31 de oct. de 2007

Halloween

Actualización rápida, que no me da tiempo a más u.u'. Un año más, las costumbres extranjeras aplastan con sus implacables golpes a las nuestras propias de toda la vida, como diría alguien xDDD. Y es que sí, un año más, aquí está Halloween, y mi barrio se convertirá en una especie de película americana ñoña y molona. A mí, ni me va ni me viene, la verdad... no puedo ir a ningún sitio por motivos técnicos, así que me quedaré en casita, abandonada por este mundo cruel... o algo.
Si no, tal vez me hubiese pasado por la fiesta de Salva, que me da hasta penica no ir... con lo que molaban las invitaciones, ¿verdad, Ana?



En fin, ¿a que molan?

PD: Mañana tal vez me anime y haga las Crónicas de la Cúpula I. Tenía pensado escribirlas ayer, pero no me dio tiempo.
PD2: Hacer el friki en clase mola. Y que lo sepáis... Edgar es Sócrates... Paulita es Platón... y Rosa y yo somos sofistas... y hay documentos gráficos que lo demuestran xD. A nosotros no se nos va la olla, no.

¡Saludos!

28 de oct. de 2007

Frozen

Os dejo un vídeo (como siempre, muy a destiempo, para no perder las buenas costumbres :P) que me gusta bastante. La canción ("Frozen", de Within Temptation) es bonita y tiene ese algo que hace que si te metes en la historia, se te haga un nudo en la garganta, desde luego. Pero, con lo que me quedo, sin dudarlo, es con el vídeo en sí. Refleja perfectamente lo que nos cuenta la canción... Y para qué negarlo, me encanta la ambientación que le dieron (principios del siglo XX, que ya sabéis que esa época, junto con finales del XVIII y el XIX entero, me encanta).
Ale, echadle un vistazo ^o^.



PD: ¿Estudiar? ¡¿Para qué?! u.u'''

¡Saludos!

27 de oct. de 2007

Mirando atrás

Un día, cuando todo haya pasado, mirarás atrás. Mirarás hacia el lugar donde antes estabas tú y te darás cuenta de que ya no estás. Será el mismo lugar, pero todo será diferente. Las mismas baldosas. Las mismas paredes. Las mismas ventanas. Todo estará como lo dejaste, pero no será ese lugar el que eches de menos. Solo te darás cuenta entonces, cuando hayas estado un rato mirando; porque verás un espacio vacío. Verás tal vez un espacio vacío lleno de pequeños detalles que, aunque hermosos, no te pertenecen, no forman parte del lugar que tú crees recordar. Y entonces, esa mirada, ese lugar que no es el tuyo, pasará a formar parte de ti. Ese lugar se unirá a aquel que una vez ocupaste para hacerle compañía en la pequeña cueva sin fondo en la que guardas cada instante en forma de recuerdos.
Tal vez, algún día, vuelvas a por aquel momento, deseando repetir la sensación de desconocimiento y duda que te llevó a guardarlo. Sabrás que está ahí, haciendo compañía a aquel otro de risas y buenos momentos. Lo verás, incluso, de forma algo difusa, eso sí. Tratarás de rozarlo con los dedos, siempre cerca; nunca lo suficiente. Y volverás a darte cuenta, al tropezar de nuevo con el mismo guijarro de siempre, de que siempre se mantendrá escondido detrás de la vitrina que te mantiene un paso por delante del pasado.
Guardarás una vez más el instante de lucidez en el frasco de lo que llaman recuerdos. Tal vez te preguntes si las cosas habrían sido diferentes de haber podido volver al primer recuerdo. Querrás saber si aquello realmente ocurrió o fue tan solo un sueño. Será el momento de las condicionales. Será el momento en el que te preguntarás si aquel pequeño paso llevaba la trayectoria perfecta, si no se había desviado unos milímetros hacia el espejo de la locura.
Solo entonces te darás cuenta de que no hay más camino en el pasado que el que una vez ya hiciste. Frente a ti se abrirán mil puertas que con el paso del tiempo habrán sido meras ilusiones; un engaño a los ojos cansados del que desea abarcar el mundo en una mirada.
Tal vez sonrías. Tal vez prefieras sumergirte de nuevo en el recuerdo de un ayer cualquiera. No importará, pues conocerás la delgada línea que separa lo real de lo irreal, que convierte a lo primero en lo segundo. Y en eso, precisamente en una delgada línea de color inexistente, residirá el valor de tu día a día.

