3 jul. 2012

Living in reality(land). Part 1.

Hace unos años, si alguien me hubiera dicho que hoy iba a estar viendo (o haber visto) tantos realities como los que veo, le habría tomado por loco. ¿Realities yo? Bitch, please! Si yo estaba por encima de eso, a ver qué se creían. Claro que luego mi yo más ahostiable decidió callarse un poquito y poco a poco fui descubriendo unos cuantos no solo muy interesantes, sino a los que directamente me he enganchado sin remedio. Porque sí, me he dado cuenta de que veo unos cuantos (muchos) realities distintos. Por eso, y apropiándome totalmente de la idea que me dio Martinyfelix de Desperate Cats, voy a hacer una especie de mini-guía, totalmente personal, de todos (o casi todos) los que sigo (o he seguido). En dos partes, por no escribir aquí una entrada que podría competir con Dance en número de páginas. Porque da igual que haya mucho o poco de lo que hablar, que me enrollo cual persiana quiera o no. Y no puedo evitarlo.
Vaya por delante que justamente de Survivor, que es el que probablemente todo el mundo recomienda primero, no voy a hablar. No por nada, es que todo lo que he visto del programa son los tres primeros episodios de Pearl Islands (justamente ayer me vi el tercero), y aún no tengo muy claro lo que pienso. Es decir, me encanta como concepto, y me entretiene, pero al mismo tiempo nadie sabe lo mucho que sufro yo. Porque, claro, soy una persona que se lava las manos como sesenta veces al día y necesita que los alimentos estén perfectamente separados unos de otros a la hora de la comida. Y que odia la playa, y el sol. Vamos, que aunque me entretenga y pueda entender qué le ve la gente, de momento al mismo tiempo me resulta un poco como ver una tortura en público. Por eso, que me provoca sensaciones y emociones encontradas, y por ahora no estoy preparada para tener una opinión única y concreta.

Pero bueno, dicho eso, empecemos por el principio. O por el mío, que ya digo que esto es una guía totalmente personal. Porque quizá lo más sencillo a la hora de empezar a ver estos programas es empezar por talent shows varios. En mi caso, el primero que vi, y el que suelo recomendar, fue precisamente American Idol. Hasta que empecé a verlo hace unos años, nunca me habían interesado demasiado los realities musicales, ni de aquí ni de ningún sitio. Y realmente Idol lo empecé a ver por pura casualidad, por eso de que estaba de exámenes (siempre empiezo realities estando de exámenes, it's a fact) y vi que justo empezaba entonces y me picó la curiosidad. Y lo cierto es que me enganchó bastante. Es un programa que, sobre todo en la primera etapa de la temporada, cuando aún es todo novedad, despierta bastante interés. Las audiciones, con sus freaks incluidos, son bastante divertidas, Hollywood Week y su drama es entretenimiento puro, y las galas no tienen nada que ver con lo poco que había visto de realities musicales patrios. Y aunque no siempre se mantiene este nivel de entretenimiento a lo largo de todos los episodios (la última etapa de esta última temporada, por ejemplo, a mí al menos me dejó bastante indiferente, y eso que tenía un favorito claro. Aunque, como contraste, la edición del año pasado me tuvo enganchadísima hasta casi la final, principalmente por culpa de (gracias a) esta chica), sí que es un formato muy cuidado y en general bastante entretenido.
En el mismo saco de realities musicales podría meterse The X Factor (el británico, no el americano, del que no fui capaz de ver nada más allá de las primeras audiciones), con el que empecé justo en esta última edición y que de nuevo me tuvo bastante entretenida hasta casi el final, aunque otra vez tengo que decir que este tipo de realities va perdiendo fuelle al avanzar la temporada. Y, por terminar un poco con este grupo, podría hacerse mención a The Voice, que en su primera temporada (igual, de nuevo, por eso de la novedad) fue una vuelta de tuerca (pequeña, porque al fin y al cabo seguía siendo un reality musical con unas bases bastante parecidas a las de siempre, pero al mismo tiempo suficiente, porque sí, era un formato algo distinto, con eso de las sillas giratorias, el ir compitiendo dentro del mismo equipo y, sobre todo, que el programa fuera más sobre los coaches que sobre los concursantes, para bien o para mal) que nos tuvo pendientes del programa más o menos semana a semana. Esta segunda temporada, en cambio (y a pesar de tener algún concursante interesante) acabó siendo un poco decepcionante. Claro que bien puede influir la saturación tan total y absoluta de realities musicales.


