5 mar. 2010

American Idol (II)

Pues vistas las actuaciones de esta semana. De nuevo, aún no tengo ni idea de quién se queda y quién se va (de hecho, esta vez ni he abierto el twitter, para no enterarme como la semana pasada). Así que comentaré simplemente las actuaciones de cada cual (e intentaré no enrollarme demasiado, que tengo una facilidad para enrollarme cual persiana impresionante).

Pues bien, se suponía que el martes les tocaba cantar a las chicas, pero tuvieron que atrasar la gala un día debido a problemas de salud de Crystal, así que les tocó a los chicos subirse al escenario. Y la verdad es que en conjunto fue un programa bastante mejor que el de la semana pasada.
El primero en salir al escenario fue Michael Lynche. Y estuvo bien, fue una buena actuación, creo yo. Desde luego, la canción la escogió bastante mejor que la semana pasada, y eso se notó. De todos modos, a mí no acabó de convencerme del todo. No sé si porque no creo que fuera la actuación más indicada precisamente para abrir el programa o qué, pero para mí había algo que no acababa de encajar.
Después le tocó a John Park. Soso y sin ningún tipo de carisma en el escenario, es todo lo que tengo que decir.
Casey, por su parte, dio un giro de 180 grados respecto a la semana pasada. Y Kara dirá lo que quiera, pero yo lo veo mejor así. Durante la canción le tembló algo la voz, y es verdad que perfecta, lo que se dice perfecta, pues no fue, pero a mí me gustó bastante. Lo vi mucho más cómodo, menos “vestido de obligación con la ropa de los domingos” y con bastante carisma (estamos hablando de un tío que hasta ahora me había parecido la cosa más sosa del planeta). Por cierto, lo suyo debe de ser la razón más surrealista para no tener una televisión en casa que he oído en la vida xD.
El que pegó un salto impresionante desde la actuación de la semana pasada a la de esta fue Alex Lambert, que simplemente estuvo estupendo. Guitarra en mano y sin tener que andar moviéndose por el escenario sin saber qué hacer, se le notaba muchísimo más cómodo, más seguro y con menos miedo. Y dado que eso es lo que tenía que mejorar la semana pasada, porque este chico tiene una voz que ya le da mil puntos, para mí fue de los mejores de la noche con diferencia. Además, el chico es un amor con patas. A mí es que me ganó con lo del idioma inventado.
De Todrick no sé muy bien qué decir. Su actuación no me pareció mala (una vez se separó del pie de micro especialmente, aunque en realidad el cambio a mejor lo vi algo antes); no la mejor, pero tampoco mala. De hecho, desde que empezó a moverse un poco en el escenario me gustó bastante. De todos modos, si el pobre no está más perdido que un pulpo en un garaje, tiene mérito, porque no he visto más consejos contradictorios juntos en la vida. Ahora, o Kara no sigue el mismo programa que yo, o no lo entiendo. Porque precisamente no es de los que caen bien, aunque a mí me caiga estupendamente. Es decir, esa actitud arrogante y creída y pasivo-agresiva que lleva no lo hace precisamente likeable para el público en general.
Jermaine me sigue molestando cuando abre la boca. Ya no solo cuando canta (que también), sino también cuando habla. Qué tío más petardo, de verdad. En cuanto a lo que es la actuación en sí, pues no me gustó (y eso que en su defensa tengo que decir que esta vez no gritó). Simplemente no me dijo nada; este chico cuando canta siempre me parece muy forzado.
Otro que tampoco me dijo mucho fue Andrew Garcia (y ya van dos seguidas). Este chico tiene buena voz y además tiene un algo que hace que caiga simpático. A mí al menos me pasa. Pero también tiene una facilidad pasmosa para elegir e interpretar canciones sin que nos digan nada.
Aaron Kelly, por su parte, me sonó totalmente a karaoke. Quizá fue la elección de canción, no por no hacerla suya, sino simplemente por lo mismo que le pasó a Paige la semana pasada: parecía estar encima del escenario en un karaoke.
Tim Urban evidentemente estuvo mejor que la semana pasada. Pero es que eso no era difícil. De todos modos, bien, lo que se dice bien, pues tampoco estuvo: actuación sosa, floja en cuanto a voz y sin absolutamente nada más que decir de ella. Estoy de acuerdo con Ellen en que debería plantearse ser actor, aunque (la mayoría de) los chicos de Glee le dan mil vueltas como cantantes. Yo es que cada día estoy más convencida de que este chaval se ha escapado de la Disney… ¿esa pinta, happy family y la importancia de rezar antes de salir al escenario (aunque, siendo justos, hay varios que lo hacen, pero vamos, este es que parece recién sacado de la Disney)?
Por último, salió al escenario Lee Dewyze y creo que la suya fue mi actuación favorita de la noche. Tiene buena voz y una fuerza tremenda en el escenario. Ahora, una cosa de la que me di cuenta y que no es nada positiva: Lee fue uno de mis favoritos la semana pasada… y esta semana ni me acordaba de que existía (mientras cantaba Tim, me tiré un rato pensando quién quedaba y no se me ocurría nadie). Teniendo en cuenta que ni siquiera yo me acordaba, me da muy mala espina.

