, Veronica Mars ES una serie de instituto, eso no se lo quita nadie. Y recorren prácticamente todos los dramas y culebrones (o casi) que puede seguir este tipo de serie. Pero lo hacen bien, de forma bastante simpática y sin caer en dramas existenciales cutres. Y, sobre todo, no es solo una serie de instituto. Cada caso general puede llevar por sí mismo la trama entera de la serie. Están bien construidos y, aunque con un poco de ojo se ve venir cómo acaban (el de la primera temporada estaba cantado por lo menos desde la mitad (incluso antes, pero para la mitad de la temporada era bastante obvio), el de la segunda me lo vi venir desde la primera vez que aparece el personaje (aunque no el motivo) y los dos de la tercera también se ven venir casi desde el principio (el segundo, de hecho, lo pensé antes de que empezasen a investigarlo xD)). Los mini-casos semanales... pues alguno es más obvio y otros son menos obvios. En cualquier caso, es una serie bastante entretenida de ver en este sentido, de ir viendo cómo van resolviendo cada uno de los casos.

En el aspecto de los personajes, tiene puntos fuertes y puntos débiles. Los hay bastante petardos, como Piz (o va a ser cosa de Chris Lowell, porque no falla, todos sus personajes son profundamente estúpidos) o el panoli de Duncan, pasando por Parker, que prácticamente está en la serie para ocupar espacio.

Y los hay enormes o, al menos con cierto encanto. Para mí, el personaje de Logan es de lo mejorcito de la serie. El pobre, aparte de ser un desgraciado de la vida, es un cacho de pan. Y llega a serlo (o más bien lo acabamos viendo) a través de una evolución que no se ve mucho en series de instituto. Aparte de este, yo tengo que decir que adoro muchísimo al sheriff Lamb, que de tan inútil era condenadamente adorable. No es plan de hacer spoilers, pero cierto momento de la tercera temporada relacionado con este personaje es, probablemente, lo que más me marcó de la serie. O Vinnie, que simplemente de tan caradura, también es adorable. Dejo también un huequecito para Cliff, Mac, Weevil o la pobre Meg.



Veronica, por sí misma, no me cae ni bien ni mal. A veces lleva unas actitudes bastante cansinas, pero sin llegar al punto de hacerse insoportable. No es una protagonista a la que adores porque sí (yo al menos). Pero tampoco se hace odiosa. Y cuando se pone a hacer gracias (o voces varias) o a cantar, es imposible que exista gente a la que no le encante.

En cuanto a las caras conocidas que se pasean por Neptune, pues un montón. Aparte de Kristen Bell (que, por cierto, tiene la mejor voz del planeta a la hora de darle distintas entonaciones. No hay más que ver las diferencias entre Gossip Girl y la mayoría de las veces que va narrando cosillas en Veronica Mars), dieron vueltas regularmente por ahí Charisma Carpenter, Alona Tal, Tina Majorino, el petardo de Chris Lowell o Amanda Seyfried. También Alyson Hannigan aparece en varios episodios. Thessa Thompson puede sonarle a alguien porque es de esas actrices que se han paseado tanto por Grey's Anatomy como por Private Practice. Y, con eso de que además hay casos episódicos, muchos otros han aparecido en algún capítulo suelto, como los primos de Arrested Development, Michael Cera y Alia Shawkat (épico, por cierto, su papel si se ha visto Arrested Development... Porque me suena a mí que Maeby andaba por ahí diciendo que a ver si le veían pinta de universitaria). Pero también Jane Lynch, Leighton Meester, Nelsan Ellis (por cierto, qué guapo es este hombre, por Om) o Dianna Agron que, de hecho, sale tres veces, aunque es difícil (pero no imposible, que yo lo hice :P) reconocerla en dos de ellas.


Y, por supuesto, no hay que olvidarse del cameo de Joss Whedon en la segunda temporada. Si es que, cuando yo digo que esta serie mola, es que mola. Y fun y pin.

¡Saludos!

PD: No tiene nada que ver, pero... ¡Kevin Alejandro se une a True Blood! Le tengo bastante cariño a este hombre desde la (bastante) infumable Shark, así que me alegro. Se supone que su personaje es un love interest para Lafayette ;).