A veces quiero recordar un momento. Y entonces recuerdo. Recuerdo un gato en Nochebuena, una chimenea vacía, volar en un salto... Recuerdo un sofá, una palabra, una gota de lluvia en la ventanilla del coche... Recuerdo una sonrisa, un grito, al chico de la bufanda... Recuerdo esas escaleras que una vez se llenaron de las risas de aquellas que tenían un mundo en común y hoy son completas desconocidas. Y entonces sonrío. Sonrío porque puedo ver ese pasado sin volver a él.

PD: Y algún día tal vez recuerde haber estado escribiendo esto mientras debía haber estado estudiando u.u'.
PD2: ¡Viva O'Donnell! xDD
PD3: MI O'Donnell ¬¬'...

¡Saludos!

23 de oct. de 2007

Gansita al habla xD

Hoy soy una gansita embuchada... pero feliz. No sé muy bien por qué, pero estoy de buen humor. Esperemos que dure, que me estaba cansando de estar de mala leche. Está mejor tomarse las cosas con algo de ironía (que no cinismo), te lo pasas mucho mejor. Nada de sonrisas falsas, que quede claro... no me van esas cosas (¿indirecta? u.u'). Aunque a algunos parecen gustarles... allá ellos.

El jueves empiezo los exámenes. He estudiado poquito, pero eso es más que nada, así que me conformo. De todos modos, como digo, mejor tomarse las cosas con ironía. Te ríes más. Sufres menos.

Por cierto, que estudiar historia tiene su gracia si te lo tomas con humor. Hay períodos que son la cosa más surrealista del mundo. Lo que me he podido reir yo esta tarde con Amadeo de Saboya y con la I República. Si es que no sabéis ver los surrealismos e idas de olla que yo veo... ni imaginaros a ciertos personajillos con la sonrisa perversa de andar tramando algo de los dibujos animados xD.

Y de momento, poco más. No sé si me pasaré mucho por aquí estos días. Ya veré.

PD: Paula, tus gustos son casi tan raros como los míos O.o.
PD2: Dos días de frases en una mañana. Como mañana sigamos tan mal, no voy a tener sitio para apuntarlas.
PD3: ¿Alguien quiere hablar del cambio climático? xDDDDD

¡Saludos!

21 de oct. de 2007

Duvet

¡Tengo altavoces! Wiiiiii!

Y para celebrarlo, aquí os dejo el opening de Serial Experiments Lain.



PD: Qué de gente subnormal anda suelta por el mundo. Unos hacen el idiota y se creen los amos del mundo. Otros les ríen las gracias y se creen completos y comprendidos. Todos ellos viven en una hipocresía absoluta. Triste, muy triste. Pero cierto. A los hechos me remito; que se dé por aludido quien quiera.
PD2: Vaya chute de geografía me he pegado esta tarde. Mañana no me acuerdo de la mitad, pero acordarse de la mitad a dos días del examen es mejor que no acordarse de nada tres días antes del mismo.

¡Saludos!

Letras cruzadas VI: Sara

Este lo que me ha costado más que nada ha sido pasarlo al ordenador. Teóricamente, lo iba a pasar antes de poner aquí el anterior. Pero es que a veces me puede la pereza, qué le voy a hacer.
En fin, que aquí os lo dejo.

Había comprado aquel retrato porque había algo en él que le recordaba a Marc. No era lo que el dibujo mostraba, sino lo que ocultaba. Se había dado cuenta enseguida. Había tantos detalles, tantos sentimientos escondidos entre aquellos trazos…

Además, apenas le había costado unas pocas monedas, ¿y que eran ellas sino un simple trozo de metal? El dependiente le había dicho que no tenía ningún valor, que solo era un trozo de papel que había permanecido escondido durante algunos siglos , pero no tantos como para ser importante. Un simple retrato como otros muchos. Menos valioso que cualquiera de ellos, seguramente. ¿Qué le importaba a aquel hombre deshacerse de él?

Pero ella quería saber más de aquel muchacho. Y lo supo. Todo el mundo lo sabía, pues era una triste leyenda local. Un joven científico… un matemático, tal vez. Eso no importaba. Inteligente como pocos se habían visto en aquella ciudad olvidada por todos. Una joven promesa que se quedó en nada, demasiado loco, demasiado perdido para encontrar el camino de vuelta desde aquel lugar al que se había marchado sin cambiar de sitio. Una leyenda sin nombre pintada por alguien anónimo. Eso era todo.