Por eso, y para evitar esa saturación aquí también, voy a cambiar un poco de tercio, pero sin alejarme demasiado, y hablar un poquito por encima del que actualmente es mi preferido de todos, mi niña bonita de los realities, y que no es otro que (como algunos ya habréis imaginado, porque últimamente no hablo de otra cosa. Y nada más hay que ver la entrada anterior) So You Think You Can Dance. Igual que me había pasado con Idol, hasta que empecé con sytycd no había tenido el más mínimo interés en programas de este tipo, pero es que voy a ir un paso más allá: tampoco había tenido el más mínimo interés en el baile en general (igual influye eso de que si me cuesta andar de forma coordinada, lo de bailar siempre ha sido como la definición de "imposible" para mí). E igual es porque la primera temporada que vi entera (y no a base de algún vídeo en youtube) fue la 7ª, que me parece una buena temporada, pero a partir de ahí me enganché y ahora voy completamente al día. Por hacer un resumen, creo que hay temporadas, como la 2ª (que tiene esta córeo, entre otras), la 3ª (que tiene esta otra. Y los solos de Danny, claro), la 4ª (que, ya que estoy poniendo córeos de todas, tiene esta, entre otras muchas) y la 7ª (que tiene esta, esta o esta. Ya, iba a poner solo la primera, pero es que me sentía en la obligación moral de poner también las otras dos, porque de algún modo u otro son relevantes en lo que es el programa en sí. Es decir, la 2ª, a pesar de la cara de pez globo/muñeco diabólico de Kent, es de las pocas en el programa en las que los tíos pueden tener sentimientos y todo, que no hace falta que toda córeo con dos chicos tenga que ser una pelea para conseguir lo que sea. Thanks, Travis. Y la 3ª es porque, señores, Alex Wong. Y tal) que están por encima de las demás. Aunque precisamente LA córeo, es decir, Addiction, no es de ninguna de ellas, sino de la 5ª temporada. Pero bueno, dejo de poner vídeos, porque como me líe a poner vídeos, no acabo, y además de verdad. Igual que ocurre con Idol, tiene una estructura dividida en tres partes. Por un lado están las audiciones, que han ido cambiando un poco (por ejemplo, antes había más freaks, con alguno incluso repitiendo año tras año, y este año apenas les han dedicado tiempo), luego va Vegas (el equivalente de la Hollywood Week), con sus heridos, sus ambulancias, sus dramas y su gente pegando gritos; la Green Mile (donde se elige al top 20) y, en los últimos años, un programa presentación de los bailarines antes de empezar la competición en sí. La tercera y última parte (y, evidentemente, la principal) son las galas semanales, en las que los concursantes van bailando por parejas y cada semana se elimina a dos, hasta que solo queda uno. O dos, como esta última temporada. Aunque sería gracioso que, como comentaban por IDF, Nigel se marcara un THG y en la finale les dijera algo así como "Ja, no, que era broma, que al final solo puede ganar uno".
El caso es que, al contrario de lo que me pasa con los realities musicales que comentaba antes, y quizá con la excepción de la temporada pasada (adoraba a Melanie, Sasha, Marko y Ricky, pero llegó un momento en que empecé a perder interés) no es un programa que vaya perdiendo fuelle al avanzar. Y, sobre todo y por si no os habéis dado cuenta, es un reality que me gusta mucho recomendar. Porque puede ser que no te atrape, y entonces no hay nada que hacer. Pero como te guste, lo acabas viviendo de verdad. Hasta el punto de conocerte prácticamente a todos los bailarines (y en todas las temporadas que llevan hay MUCHOS) y andar pendiente de a quién ves en cualquier córeo de cualquier serie o reality (Glee es una mina, pero también he localizado a alguno en Smash, True Blood (esta semana justo), Bunheads (salió Ricky medio segundo la semana pasada. Y por lo visto van a salir Kent y sus caras de muñeco diabólico más adelante) y unas cuantas más, que no sigo enumerando porque, de nuevo, igual no acabo con la lista).

Y creo que aquí toca hacer una pausa, porque ya me estoy enrollando demasiado. Y así dejo los freak-shows varios, los realities de cocina y todos sus derivados, y unos pocos más para mañana. O para pasado, depende de cómo vaya de tiempo.

¡Saludos!

PD: He dicho "hablar un poquito por encima" y he escrito una enciclopedia, lo sé. Pero aun así no he dicho ni una milésima parte de lo que quería decir. Es lo que pasa cuando me pongo a hablar de sytycd, que no callo.
PD2: Esta semana ha vuelto Weeds, rescatando/renovando su cabecera... y no podría ser más fan. Ese hacer un resumen de absolutamente todo lo que ha pasado a lo largo de la serie nada más que con la cabecera es totalmente impagable.

4 comentarios:

martinyfelix dijo...

Primero, dadme la enhorabuena a mi misma por la gran idea que te he dado #martinyfelixdiva
Segundo, me guardo la entrada para cuando por fin saque tiempo para empezar con los realities.
Tercero, grande la nueva intro de Weeds, una pena que la serie no me parezca que este a la altura.
Cuarto y último, realities de gatos no hay, ¿cierto?

Pieman815 dijo...

Pero Pieman ya lo hizo antes, menos completo y mas esquemático, y solo de verano, pero lo hizo antes! :P
Y Realitys de gatos... no es reality en si mismo, pero el programa Must Love Cats a los chicos Del sofa a la cocina les encanta.

martinyfelix dijo...

Pero Pieman, tu en twitter no tienes un avatar de Lexy, no offense, pero te quiero menos xDD
Y Must Love Cats lo conozco. Y lo tengo pendientes desde hace meses. Si, lo sé, ya me vale no haberlo visto aún

BabyCatFace dijo...

Martinyfelix, para que veas, que me obligas a dejar de vaguear y ponerme a escribir entradas!
En cuanto a Weeds, conste que yo la adoro, pero sí que es verdad que es una serie muy irregular, tanto en trayectoria como en los propios personajes. A ver si le dan un buen cierre, eso sí.

Pieman, pero mi guía es mucho más bonita, hombre ya! :P