2 jul. 2007

Borrón y cuenta nueva

Hay días en los que es mejor no hablarme. Creo que hoy es uno de ellos. No estoy de mala leche, no estoy triste ni nada parecido. Simplemente no estoy, y si me hablas, lo más probable es que te dé la impresión de que estoy pasando de todo, de que el mundo entero me importa nada y menos.

Tampoco estoy feliz. Estoy metida en una especie de mundo diferente, donde las cosas son totalmente distintas a lo que veo cada día. O simplemente estoy demasiado metida en este mundo como para enterarme de una cosa concreta; solo percibo el conjunto, el todo.

Y entonces pienso. Y me doy cuenta de que estoy perdiendo el tiempo, de que no estoy haciendo realmente lo que me gusta. Me doy cuenta de que estoy en un lugar al que no pertenezco (he ahí el tópico, queridos amigos, pero todos nos sentimos así algunas veces) y lo acepto. A veces me resigno, sigo como si nada y espero a que pase el momento. Otras veces decido actuar, cambiar las cosas, moverme y buscar mi lugar. Solo tengo una vida, y no quiero malgastarla en algo en lo que no me siento a gusto, ocupando el lugar que le pertenece a otra persona.

Y esa soy yo hoy. He decidido cortar por lo sano, dejar de hacer lo que estaba haciendo (no es que me disgustase... pero esa no era yo) y buscar mi lugar. Tal vez lo encuentre; tal vez no. Pero, mientras busque, al menos sabré que estoy haciendo algo que de verdad quiero hacer. Y eso es lo importante.

Seguramente, mañana cuando me levante, me enfadaré conmigo misma por haber sido impulsiva. Porque yo soy así: a veces pienso demasiado; otras ni siquiera reflexiono un instante. Y así me va, siempre en los extremos. Pero eso no puedo cambiarlo, aunque lo intente, pues ese mismo intento estará dominado por alguna de mis dos partes. Y siempre habrá otra culpándola.

Pero, el hecho es que lo hecho hecho está. Ahora no puedo (y no quiero) echarme atrás. No tomo decisiones porque sí, aunque a algunos así les parezca. Sea un impulso o una larga reflexión lo que hay detrás de cada decisión, todo ello tiene una razón de ser. Y esta vez no es menos.

Siento haber venido aquí a soltar todo este rollo. Simplemente tenía que decirlo.

¡Saludos!

2 comentarios:

Kerberos dijo...

muy bueno... apenas vi tu blog y me dieron ganas de hacer uno. sigue asi... sigue escribiendo... aqui ahi alguien que lee

Kera Arena dijo...

Gracias por el comentario. La verdad es que anima que la gente deje comentarios así, porque yo en el blog suelto las cosas de forma totalmente desordenada, y normalmente a la gente le da pereza leer las entradas ^.^'...
Echaré un vistazo a tu blog ^o^.
¡Saludos!