Pero Sara se había enamorado de aquel simple trozo de papel. Veía en él lo que sus ojos tantas veces habían visto al mirar a Marc, lo que seguían viendo incluso ahora, cuando todos parecían haber preferido olvidarse de él. Quien hubiese pintado aquello no era alguien cualquiera, no era alguien anónimo. Quien hubiese pintado aquello era, sin duda, quien mejor conocía a aquella joven promesa. Había conocido a alguien demasiado bien. Eso lo hacía ser alguien, no cabía duda. Era bonito pensar en ello. Pero también era triste, de algún modo.

Volvería al hospital. Se estaba haciendo tarde y aún no se había despedido de él. Tenía que cumplir con su pequeño ritual diario, con su pequeña rutina.

Caminaba deprisa, no quería perder el tiempo. No quería que le volviesen a cerrar la puerta en las narices, como ya habían hecho otras veces.

Pero llegó. Últimamente siempre llegaba, costase lo que costase. Lo encontró como lo había dejado, en la misma postura que aquella mañana, rodeado de aparatos que ella no comprendía.

Algún día se despertaría, estaba segura. Aquello era lo que llevaba años repitiendo a aquellos médicos que la miraban con una mezcla de lástima y admiración pintada en los ojos. Y ella sabía que tenía que seguir viniendo. Por Marc. Por ella. Por aquellos que le sonreían a veces con los ojos al verla cruzar de nuevo el pasillo en la misma dirección de siempre. Simplemente, tenía que hacerlo.

—Buenas noches. —susurró. Y lo besó con suavidad, como venía haciendo cada noche desde aquel día de febrero, sin esperar una respuesta.

PD: Y van 100 entradas ya. La que no iba a escribir ni 2 u.u'.
PD2: Creo que debería acostarme ya. Mañana tengo que estudiar quiera o no. Si no, voy a tener que inventarme tiempo durante la semana.

¡Saludos!

18 de oct. de 2007

¡Somos gansos!

Sin que tenga nada que ver con el título (que luego explicaré, por cierto), diré que vuelvo a tener internet. Mejor dicho, vuelvo a tener ordenador, y ya de paso, internet.
Como algunos saben y otros no, la madrugada del lunes al martes hubo una tormenta bastante impresionante por estos lares, con truenos y rayos y todo eso que se supone que tienen que tener las tormentas para molar. Pues bien, se nos olvidó apagar el ordenador por la noche (supongo que será la falta de costumbre :P)... y claro, el pobre entró en estado crítico.
Pues eso, dos días sin ordenador, y sin internet. No creáis que me he muerto, que tampoco es para tanto, que puedo vivir perfectamente sin internet :P.
Lo único es que:
1-Ahora tengo muchos temas pendientes en Asshai y me va a costar la misma vida ponerme al día.
2-Me habéis llenado la bandeja de entrada, pedazo de burros. Llego a estar sin ordenador un mes y no sé qué le habría pasado a mi correo... con lo mono y ordenadito que lo tengo siempre ¬¬''.
Pero bueno, el caso es que vuelvo a tener ordenador, que era lo que iba a decir.

Y ahora pasemos a otro tema. Y es que Rosa ha descubierto que somos gansos... sí, para los que no lo habían pillado, de ahí viene el título xD. Y tiene su lógica, no creáis. El caso es que nos embuchan de deberes y temas y resúmenes y fichas y más y aún más... hasta que no podemos más. De ahí nuestro parecido con los gansos. Y claro, ahora es cuando empezamos a temer que nos quieran quitar el hígado después para comérselo sin darnos una recompensa siquiera. Venga ya, si se van a aprovechar así de nuestra "buena voluntad", al menos... quiero una parte de los beneficios muajajajaja. Idas de olla aparte, queda claro que somos gansos.

Ale, una que se va a estudiar, que si acabo con el segundo tema de geografía hoy seré un poco feliz.

¡Saludos!

12 de oct. de 2007

Hablemos de series...

