25 jun. 2010

Blow me!

El mismo día que nos despedíamos de la segunda temporada de Tara, decíamos adiós a la segunda de Nurse Jackie. Y ya sé que han pasado ya unos cuantos días, pero he estado bastante liada... y lo que está claro es que Jackie no se podía quedar sin su entrada.


Con esta me ha pasado lo mismo que lo que me ha pasado con United States of Tara. Tanto en una como en otra me gustó bastante la primera temporada (un poquito más Tara que Jackie, eso sí), aunque en ninguno de los casos me pareció perfecta. Pero no pasa nada, porque en esta segunda temporada han aprovechado para mejorar lo que hacía falta mejorar y conseguir unas temporadas mucho más redondas.

En el caso de Jackie, eso ha significado convertir al personaje de Jackie en algo un poquito más creíble, más humanamente posible (aunque igual de grande), en alguien que, quiera o no, no puede hacer lo que le venga en gana sin que ello tenga la más mínima consecuencia.

Durante la temporada pasada hacía lo que quería y se comportaba como le daba la gana... pero no importaba, porque todo iba a seguir funcionando estupendamente bien y estaba claro que todo lo que ella hacía no afectaba a nadie (aunque sí que es verdad que poquito a poco iba construyendo un castillo de naipes tan enorme que se veía de lejos que en algún momento tendría que empezar a caerse). Durante esta temporada, la base del castillo ha empezado a temblar (y con razón) y poquito a poco se ha ido desmontando un poco toda la función que tenía montada. Algo que se ha visto claramente en un final de temporada con Kevin y la grandísima O'Hara confrontándola y diciéndole que tiene un problema.


Pero no ha sido el único cambio que hemos visto a lo largo de estos capítulos. Y, si bien es cierto que yo creo que es el cambio más importante, ya que cambia muchísimo la visión general de la serie, eso no quiere decir que sea como para dejar de lado otros cambios que le han sentado estupendamente.

Y es que si hubo algo que yo eché en falta durante la primera temporada, eso fue ver un poquito más de esos grandes secundarios. Porque sí, es verdad que Jackie es un personaje tremendo y que Edie Falco está estupendísima de la muerte (al mismo tiempo que es uno de esos personajes que odias con toda tu alma... mientras piensas lo grandísima que es y lo muchísimo que la echarías de menos si no estuviera ahí... Aprendan, personas que crean personajes insufribles y ni se molestan en hacerlos grandes. Y eso :P), pero no soy demasiado fan de sostener una serie entera apoyándola en un único personaje. Máxime cuando tienes unos personajes tan aprovechables como tiene Nurse Jackie.


No creo que haga falta decir lo enorme que es la doctora O'Hara y lo bien que le sienta el personaje a Eve Best, y también Eve Best al personaje. Cualquier escena en la que sale es más que suficiente para que no hagan falta más explicaciones. Porque, con todo lo grande que es Jackie, no solo O'Hara no se queda corta, sino que en determinados momentos la eclipsa. Pero no es la única que, a mi juicio, merecería uno o dos spin-offs para ella solita, porque Zoey es otra que tal baila. Como pasaba con O'Hara, Zoey ya era grande durante la primera temporada y ahora lo sigue siendo. Un poco menos inocentona, pero igual de Zoey que siempre.

Eso sí, si ha habido un personaje que me ha sorprendido, ha sido Akalitus, que durante la primera temporada no pasaba de ser una caricatura escondida a la sombra (aunque en algún momento, como ese en el que se queda encerrada en el ascensor, prometiese mucho más), pero esta temporada ha ganado un millón de puntos.


Visto lo visto, está claro que esta es una serie donde los personajes femeninos se comen con patatas a los masculinos. Lo que no quiere decir que entre los ellos no haya también alguno al que le pondría un spin-off pero ya. Mi favorito, el niño de mis ojos, es por supuesto Coop (Nota aparte: ¿qué les dan de comer a las fangirls de los vampiritos sin sangre, que deben estar la mitad ciegas perdidas? Porque ya van varias que me dicen lo estupendísimamente mono que está Peter Facinelli de rubio platino. Y mira que el chico es guapo, pero es que hay cosas que simplemente no tienen por dónde cogerse. Y el decir que le queda bien ese destrozo que le hacen en el pelo, es una de ellas). Y a mí el doctor Cooper ya me parecía enorme durante la primera temporada, conste en acta, solo que esta temporada, con eso de que se le ha enfocado un poquito más, hemos podido disfrutar de ese carácter tan genial e infantil que tiene mucho más.