La noche siguiente fue la de las chicas. Y a mí me volvieron (en general) a decepcionar.
La que abrió el programa fue Crystal, lo suficientemente recuperada como para hacer una versión decente de Creedence Clearwater Revival. Y al jurado les encantó. Yo no puedo decir lo mismo. Es decir, ya digo que fue una versión decente, pero ni de lejos me pareció tan estupenda. Que quizá sea que me encanta esa canción y la versión me supo a poco, pues no lo sé, pero yo a esta chica la he visto mejor otras veces. Igualmente no sé cuánto de ello tiene que ver con que acabara de salir del hospital, pero vamos, que para mí de decente no pasó.
Haeley Vaughn escogió una canción de Miley Cirus (un momento, voy a pegarme cabezazos contra la pared un ratito y ahora vuelvo). Tampoco estuvo especialmente bien; igual que le pasó la semana pasada, su voz se iba de juerga sin ella continuamente. Pero el principal problema lo vi en que, a pesar de que teóricamente sea una elección de canción más acorde a su edad y personalidad, la vi mucho más fuera de la canción que la semana pasada. Porque la semana pasada destrozaría la canción, pero al menos transmitía buen rollo en el escenario y le daba un aire curioso a la canción. Esta semana simplemente estuvo aburrida.
Con Lacey, pues tres cuartos de lo mismo. Aburrida a más no poder. Además, al principio especialmente le temblaba la voz, lo que juntándolo con la elección de canción, hizo que fuera otra de las que parecía que estaban en un karaoke.
Katie Stevens estuvo algo mejor que la semana pasada, pero tampoco para tirar cohetes. Vocalmente no tengo ningún problema con ella, pero la sigo viendo muy muy seria. Demasiado para que pueda gustarme, porque desde luego no se luce cuando parece que sus padres la visten y le preparan lo que tiene que cantar y cómo.
Didi me decepcionó un poquito. La chica tiene muy buena voz, eso no se lo quita nadie, pero simplemente no encaja con este tipo de actuación (que no de canción, porque versiones de esta canción que funcionen para ella se pueden hacer a punta pala). No sé, la veía un poco fuera de lugar.
Michelle hizo una mejor elección de canción que el otro día (principalmente porque elegir Falling tiende a ser un suicidio), aunque tampoco me dijo nada. Es decir, correcta, guapísima, pero nada más.
Entonces, claro, llegó Lilly y aquello fue un cambio brutal teniendo en cuenta las anteriores. Cada vez me gusta más esta chica, su tono de voz, la elección de canciones que hace y cómo las canta y les da ese toque tan suyo.
Sobre Katelyn Epperly tengo que estar de acuerdo con Ellen. No sé si será que cuando lo vi era bastante tarde (sobre la 1:45, teniendo en cuenta que me había levantado a las 6 de la mañana) o que las canciones de Coldplay a mí, aparte de para avisarme de cuándo va a aparecer JDM en Grey’s Anatomy (las entrevistas de Craig Ferguson a JDM son épicas. Y fun y pin), me sirven principalmente para que se me cierren los ojos instantáneamente. Pero el caso es que me costó la vida aguantar despierta toda la actuación.
A Paige Miles se le vio un poco el plumero (ahora que Simon le había dicho que tenía la mejor voz de las chicas, le tocaba ganarse a Kara). Pero aparte de eso no sé muy bien qué pensar de la actuación. A ver, a mí me parece que la chica canta bien. Pero si la semana pasada parecía que estaba cantando un karaoke, esta semana no sé muy bien lo que parecía. Quizá un momento musical de una comedia romántica al uso. No lo sé. Y eso no es precisamente bueno. A esta chica, de todos modos, lo que le falla es la elección de canciones, porque van dos de dos.
Y cerró la noche Siobhan, que después de esta actuación sigue siendo mi favorita. Cuando dijo que iba a cantar Aretha me eché a temblar… Pero cuando te metes en semejante berenjenal y la cosa es que sales bien parada, tiene mucho más mérito que cuando no te arriesgas. Y a ella le salió genial. Puede que la canción tuviera algún punto más flojo, pero es que tuvo unos momentos tan buenos (esa nota, madrecita mía) que simplemente me encantó. Y ella cada vez me cae más simpática xD.

En fin, teniendo todo esto en cuenta, mis favoritos de esta semana son:
-De los chicos: Lee, Casey, Alex Lambert y le doy un voto de confianza a Todrick.
-De las chicas: Siobhan, Lilly y Crystal. No tengo una cuarta. Simplemente están ellas tres y luego todas las demás.

Anyways, ya luego me veré las eliminaciones y ya comentaré algo más.

¡Saludos!