Otra entrada que tenía pendiente... si es que últimamente no tengo tiempo para nada u.u'. Como dije, pensaba seguir viendo Héroes, Mujeres desesperadas y Anatomía de Grey; terminar la segunda temporada de The IT Crowd y poco más.
Bien, pues iré por partes.
Para empezar, llevo dos capítulos de la cuarta de Mujeres desesperadas. Más o menos lo mismo de siempre, lo que de momento me va bien. Si veo que me empieza a faltar tiempo, esta será la primera serie que aparque, porque sé que la voy a poder retomar más adelante sin grandes problemas. De momento no empieza mal, siempre que no esperes otra cosa que más de lo mismo. Lo mejor... pues lo de siempre, Bree, y en segundo lugar Lynette. De todos modos, la temporada acaba de empezar y aún no se puede decir mucho. Ainsss... ya podrían sacar un poquito más a Andrew, que apenas se le ve. Con lo que mola ese personaje, y más que un secundario es un ¿terciario? ¿cuaternario? (juas, qué mala es la geografía :P).
En segundo lugar, ya he visto los dos primeros de Anatomía de Grey. La idea es que sigue cayendo en picado, como era de esperar. Admito que hay algún que otro momento bastante interesante, pero también hay otros verdaderamente infumables. No sé qué esperar, la verdad... pero es que me cuesta tanto no verla (es que... mi Alex es lo que tiene * . *). Como dato aparte, he de decir que la hermanísima me cae mejor que la panoli de Meredith, pero eso no quiere decir que me caiga especialmente bien. Por Eru, si la mitad de sus diálogos parecen hechos para un niño de tres años u.u'. En fin. Tengo el tercero para ver, pero le he echado un vistazo por encima y me da algo de miedito u.u'. Tal vez lo vea mañana.
Con Héroes pasa una cosa curiosa. Como entretenimiento sigue estando bien, aunque en esta segunda temporada, y con tres capítulos vistos, tengo que decir que hay tramas que caen en picado. La de Hiro me parece una absoluta gilipollez, a decir verdad. Claro que se salva un poco por el gran Kensei xDDD. La de Peter... para qué voy a hablar, tenían que haber quitado a ese panoli de en medio antes. Sobra como personaje. Semejante personaje arquetípico no tiene sentido a estas alturas. Lo aguantaba poco en la primera temporada, pero es que ahora que ni siquiera el argumento justifica su existencia, no lo trago en absoluto. Sylar... sigo diciendo que podrían haber puesto a otro actor... entonces tal vez molaría y mucho. Nathan sigue molando, cómo no. Los mexicanos me ponen de los nervios; no aportan nada a la trama, y me pone histérica eso de pasar de repende de un idioma a otro. Me cuesta la vida misma enterarme de lo que dicen u.u'. Por otro lado, Mohinder y Parkman hacen muy buena pareja muajaja... vaya discusiones de casados que tienen xD. El nuevo amiguito de Claire no me cae bien, tiene pinta de panoli xD. Y Bennet sigue molando mucho.
Pasemos a The IT Crowd. Temporada terminada, una lástima. Lo que me puedo reir yo con esta serie no es normal; ya dije que es altamente recomendable. Así que, como ya he hablado de ella, de momento aquí lo dejo. Echadle un vistazo si podéis, no digo más xD.
Y finalmente, como dije ayer, me he animado a ver A dos metros bajo tierra. Llevo vistos 5 capítulos de la primera temporada y estoy mordiéndome las uñas mientras espero a ver el 6º. Qué grande es esta serie, madre. No me esperaba tanto ni de lejos, y aquí me tenéis... viendo cómo narices voy a planear mi vida para poder seguir teniendo tiempo para verla. Tiene unos personajes geniales (aunque, por el momento, yo me quedo con David; o con Claire, que también mola lo suyo. Brenda está empezando a despertar mi interes, y el chaval puertorriqueño que trabaja para ellos (no me acuerdo del nombre xD) también es muy grande). En fin, ya comentaré más cuando acabe de ver la primera temporada, porque me parece a mí que la serie lo va a merecer.



¡Saludos!

11 de oct. de 2007

Ensayo sobre la ceguera

"Un extraño mal, la ceguera blanca, se extiende sin freno entre la población de una ciudad. Alertados por el peligro y el miedo al contagio, los ciegos serán recluidos, internados en cuarentena, separados del resto de la población que paulatinamente irá cediendo a la enfermedad.
En la lucha por sobrevivir en este nuevo mundo inundado por una espesa luz blanca y el caos, las personas olvidaran los principios éticos y morales para convertirse en seres crueles, egoístas y mezquinos, creando una sociedad dominada por el pánico que no duda en sobrevivir a costa de la vida de otros pero con un final esperanzador."



