14 may. 2010

Dos de dos

Si la semana pasada viendo Idol no pude evitar que la idea de ir saltándome actuaciones me resultase la mar de tentadora, esta semana tengo que decir que estoy mucho más contenta. A falta de nada y menos para la final, el tema de esta semana me pareció mucho más aprovechable. Y creo que, además, bastante aprovechado.
Aunque quizá simplemente por este momento ya mereció la pena:

Si me hacía falta alguna razón para dejarme aún más claro que estos dos son mis favoritos (y con diferencia), aquí está.

Pero no fue solo eso. También me libré (ya era hora, de verdad) de Mike, con lo que ya van dos cosas estupendas en una semana. A cada cual lo suyo: sigo diciendo que no creo que este hombre cante mal. De hecho, creo que tiene una voz más que decente. Pero al mismo tiempo hay un par de cosas que no me gustan un pelo en él. Por un lado, esa actitud y esos ramalazos de mala leche que le salen de vez en cuando (y que forzaron, y en lo que él cayó como un idiota, con Jamie Foxx). Por otro lado, su estilo, su elección de canciones y cómo es él encima del escenario. Ya lo he dicho una y mil veces, me aburre. Mucho. Mucho no, más bien muchísimo.
En cualquier caso, después de una actuación que fue más de lo mismo, esta semana le tocó marcharse a él, dejando que Casey entrase en el top 3.

Un Casey que, por cierto, hizo una versión de Mrs. Robinson extraña como ella sola. Y sobre la que aún no he decidido si me gusta o no. Indiferente no me deja, eso sí.


Porque si una cosa estuvo clara esta semana es que la cosa estaba entre Mike y Casey. Nada más hay que ver las canciones que cantaron de dos en dos, y cómo emparejaron a Lee y Crystal (para hacer una actuación estupenda, así que bienvenido sea) por un lado, y a Casey y Mike por otro. Una pareja que no pegaba ni con cola, y en la que más bien parecía que Casey estaba ahí para hacer los coros y Mike para lucirse cantando... pues más de lo mismo. Claro que tampoco ayudó la elección de canción, que era muy Mike y nada Casey.
Al menos en lo que a mí respecta, todo eso jugó en contra de Mike. Porque sigo sin ser demasiado fan de sus actuaciones y esta hizo lo mismo que todas las demás: conseguir que me aburriera como una mona.
Eso sí, me tiré toda la canción pendiente de los dedos de Casey tocando la guitarra. Así que supongo que más entretenida que en otras actuaciones de Mike estuve :P.

Los que sí que me gustaron, tanto de uno en uno como de dos en dos (ya he puesto el vídeo arriba) fueron Lee y Crystal.
Con la canción de Lee tengo mis más y mis menos. No es una canción que yo habría elegido tan próximos a la final por muchos motivos. Primero, es una canción complicada que no le he oído a nadie cantar sin desafinar, tanto ir arriba y abajo. Segundo, sabiendo la voz que tiene Lee y que, por mucho que dijeran, no estuvo ni mucho menos tan mal, esta misma canción hace unas cuantas semanas habría hecho que el jurado lo adorara, pero ahora precisamente ocurre lo contrario. Y, tercero, poquitos cambios a la canción, que ya sabemos que les gusta mucho tirar por ahí. Y aquí Lee tuvo más razón que un santo cuando explicó que normalmente cambiaba las canciones, pero que esta había preferido no cambiarla. Me pareció injusto que le comentaran precisamente eso por esa misma razón. Es decir, si hasta ahora no hubiera cantado ninguna canción después de hacerle unos cuantos cambios, quizá les daría la razón. Pero no ha sido así.
En cualquier caso, así en general puedo decir que para mí la actuación tuvo momentos muy flojos, pero alternándose con momentos buenísimos. Lo que da para una actuación irregular, pero no necesariamente mala. A mí es que los momentos buenos me ganaron. O eso, o que va a ser verdad que estoy hecha una fangirl de este chico en toda regla.


Y Crystal, como digo, también me encantó. Aquí ya sí que la vi ella misma del todo, y disfruté un montón de su actuación. La canción le iba estupendamente y a ella se la vio, como siempre, muy cómoda encima del escenario. No sé, yo puedo imaginarme perfectamente escuchando música suya.


Y supongo que esto es todo. En fin, dos semanitas nada más para la final y, ahora ya sí, estoy más tranquila (es que hasta hace bien poco temía muy mucho que acabara ganando Aaron. O, en su defecto, Mike).
Eso sí, me veo viendo la final a la semana o así, porque con el plan de exámenes que tengo, difícil veo que pueda verla la misma semana.

¡Saludos!

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Saludos. He entrado aquí por casualidad buscando información de CdHyF y viendo por encima el contenido del blog me ha sorprendido encontrarme con tantos post de American Idol. No se trata de que el programa sea bueno o malo, sino de que con la facilidad que hay en Internet para encontrar música o incluso conciertos completos con buena calidad de imagen y sonido, me ha parecido curioso tu interés por este programa. Desde la ingenuidad de alguien que jamás ha visto un programa de este tipo, ¿qué es lo que lo hace interesante para ti?

Saludos y enhorabuena por el blog, me gusta mucho tu forma de escribir.

Mina Harker dijo...

Pues la cosa es que este es el primer año que sigo el programa entero (otros años había visto nada más que actuaciones sueltas), y empecé más que nada porque los castings me pillaron en medio de los exámenes y me dio por verlos. Y ya a partir de ahí lo he ido siguiendo y la verdad es que me entretiene mucho.

Los hay que cantan mejor y los hay que cantan peor, pero lo que tienen estos programas es que a lo tonto te encuentras uno o dos favoritos y no los sueltas ni para atrás, con lo que ir viendo por dónde los llevan y si sobreviven (o no) a los empeños del jurado por llevarlos por un sitio u otro tiene su gracia.

Aunque creo que en realidad lo mejor de todo son los comentarios que salen después con los amigos (ahí sí que sale la vena fangirl/fanboy de todos).