Mención especial para Sam, que aunque empezó pareciéndome la cosa más petarda y cansina del mundo, poquito a poco ha ido ganando puntos.

No puedo decir lo mismo de Thor, que, aunque no me cae mal, ni me resulta especialmente molesto, realmente me parece que es un personaje que, si puede dar más de sí, a mí no me lo han demostrado. Y lo que está claro es que tampoco es que nos haya ofrecido mucho.


Así, en conjunto, la temporada me ha parecido estupenda y he disfrutado un montón cada semana con sus capítulos (salvo un momento muy concreto relacionado con una uña que me lo hizo pasar horriblemente mal. Que a mí no me pueden enseñar esas cosas, coñe u.u').

Y además plantea, con ese "Blow me!" que le suelta Jackie al espejo, a su vida en general y a las buenas intenciones de Kevin y O'Hara en particular, una tercera temporada bastante interesante. A ver cómo lo llevan, porque si lo saben aprovechar bien, les puede servir para darle una vuelta de tuerca bastante interesante.

¡Saludos!

PD: Ahora en un rato me pongo con el primero de la cuarta de The IT Crowd (con lo que hemos tenido que esperar, ni me puedo creer que esté diciendo esto), a ver qué tal.
PD2: A pesar de todas las advertencias y todos "No la veas, que seguro que te gusta y te llevas un disgusto", ya me he ventilado Kings y me ha encantado (y sí, me ha dado mucha penica que se quedara en eso, pero no me arrepiento de haberla visto). Cuando acabe con las chorrocientas entradas que tengo pendientes, probablemente le dedique una ;).

3 comentarios:

satrian dijo...

A mí me despierta mucha curiosidad el saber como continuarán la trama la temporada que viene ahora que se ha descubierto el pastel.
Otra víctima de Kings,eh, que pena que la maltrataran así, fue una magnífica serie, dedícale una entrada que yo te la comento :).

Antara dijo...

De la segunda temporada de Nurse Jackie debo empezar diciendo que ha sido perfecta. Si lo que me gustaba de la primera temporada era tratar de entenderla y descubrir por qué hacía lo que hacía, en la segunda muchas cosas me han quedado claras. Su adicción a las drogas es su motor y por ello es capaz de engañar, manipular, enredarse sentimentalmente y pasar momentos angustiosos. Cuando incluye a su gran amiga (y enamorada de ella, a mi parecer) la dra. O'Hara en su pastel de víctimas a utilizar, siento que Jackie tocó fondo y nos demostró definitivamente cuál es su único objetivo.

Por eso ese blow me es tan grande, porque no ha llegado hasta aquí para claudicar con una intervención, aún si ésta es organizada por dos de las 4 personaes que más le interesan genuinamente en la vida. Para la tercera temporada va a haber recriminaciones, conflictos emocionales, de parte de ella y de ellos y esto sencillamente se me hace muy emocionante de ver.

Los secundarios están impresionantes, todos nos han ido ganando. Y el nuevo siempre me puso nerviosa y sigo sosteniendo que cuando en el hospital estalle el escándalo del robo de las pastillas, él será el chivo expiatorio que pagará por Jackie.

Porque queremos que Jackie se salve, ¿o no? ¿O queremos que se cure? Ahhhh, qué desafíos enfrentan los guionistas.

Una gran serie que va a más, porque los problemas no van sino a crecer, y esto incluye lo que sucede con sus dos hijas que pienso que sufren de trastornos compulsivos (las dos, no sólo la mayor). No veo lejos el día en que Jacks se enfrente a perderlas legalmente.

Mina Harker dijo...

Satrian, pues sí, lo de Kings es una pena, porque no es solo que con lo poco que le dejaron, fue una pedazo de serie, sino que además podía haber dado mucho de sí de ahí en adelante. Pero nada...

Antara, a mí es que el pobre Sam al principio se me hacía insufrible, pero al final le acabé pillando la gracia. Pero sí, yo también creo que cuando se descubra el tema de las pastillas va a acabar pagándola él.
Y es justo por lo que dices, que con esta temporada hemos podido comprender a Jackie, que yo creo que el personaje ha crecido de la primera temporada a esta. Y cómo salga o no de esta para la tercera temporada la verdad es que pinta muy interesante.