El fin de semana terminé de leer Ensayo sobre la ceguera, de Saramago. Me lo habían recomendado ya un par de veces, pero tampoco me llamaba demasiado la atención. Sin embargo, la última vez que me pasé por Teseo, lo encontré, me picó la curiosidad y me pillé la edición de bolsillo. Lo añadí a la lista de lecturas pendientes, y allí estuvo durante una semana y media más, aunque cada vez la curiosidad era mayor, no sabría decir muy bien por qué.
Finalmente, acabado Encantamiento, de Card (novela entretenida y divertida, aunque en una edición bastante penosa que le restó muchísimos puntos), me decidí a comenzar a leerlo.
Saramago tiene un estilo muy propio. El abrir el libro y no encontrar puntos y aparte que hagan el texto muy dinámico o diálogos que cumplan la misma función, hace que en un principio sea una lectura extraña, que te cueste un poquillo más acostumbrarte. Pero una vez te acostumbras, te das cuenta de que verdaderamente merece la pena seguir leyendo.
Ensayo sobre la ceguera es uno de los libros que más me han gustado últimamente. Tiene su parte de crudeza, sus momentos duros (unos cuantos, a decir verdad), y es muy fácil que te haga pensar. Es curioso, en un mundo en el que el pánico nos vuelve crueles, cómo pueden verse aún rastros de bondad. Es un libro de esos que verdaderamente merecen la pena.
No comentaré mucho más, con esto es suficiente. Solo aprovecharé para recomendarlo, porque ya digo, es un libro que no te deja indiferente.

PD: Tengo muchísimas entradas pendientes. Esta misma pensaba haberla escrito el domingo pasado, en vez de hoy, pero no he podido escribirla antes. Y quiero comentar las series que estoy siguiendo, que hay detalles de los que tengo la imperiosa necesidad de hablar.
PD2: Me he animado a empezar a ver A dos metros bajo tierra (sí, a estas alturas). Le he estado echando una ojeada al primer capítulo de la primera temporada y tiene muy buena pinta, os voy a dar la razón. En cuanto saque un ratillo lo veo entero y ya decidiré si sigo con la serie o no. Como decida ver todos los demás capítulos, creo que me va a dar algo... son demasiadas series y muy poco tiempo xDDD.

¡Saludos!

10 de oct. de 2007

Luka

Ya tocaba poner un vídeo, que hace tiempo que no pongo ninguno... bueno, vale, no hace tanto, pero tenía ganas de poner este de cierta mítica canción de Suzanne Vega. Evidentemente, la canción es Luka, una preciosidad. Algo durilla, pero preciosa.
Raro será que no la hayáis escuchado ya, pero si no lo habéis hecho... espero que os guste ^o^.



¡Saludos!

9 de oct. de 2007

Letras cruzadas V: Damien

Dejo el siguiente relatillo, que al final se me están acumulando y todo O.o (es que las clases de alemán es lo que tienen, que me sobra tiempo por todas partes). Este en concreto no me gusta demasiado. Quería desarrollarlo de otra forma, pero bueno.

Creía saber lo que había ocurrido. Esperaba no tener razón, equivocarse de nuevo. Por una vez más no pasaba nada… y esta vez era importante. Además, no sería la primera vez que alguien lograba escapar. Había escuchado a su padre hablar de aquellos casos desde que tenía uso de razón. Todavía podía seguir vivo. Aún era posible.

Estúpido. Si había escuchado hablar de ello, era precisamente porque aquello no era lo más habitual. Lo había sabido siempre, y ahora no era distinto. Si hubiese logrado escapar, ya se habría puesto en contacto con él, de todos modos.

Pero… ¿y si era posible? Tenía que serlo. Quería que lo fuese, lo deseaba con todas sus fuerzas.

Y aún así, sabía que todas aquellas esperanzas estaban basadas en algo inexistente. Sam no era ningún atleta. Era un gran pintor, el mejor pintor que había conocido, pero eso no era una ayuda cuando se trataba de luchar por sobrevivir. Era un idiota, lo sabía. Pero tenía que alimentarse de aquellas esperanzas; si no, ni él mismo sabía lo que podía ocurrir.

Contuvo las lágrimas. Lo último que quería era mostrarle a su padre aquella debilidad, decirle que había ganado. No le daría aquella satisfacción.

