25 jul. 2007

How to stop an exploding man

Ayer vi el último capítulo de Heroes (¡por fin! xD)... bueno, más bien hoy, que cuando lo vi eran sobre las 2 de la mañana u.u'.

El caso es que la temporada, lo que es la serie en sí, me ha gustado bastante, aunque el último capítulo tiene un desenlace un tanto pobre. Quiero decir, que el argumento y el desarrollo de los personajes era bastante interesante, lo ha sido desde el primer capítulo... y ahora llega el último y lo acaban todo de forma tan atropellada, como si no pudiesen los guionistas controlar lo que habían creado. Queda extraño, como un quiero y no puedo. Hay cosas que no tienen ningún sentido, y otras que te dejan una sensación de "pues vaya".

Por ejemplo, y aviso a quisquillosos que a partir de aquí son todo spoilers, ¿por qué estaban TODOS presentes cuando Peter va a explotar? No lo entiendo. Cuando Hiro viaja al futuro, muchos de los personajes han sobrevivido a la explosión: Sylar, Peter, Niki/Jessica, Claire, Matt, Mohinder, Noah, etc... lo que significa que no estaban presentes cuando estalla (excepto Sylar, Peter y Claire, que pueden regenerarse). Vale que Hiro haya cambiado las cosas volviendo de nuevo al pasado: podría haber causado lo que hizo Nathan, e incluso Nathan lo de que estuviese ahí Niki/Jessica, pero, ¿y los demás? No lo entiendo. Y supongo que nunca lo entenderé. Otro detalle que me escamó un poquillo es la "muerte" de Sylar (digo "muerte" porque es tan cutre que no me creo que eso lo pueda matar), siempre tan imposible de hacerle nada, y así de repente, por las buenas, muere. Cuando, técnicamente podría regenerarse perfectamente. Por eso creo (y espero) que aún deberíamos tener Sylar para rato. Y el tercer detalle es la actuación semi-singermornings (¿o lo llamaremos romantic hero? xD) de Nathan, que todo sea dicho, es un personaje que me encanta. Puede (y supongo que así es, aunque nada es seguro) salvarse de la explosión (vuela mucho más rápido que lo que tarda esta en producirse, y podría salvar la ciudad llevando a Peter lo suficientemente alto y largándose bien lejos), así que no entiendo a qué viene tanta ñoñería justo antes (bueno, vale, es justificable, aunque yo ya sabía lo que iba a pasar mucho antes muajajajaja). Y creo que eso es lo que quiero comentar de ese episodio.

Haciendo balance, la serie ya he dicho que me encanta, y tengo que decir lo siguiente:
De los hermanos Petrelli me quedo, sin lugar a dudas con Nathan. Y no por llevar la contraria, sino porque se me hace un personaje mucho más agradable, con más contrastes que Peter, tan soso el pobre. A ver si mejora el pequeño, aunque ya digo que me quedo con Nathan.
Sylar se ha convertido en mi personaje favorito, a pesar de que el actor no me gusta en absoluto. Y mira que eso es raro, que yo enseguida identifico personaje con actor y viceversa. Si es que me van los personajes levemente trastornados u.u'. Eso sí, la conversación con su madre es impagable, de lo mejorcito que he visto últimamente en este tipo de personajes ("It's just... maybe I don't have to be special. That it's okay just to be a normal watchmaker. Can't you just tell me that's enough?" "Why would I tell you that when I know you could be so much more? If you wanted, you could be president.") y en general el resto de la conversación y la escena en sí. Lo que pasa es que esa frase me llegó (enhorabuena, mamá-Gray, has destrozado a tu hijo para convertirlo en lo que ahora es... lo que no está nada mal, por otro lado). En fin, eso.
Espero que quede Noah Bennet para rato: genial personaje y genial actor.
Y adoro un poco a Mohinder, para qué negarlo.

Y creo que con esto es suficiente. De todos modos, aquí os dejo un vídeo que encontré sobre Sylar. Echadle un vistazo.



PD: Finalmente me corté el pelo *.*.

¡Saludos!

0 comentarios: