22 may. 2010

Dream on

Estas últimas semanas les estoy dedicando entradas a todos los capítulos de Glee. Pero es que no podía ser de otra manera, porque simplemente estoy disfrutando una barbaridad con todos estos últimos episodios. Si a mí ya me encantaba antes del parón, volvieron con más fuerza y con las ideas un poco más claras... y les ha sentado estupendamente.

Esta semana, además, el capítulo tenía toda la pinta de ser épico. Y es que si a mí me dicen que junta a NPH, Joss Whedon y la grandísima Idina... ¿puedo pedir más?

Claro que todo eso tenía su lado oscuro. Es decir, con unas expectativas tan altas, un poquito de miedo sí que me daba que al final no me gustase. Pero a mí no me decepcionó y vuelvo a decir lo de todas las semanas: uno de mis episodios favoritos.

Y, como quería actualizar pero ando otra vez sin tiempo para nada, voy a resumir impresiones en unos pocos puntos, como la semana pasada:

  1. Me gustó que supieran aprovechar a Neil. No solo aprovecharon para meter uno de sus trucos de magia (por cierto, no sé si me reí más con la cara de idiota que pone Matthew Morrison en esa escena, con su camisa o con los pelos en general), sino que Piano Man fue uno de mis momentos favoritos en lo que va de serie. Dream On también me gustó (el final directamente me encantó), pero tampoco me pareció el momento del capítulo.
  2. Me encantó ver a John Michael Higgins por allí, aunque fuera solo momentáneamente (eso sí, la escena entera en la que sale es una genialidad :P). A mí este hombre me encanta desde que se convirtió en una de las razones por las que seguir en ciertos momentos con Ally McBeal merecía la pena. Por cierto, que salió también esta semana en el final de temporada de Community, a la que supongo que le dedicaré en algún momento esa entrada que llevo meses retrasando y que se merece.
  3. Por fin tuvimos un poco más de Artie y Tina. Creo que lo digo cada semana, pero da igual: se nota cómo reparten protagonismo mejor que en la primera mitad de la temporada, y yo creo que les está funcionando estupendamente. Esta es una serie con muchos personajes, y evidentemente resulta complicado desarrollarlos a todos en todos los capítulos. Pero con que lo hagan así yo me conformo. A estos dos los habíamos visto poquito y me alegró volverlos a ver.
  4. Y ya que hablo de Artie y Tina, hablo solo de Artie. Me gusta cómo desarrollan su trama y me encantó la escena en la que Artie va a hablar con Emma y ella le echa por tierra todas sus esperanzas de volver a andar. Tanto Jayma Mays como Kevin McHale estuvieron estupendos en esta escena.
  5. No es que tenga demasiada importancia, pero ya sabemos la edad exacta que tiene Rachel :P. Si nació el 18 de diciembre del 94, eso significa que tiene 15 años, sin excusas :P.
  6. No soy demasiado fan de Schue, que me parece uno de los personajes más petardos de la serie, pero en este capítulo ganó unos poquitos puntos. Porque, a pesar de todo lo caricaturesca que es esta serie, creo que sirvió para humanizarlo un poco... a través de Bryan Ryan (BryRy para los amigos :P). No es que nos dijeran nada que no supiéramos, pero en cierto modo en este capítulo quedó más claro que nunca que los chavales del Glee Club son su forma de vivir su sueño a través de otros, por si ellos consiguen lo que él no. Pero al mismo tiempo se preocupa por ellos por lo que son y no por lo que querría que fuesen (no sé si me explico, pero bueno). Me gustó mucho la escena en la que habla con BryRy al final.
  7. La escena del flashmob fue grande. Tanto la forma en que esta rodada como en lo que es la escena en sí, a mí me pareció uno de los momentos del capítulo. Y una manera genial de aprovechar para poner a bailar a Kevin McHale.
  8. Y acabo hablando de Idina. Me encanta que hayan aprovechado (al menos oficialmente y si no hay más vueltas de tuerca) el parecido entre ella y Lea Michele para presentarla como la madre de Rachel. Cuando yo vi por primera vez a Lea Michele, lo primero que pensé fue que era clavadísima a Idina Menzel (la verdad es que cuesta pensar que no sean familia ni nada que se le parezca). Me alegra ver que lo han aprovechado. Si además sirve para tener momentazos como este, que fue también otro de mis favoritos del capítulo, bienvenido sea.
Y ya creo que esto es todo. El próximo también llevo tiempo esperándolo, que esos trajes prometen mucho.Veré a ver si no me decepciona (neh, yo ya de esta serie me fío completamente). Y si tengo tiempo para verlo a lo largo de este año, que ya sí que sí se me están echando todos los exámenes encima.

¡Saludos!

PD: Cambio completamente de tercio para comentar que ya tenemos Dany en Game of Thrones. La chica, que se llama Emilia Clarke y a la que se puede ver por aquí, o aquí, me gusta muchísimo más que Tanzim en todos los sentidos. No solo es muchísimo más guapa (yo creo que me he enamorado, y eso), que también, sino que visto lo visto, me fío mucho más de sus dotes interpretativas.

3 comentarios:

satrian dijo...

Aunque Dream On fue un temazo, me quedo con el momento Idina Menzel que grande es esta mujer.

Montsinya dijo...

Yo solamente digo que con el momento Idina-Lea lloré. Mucho.

Mina Harker dijo...

Satrian, yo también me quedo con I Dreamed a Dream, que Idina es simplemente enorme. Aunque Piano Man también me gustó mucho. Las dos por encima de Dream On, que aunque estuvo bien, pues a mí me gustaron más esos otros dos momentos.

Montsinya, yo tanto como llorar no, pero me gustó mucho ;).