Había escondido todo antes de que ellos vinieran a quitárselo. Sus pequeños tesoros, sus dibujos, sus ropas… incluso su olor. No estaba dispuesto a que le quitasen aquellos recuerdos. No tenían derecho, aunque creyesen tenerlo. Aquello le pertenecía, y no se lo daría sin más. Era solo suyo, de los dos, y de nadie más. Si ahora tenía que encargarse él solo de guardar aquellos recuerdos, no permitiría que se los llevasen. Nadie tenía derecho a llevarse los recuerdos de aquellos últimos besos…

Solo quedaba aquel dibujo, aquel retrato del que Sam se había sentido tan poco orgulloso, y que sin embargo Damien no podía abandonar. No podía esconderlo del todo. Necesitaba verlo de vez en cuando; acordarse de que alguna vez existió alguien que lo veía así, lleno de cierta pureza oculta a los ojos de los demás.

Sostuvo aquel retrato durante unos minutos más, con delicadeza, como quien guarda un frágil tesoro que teme romper. Siguió conteniendo las lágrimas; no quería que borrasen aquellos trazos, aquel recuerdo.

Pero lloraba por dentro. Lloraba una pérdida como no lo había hecho nunca antes. Y supo que aquellas lágrimas formarían un mar que jamás se secaría del todo, por muchos años que pasasen.


¡Saludos!

8 de oct. de 2007

Érase una vez un sábado...

El sábado estuve por ahí con Mary y Vicky, que hacía eones que no las veía. Con Ana también estuve, pero ella no cuenta, que la tengo ya muy vista a estas alturas :P.
Curioso día. No diré más. De momento, al menos.
Estuvimos, como no, en Norma, pero esta vez no compré nada. No tenía nada pensado, las cosas que molaban eran caras, y otras cosas que molaban ni siquiera me dio tiempo a encontrarlas. De todos modos, mejor, al final mi economía agradecerá tener un dinerillo más para gastar la próxima vez. Porque en breve quiero volver, y comprar cosas carillas. Si es que soy una capitalista, y orgullosa de ello, hombre.
Como crítica constructiva, diré que sigue sin gustarme el local que tienen ahora. Es agobiante. No sé si será porque cuando fuimos había bastante gente, pero de todos modos, tampoco lo creo. Otras veces hemos encontrado la misma cantidad de gente, o incluso más, en el local que tenían antes, y no era tan agobiante. Incluso el local que tenían cuando empezamos a ir me resultaba menos agobiante, aunque tenía todas las papeletas para ser el lugar más agobiante del mundo. En fin, creo que ha quedado clara la idea.
De todos modos, el que no gastase dinero en Norma no quiere decir que no lo aprovechase en otras cosas. Me pillé cinco grandes tesoros. A saber:
-El club de los poetas muertos: Qué ganas tenía de comprar esta película, con lo que me gusta y conformándome con buscarme la vida cada vez que quería verla. Es que es muy grande, y tenía que estar en mi estantería... y salió baratita (además, Ethan Hawke está adorable en ella... vale, sigue siendo condenadamente adorable xD).
-Lost in translation: Otra gran película. Sencilla y nada pretenciosa, para que quede claro :P, que la gente dice muchas cosas XD.
-Bitelchus (habrá que escribirlo así, ¿no?): Película que me marcó cuando era una mocosa. Lo que me podía reir yo con ella. Increible.
-Ed Wood: Fue verla y cogerla inmediatamente. Una maravilla donde las haya. Solo decir: ¡Yo manejo los hilos!
-American beauty: Para más información, entrada anterior. Aunque sea solo por los personajes (y mi pareja perfecta, Ricky Fitts... que no solo lo digo yo, que Ana está de acuerdo en que sería perfecto para mí xD), merece la pena.
No encontré El apartamento, una de las verdaderamente grandes. Tampoco vi Antes del amanecer, que era realmente la razón por la que entré. Antes del atardecer sí que estaba, pero prefiero comprarla la próxima vez con las otras dos. A ver si un día de estos me paso por el Corte Inglés de aquí, que me suena haberlas visto las tres ahí.
Y con esto creo que es más que suficiente. Me despido, por tanto.

PD: Madre, qué agobio en el Vialia. Demasiado ruido, por todas partes. No me gustan los sitios en los que tengo que gritar si quiero decir algo ¬¬''.
PD2: Tengo que pasar unas cuantas frases. Ana, pásamelas, coñe. Y la poesía también xD.
PD3: Tantos gilipollas y tan pocas balas.

¡Saludos!

5 de oct. de 2007

American Beauty

Y os diréis... ¿qué hace esta comentando algo sobre American Beauty a estas alturas? Pues bien, es que la andamos viendo en las clases de inglés... y hacía mucho que no la veía, y me entraron ganas de comentar un par de cosillas.
Para empezar, que quede claro que, a pesar de que me gusta bastante, que su guión es muy bueno, que los personajes son geniales (y las interpretaciones también)... no es mi película favorita. American Beauty es grande, sí. Y ya digo que me encanta. Pero no la defenderé tan a capa y espada como hago con otras (¿alguien dispuesto a meterse con Lost in translation? (muajaja... hay más, pero es que con esa os ensañáis xD))...
No voy a contaros el argumento, sabéis que no me gusta hacerlo. Así que si sois de esos que no la habéis visto (aunque parezca extraño, los hay y muchos... para más información, siguiente párrafo), mejor hacéis uso de google.
Bien, como he dicho, me sorprendió muchísimo una cosa, y es que la mayor parte de la gente no la había visto, ya fuese por prejuicios o por mala suerte. Es curioso, porque es una de esas películas que yo daba por hecho que la gente conocía. Y es verdad, muchos la conocían, pero pocos se habían animado a verla.
En fin, al menos la están viendo ahora, y a muchos les está encantando. Aunque una parte importante se quede con la parte que no es (oh, a un tío cuarentón le pone la amiga de su hija u.u'... bonita manera de resumir la película y su mensaje), otros abren un poquito más los ojos. American Beauty es una crítica, sí. Es una crítica ácida, sí. Y desde mi punto de vista es una buena crítica. TODOS, absolutamente TODOS los personajes son una especie de exageración que sirve para ello (aunque en algunos casos, conozca a "personajes" reales con rasgos más exagerados). Todos son unos personajes geniales, aunque un tanto tristes... de eso se trata, de que nos demos cuenta de ello.
Si tengo que quedarme con personajes... por supuesto, el de Kevin Spacey es genial. Sin duda. Y también adoro a Ricky, que es uno de mis miles de amores platónicos desde hace bastante. Pero es que todos los personajes tienen su algo. Todos los personajes son muy grandes.
Un diálogo... pues este, sin dudarlo:
RICKY: When I was fifteen, my dad caught me smoking dope. He totally freaked and decided to send me to military school. I told you his whole thing about structure and discipline, right? Well, of course, I got kicked out. Dad and I had this huge fight, and he hit me... and then the next day at school, some kid made a crack about my haircut, and... I just snapped. I wanted to kill him. And I would have. Killed him. If they hadn't pulled me off. That's when my dad put me in the hospital. Then they drugged me up and left me in there for two years.
JANE: Wow. You must really hate him.
RICKY: He's not a bad man.

Simplemente único. Tal vez haya otros mejores, y todo lo que queráis. Pero este es el mío. Ese "He's not a bad man" me encantó en su momento y me sigue encantando. Tal vez por eso adore tantísimo a Ricky.
Y creo que con esto es todo por hoy, que ya he escrito suficiente.

PD: Ricky Fitts es adorable.
PD2: Paulita, sigo diciendo que Thora Birch no es fea :P.

¡Saludos!

1 de oct. de 2007

Escuchen y comparen

Hace cosa así como semana y pico, salió en Asshai el tema, y quería ponerlo. ¿Roxanne por The Police o la versión tango de Moulin Rouge?
Una se queda, sin duda, con la de The Police, aunque de momento solo he encontrado a una persona que coincida conmigo (por cierto, eres un desagradecido, encanto, pero hay que reconocer que a veces hasta tienes razón :P). En fin, escuchen y decidan:





Y conste que Moulin Rouge lleva la ventaja de lo que suelen molar la coreografía y Ewan McGregor xD.

Bah, he de admitirlo, Moulin Rouge se me hizo bastante sosilla, qué le voy a hacer. Pero es que lo de la versión esta me llegó al alma xD.

¡Saludos!

PD: Sigo queriendo un gato.
PD2: Y pongo las postdatas detrás del saludo porque me da la gana... cuando quiero ponerlo como Om manda lo hago y punto :P.
PD3: ¿Alguien me enseña a dibujar? (y aviso que no tengo paciencia xD)